Papel que desempeñan los sectores agrícola, alimentario y azucarero, estratégicos en la etapa pos-COVID-19 en Cuba(+Video).

 

 

Por: Randy Alonso Falcón, Lisandra Romeo Matos, Ania Terrero

Mesa Redonda sobre las medidas del sistema de agricultura, la industria alimentaria y Azcuba en la etapa pos-COVID-19. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

Los sectores agrícola, alimentario y azucarero desempeñarán un importante rol en las tres fases de la primera etapa de recuperación de la COVID-19 en Cuba. La producción de alimentos es, precisamente, uno de los pilares estratégicos en la nueva normalidad del país.

Los ministros de la Agricultura y la Industria Alimentaria, así como el presidente del Grupo Empresarial Azcuba, comparecieron este martes en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda, donde detallaron las acciones en cada una de sus esferas, de cara al escenario pos-COVID-19.

Se mantienen las 23 medidas del sistema de la agricultura

Gustavo Rodríguez Rollero, titular de la Agricultura, comenzó su intervención en el programa informando que en la etapa recuperativa el sistema de la agricultura dará continuidad al trabajo desplegado en el período de enfrentamiento a la epidemia, cuando se establecieron 23 medidas, a las que se adicionan dos nuevas.

De acuerdo con el ministro, se incorpora de manera gradual la fuerza laboral vinculada a las industrias tabacalera y del pienso, así como de otras que estuvieron paralizadas.

Se ha incorporado el 13% de la fuerza laboral considerada vulnerable durante la pandemia, como adultos mayores o madres al cuidado de sus hijos.

Al mismo tiempo, se adoptan y fortalecen las medidas higiénico-sanitarias en cada centro de trabajo.

Priorizar el incremento de la siembra, acopio y producción de alimentos

Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura. Foto: @PresidenciaCuba/Twitter.

Rodríguez Rollero señaló que entre las prioridades del sistema de la agricultura están el incremento de los niveles la siembra, el acopio, la producción de alimentos, la venta en mercados agropecuarios, las exportaciones y el procesamiento industrial de los productos agropecuarios.

“Es muy importante enfrentar la campaña de primavera (que comenzó en marzo), reforzando los cultivos varios y el arroz, mientras se prepara la de frío”, dijo.

“Esta semana, se pudo lograr empatar el plan con el real de siembra, pues se venían arrastrando incumplimientos vinculados con el combustible y afectaciones con los fertilizantes”.

“Sin embargo, se priorizó el combustible destinado a la preparación y alistamiento de las tierras y se aseguró la semilla”, indicó.

Para cumplir esta medida se desarrollan las siguientes acciones:

  • Agilizar la puesta en producción de áreas estatales que permanecen ociosas  o deficientemente explotadas.

“Desde el mes de marzo se han realizado 5 580 solicitudes de tierras estatales en usufructo y ya se han entregado a 5 773 personas. Aún restan por procesar las solicitudes de 10 215 personas”, refirió.

De igual manera, el ministro acotó que todavía quedan fuera de término 1 998 solicitudes, lo cual es un aspecto negativo, aunque “ha habido una respuesta positiva en la agilidad que ha tomado este proceso en medio de la actual coyuntura, y que deberá mantenerse”.

  • Priorizar la siembra de viandas, hortalizas, maíz en grano seco y frutales. Intercalar cultivos temporales de ciclo corto y completar con plantas la población que falta en cultivos permanentes.

En este sentido, explicó que los cultivos permanentes como el plátano y los frutales se siembran en marcos de plantación anchos, por lo que se debe aprovechar la tierra entre un cultivo y otros. “Esto es algo que llegó para quedarse”.

  • Mantener la prioridad a la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar con cero canteros y cámaras vacías en huertos intensivos, organopónicos y semiprotegidos.
  • Incorporar nuevos patios y parcelas con el objetivo de lograr 10 metros cuadrados por habitante.

“En la actualidad existen un total de 599 173 cámaras y canteros en las modalidades de organopónicos, huertos intensivos y cultivos semiprotegidos, de ellos hay sembrados 594 308; quedan por sembrar 4 865”, informó Rodríguez Rollero.

El sistema de la agricultura urbana cuenta con 808 microindustrias que procesan diariamente 336 toneladas de encurtidos, néctares, pulpas y viandas. “Esta es una alternativa que se promueve al ser una técnica sostenible”.

  • Priorizar el trabajo directo con los productores agropecuarios, mediante la gestión y control de la contratación.
  • Programa de siembra y producción para el autoabastecimiento municipal con productos agrícolas, a nivel de Consejo Popular, comunidades, unidad productiva y productor de cada municipio, con el objetivo de cubrir las demandas a este nivel.

Explicó que este programa tiene cultivos decisivos, como el plátano. “Nos hemos propuesto llegar 150 593 hectáreas (ha), lo que da respuesta a las 15 libras per cápita al mes”.

“Hasta el momento, se han sembrado 94 337ha y quedan 56 000ha”.

De igual manera, se prioriza el cultivo de la yuca, boniato y malanga, lo cual sirve para el alimento tanto de las personas, como los animales.

  • Priorizar la atención a las entregas de productos al Encargo Estatal.

“Estos son los productos que tributan al balance central de alimentos, y entre los principales se encuentran el frijol, arroz, maíz, carne de cerdo y bovina, leche, café, cacao y huevo”.