Inicio » Mesa Redonda

¿Sigue siendo racista la sociedad norteamericana?

3 Septiembre 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

El 9 de agosto, la población afrodescendiente norteamericana volvió a sentir el filo hiriente del racismo, que está, que nunca se ha ido. Dicen que el joven agredió al policía blanco y que por ello respondió con su pistola. Pero la autopsia desmintió esta absurda salida: los tiros se dieron a 10 metros. Primero fueron 4 balazos, luego dos más. Michael Brown se había rendido antes de que cortaran violentamente el hilo de su vida.

El reciente asesinato de este joven ne­gro en la pequeña localidad de Fer­­gun­son, estado de Mi­ssouri, volvió a situar, por unos días, en el debate nacional de EE.UU. el tema del racismo. ¿Sigue siendo racista la sociedad norteamericana? ¿Có­mo ha reaccionado ante la muerte de Michael Brown y otros actos de discriminación violenta? Estas interrogantes fueron el punto de partida del análisis en la Mesa Redonda.

Para el Doctor Jorge Hernández, director del Centro de estudios hemisféricos de la Universidad de La Habana, el fenómeno del racismo tiene larga data en la historia de EE.UU. Es una especie de perversión que está instalada desde el proceso de formación de esa nación, y que está asociada directamente al proceso de colonización. “Pero es un problema que no solo se circunscribe al color de la piel, sino que se expresa en la interpretación de la religión y a todo lo que se separa del arquetipo de los padres fundadores. Y aunque esta es una sociedad muy diversa, tiene instalada esta matriz cultural”.

Añadió que la ideología que se impone es la de los sectores económicamente dominantes, como dice el marxismo, y los colonos que llegaron eran racistas, en su mentalidad estaba instalada la supremacía blanca, pero también la religiosa: el que no era protestante era segregado, por ello la población irlandesa e italiana que llega fue rechazada porque era metodista.

Hay quien cree, dijo, que la Guerra Civil, que tuvo lugar en 1860, le dio un tratamiento humanista a los negros, pero lo que ocurre es la incorporación de los negros en la guerra en un rol de soldados. Y aunque finalmente este enfrentamiento lo ganó el norte, y le dio derecho al voto y al trabajo a los negros, no pasaron de ser medidas formales.

El propio surgimiento del Ku Klux Klan, advirtió, es una confirmación de ello. Esta organización de bárbaros surgió en Tennessee en 1866, a fines de la Guerra Civil, y estuvo formada por un grupo secreto de blancos exconfederados, esclavistas derrotados por la guerra, para reprimir a los esclavos liberados e intimidar a los republicanos, quienes eran del partido antiesclavista en ese momento. Luego en el siglo XX hubo un renacer dramático de este movimiento y generó grandes disturbios y confrontaciones.

Se alzan entonces en las décadas de los 50 y los 60 del pasado siglo los Panteras Negras, Martin Luther King… quienes comenzaron a presionar a la sociedad para que reaccionara frente a este conflicto segregacionista y criminal. “Pero llegamos a este presente luego de la doble cosecha de Reagan, de Bush padre y de W. Bush, lo que dejó un terreno muy fértil para estas escenas de intolerancia, que nos recuerdan que el racismo pervive en la mentalidad y en la conducta de los norteamericanos”.

El experto Reinaldo Taladrid argumentó que el racismo es parte de una doctrina. “Tiene causas económicas, sociales, políticas y luego se refleja en la cultura y pasa a la psiquis social. El famoso ku klux klan, que se dice tuvo hasta 5 millones de miembros, hoy no es tan grande, pero tiene sus adeptos, los mismos que recientemente en una localidad en Nueva York acaban de publicar unos panfletos para que te inscribas en este movimiento y tienen en su portada a un negro, a un latino y a un judío y dice, algo así como que queremos tus trabajos, tus casas y tu país. Lo más curioso es que solo cuatro personas lo denunciaron, y están parados por la famosa Enmienda constitucional de libertad de expresión. Llama también la atención que el jefe de este capítulo dijo que muchos de los americanos estamos en guerra contra la inmigración, porque los inmigrantes –dijo- están viniendo a América y están acabando con este lugar”.

En su intervención, alegó que el problema tiene mayores relieves. De hecho, el propio capítulo del Ku Klux Klan hizo una colecta en Mi­ssouri para la defensa del oficial de la policía que mató a Brown. “Y lo más notorio es que los mismos propósitos del Ku Klux Klan los comparten los miembros de la extrema derecha y del Tea Party en su agenda política”.

Las encuestas, argumentó Taladrid, demuestran que el 75 por ciento de los norteamericanos blancos solamente hacen redes sociales con personas blancas, y este es un comportamiento que comparten tanto demócratas como republicanos blancos.

Existen, además, decenas de plantas químicas peligrosas, de las cuales quedan muy cerca las viviendas de personas negras, en su mayoría, que viven por debajo de los estándares.

Comentó que  las luchas civiles en el siglo XX por la igualdad de derechos entre negros y blancos, se abogó porque se creara una burguesía negra como antídoto de esta situación. “Pero no han logrado que los negros tengan las mismas oportunidades, y esto les cuesta 2 trillones de dólares al sistema: como los negros ganan menos, compran menos y pagan un menor número de impuestos. Además, la población penal está compuesta desproporcionadamente por los negros”.

El analista Lázaro Barredo alegó que en ese país los blancos ganan 19 veces más que los negros. Igualmente, sostuvo que uno de los debates que allí se da es sobre la indemnización de la esclavitud a los 44 millones de negros que sufrieron sus efectos, pero la supremacía blanca nunca apoya esta propuesta. “Solo basta mirar que ningún negro ha sido electo para algún cargo importante en el Congreso, ni para ningún cargo político importante dentro de la estructura de gobierno de ese país”.

Explicó que en varios estados del sur se les ha dado prerrogativas al Ku Klux Klan para que vuelva otra vez a las andanzas del terror, de la violencia, con la libertad de la segunda enmienda, que permite la tenencia de armas… por ello andan desaforadamente expresando de manera pública todo su odio, de hecho, desde 1979, casi 45 mil niños y adolescentes han muerto como consecuencia del uso irresponsable de las armas de fuego.

Aixa Hevia, vicepresidenta primera de la Unión de Periodistas de Cuba, demostró, por los datos que revelan las encuestas, que entre los graduados universitarios norteamericanos hay una gran brecha: son más los blancos que pueden acceder a este nivel de enseñanza, además de que los negros que llegan son los que menos permanencia tienen.

Hizo énfasis, en su análisis, a lo que ha confirmado el Secretario de Educación norteamericano, quien dice que más de 10 mil denuncias referidas a temas de discriminación se han recepcionado en los últimos años.

El Doctor Jorge Hernández precisó que el propio sistema capitalista norteamericano reproduce el estatus de la desigualdad. Y de nada ha valido que Obama sea negro, él ha sido un hombre más definido por las promesas que por las realidades. “No podemos olvidar a Angela Davis en 2008, quien nos dijo que Obama lo único que tenía de negro era el color de su rostro, porque él representaba un esquema de dominación”.

Sobre la posibilidad de un cambio de esta realidad, Taladrid dijo que si el movimiento en contra del racismo se despolitiza y pierde su contenido social se debilita, si se pone a pelear contra los hispanos también se debilida. “Lo que pasó en Fergunson demuestra que la única alternativa que tienen es reaccionar frente a esas expresiones segregacionistas. La lucha fue lo único que posibilitó que conquistaran derechos civiles en las décadas del 50 y del 60 del pasado siglo”.

En la Mesa Redonda se analizó el reciente asesinato de un joven negro en la pequeña localidad de Fergunson, estado de Missouri, lo cual volvió a situar, por unos días, en el debate nacional de EE.UU. el tema del racismo.

Para el Doctor Jorge Hernández, director del Centro de estudios hemisféricos de la Universidad de La Habana, el fenómeno del racismo tiene larga data en la historia de EE.UU.

El experto Reinaldo Taladrid argumentó que el racismo es parte de una doctrina. “Tiene causas económicas, sociales, políticas y luego se refleja en la cultura y pasa a la psiquis social ”.

El analista Lázaro Barredo alegó que en ese país los blancos ganan 19 veces más que los negros.

Aixa Hevia, vicepresidenta primera de la Unión de Periodistas de Cuba, demostró, por los datos que revelan las encuestas, que entre los graduados universitarios norteamericanos hay una gran brecha.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.