Inicio » Adelantos

La comercialización de productos agropecuarios en La Habana, Artemisa y Mayabeque (Parte final)

12 Junio 2014 5 Comentarios

Directivos del Ministerio de Comercio In­te­rior, el Ministerio de la Agricultura, la ANAP y el Consejo de Administración Provincial de La Habana responderán a las opiniones y preguntas de la población sobre La comercialización de productos agropecuarios en La Habana, Artemisa y Mayabeque, en la Mesa Redonda que transmitirán, desde las 7:00 de la noche, Cubavisión, Cubavisión Internacional y Radio Habana Cuba.

El Canal Educativo retransmitirá este programa al final de su emisión del día.

Bookmark and Share

5 Comentarios »

  • almagorstein dijo:

    Lo mismo de siempre. Justificaciones y ni media palabra de la carne de res.

  • loraines sanchez dijo:

    Es cotradictorio ver cómo la dirección del país se desgasta buscando fórmulas para resolver los problemas de nuestra economía y sin embargo a mi modo de ver no se logra el compromiso con el pueblo, del sector que produce y que hoy se le ha dado ciertas posibilidades para incrementar sus ingresos por este concepto, no creo que se estén usando estrategías de comercialización de oferta demanda o de competencias entre ellos para hacer más ventajosas sus vetas utilizando el precio como factor regulador , por el contrario ellos se ponen de acuerdo según ellos para no perjudicar a sus colegas ¿ dónde está la competencia y la diferencia ? creo que los cubanos debemos aprender más de cómo usar las posibilidades individuales de cada productor, todos no pagan igual un flete de un carro, o la fuerza de trabajo no siempre es contratadao al menos no en las mismas condiciones , etc .
    ¿ porqué permitir ese mecanismo de precios tan diabólico ? creo que se construye una mentalidad individualista y abusadora , ¿es ese el campesino cubano ? ¡ no locreo….

  • Arletis 1990 dijo:

    Resulta beneficioso para la gran mayoría del pueblo cubano,pues no puedo ser absoluta en decir , todo el pueblo cubano; y me refiero a la inmeditez asociada al análisis de uno y cada uno de los temas tanto políticos , sociales, económicos que hoy se debaten , sea por un medio u otro.Respecto al asunto en cuestión me surgen interrogantes tales como:¿quiénes son los encargados de determinar el precio alarmante de los productos que se ofertan en los mercados agropecuarios sea cual sea su tipo?; ¿cuáles son la entidades responsables de inpeccionar y controlar que exista correspondencia en los precios,los productos y la calidad de los mismos?;¿qué entidad garantiza la confianza máxima hacia las pesas controladoras que existen en algunos mercados agropecuarios? No se trata de culpar a nadie, sino de lograr que cada quien haga lo que le corresponda sin perjudicar al pueblo ni a sí mismo.

  • Rodríguez 58 dijo:

    Comparto la opinión de Arletis con referencia a lo irracional de los precios. Detrás de la ya desgastada frase de “según la oferta y la demanda”, se esconde una falta total de solidaridad, sentido de humanidad y de lo que mencionó ayer Calviño en su programa “Vale la Pena” injusticia social. No me explico como pueden haber ciudadanos que hasta hace unos años criticaban lo elevado de los precios de algunos productos o servicios y hoy sean capaces de vender una libra de cebolla a 40 pesos, una libre de carne de cerdo a 45 pesos, un mazo de zanahoria o remolacha (con los tallos y hojas) a 8 y 10 pesos la libra. Los productos mantienen el precio ya en malas condiciones. No entiendo como los puntos de ventas particulares están llenos de productos y sin embargo en los de preciso “regulados” la oferta es mucho menor y de peor calidad. Si quieres tomar un jugo de naranja tienes que pagar la naranja a un peso o a dos. ¿Quién puede poner coto a estos despiadados precios? No me he olvidado de las operación “Pitirre en el alambre” dónde fueron jusgados varios vendedores por que vendían un plátano macho a un peso. ¿Ahora? Nada, es la época de la “oferta y la demanda”. Con esos preciso ningún campesino está interesado en elevar mucho sus producciones y está claro: a mayor oferta baja la demanda y las ganancias, con poco ganan mucho, entonces ¿para qué producir más? ¿para qué tengo que trabajar más? ¿qué ha pasado con los cientos de miles de hectáreas de tierras entregadas gratuitamente en usufructo?

  • GONZALO RUBIO MEJIAS dijo:

    Sobre el deber de evitar la ingenuidad en la gestión “Los precios de productos del agro” en el espacio de la Mesa Redonda dedicada a la comercialización de los productos agropecuarios.

    Estimados compañeros:

    En el segundo programa sobre la comercialización y los precios de los productos agropecuarios, a mi entender, salieron a relucir ciertas ingenuidades y simplificaciones de los problemas que debemos evitar; sobre todo porque estamos ante un problema muy complejo y muy sensible para el mejoramiento de la calidad de vida de toda la población en el día a día.
    PRIMERO: Hay suficientes evidencias prácticas y conocimientos científicos para no continuar creyendo y haciendo creer que los precios en el mercado en lo esencial y en términos generales se conforman a partir de los costos de producción y no de la ley objetiva de la relación oferta/demanda.
    SEGUNDO: El no haber logrado la presencia en esta Mesa Redonda de académicos y científicos especialistas en estos temas.
    TERCERO: La contratación como instrumento garante de los mínimos de acopio para maniobrar desde las empresas estatales de comercialización de estos productos, es pertinente; sobre todo cuando la oferta continúa estando por debajo de la demanda solvente de la población. Pero lo primero que tenemos que dilucidar es la capacidad del sistema arbitral, la capacidad de los bufetes de abogados, la cantidad de asesores legales, y en general las condiciones en que se encuentra el sistema de operadores del derecho, incluido la inexistencia de una Ley de Protección al Consumidor.
    CUARTO: Las ideas y propuestas de arreciar el control administrativo y las inspecciones sobre productores y comercializadores, implicaría la preparación y manutención de inmensas cantidades de inspectores, así como un número inmenso de fiscalizadores de los inspectores.
    QUINTO: Al igual que no se habla de legislar una pertinente Ley de Protección al Consumidor, no se habló de las inversiones y el desarrollo de los instrumentos de pesaje y medición; el cual está en plena obsolescencia y deterioro.
    SEXTO: No se ha tenido en cuenta la crisis de la información económico financiera; pues a las cooperativas no agropecuarias y a los cuenta propistas no se les exige la elaboración y entrega de Balances Contables de uso público; como tampoco es de uso público los Balances Contables de Cooperativas Agropecuarias, CCS y Empresas Estatales; así como se carece de Boletines y Revistas periódicas sobre los temas de comercio y producción agropecuaria que de conjunto permita conocer el estado económico, productivo y financiero de los distintos sujetos del sistema agropecuario a fin de elevar la cultura de la contratación, la exigencia y de las decisiones comerciales rigurosas.
    SEPTIMO: Tampoco se detuvieron los panelistas en visibilizar los problemas de los diseños de entidades productoras y comercializadoras, a fin de lograr un verdadero perfeccionamiento empresarial, y rescatar las enormes reservas de productividad y rendimiento de los medios y suelos agrícolas.
    OCTAVO: Hay que prepararse para enfrentar un irremediable incremento de los precios en este sector. Es necesario descartar los criterios de muchos especialistas que estiman que cuando en el mercado de oferta y demanda los precios se “encaraman”, resulta casi imposible bajarlos. Que en estas condiciones, el acceso a los productos encarecidos y el mejoramiento del nivel de vida, concurre por la vía del incremento salarial y de los ingresos personales de los clientes.

    GONZALO RUBIO MEJIAS.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.