Inicio » Noticias

¿Quiénes eran los “Héroes” de Trump?

23 Junio 2017 Haga un comentario

En apenas 66 horas, los hoy veteranos “Héroes” de Donald Trump de la Brigada 2506 fueron derrotados por el entonces reducido Ejército Rebelde y los milicianos populares, pese al moderno armamento que traían, buques y aviones, asesorados y pilotados por estadounidenses.

La Operación Pluto (*) firmada con la CIA por el presidente Eisenhower en 1960 y ejecutada por John F. Kennedy, enroló a asesinos de la dictadura de Fulgencio Batista y contrarrevolucionarios de toda catadura social, hasta hijos de papá y mamá que huyeron con las maletas llenas de dinero hacia el seguro refugio de Miami.

En ese escenario con recalcitrantes personajes de la agresiva fauna, el hombre- show presidente de la minoría norteamericana, montó su comedia de ofensas al mismo pueblo y herederos de aquella victoria de Playa Girón que se logró corajudamente al costo de valiosas vidas civiles y milicianas.

Trump destronó los “avances” del plan blando estratégico del ex presidente Barack Obama que, según el propio Premio Nobel de la Paz, respondía a un cambio de política: “como a las malas no se pudo, con este acercamiento (viajes y remesas…) se podrá implantar la democracia y los derechos humanos USA en la “desmemoriada” Isla. La anexión era segura”.

Algunos cubanos de los nuevos tiempos o viejos cansados del histórico enfrentamiento contra un enemigo hostil y perseverante se esperanzaron con el supuesto espejismo de tranquilidad y progreso prometido, pese a la base naval de Guantánamo ocupada por marines, la firma por la izquierda de que seguimos siendo el único país en el mundo declarado “enemigo” de los Estados Unidos para las relaciones comerciales, mientras con la derecha, Obama apretó más que ningún otro mandatario la tuerca del bloqueo y el castigo a terceros países que tuvieran que ver con Cuba.

Desde luego, los acuerdos migratorios, la apertura de las relaciones entre ambos pueblos y la esperanza de la colaboración de igualdad y respeto a los derechos internos entre ambas naciones vecinas perfiladas por el primer presidente estadounidense negro para el diálogo tras la apertura de embajadas, en nada riñe con las pretensiones de la Revolución de mantener la paz en Latinoamérica y el Caribe y las relaciones con los Estados Unidos, sustentadas en la NO intromisión interna de ambos países.

Sin embargo, Trump, enardecido por la minoría miamense anexionista que prefiere a Cuba desaparecida de la faz de la tierra o de vuelta al Casino mundial y prostíbulos-tur, pretende cercar , una vez más, a los cubanos, matarlos de hambre y enfermedades por falta de medicamentos para después implantar los Derechos Humanos USA: drogas y tiroteos en las escuelas de cualquier enseñanza, explotación laboral y prostitución infantil, despidos laborales, persecución de inmigrantes, caza de negros, club y playas privadas…, en fin, lacras derrotadas por los cubanos en Playa Girón.

En Cuba, encontrar un héroe es común en cualquier parte, en una cuadra, un barrio, en las regiones montañosas y los llanos: los hay del asalto al cuartel Moncada, de la clandestinidad, de la Sierra Maestra, de Girón, de la Crisis de Octubre, internacionalistas, anónimos de la seguridad, Héroes del Trabajo, de las riesgosas campañas de la Salud como el ébola, desastres naturales como Pakistán, cuando la brigada Henry Reeve, creada por Fidel, estaba dispuesta para partir hacia el sur de los Estados Unidos azotado por el huracán Katrina… y hasta las amas de casa son heroínas ante el brutal y genocida bloqueo o “embargo” que los mismos cubanos que ahora ofende y desestima Trump, han vencido por más de 59 años de Revolución.

La nueva metedura de pata de Donald Trump hacia Cuba, si hubiera sido en las arenas movedizas de la Ciénaga de Zapata (remember) se hubiera enterrado hasta la mismísima cabellera rubia circense, pero sucedió en Miami, en el estercolero de la 2506, donde el olor reinante debe haber sido una mezcla de odio, miedo y heces fecales: un barril sin fondo de la escoria que vive y vocifera amparada en un himno y una bandera ajenos que jamás, en SON DE GUERRA, volverán a la tierra de Martí, Maceo, Gómez, Agramonte, Camilo, Che…y Fidel.

¡Gracias Trump por tocar a rebato y despertar a quienes por algún instante se durmieron con los cantos de sirenas provenientes del norte “revuelto y brutal que nos desprecia”, como advirtió el Apóstol hace dos siglos y de allá hasta acá poco ha cambiado en las pretensiones injerencistas y anexionistas USA.

Pluto*: perrito de los comics de Walt Disney. Dios de la Agricultura, de la abundancia en la mitología griega.

(Tomado de Adelante)

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.