Inicio » Mesa Redonda

Opinión pública y medios de comunicación

17 Octubre 2014 3 Comentarios

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

¿Cómo se atiende en nuestros me­­dios de comunicación la opinión po­pular? ¿Qué respuesta encuentra esa opinión en los organismos y en­tidades del país? ¿Cómo sirve esa opinión pública al trabajo periodís­ti­co? Estas preguntas se pusieron sobre la Mesa en el debate con reconocidos directivos de los me­dios y perio­distas.

Bárbara Betancourt, directora del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, se detuvo en que le estamos dando espacio a la opinión pública. “El Cuba dice abrió una puerta, aunque esto no quiere decir que antes no se hicieran trabajos de este corte en la televisión, pero en este caso defendió el concepto de una mirada más profunda que tratara de descubrir las luces y las sombras de toda obra humana”.

Añadió que su presentación se realiza con responsabilidad por parte de los colegas que lo hacen, “con el propósito de abordar los problemas desde la perspectiva de la prensa: para abrir el debate, para criticar, denunciar… pero la obra física, lo que hay que hacer, corresponde a otras instancias”.

Insistió en que aun cuando las opiniones pueden ser diversas, todo el mundo tiene un pedazo de verdad, y ese balance de criterios son los que hay que tener en cuenta. “Nosotros mismos no estamos totalmente satisfechos con todo lo que hacemos. Cuba dice cumplió un año en septiembre, porque fue un proyecto que nació después del llamado que se hizo a no ser francotiradores, porque nuestro objetivo no es destruir la Revolución, sino mejorarla”.

Argumentó que podrían generarse mejores respuestas, “y los primeros interesados somos nosotros, porque no hacemos nada criticando y criticano si no se respalda el asunto con una solución. La prensa está interesado en las respuestas, y no por vanidad, sino porque es muy duro que las cosas pasen de largo”.

Oscar Sánchez, subdirector del periódico Granma, se detuvo en las páginas dedicadas a Cartas a la dirección, por ser este un espacio que conecta al medio con los lectores. “Desde que surgiera el 14 de marzo de 2008, esta sección  —que tuvo su antecedente en el diario Granma en el Abrecartas de Guillermo Cabrera— marcó una pauta en el periódico en el vínculo con los lectores. El periódico del viernes se espera, porque Cartas a la dirección es un espacio de construcción colectiva entre el medio y su público, y ha sido un proceso en el que hemos ido aprendiendo todos”.

Explicó que después de las primeras 11 ediciones fue que empezaron a aparecer las respuestas, el 23 de mayo de ese año específicamente. También precisó que antes de La Coletilla aparecieron 3 notas de la dirección en 2009. “Luego es que aparece La Coletilla, con lo que evitamos seguir discriminando cartas si las respuestas no parecían justificativas o burocráticas. Fue así que el 13 de diciembre de 2014 apareció la primera y el 9 de mayo de 2014 comenzamos a hacer balances de los números de respuestas. En el 2013 llegamos al 20 por ciento, y ya hoy un gran por ciento de los casos publicados han tenido respuestas. La calidad de esas respuestas también ha evolucionado, como también Las Coletillas”.

Los lectores, dijo, también plantean el problema, argumentan… no solo ejercen la crítica por la crítica. “De las 199 opiniones que hemos publicado en 2014, 108 han tenido respuestas. Hay 50 Coletillas, planteadas a partir de la incorfomidad por la respuesta ofrecida por el organismo”. Igualmente precisó que cuando habla de la calidad de los lectores se refiere a que se confirma el problema. “En marzo de este año empezamos a poner el nombre completo del lector, y esto lejos de disminuir hizo que aumentara el envío de cartas al periódico”.

El multipremiado periodista Abel Falcón, de la CMHW de Villa Clara, se detuvo en que desde hace más de 20 años comenzó en un proyecto colectivo que se llama Alta tensión, en el que las máximas autoridades de la provincia comparecen en vivo en la radio del territorio, al tiempo que se abre la línea telefónica entre pueblo-autoridad, y se facilita un estado de opinión a través del argumento, la denuncia o el emplazamiento, que facilite que las autoridades resuelvan lo que les toca.

En su intervención, reconoció que desde hace muchísimo tiempo la CMHW no tiene las sillas vacías, están ocupadas por las autoridades que les compete, y no por los segundos o los terceros con responsabilidades sobre el asunto que se aborde.

A su juicio, este tipo de programas se desarrolla porque antes de los años 90 hubo tradición de polemistas en la CMHW. Por ello hoy quien establece la agenda de la unidad móvil o de Alta tensión es el público. “Vamos al lugar de los acontecimientos y hacemos lo que llamamos el contraste de hechos, porque la gente necesita escucharse y ser protagonistas. Esta es una fórmula para no seguir como simples emisores”.

La moderadora y coordinadora general de este espacio, Arleen Rodríguez Derivet, hizo alusión a la experiencia que por más de 16 años ha mantenido el diario Juventud Rebelde con su público a partir de la sección Acuse de recibo, en la que su titular José Alejandro Rodríguez, el 27 de septiembre de este año, publicó un trabajo que se llama Decir y decir en la que ofreció no pocas claves de esta relación entre el medio y sus lectores.

Ante la misiva de un lector que le reclamaba que decir y decir no resuelve nada; y que achacar genéricamente el problema a la falta de control, a la indisciplina social, a la corrupción, etc., es algo general. El prestigioso periodista José Alejandro Rodríguez razonaba que estaba de acuerdo, al tiempo que apuntó  que “el periodista ha de combatir con el filo de la palabra, y confiar en su poderío, como el campesino en la capacidad germinadora de la semilla o el constructor en la calidad de la arena. Nos toca «decir y decir». Y sí, sí resuelve, porque solo somos esclavos de lo que callamos: los problemas que podemos verbalizar y escribir ya comienzan en ese instante a someterse a la fuerza pública. Y mueven el pensamiento”.

Los panelistas Bárbara Betancourt y Oscar Sánchez coincidieron en que a los medios “nos toca poner el canal a la opinión de la gente, que tiene mucha sabiduría popular. También el Subdirector de Granma se detuvo en que “de la misma manera en que reflejamos la opinión de las personas a través de sus cartas, debemos partir de los temas que plantean para hacer otros trabajos periodísticos”.

Abel Falcón argumentó que la falta de seguimiento informativo es una deuda que tenemos con el pueblo. “El periodista no puede conformarse, tiene que tocar todas las puertas y continuamente asumir el reto y el desafío de ir hasta el final del asunto, porque ahí se juega la credibilidad de un medio y del periodista también”.

También resaltó que “hay quien quiere que suplantemos el rol de las instituciones, cuando lo que nos están faltando son los sistemas de atención al pueblo”. Y “quitándose su piel de periodista” y asumiendo el rol de un simple ciudadano,  señaló que preocupa que en cuanto se hace público el problema inmediatamente se soluciona,  “y uno se pregunta cómo es posible que no se solucionara antes”.

En su intervención, hizo énfasis además en que él no se cansa en la búsqueda de respuestas, porque “el colmo de un periodista polemista es cansarse”. A lo que Oscar Sánchez sumó que “uno no se puede cansar, te hagan caso o no, porque uno tiene una gran responsabilidad, porque el sentimiento de impunidad es lo peor que le puede pasar a una sociedad”.

Interpelado por el programa de la Mesa Redonda, el decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Raúl Garcés, expresó sobre este tema que nadie sabe lo que piensa cada uno de los 11 millones de cubanos, pero “la opinión pública es el consenso compartido, la articulación de ciertas opiniones que logran visibilidad en determinados medios”.

Igualmente resaltó que la relación entre agenda pública y mediática es un gran desafío y que depende mucho del sistema de comunicación pública en donde está insertado. “Nadie piense que un medio que responde a cualquier organización política, económica o social no va a responder a esos intereses. Nosotros somos profesionales incómodos porque respondemos a una agenda de país, pero también a una agenda de la ciudadanía, y tenemos que ejercer el papel de mediadores entre las agendas públicas y las institucionales. La correspondencia entre las dos agendas es lo que permite que el medio sea creíble, le da capital simbólico a los medios y capacidad articuladora como plataformas”.

Destacó que en los medios cubanos “se aprecian avances, quizá por el hecho de que sean cada vez más hipermediales; pero queda mucho por hacer, la prueba de ello la encontramos si salimos  y le preguntamos a las personas cuáles son los tres temas más importantes que hay en la calle, y a veces los tenemos en los titulares de nuestros medios, pero otras veces no”.

Oscar Sánchez resaltó que uno de los grandes retos es que hay que ser creíbles, hay que ser responsables y poner en la agenda lo que está en la calle.

Abel Falcón resumió su parecer sobre este tema: “Hay que practicar desde los medios una desobediencia responsable y una rebeldía con brújula. Al tiempo que Bárbara Betancourt evocó la autorregulación, a la que definió como responsabilidad sin enmascarar la realidad. Además se detuvo en que “de la credibilidad de los medios también depende la credibilidad del proyecto que estamos construyendo”.

En esta emisión se puso sobre la Mesa los medios de comunicación y la opinión popular, con la paricipación de reconocidos directivos de los medios y periodistas.

Bárbara Betancourt, directora del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, insistió en que aun cuando las opiniones pueden ser diversas, todo el mundo tiene un pedazo de verdad, y ese balance de criterios son los que hay que tener en cuenta.

Argumentó que podrían generarse mejores respuestas, "y los primeros interesados somos nosotros, porque no hacemos nada criticando y criticano si no se respalda el asunto con una solución".

Oscar Sánchez, subdirector del periódico Granma, se detuvo en las páginas dedicadas a Cartas a la dirección, por ser este un espacio que conecta al medio con los lectores.

El multipremiado periodista Abel Falcón, de la CMHW de Villa Clara, se detuvo en que desde hace más de 20 años comenzó en un proyecto colectivo que se llama Alta tensión, en el que las máximas autoridades de la provincia comparecen en vivo en la radio del territorio.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

3 Comentarios »

  • Luis Cabrera dijo:

    LA OPINIÓN PÚBLICA INTERNACIONAL CUENTA.
    Deseo en pocas cuartillas hacer referencia a dos inquietudes que mortifican mi sentido común.

    PRIMERA INQUITUD.
    Más de una vez me he preguntado, cuándo el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama dará fe, testimonio y con la práctica diaria se hará merecedor de una vez y por todas del “PREMIO NOBEL DE LA PAZ”????????????????.
    Respuesta a mi interrogante…….. No existe una sola acción en el ejercicio de sus responsabilidades que puedan acercarlo a ser merecedor de esa distinción.
    No soy hombre dedicado a la política, aunque la observo con acento crítico, ni historiador, no estoy en el grupo de los analistas en Política nacional o internacional, en fin, soy un ciudadano común y corriente y a mi favor sólo tengo estar muy pendiente y darle seguimiento al acontecer internacional y no observo un solo argumento sólido que permita defender al “PREMIO NOBEL”.
    Se puede sobreentender que un PREMIO NOBEL DE LA PAZ, debe ser aquella persona o grupo de personas que trabajen, que se esfuercen por llevar a feliz término en la práctica, con acciones concretas que contribuyan a procesos de paz, de estabilidad de coexistencia pacífica sensata, trabajar por la eliminación de las guerras o conflictos que promuevan nuevas guerras y a la altura de las circunstancias en las que vive este convulso planeta, conflictos que puedan ser generacionales, políticos, sectarios, religiosos, territoriales, de grupos étnicos (NO EN LOS DESEOS Y BUENAS INTENCIONES, TAMPOCO EN LOS DISCURSOS) en cuál de estas categorías ponemos al PREMIO NOBEL, cuál ha sido su trabajo destacado en la eliminación de conflictos para ratificar que su trayectoria es limpia y digna de asegurar de manera categórica que ha defendido el derecho a la PAZ, esa palabra de tres letras que tanto significa, PAZ, máxime si se trata de la paz mundial, regional o local.
    Otra interrogante, en que proceso de PAZ ha trabajado el ilustre Presidente de Los Estados Unidos para ser merecedor del premio que le acreditaron??. En La Paz de los SEPULCROS??, quizás, le ofrecemos el beneficio a la duda.
    Ya mencione que por oficio o dedicación no son mis funciones dedicarme a los temas políticos, aunque en oportunidades el sentido común y la simple lógica puede ser tan creativa o científica, como cualquier investigación desarrollada o en pleno proceso de desarrollo; la observación y deducción son método de hacer ciencia, lo que avala mi criterio OBJETIVO de que EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS mantiene pendiente la asignatura de demostrar que es merecedor del tan cacareado PREMIO NOBEL DE LA PAZ.
    Asumo la responsabilidad objetiva, desde mi punto de vistas, de cuestionar a un funcionario público, por consiguiente y como parte de esa responsabilidad, estoy obligado a demostrar la afirmación de que Sr. Barack Obama no es merecedor del NOBEL. Acá seré mucha más breve, de seguro hay otros hombres de bien y con sentido común que tienen iguales inquietudes que la nuestra, dejando a los especialistas de más pegada que ilustren dicha afirmación, las que aportare no llevan epítetos, verborrea filosófica (no estoy en contra de los Filósofos) o simplemente BLA; BLA. Reseñare a continuacións alguna de aquellas acciones que son contrarias a la actuación de un PREMIO NOBEL, de no hacerlo, sino argumento mis comentarios, sería otro charlatán más intentando defenestrar a un presunto “INOCENTE”.

    POLITICA NACIONAL PROMETIDA POR EL Sr: BARACK OBAMA. (Las más significativas).
    - Sistema y cobertura de salud más justa y equitativa.
    - Cierre de la prisión de Guantánamo.
    - Acercamiento a América Latina y mejoramiento de las relaciones con todos los países.
    - Prometió ofrecer una solución práctica a los indocumentados.

    POLITICA INTERNACIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS.
    - Prometió la retirada de las Tropas de EEUU de Afganistán e IRAK.
    - Promovió y ejecuto una Guerra de conquistas en LIBIA.
    - Promovió y exacerbo conflictos contra La República Popular de Corea.
    - Promovió y exacerbo conflictos contra La República Islámica de IRAN.
    - Hay pruebas de la participación directa de EEUU en el conflicto de UCRANIA y el ventajismo de acercar su poderío militar a las fronteras de Rusia, lo que promueve nuevas tensiones.
    - La política general de EEUU contra los países miembro del GRUPO ALBA- TCP para crear desestabilización y conflictos generales ha ido marcando la agenda de toda la etapa presidencial del “PREMIO NOBEL”.
    - La creación del Nuevo Comando Operacional del Ejército de los EEUU (léase 4ta Flota) para América Latina, es una muestra de la “BUENA VECINDAD” prometida por el “PREMIO NOBEL”.
    - La participación directa de los EEUU en el proceso inicial de desestabilización política de la Republica de Siria, con retorica Internacional, reuniones de amigos de Siria, armas a los grupos que prepararon y financiaron, logística y otros, están más que demostrados su participación directa. Ahora una vez más vuelven a la carga con los “GRUPOS MENOS VIOLENTOS” que combaten a los Islamistas extremistas, los arman, apoyan en foros internacionales, han creado una coalición internacional y ofrecen todo tipo de apoyo, con la sola idea de terminar de una vez y por toda con el legítimo gobierno de Siria.
    - El conocimiento que hoy posee la humanidad de como Los EEUU espían con sus medios sofisticados al resto del planeta, es una práctica anterior a la llegada del Premio NOBEL a la silla presidencial en La Casa Blanca, esta práctica se mantiene hasta nuestros días y los argumentos que se han expresados para justificar dichas actividades no convencen a nadie. Estas prácticas crean incertidumbre y resentimientos en los Gobiernos amigos o no y vulneran el derecho de millones de seres humanos. El Sr. Presidente no ha movido un solo dedo para poner fin a estas prácticas.
    - El endurecimiento del BLOQUEO ECONOMICO (O EMBARGO COMO LES GUSTA LLAMARLO) contra CUBA, es sin lugar a dudas una guerra que persigue crear desesperanza, asfixia en el pueblo y que este por si solo promueva cambios, léase, teoría de la FRUTA MADURA. Los recientes anuncios de como una agencia del Gobierno de EEUU potencio el uso de la Red de redes para crear estados de opiniones al interior de Cuba y más tarde manipularlos, con ZUNZUNEO o el uso de jóvenes de América Latina para interferir en la política interna, diseñando potenciales lideres politicos, es o no muestra de una guerra solapada??. Las Politicas reiteradas de sanciones economicas a un grupo de paises que no comparten las posiciones de los EEUU, se ha convertido en rutina del Gobierno que preside el Premio NOBEL.
    - El Gobierno de Israel ha cometido en los últimos días un atroz crimen (uno más), con el bombardeo indiscriminado o selectivo de la franja de GAZA, provocando muertes masivas, el mundo se escandalizo, pese al contubernio del Gobierno de los EEUU quien lo defendió una vez más, por lo tanto también es responsable de esta matanza.
    - La impunidad de como connotados terroristas, asesinos a sueldo de la CIA se pavonean por territorio de los EEUU es una bofetada al sentido común, a la inteligencia individual o colectiva que indigna a hombres de bien que conocen de estos sucesos y ponen entre dicho cualquier lógica apegada al DERECHO INTERNACIONAL, de que la justicia es SÍ, PERO, NO.

    No pongo fin a enumerar lo que a mi juicio son argumentos más que sólidos para SOLICITAR A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL que exija al Sr. Presidente de Los EEUU que devuelva el TITULO DE PREMIO NOBEL DE LA PAZ, no lo merece ahora ni lo mereció cuando se le concedió.
    Invito al prestigioso medio al que va dirigido este comentario a que medite sobre la pertinencia o no de promover de manera sistemática y organizada acciones de opinión pública, en programas en español e inglés, creando una inmensa ola de opiniones del tipo TSUNAMI, para que el Sr. Presidente de Los EEUU devuelva El TITULO DE PREMIO NOBEL o cuando no se logre esto, por lo menos que se desacredite dicha titularidad.
    Me resta solo hacer una observación, suponiendo que sea aceptada nuestra propuesta, téngase en cuenta que en muy poco tiempo los EEUU tendrán su proceso de nuevas elecciones de medio término, donde deben renovarse una parte del Congreso de Los EEUU. Una campaña en contra de Barack Obama puede ser argumento para que Los Republicanos ganen más espacios.

    SEGUNDA INQUIETUD.

    El mundo ha visto con horror, pánico e impotencia como el Gobierno de Israel masacraba a la indefensa población de Gaza.
    Qué paradoja, el arsenal de medios mediáticos del mundo occidental han maximizado hasta la saciedad los cohetes caseros lanzados desde Gaza, convirtiendo en Mártires los daños materiales y humanos que los mismos pudieron haber causado en territorio de Israel.
    No se han tomado ni el más mínimo interés en explicar los orígenes del conflicto, que desato la ya dañada contradicción entre ambas partes.
    Mucho menos han hecho justicia entre quienes son las víctimas y quienes los victimarios, en balance final es aterrador.
    La Casta SIONISTA en el ejercicio del Poder en ese país con total prepotencia y jactancia se presenta como victoriosa ante un enemigo “DESPIADADO Y CRUEL QUE INTENTO VULNERAR SU TRANQUILIDAD CIUDADANA”, habrase visto igual desfachatez.
    La nueva inquietud….., donde termina esto???, en declaraciones públicas, en apretones de mano bajo la mesa o encima de ella, nuevas retoricas y justificar lo injustificable, quien se anima a lanzar una lucha sin cuartel contra el Gobierno del estado de Israel por los crímenes de Lesa HUMANIDAD recién cometidos, contra edificios multifamiliares, escuelas, hospitales y población indefensa a las cuales masacraron repetidamente a la vista de todo el mundo.
    NO, NO y NO, el mundo debe ponerse de pie y estrechar filas, como la plata en las raíces de los Andes (al decir de Martí) No se puede permitir que actos genocidas de esta naturaleza queden impunes, los culpables deben ser llevados antes los Tribunales Internacionales.
    Donde esta Naciones Unidas??, y la Comisión de Derechos Humanos, estas son órganos del sistema de Naciones Unidas, pero hay millones de seres humanos de dignidad plana que han sufrido la masacre cometida y no permitirán dejar en la impunidad acciones de esta natura.
    Propongo que los órganos de información al que me dirijo organicen acciones concretas para denunciar de manera reiterada y sistemática el castigo de los culpables y generar la suficiente cantidad de estados de opiniones a nivel mundial para llevar ante los tribunales a los genocidas responsables directos e indirectos de estas matanzas. EL CRIMEN CONTRA LA FRANJA DE GAZA NO DEBE, NO PUEDE QUEDAR IMPUNE, EL MUNDO DEBE UNIRSE ANTE ACONTECIMIENTOS DE ESTA NATURALEZA.

    Asumo responsablemente todo lo aquí escrito.
    El que suscribe:

    Nombre: Luis Alberto Cabrera Aguilar.
    Ciudadano Cubano.
    Residencia: Ave. Rafael Ferro No. 125 e/ Maceo y Virtudes. Pinar del Río. Cuba.
    Teléfono privado: +5348753786
    E-Mail: lacacuba@princesa.pri.sld.cu
    Fecha: 20 de Octubre del 2014
    Hora: 12,03 pm

  • WilliamSC dijo:

    Creo que es un oco tarde para dar mi opinión porue ya se trasmitió este programa pero no pude hacerlo antes, de todas formas mi opinión al respecto. Parto de la premisa que en Cuba debe y deberá existir siempre un partido único que unifique todas las fuerzas posibles y voluntades de los cubanos de buena voluntad que vive dentro y fuera de la isla que garantice por todos los medios posibles la sobreanía e independencia de Cuba y la construcción de una sociedad justa y próspera, creo que este principo Martiano nunca debe olvidarse en Cuba porque el gigante siempre tendrá tentáculos que miden 7 leguas y aunque un día acabe el bloqueo deberemos crear un clima de confianza y amistad mutua pero sin quedarnos dormidos en los laureles porque en ello nos va la vida.
    Ahora refiriéndome al tema en cuestión y basado en el principio anterior si creo firmemente que en Cuba deben haber muchos cambios, basados en las políticas aprobadas en los lineamientos pero en algunos aspectos un poco más acelerado el proceso. Aunque hay numeroso ejemplos que en Cuba se respeta bastante la opinión publica y cuando la gente comienza a decir sus cosas a viva voz y entre papelitos sin nombre la cúpula administrativa y de gobierno toman inmediatamente cartas en el asunto y se resuelven y solucionan los problemas no siempre con la calidad y prontitud requerida pero se resuelven, es por ello que a pesar de los pesares los cubanos aun le tenemos confianza a la Revolución, las ideas que se defienden y a una parte de sus líderes, pero esa mayoría de aceptación no puede dejarnos confiados porque cada día van ganando terreno la desconfianza, la corrupción, la ineptitud y la apatía “enfermedades” que pueden ser mortales para un sistema político como el nuestro y por qué pasa esto pues porque cada día para que se escuche la voz de los cubanos de buena voluntad no existen formulas claras y viables para canalizar las inquietudes y resolver los problemas la mayoría de las situaciones es una ucha incesable contra molinos.
    Mi premisa que en Cuba deben cambiar la forma de hacer política, el sistema electorar hacerlo más popular, modernizarlo, adaptarlo a la Cuba contemporánea, deben cambiar la forma de relación de los sindicatos y la administración, hay que rediseñar y rescatar el papel de algunas organizaciones políticas y de masas y sobre todo el sistema de la justicia laboral y el marco jurídico de nuestra sociedad con el objetivo que logremos una sociedad más participativa donde los corruptos, aduladores, especuladores, contrarevolucionarios y oportunistas no puedan establecerse ni afincarse en ningún puesto de gobierno y administración que incidan en la vida de la sociedad cubana actual y futura.
    Conozco que para muchos es una mala palabra hablar de cambios en el sistema electoral cubano actual, que un ciudadano demande judicialmente a una entidad estatal y sobre todo reconocer que hay organizaciones de masas que solo funcionan exporádicamente, en agunos lugares y a veces por un grupo de entusiastas pero reconocer que tenemos esos problemas en circulo cerrados no basta somos más de 11 millones de cubanos si les pedimos a todos ideas y soluciones y participación de seguro encontraremos un camino mejor para encaminar nuestros pasos. Hay que sentarse a pensar y hacer todos los cambios que hayan que hacer y los que no funcionen los volveremos a cambiar lo único que nunca debe cabiar es el partido único con todos y para el bien de todos y la idea de una revolución por los humildes y para los humildes, sin que eso signifique que vivir en Cuba sea una Odise a en el tiempo y en el espacio
    Muchas gracias

  • qbano dijo:

    lo 1ro que debe cambiar en cuba es la mentalidad! y reconozco que es ello lo más complejo…! pero
    … NO creo que aun hoy sea respetada toda la diversidad de criterio -opinión publica-
    …aun pareciere que somos los seres humanos más conformistas del mundo!
    es complejo aceptar que entre 11 millones de habitantes no exista una voz en los medios que hable acerca de los errores cometidos, de las injusticias -supuestamente justificadas- que han sido cometidas, que no hable de eso que podríamos hacer y no hacemos -debido a la burocracia, el centralismo o poder absoluto etc.!- no creo que no exista un dedo capaz de señalar a quien o quienes propiciaron un o más errores etc.
    creo que Cuba debemos andar muchísimo en cuanto al respeto y aceptación de la opinión publica!
    mientras no aceptemos que somos diversos sin que ello implique dejar de ser cubanos resultara complejo debatir, y respetar la diversidad de criterio…
    en mi opinión -y no creo todos debamos coincidir- todas las tendencias políticas económicas etc deben tener un espacio donde expresarse con la aclaración que ello no significa que se haga o se adopten las medidas que las minorías deseen… un debate no debe hacerse con ideas, puntos de vistas, enfoques, o aristas idénticas o iguales. no creo que debamos seguir expulsando de o los debates a quienes piensen diferente a nosotros o mucho menos arrancarle el derecho de expresarse.
    creo hemos confundido un proyecto ideología política con patria por lo que no pocas veces los errores cometidos fueron vistos como medidas patriotas y quienes pensaron que había un error en ellas fueron vistos como no patriotas etc…
    solo cuando el derecho o el izquierdo de las minorías sea respetado seremos o estaremos más cerca del ser humano… el derecho de las mayorías debe consistir en la capacidad de imponer su decisión no en hacer callar las minorías…
    esa es mi opinión y creo ser parte del público!

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.