Inicio » Adelantos

Valoraciones sobre la 53 Serie Nacional de Béisbol

21 Abril 2014 13 Comentarios

Periodistas deportivos se sentarán hoy en la Mesa Redonda para hacer valoraciones sobre la recién concluida Serie Nacional de Béisbol, ganada por la selección de Pinar del Río.

Cubavisión, Cubavisión Internacional y Radio Habana Cuba transmitirán este programa desde las 7 de la noche y el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.

Bookmark and Share

13 Comentarios »

  • David dijo:

    Ante todo, Felicitaciones a ambos equipos por el espectáculo ofrecido a los aficionados cubanos, nunca antes hubo una furia por llamarlo de otro modo, pero si hay que alertar sobre como al final se opaco, de alguna forma la Gala de Ceremonia de la Serie 53, algo muy desagradable, que todo el que lo presenció por la TV , lo comenta algo que no debe suceder y que la CNB y el INDER deben de disculparse ante los tele espectadores.

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

    Sobre el terreno se mostraron combativos y con ansias de ganar los dos equipos finalistas, ofreciendo un gran espectáculo deportivo a la afición cubana. Vale felicitar a todos los atletas, especialmente a los pinareños campeones, que en buena lid demostraron ser los mejores este año, con Urquiola al frente. Muchas enseñanzas debían sacarse de esta serie 53; el pueblo las tiene y comparte, deben ser escuchadas y tenidas en cuenta. Arbitrarierades, nimiedades e irregularidades marcaron la contienda, y deben evitarse para la próxima campaña beisbolera. El fin no puede justificar los medios de ningún entrenador o directivo de nuestro deporte nacional.

  • Abraham dijo:

    La 53 Serie Nacional de Béisbol ha concluido y el equipo de Pinar del Río se “ha llevado” el trofeo para su terruño, casi como si estuvieran sacándolo del Victoria de Girón sin merecerlo. Una contienda tan bella debió tener una premiación igualmente hermosa, allí no hubo tal cosa, no sabemos si las medallas de los lugares ocupados por los equipos fueron entregadas en algún otro espacio. La conclusión de nuestra serie merecía si no un Podio de Premiación, al menos una “Tarima” donde se pudiera premiar a los atletas, tanto a pinareños como a matanceros y también a los Industriales. Es un demérito ser segundos o terceros, preguntemos a los equipos que se ubicaron del cuarto lugar hacia abajo en la tabla.
    ¿Quien o quienes estaban responsabilizados con la organización de la clausura y la premiación? La serie no es Matanzas, es Cuba y más allá.
    ¿Donde estaba la CNB que perdió la oportunidad de hacer lago más para continuar la batalla por la calidad de nuestro deporte nacional ?
    ¿No estaban preparados para que se terminara esa noche? ¿No saben que quien llaga primero a cuatro victorias es Campeón?
    Son muchas las interrogantes, pero las respuestas a estas quizá no sean difíciles de encontrar. Gracias.

  • clemente dijo:

    Considero muy importante esta mesa redonda donde la prensa especializada realice un análisis de la recién concluida serie nacional, pero pienso que también debieran comparecer, directivos de béisbol, y tanto periodistas como directivos expliquen cual fue la razón de que se realizara una premiación tan mala, lo cual le ha quitado merito a todo el esfuerzo realizado por los equipos que participaron en la contienda, esperaba que se realizara luego un acto con los 3 equipos ocupantes del 1,2,3 lugar pero ya a estas alturas no creo que se realice, en este acto de premiación debían ser reconocido todos los que se destacaron, lo que mas jonrones dieron, los que mas carreras impulsaron en otras palabras todos los lideres individuales y aquellos que colocaron nuevas marcas en nuestro béisbol, por lo que comparto la opinión dada por David.

    Saludos

  • Yilena Acosta Sanchez dijo:

    Yilena Acosta Moreno
    Guane. Pinar del Rio
    Una final no apta para cardiacos, pero si combativos, unidos y una vez demuestran que la pasión de los cubanos es el beisbol y lo sera por siempre. Una serie que estubo matizada por algunas indisciplinas que obligaron a sancionar a jugadores y a espulsar a varios directores de equipo. Pero Pinar del Rio y Matanzas demostraron ser equipos de play off. Equipo que lo entregaron todo en el terreno dia ha dia, la opinion sobre los albitros es pesima, ya que se vio como hicieron lo que quisieron, a pesar de que contamos con la TV para esquibar dudas. Se deben trabajar en algunas lagunas que empañan hoy la serie nacional de beisbol. Enfrentar las indiciplinas y ser fuerte y duro contra ellas. Un espectaculo de pueblo no puede prestarce para ello, por la indsciplina, la falta de conocimiento de algunos. Que gane el mejor, pero por ser el mejor, no el más guapo o fuerte y en eso tienen que estar todos, los arbitros, los directores de equipo, los jugadores y el CNB. El publico tambien tiene su parte. Felicito a Pinar por ser campión y con el hasta la muerte, a Matanzas por llegar donde llego y al resto de los equipos por su trabajo.
    Se debe ganar más en la narración y dejar el favoritismo de algunos comentaristas para el final, soy entero de que la TV trabaja mucho para llegar hasta cada receptor un producto de calidad, no dejemos que el fanatismo nos vuelva vulnerable a las indisciplina. Llora cuando haiga que llorar, gritar cuando sea necesario y festejar cuando se gane y si se pierde festeja tambien en la vida todos somos ganadores por que arriesgamos.
    En lo idividual trabajar más con los jovenes como futuro relevo del deporte y dar oporunidades a todos, por que todos somos y Soy Cuba.

  • ramses dijo:

    Me da mucha alegría que el espacio de la Mesa Redonda se tome un programa para dedicarselo a la finalizada Serie Nacional de Béisbol en su edición 53. Espero que se haga una proundo análisis de los errores cometidos, de las desaveniencias de la CNB y sus malas decisiones tanto con el espectáculo como con jugadores, se analice el arbitraje, la imparcialidad tan ausente de los comentaristas deportivos y de la prensa, las violaciones del calendario, los descansos, en fin que másque ir a hablar de logros, triunfos y tocar tambores se toquen los problemas de la pelota cubana actual y la CNB, ah y no dejar pasar por alto la explicación que todo el pueblo de Cuba espera todavía de la falta de respecto y deslucidez de la ceremonia de premiación que nunca existió, fue relamente el telón de cierre de una serie erratica y nefasta, el pueblo de Pinar del Río, sus campeones y toda Cuba se merecían una ceremonia al menos sencilla pero digna de los campones y de nuestro deporte ¿Dónde estaban las autoridades de Matanzas y el INDER esa noche?. Confío en que hoy podré ver esos asuntos puestos en la mesa y a camisa quitada como se dice en buen cubano, eso es por el bien de nuestro pasatiempo nacional, rectiquemos ahora que estamos a tiempo no esperemos que sea demasiado tarde.

  • Judiel Reyes Aguilar dijo:

    Me parece muy importante que después de terminada la serie nacional, se valore objetivamente los resultado de esta temporada para el béisbol cubano. En mi modesta opinión de aficionado cubano, creo que esta liga ha marcado pautas, por todo lo que ha traído aparejada en las esferas socio-culturales y deportivas en el país. Entre sus aspecto positivos creo que lo más significativo ha sido que el pueblo se ha reencontrado con su deporte nacional. Hace mucho tiempo no veía tantos niños jugando pelota en la calle e interesándose por conocer de este deporte. Sin duda la serie, en especial los playoff, atrajo la atención de todo el pueblo cubano; y estos es, sin dudas, ha sido fruto de lo disputada, reñida y polémicas que han sido todas las fases de la SNB.
    Pero si bien la liga nos ha dejado este buen sabor a boca, lo cierto es que también nos ha mostrados muchos de los problemas que tiene hoy la pelota cubana. El principal creo esta en el pitcheo. Se dice que al pitcheo se le debe 70% de los resultado de un juego de pelota. Si en la 52 series todos nos emocionamos con los duelos entre Freddy Asiel e Intensas, y celebramos a viva voz el récord implantado por Freddy de 5 juegos ganados (consecutivamente) y 40 innings y dos tercios sin permitir carreras limpias; la 53 serie nos demostró que nuestra principal debilidad esta en un pitcheo inestable, donde poco abridores logran superar el 5to ining y lo poco eficiente que resulta el pitcheo relevo, demostrando una muy mala preparación en esta área tan importante en una novena. Se mostró que son muy pocos lo buenos lanzadores que dominan el home (un Freddy, un Intensas, un Vladimir Gracia o un Ismael Jiménez) y cuando estos fallan (por lesión, sanción o un mal entrenamiento) el béibol cubano deja de ser el mismo.
    Se notaron grandes problemas en el arbitrajes, cada vez más notables, motivados sobre todo a la falta de autoridad que necesitan tener en el juego y la necesidad de una autonomía dentro del INDER, que no este ligada a la subordinación directa de la CNB.
    Pudimos constatar que existen problemas técnicos-tácticos en la dirección de los equipos, notándose, en muchos casos, la falta de una buena estrategia a seguir en cada juego (esperando más de la improvisación que de la planificación). Fue quizás este punto el que inclino la balanza final, mostrándonos que más vale maña que esfuerzo y resaltandonos nuevamente a un Alfonso Urquiola que sabe mejor que nadie como se juega a la pelota.
    Un punto bien feo ha sido la violencias, la falta de ética y profesionalidad de algunos atletas e incluso de sus directores. Un récord se estableció en la cantidad de pelotazos, que según escuche superaron los 600. Se dieron situaciones desagradables, sobre todo en los playoff, que dan al traste con la imagen que debe tener un deportista revolucionario. Actitudes, que no solo van en los pelotazos intencionales o no, las ofensas a otros peloteros o a los árbitros, o la agresión a otro atleta; sino que va más allá. Esta en la manera en que se responde a un periodista o en la forma en se comportan ante la afición.
    Lamentablemente las medidas no fueron del todo ejemplarizantes, como algunos las han querido ver. Desde las altas esferas de la Comisión Nacional de Béisbol y el INDER, se pensó que imponiendo una medida severa a Freddy Asiel; se erradicaran los problemas que se generan en la formación de los atletas. Para muchos (prensa nacional, incluida) esta medida fue demasiado severa e injusta para un atleta que tanta gloria a dado a nuestro deporte; y a la vez demasiado débiles con un Demis Valdés (prácticamente desconocido), que agredió públicamente (ante los medios nacionales) a dos atletas.
    Justamente estas incongruencias dentro de la Comisión Nacional han sido lo más llamativo en esta serie. Problemática que escapa más halla de la sanción a Freddy Asiel y Demis Valdés (no del todo clarificadas) o las sanciones a los árbitros (unos por tomar determinadas medidas y otros por no tomar las mismas medidas), sino incluso a la hora de programar el calendario o en la realización de las tan mencionadas ruedas de prensas (que se anunciaron para las semifinales y al final solo se realizaron 2 en la final, por la presión que realizó la prensa).
    Es evidente que nuestro pasatiempo nacional requiere de cambios desde la base hasta el nivel más alto. Los problemas que hemos detectado duarte la liga son los que a la larga nos están llevando cada año al fracaso a nivel internacional. Se requiere ya una cambio en la dirección de la Comisión, la Federación y el Equipo Nacional de Béisbol, que conlleven la aplicación de nuevas estrategias. Se debe analizar profundamente todos los problemas originados durante los últimos años en la serie nacional y valorar nuevas estructuras y calendarios.
    Soy del criterio que aun estamos a tiempo de salvar nuestro deporte nacional, pero se debe actuar rápido, ordenados e de forma inteligente. Siete años de fracasos en la esfera internacional deben ser suficientes para indicarnos que las cosas no andan bien. La última noticia que tuve es que Cuba no fue invitado al torneo en Holanda, razón de más para preocuparnos, porque cada vez son menos los torneos internacionales en los que podemos participar.

  • Liudmila dijo:

    Hola a todos,
    Ante todo mis saludos al pueblo de Cuba y una felicitación desde el fondo de mi corazon para el equipo pinareño por su victoria en la serie 53 y por la gran alegría que dió al pueblo de esta provincia, MI provincia.
    Quisiera que se hablara en la mesa redonda de porqué no se realizó una ceremonia de clausura de la serie como hemos estado acostumbrados a verla, y que tanto nos dolió a los pinareños específicamente que no se realizara. Nos hace sentir muy mal esto, y hubiera muchas cosas que decir o interpretar de esto, pero no quiero dejarme llevar por las apariencias. Espero que la Comisión Nacional o quien sea que estuviera encargado plantee las razones por las cuales no se hizo lo que todos esperábamos se hiciera.
    Me hago eco de las opiniones de muchos de mis compañeros de trabajo así como ciudadanos que coinciden conmigo en este respecto y quisiéramos realmente escuchar que tienen que decir los que saben.
    Y quiero además hacer llegar el enorme regocijo, alegría y placer que sentí al ver al equipo de Pinar del Río luchar contra tantas cosas hasta lograr vencer en una serie que estuvo llena de tantas cosas tanto positivas como negativas, que estoy segura serán objeto de análisis en este espacio y espero que de estas reflexiones salgan soluciones para mejorar la calidad de lo que a todo cubano le gusta…. La pelota.

  • cachita dijo:

    Como la mesa se llama valoraciones sobre la 53 Serie Nacional de Beisbol, infiero que se haá un analisis critico, que por supuesto incluye , lo acertado y lo desacertado de la campaña, porque hubo de todo, y esto ayude a los decisores en el tema a proyectarse para la 54 con mas coherencia , tengamos , por lo demas felicitaciones a Pinar por su primer Lugar ganado en buena LID

  • JLopez dijo:

    Sobre la Dirección Nacional de Beisbol

    Si nos detenemos a leer en los sitios digitales las opiniones de un número mayoritario de los cubanos acerca del actuar de la Dirección Nacional de Beisbol (DNB) nos encontraremos con críticas fuertes, tanto a la institución como a su director, Higinio Vélez. Su historial de errores, improvisaciones, parcialidad, secretismo y otros males, han sido citados constantemente y al parecer a nadie le interesan, o la gran mayoría de los que no confiamos ni creemos en ellos estamos equivocados. Una acusación anónima contra cualquier dirigente administrativo o político de cualquier institución estatal, puede costar cargos, en muchas ocasiones estas pueden ser hasta falsas, pero basta con repetirlas dos o tres veces y se toman las medidas con los acusados, miles de denuncias y críticas contra Higinio Vélez y la DNB no parecen ser suficientes para analizar la situación de esta institución y su director.
    No quiero ahora repetir las tantas situaciones criticadas, creo que esas son conocidas por todos los que en algún momento lean las columnas deportivas de los medios digitales, solo citar las más frescas relacionadas con el final de la Serie Nacional de Beisbol. Equipos favorecidos, medidas disciplinarias contradictorias, Víctor Mesa decidiendo la estructura de las conferencias de prensa al finalizar los juegos y criticando a los periodistas (Algunos se lo han ganado por parcializados y sumisos), pero desacreditar a los periodistas jóvenes ya es más de lo que se le debe permitir al director de nuestro equipo nacional de beisbol.

    En resumen, yo, desde mi criterio personal, considero que es urgente que se tomen medidas para restaurar el orden y el prestigio de nuestro beisbol y a su vez que se haga un análisis profundo con la prensa deportiva que atiende este deporte, los que han dado lugar a muchos disgustos entre una afición conocedora de beisbol como es la cubana.

    Salu2 cordiales

    Juan L López Casanova
    Ciego de Ávila

  • Ana dijo:

    No por esperar pacientemente desde hace ya casi una semana, llegó lo que esperaba con tanto anhelo, de hecho ya no llegará porque con el paso de los días las noticias pierden su valor y hasta dejan de serlo.
    Se trata de la inusitada y sorprendente realidad que tipificó el final de la Serie 53 de Beisbol, en la que quizás contra todos los pronósticos, el equipo de Pinar del Río, se coronó Campeón. Es innegable que a lo largo de la Isla se alzó una nube verde festejando el triunfo deseado no solo por los de Vueltabajo, como también lo es que todos los que estuvieron frente a la TV, expectantes hasta el out 27, quedaron estupefactos ante la falta de profesionalidad, que predominó en el momento más importante del Play off: el Reconocimiento a los ganadores.
    ¿Cómo se explica o se justifica, que el Director del equipo Cuba, solo haya saludado a Alfonso Urquiola y a los que obligadamente estaban a su frente, como si fueran los únicos protagonistas de la hazaña? ¿Cómo se explica o se justifica, que la entrega del trofeo haya sido un acto desprovisto totalmente de la merecida oficialidad? ¿Cómo se explica o se justifica, que el Gobierno, el Partido y el Inder de Matanzas en previa coordinación con la Dirección Nacional de Beisbol no hayan garantizado un acto oficial, donde no solo se premiara al equipo campeón, sino al segundo y tercer lugar? ¿Cómo se explica o se justifica, que aun cuando no se decidiera la premiación de los tres primeros lugares, la entrega del Trofeo a los Campeones, estuviera acompañada, por cortesía, de los anfitriones, quienes abandonaron el recinto de inmediato, sin tener en cuenta que la ética deportiva exige no solo saber ganar, sino además, “saber perder”? ¿Cómo se explica o se justifica, que más allá de las esperanzas frustradas de los aficionados, las gradas del Victoria de Girón, en detrimento del nombre que representan, hayan quedado al instante en soledad absoluta? ¿Acaso no ganó la Pelota Cubana? ¿Acaso el triunfo no fue para quien jugó mejor? ¿Acaso los galardonados no son los que mañana nos representarán en el Caribe? ¿Es que alguien tiene dudas de que el equipo Capeón es el que dirige el mejor Director de la Pelota cubana? ¿Acaso quien diseñó el trofeo, solo pensó en la posibilidad de que Matanzas fuera el galardonado, y por ello el rojo vencería como color sobre el naranja, el azul o el verde?
    ¿Cómo se explica o se justifica, que hasta hoy mismo, por ninguno de los medios de comunicación nacionales, sobre todo por la Televisión cubana, ningún profesional autorizado haya hecho alusión a la soledad de unos campeones que, paradójicamente fueron vitoreados por las restantes 15 provincias de Cuba, incluyendo el municipio especial Isla de la Juventud..?
    Y no es por ser pinareña, que mi voz se hace eco de todos los que como yo, se percataron de cuánto ha degenerado la cultura deportiva y la ética profesional en mi país, es que, al menos los de mi generación, tuvimos siempre en ocasiones tales, la irrepetible experiencia de que, hasta nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro compartiera con nosotros, la emoción de vivir el último juego de un Play off.
    ¿Acaso es este el futuro de la Pelota cubana?

    Atentamente,
    Dr.C Ana Delia Barrera Jimenez, profesora de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Pinar del Río.

  • margarita dijo:

    coincido con los demas colegas que han escrito a la mesa, quisisera se explicara lo relacionado con la respuesta a la carta de la upec sobre las valoraciones hacia los estudiantes de periodismo que fue publicada en varios sitios , felicitar una vez al equipo Pinar y su direccion

  • José González Curiel dijo:

    José González Curiel
    Profesor de Filosofía UCP Sancti Spíritus
    Creo que hay dos cuestiones fundamentales: la desconcentración de la calidad por el alto número de equipos, que hace hasta en los reforzados, sea inpredecible lo que sucede cuando sacas a tus dos otres pichers buenos o cambias a un jugador regulas. PIENSO QUE SIGUEN SIENDO MUCHOS EQUIPOS Y QUE NI LOS REFUERZOS HAN RESUELTO ESE PROBLEMA. Lo otro es que la premiación del campeón merece mejor suerte, or la desorganización al final. Puede pensarse en otro momento y lugar. Gracias.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.