Inicio » Mesa Redonda

Oriente Medio es un tablero de ajedrez

16 Octubre 2014 1 Comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

La situación en Siria e Iraq, los bombardeos norteamericanos en esos países y la actuación de otros actores en estos conflictos fueron calificados en la Mesa Redonda de este jueves como las piezas de un ajedrez que son movidas, con grandes intereses, por potencias que tienen móviles muy fuertes.

En este espacio se explicó que el Estado Islámico (EI) ha hecho avances considerables en el Medio Oriente, por lo que Estados Unidos prevé que se necesitará mucho tiempo para revertir esta coyuntura.

Los expertos refirieron que EE.UU. ha señalado que la campaña en Iraq es actualmente la prioridad de este Gobierno, donde tienen como objetivo principal detener el impulso de la ofensiva de los extremistas.

La Doctora María Elena Álvarez refirió que resulta un tiempo desproporcionado el que avizoran en el enfrentamiento, a lo que Leonel Noadal sumó que esto implicará un amplio costo para Estados Unidos, quien está empleando su fuerza aérea, sin embargo, con un efecto limitado y poco efectivo. “Hoy, por ejemplo, se habló que por primera vez por 24 horas se obtuvieron las mayores bajas, y hasta hace muy poco se hablaba de bajas mínimas”. También reconoció que desde el punto de vista económico es muy beneficioso para el complejo industrial estadounidense todo este enfrentamiento, aunque tiene el peso de que ya alrededor del 55 por ciento de los estadounidenses desaprueban la forma en que Obama dirige la campaña en Iraq y Siria.

Recordaron que en los últimos días la coalición liderada por Estados Unidos ha realizado fuertes ataques aéreos contra objetivos de los extremistas en la ciudad siria de Ain al Arab (Kobani), cerca de la frontera con Turquía, pero los radicales aún mantienen la presión sobre esa localidad. Varios jefes militares en activo y retirados han expresado la necesidad del empleo de tropas terrestres en esta contienda para derrotar al EI. Sin embargo, Obama y sus principales asesores de seguridad nacional mantienen su posición de que estas fuerzas tendrán que aportarlas algunas de las naciones del Medio Oriente que integran la coalición, principalmente el Gobierno iraquí.

Sobre la reciente reunión en la base de Andrews, cerca de Washington, de los jefes militares de una veintena de miembros de la coalición internacional que combate al Estado Islámico en el Medio Oriente, analizaron que allí se discutió la estrategia contra los yihadistas en Iraq y Siria.

Los expertos reconocieron que el esquema que Estados Unidos tiene en mente es clave el rol que desempeñe Turquía, fronteriza con los dos países afectados, y Washington espera con impaciencia que Ankara defina cuál será su papel específico en la ofensiva militar contra el EI.

La Doctora María Elena Álvarez ponderó que la posición turca ha sido de múltiples jugadas: unas veces apoya a las fuerzas de tierra y otras veces tienen una postura esencial contra el Estado Islámico, que se capitaliza. Comentó que se aprecia que Turquía se resiste a implicarse en la batalla; mientras la ciudad de Kobane, en el norte de Siria, aguanta a duras penas los embates de los integristas suníes; y en el vecino Iraq, estos se acercan cada día más a la capital, Bagdad.

La operación contra el EI en Siria ha disparado la tensión entre EE UU y Turquía, aliados en la OTAN. En los últimos días, Washington y Ankara han cruzado declaraciones y desmentidos a propósito del uso, por los aviones norteamericanos, de la base turca de Incirlik, cerca de la frontera con Siria. Estados Unidos sostiene que Turquía ha dado el permiso, y esta lo niega.

Según varios medios estadounidenses, Washington también está preocupado por el hecho de que Turquía bombardeara el lunes posiciones de la guerrilla kurda del Partido de Trabajadores de Kurdistán, en lugar de centrarse en la lucha contra el EI.

El presidente estadounidense, Barack Obama, acudió a Andrews para dirigirse a los jefes militares de países como Francia, Alemania, Reino Unido, Egipto, Arabia Saudí, Irak y Turquía, entre otros. Y allí Obama reconoció que la campaña contra el EI será “a largo plazo” y que incluirá “avances y retrocesos”. Lo que la Doctora Álvarez calificó como un gran problema, porque “uno se pregunta cuán efectivo podría ser”.

Actualmente muchos de los cuestionamientos se generan en torno de la efectividad de la estrategia que aplica Washington: Obama ordenó a principios de agosto los ataques en Iraq para frenar los avances del EI hacia Kirkuk, una ciudad del Kurdistán iraquí, y evitar el genocidio de minorías religiosas. En septiembre amplió la operación a Siria. En ambos casos el presidente de EE UU ha descartado el despliegue de tropas, hasta ahora un tabú en un país que en la última década ha perdido a casi 7 000 militares en las guerras de Iraq y Afganistán.

La Doctora María Elena Álvarez enfatizó en que no se puede olvidar que Obama recibió los conflictos en Afganistán, la Primavera árabe, y ahora está frente a todo ese movimiento bélico, por lo que ha sido blanco constante de las críticas de los republicanos.

A tres semanas de las elecciones legislativas en EE.UU., el debate enfrenta a quienes, sobre todo en la oposición del Partido Republicano, se impacientan por la ausencia de victorias, sostienen que la operación es un fracaso y sugieren el envío a Iraq y Siria de tropas terrestres, y quienes, en la Administración Obama y el estamento militar piden paciencia y señalan que la guerra contra el EI no será una cuestión de meses sino de años.

El recrudecimiento de los combates en Kobani ha despertado críticas republicanas a la estrategia de Obama contra el EI, hasta el punto de que el senador conservador John McCain aseguró el domingo que los yihadistas “están ganando y Estados Unidos no”, y que Obama debe “hacer una revisión fundamental” de su táctica.

En la Mesa Redonda se abordó sobre la situación en Siria e Iraq, los bombardeos norteamericanos en esos países, la actuación de otros actores en estos conflictos, el estado de Gaza después de la invasión sionista y las conversaciones palestinas – israelíes.

La Doctora María Elena Álvarez ponderó que la posición turca ha sido de múltiples jugadas: unas veces apoya a las fuerzas de tierra y otras veces tienen una postura esencial contra el Estado Islámico, que se capitaliza.

La Doctora María Elena Álvarez enfatizó en que no se puede olvidar que Obama recibió los conflictos en Afganistán, la Primavera árabe, y ahora está frente a todo ese movimiento bélico, por lo que ha sido blanco constante de las críticas de los republicanos.

Leonel Noadal reconoció que desde el punto de vista económico es muy beneficioso para el complejo industrial estadounidense todo este enfrentamiento.

Leonel Noadal refirió que alrededor del 55 por ciento de los estadounidenses desaprueban la forma en que Obama dirige la campaña en Iraq y Siria.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

1 Comentario »

  • Ernesto Martínez dijo:

    Soy un televidente que todos los días ve la mesa redonda pero también veo los análisis comentarios y programas de Telesur, la diferencia es abismal, en la de ayer por ejemplo Oliver infructuosamente trataba de limitar a la Dra. pero ella seguía hablando sin parar, acaso nuestros especialistas no se dan cuenta que tienen que hacer comentarios con elementos y más atinados, por ejemplo la situación de Gaza ninguna referencia al conflicto interno palestino con un gobierno en Cisjordania y otro en Gaza.
    Felicito a la periodista Cristina Escobar por su desempeño en From Havana de Telesur y sugiero que utilicemos en la mesa redonda los excelentes periodistas jóvenes que hemos graduado.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.