Inicio » Mesa Redonda

Iraq y lo que queda por ver

20 Agosto 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

El mundo sigue con preocupación la escalada de violencia en Iraq, que tiene entre sus principales promotores al grupo extremista Estado Islámico, una organización cuyo embrión hay que buscar en la resistencia suní a la intervención militar norteamericana entre 2003 y 2011 a este país árabe, y a donde Estados Unidos regresó para continuar su guerra inconclusa.

En opinión del experto Leonel Nodal, Washington no está rearmando al gobierno iraquí, sino que está actuando militarmente en la zona. Justamente en la parte norte, donde se ubica el Kurdistán, se concentran muchos de sus intereses, porque allí se localizan muchas de las reservas de petroleos, entre otros recursos.

Consideró que cuando Estados Unidos avanza por el Kurdistán está actuando a favor del apoyo a las crisis que allí existe con el gobierno del primer ministro Nouri al Maliki, y que igualmente han alimentado. Sostuvo además que en la zona norte EE.UU. tiene desplegado a personas de la Inteligencia desde hace más de 20 años, que han estudiado la manera de independizar a esta región, por los fuertes intereses que tienen en ella.

Con el despliegue del Estado Islámico, una fuerza terrorista y suicida que no repara en la crueldad de sus medios, en la región autónoma de Kurdistán también se vive la situación como una amenaza existencial, ya que ahora mismo “comparte” 1 050 kilómetros de frontera con ese grupo radical.

La periodista Cristina Escobar, en la Mesa Redonda de este miércoles, coincidió en que  los norteamericanos le están dando continuidad a la guerra de 2003, al tiempo que consideró que si miramos esto desde el punto de vista de sus ansias geopolíticas es una victoria, pero a la vez se observa el propósito desesperado de reposicionar con el regreso a Iraq a la fuerza demócrata de cara a las elecciones presidenciales de 2016.

La  joven analista argumentó que lo que estamos apreciando no es más que la desintegración de un país que, con las características propias y singularidades del Medio Oriente, se mantuvo en equilibrio mientras estuvo bajo la conducción de Saddam Husein hasta 2003.

El 28 de diciembre de 2006, el Alto Tribunal Penal iraquí, siguiendo instrucciones de Estados Unidos, confirmó la orden de ejecución de Saddam para el 2 de enero de 2007. Los altos funcionarios iraquíes nombrados por los invasores se apresuraron a tomar la decisión de su muerte antes de la llegada de 2007.

El Doctor Reinaldo Sánchez Porro comentó que Estados Unidos trazó toda su estrategia invasora y desestabilización bajo el pretexto de llevar a ese país la seguridad, y una supuesta democracia que Husein no había garantizado bajo un régimen que representaba a la fuerza sunita, mientras el 60 por ciento de la población es de origen chiita. Sin embargo, la realidad nos confirma que los problemas sectarios no pertenecen al pasado.

En una contextualización sobre los orígenes del Kurdistán, precisó que es una región sin acceso al mar situada en Asia Menor, al norte de Oriente Medio y al sur de la Transcaucasia. Históricamente reclamado por el pueblo kurdo, la etnia sin Estado que lo habita, su territorio se encuentra actualmente repartido entre cuatro Estados: Turquía, Irak, Irán y Siria, a los cuales hay que añadir un pequeño enclave en Armenia.

Aludió a que tras la Primera y Segunda Guerra Mundial y el inicio de la descolonización se trazaron las fronteras actuales de los estados en los que se halla dividido el Kurdistán. Bajo el acuerdo Sykes-Picot de 1916, un tratado secreto entre Francia y Reino Unido, el imperio Otomano fue dividido en áreas territoriales de influencia entre franceses, británicos y rusos. La mayoría de las delimitaciones actuales en Medio Oriente proviene de ese acuerdo firmado hace 98 años, definido y organizado por la diplomacia occidental y que ha dado lugar al Medio Oriente tal como lo conocemos.

Una decisión, dijo, marcada por los caprichos de los colonizadores, y lo cual ha provocado no pocos desencuentros y enfrentamientos sangrientos contra esa población. Todo ello explica que ante el inicio de la Guerra en Iraq en 2003 provocó que la mayor parte de los grupos políticos kurdos apoyasen a los Estados Unidos con el objetivo de conseguir una mayor autonomía tras el derrocamiento de Sadam Husein, lo que dio lugar posteriormente a la creación de la entidad federal autónoma del Kurdistán iraquí.

El estudioso explicó que el problema de la injerencia ha signado la historia milenaria de Iraq, que hoy vuelve a ser escenario de confrontaciones por los recursos.

Sobre la escalada de las tensiones este año, en el que ha entrado al plató la facción terrorista del Estado Islámico, Leonel Nodal dijo que observa con preocupación cómo el mundo se está refiriendo con naturalidad a una fuerza terrorista tan peligrosa como esta, que ha publicado como parte de sus trofeos de guerra un video con la decapitación brutal del periodista estadounidense James Foley, desaparecido en Siria hace casi dos años, y presentó como venganza por los ataques aéreos norteamericanos contra posiciones de sus milicianos en Iraq.

Todos los expertos en sus intervenciones coincidieron en que gran parte de la responsabilidad por la actual situación del país árabe está relacionada con la invasión de Estados Unidos en 2003, que dejó al desnudo diferencias preexistentes entre los grupos étnicos y las distintas comunidades religiosas.

Los insurgentes islamistas ahora han trazado un nuevo eje sunita desde al-Bab, ubicada a 40 kilómetros de Aleppo en Siria, hasta Faluya y Mosul en Iraq. El rediseño de escenarios en el Medio Oriente actual se basa en el uso del radicalismo islámico como ideología. El Estado Islámico ha declarado un califato en los territorios que ahora controla en Irak y Siria, y ha llamado a todos los musulmanes a levantarse en armas contra Occidente y sus aliados.

Ahora, la situación de seguridad es desastrosa y toda la región sunita está bajo el control de Estado Islámico, liderado por Abu Bakr al-Baghdadi, la nuestra “estrella” yihadista, que según Leonel Nodal recibió hasta clases de oratoria mientras estaba preso durante la ocupación norteamericana.

La Mesa Redonda dedicó su emisión a la crisis en Iraq, en la cual destacados analistas abordaron los orígenes, consecuencias y perspectivas del conflicto presente en ese país árabe.

En opinión del experto Leonel Nodal, Washington no está rearmando al gobierno iraquí, sino que está actuando militarmente en la zona.

La periodista Cristina Escobar, en la Mesa Redonda de este miércoles, coincidió en que los norteamericanos le están dando continuidad a la guerra de 2003.

El Doctor Reinaldo Sánchez Porro comentó que Estados Unidos trazó toda su estrategia invasora y desestabilización bajo el pretexto de llevar a ese país la seguridad.

Los insurgentes islamistas ahora han trazado un nuevo eje sunita desde al-Bab, ubicada a 40 kilómetros de Aleppo en Siria, hasta Faluya y Mosul en Iraq.

Imagen de previsualización de YouTube

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.