Nuevas medidas restrictivas para reforzar el aislamiento físico en La Habana contra la COVID-19(+Video).

 

 

La Habana en tiempos de pandemia. Foto: Naturaleza Secreta.

Dada a la compleja situación epidemiológica que enfrenta el occidente del país, y en especial La Habana, se ha decidido implementar a partir del primero de septiembre nuevas medidas restrictivas para reforzar el aislamiento físico en la capital cubana.

Estas disposiciones fueron aprobadas este jueves en el Consejo de Defensa Provincial, con la presencia de José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido; Manuel Marrero Cruz, primer ministro y Víctor Gaute López, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe del Departamento Ideológico.

Amplia dispersión en todos los municipios caracteriza el nuevo brote de COVID-19 en La Habana

Al decir de Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, desde el inicio de la pandemia en la ciudad, se activó el Consejo de Defensa Provincial para adoptar diversas medidas y enfrentarla.

“Todas estas acciones permitieron que, en el mes de julio, La Habana pudiera pasar a la primera fase pos-COVID-19. Sin embargo, el incumplimiento de varias medidas orientadas y la falta de disciplina de algunas personas e instituciones produjo un rebrote. Como consecuencia, tuvimos que regresar a la fase de transmisión autóctona limitada desde el 7 de agosto”, recordó este jueves en la Mesa Redonda.

Según explicó el gobernador, este nuevo brote se caracteriza por la amplia dispersión en todos los municipios y una gran incidencia en las instituciones, debido al incumplimiento de las medidas.

En este sentido, dijo, desde el 24 de julio se han atendido 10 eventos institucionales de la capital, correspondiente a siete municipios con impacto en toda la ciudad, con 52 controles de foco y 197 casos positivos.

Puntualizó que el evento de la constructora de 1ra y 70 impactó en Playa, acumula ya 40 casos e involucra a cinco instituciones.

En el caso del evento de la Lisa, abarcó siete manzanas. Mientras, el evento del Bar Q’ Bola tuvo consecuencias en seis municipios de la ciudad.

Otro evento de gran impacto fue el abierto en los Molinos Imsa de Regla, donde sus trabajadores se pusieron a ver un partido de fútbol en el comedor sin tener en cuenta las medidas higiénicas sanitarias. Sus consecuencias ya llegaron a Habana del Este, Regla y Guanabacoa.

En la actualidad, La Habana tiene abiertos 6 eventos y 153 focos, en los cuales se toman medidas restrictivas para evitar más contagios.

Situación epidemiológica actual de la COVID-19 en La Habana

García Zapata enfatizó en que la adopción de estas nuevas medidas se sustenta en el reclamo de la población para garantizar mayor disciplina, exigencia y rigor en todo lo que hagamos. Además, el incremento de los casos confirmados de COVID-19, a partir del 24 de julio, y la ocurrencia de transmisión local demostrada demuestran su necesidad.

“Igualmente, debemos incrementar la percepción del peligro y la autorresponsabilidad en el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias para la etapa actual. Urge contener la transmisión de la COVID-19 para alcanzar la estabilidad epidemiológica y acometer los encargos estatales (actividades económicas, inicio del Curso Escolar, entre otras)”, argumentó.

También se impone reforzar las acciones integrales que permitan el control de la trasmisión, subrayó.

Medidas desde el punto de vista laboral: Utilización real del teletrabajo

En lo relativo a las medidas de tipo laboral, el gobernador precisó que:

  • Los centros que no sean de producción continua o de servicios priorizados deben permanecer cerrados o con el mínimo de trabajadores imprescindibles. Para ello hay que reanalizar lo que sucede actualmente y cada organismo realizará la propuesta correspondiente.
  • Habrá que evaluar centro por centro la utilización real del teletrabajo y el trabajo a distancia.

Al evaluar las medidas de carácter económico, el vicepresidente del Consejo de Defensa en La Habana dijo que, de un total de 566 370 trabajadores en la provincia, se encuentran laborando a distancia 97 409, es decir solo el 17%.

“Cuando comparamos la cantidad de trabajadores en la categoría de trabajo a distancia en la etapa anterior de transmisión autóctona de la COVID-19 con la actual, se observa una disminución de 4725 trabajadores en entidades nacionales. Urge incrementar el trabajo a distancia y el teletrabajo”, comentó.

Disposiciones para reducir la movilidad de personas y vehículos

La Habana en fase de transmisión autóctona limitada de la COVID-19. Foto: Naturaleza Secreta.

Como parte de las nuevas acciones de control, el gobernador de la ciudad informó que se prohíbe la movilidad de personas y vehículos desde las 7:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. del siguiente día.

Para ello, se decidió establecer grupos de trabajo conjunto con los órganos de control (PNR, Inspección Estatal del Transporte del MITRANS y DGT).

Se establece como modelo de actuación contra quienes violen esta disposición: el retiro de la matrícula y circulación para su conservación en calidad de depósito. Por otro lado, en el caso de vehículos estatales, se exigirá la correspondiente medida administrativa a los choferes y directivos.

También se reajustarán los horarios de traslado de los trabajadores de las entidades de producción y servicios, para el efectivo cumplimiento de esta medida.

Según explicó García Zapata, se reevaluará el autorizo actual de VÍA LIBRE (26200) en las entidades nacionales y provinciales para disminuir el número de vehículos en circulación. En ningún caso se aumentarán los ya existentes. En correspondencia con ello, se establecerá un nuevo modelo de circulación de VÍA LIBRE.

Otras medidas regularán la movilidad de ciudadanos y vehículos:

  • Se realizarán despachos con todos los OACEs, OSDE, y organizaciones políticas y de masas e instituciones religiosas para realizar una revaluación en la limitación de la demanda de circulación de los medios actuales autorizados.
  • Se exceptúan los medios de transportación de carga o masivas de personal vinculados a aseguramientos a la producción o a los servicios vitales, que mantienen el sistema actual aprobado.
  • Se restringirá significativamente el movimiento de autos, motos y medios de transporte particulares.

“Hoy transitan en la capital más de 110 000 vehículos particulares. Por ello, se solicita la comprensión de toda la ciudadanía para lograr una reducción considerable de la movilidad, además va a existir una limitación de combustible”, dijo el vicepresidente del Consejo de Defensa.

De igual modo, el funcionario insistió en la necesidad de disminuir el tránsito peatonal por las calles.

En el caso de los vehículos particulares, el Consejo de Defensa Provincial evaluará casos excepcionales que precisen trasladarse. De tratarse de solicitudes de salidas para provincias, se establecerá una comprobación de la situación planteada con las autoridades de los territorios y sólo así se autorizará el viaje.

En paralelo, se elimina el traslado interprovincial por motivos turísticos, vacacionales u otras causas. La entrada o salida de La Habana quedan altamente restringidas.

“Hoy existen un total de 2 973 reservaciones para instalaciones hoteleras, para lo cual se establece el reintegro del dinero o el cambio de la reserva”, precisó el gobernador.

Como parte de las acciones a implementar en lo relativo a la movilidad de los habaneros, también se decidió:

  • Actualizar el modelo de actuación en los 12 puntos de control de entrada a La Habana con las nuevas prohibiciones. “Para entrar o salir a la ciudad hay que estar debidamente autorizado y será solo en casos excepcionales”, declaró.
  • Eliminar por 15 días la salida de La Habana por motivos de trabajo a todos los organismos e instituciones. Para lo cual se invalidan las autorizaciones permanentes emitidas hasta la fecha para salir de La Habana, hasta tanto no se dispongan otras medidas:

Los casos excepcionales serán autorizados previa solicitud de los jefes de organismos e instituciones al Consejo de Defensa Provincial.

Una vez aprobados se emitirá el permiso temporal.

Los organismos nacionales solo serán autorizados por el primer ministro, quien trasladará al Consejo de Defensa dicha solicitud.

¿Cómo se organizará la venta de productos a la población?

El Consejo de Defensa de La Habana también aprobó un grupo de medidas para organizar la venta de productos a la población en las diferentes instituciones de la ciudad.

En primer lugar, indicó su vicepresidente, se limitará el traslado entre municipios de las personas que ejercen la actividad de vendedor ambulante particular, con el objetivo de que no exista movilidad y solo comercialicen en su municipio de residencia.

Además, se diseñaron un grupo de acciones para las tiendas recaudadoras de divisas CUC, MAI, Mercados Ideales y otros:

  • Proponer como horario de venta y servicio de lunes a sábado de 9:00 a.m a 4:00 p.m y los domingos de 9:00 a.m a 1:00 p.m.
  • Organizar y potenciar la venta de módulos de alimentos y aseo a aquellos centros que sean imprescindibles en esta etapa.
  • Limitar la venta a productos alimenticios, de aseo y bebidas alcohólicas para consumir en la casa.
  • Se mantienen las ventas en MLC.
  • Ubicar puntos de ventas en los lugares donde la comercialización de estos productos está más desprotegida.

En paralelo, para disminuir la movilidad de las personas asociadas a la compra de productos de alta demanda en CUC a través de las tiendas de CIMEX, tiendas Caribe y Caracol, esas compras se restringen solo al municipio de residencia de las personas. El documento que lo acredite será el carné de identidad.

García Zapata precisó que se seguirá empleando la actual red de comercialización de productos, a la cual se adicionan 139 puntos en los barrios.

Medidas disciplinarias más rigurosas: Aplicar multas severas con altas cuantías

Durante este período, se decide también facultar al gobernador de un instrumento legal que permita aplicar multas severas con altas cuantías en hechos como:

  • El no uso o uso incorrecto del nasobuco.
  • La no existencia de los pasos podálicos, soluciones de agua clorada o alcohólica en las entidades estatales, de servicios a la población, formas no estatales, así como las asociaciones no gubernamentales.
  • La permanencia de personas en áreas de estar, parques y vías públicas fuera de los horarios establecidos.
  • La utilización de áreas culturales y deportivas.
  • La realización de ejercicios, juegos o estancias en la vía pública.
  • Permitir que menores de edad o adultos discapacitados se encuentren en la vía pública, parques u otras áreas, ante lo cual responderán los tutores.
  • Mantener locales, instalaciones gastronómicas o de servicios abiertas fuera de los horarios establecidos para cualquier forma de gestión.
  • La realización de fiestas de cualquier índole.
  • Ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos.
  • Otras disposiciones que normen las autoridades sanitarias del municipio o provincia.

De conjunto con el MININT y los órganos de inspección, se reforzará el enfrentamiento en los repartos, barrios y comunidades, con el objetivo de hacer cumplir las medidas aprobadas en esta fase epidémica.

Para ello, dijo García Zapata, se crearán grupos de trabajo de inspección que actuarán en barrios e instituciones. También se establecerán espacios en los medios de comunicación donde se informe a la población casos de sancionados. “La gente tiene que conocer quiénes son los irresponsables”, enfatizó.

En paralelo, se crearán grupos de trabajo a nivel de comunidad, con la participación de la FMC, los CDR, la ACRC y demás factores del barrio para exigir el cumplimiento de las medidas indicadas. Es fundamental exigir un control efectivo del Consejo Popular, “que debe jugar un papel más activo en esta batalla”, advirtió el Gobernador.

Acciones para la fiscalización y el control

Entre las acciones aprobadas para asegurar la fiscalización y el control de las indisciplinas también se incluyen:

  • Al responsable del centro o área de trabajo que incumpla las normas sanitarias vigentes, se le aplica una multa de 3 000 pesos.
  • En tanto, a la persona natural que dificulte en cualquier forma el cumplimiento de las medidas sanitarias dictadas por la autoridad competente para el control y erradicación de la COVID-19, se le aplicará una multa de 2 000 pesos.
  • Durante el período que perdure esta situación especial de enfrentamiento, se faculta para la imposición de dichas multas a la PNR y otros órganos del MININT, la DISC, el Cuerpo de Inspectores de la Salud, Inspección Estatal de Transporte y la DEC.
  • El Consejo de Administración Municipal organizará grupos integrados por los organismos señalados anteriormente para garantizar el cumplimiento de esta disposición en cada territorio, velando por su ejecución hasta el nivel de barrio.
  • Las personas naturales o jurídicas que sean objeto de estas contravenciones están en la obligación de efectuar el pago de dichas multas, en un plazo no superior a los 10 días naturales, en las oficinas habilitadas en las Unidades Municipales de la PNR.
  • El incumplimiento de lo señalado anteriormente implica la duplicación de la cuantía impuesta. Pasados los 30 días naturales, de no ejercer dicho pago, se ejecutará el proceso de instrucción penal.
  • Se encarga del control y cumplimiento de lo anterior el Coordinador de Programa de Fiscalización y Control del Gobierno Provincial de La Habana, que debe informar sus resultados sistemáticamente.

“Existirá un cambio restrictivo en nuestra forma de vivir durante esta quincena”

Según informó el Gobernador, la aplicación de estas medidas se propone a partir del 1ro de septiembre, “evaluando previamente el comportamiento de la epidemia en el transcurso de la semana”.

Antes de concluir, García Zapata dijo que será responsabilidad del Consejo de Defensa Provincial evaluar diariamente la aplicación de estas medidas e informar al Grupo de Trabajo Temporal.

“En la medida que seamos consecuentes con el cumplimiento de dichas medidas, avanzaremos en la erradicación de la transmisión de la enfermedad”. Pero, aclaró, “si del primero al 15 de septiembre no somos capaces de transformar la situación, muchas de estas medidas tendrán que mantenerse e incluso incorporar otras nuevas”.

El pueblo, enfatizó, tiene que percibir que con estas medidas algunos de sus planes serán imposibles de realizar en estos momentos: “hay que posponer las vacaciones y el curso escolar, que no comenzará en septiembre. Existirá un cambio restrictivo en nuestra forma de vivir durante esta quincena”, precisó.

El gobernador llamó a ser más activos y disciplinados. “La población tiene que comprender por qué nos encontramos en una situación anormal y que para salir airosos cada ciudadano tiene que aportar su cuota de sacrificio, que es lo que estamos pidiendo. Hay que ser consecuentes con los profesionales de la salud y todos los que han trabajado duro durante estos meses”.

Nuevos modelos matemáticos y situación epidemiológica de la COVID-19 en el país

La ciencia cubana frente a la COVID-19. Foto: Yaciel Peña/ACN.

La ciencia cubana continúa en el empeño de contribuir al enfrentamiento a la COVID-19: nuevos modelos matemáticos, la epidemiología en función del control de foco para cortar las cadenas de transmisión, así como 12 laboratorios de biología molecular, a fin de realizar las pruebas de PCR en tiempo real. Voluntades todas para minimizar la expansión y transmisión de la enfermedad.

Sobre estos temas conversaron en la Mesa Redonda el Dr. C. Raúl Guinovart Díaz, Decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana; el Dr. José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de
Enfermedades Transmisibles del MINSAP; la Dra. Vivian Kourí Cardellá, Subdirectora Primera del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) y el  Dr. Pablo Feal Cañizares, director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del MINSAP.

Dr. Guinovart: “El número de contagios ha decrecido en Cuba, pero lentamente”

El Dr. C. Raúl Guinovart Díaz, Decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, comenzó su intervención recalcando que los números de contagios reportados en nuestro país son muy pequeños en comparación con los del resto del mundo, pero “es importante extremar las medidas para controlar la situación epidemiológica”.

Por descuidos, según Guinovart, se produjo el rebrote del virus en el mes de agosto: “El 24 de julio teníamos 39 casos activos y se observaba un control en todo el país.

“No obstante, a pesar de tener un nivel de transmisión bajo, también eran bajas la protección y percepción de riesgo entre las personas y eso hizo que el virus se expandiera nuevamente y alcanzáramos estos niveles”, puntualizó.

El 7 de agosto, Cuba reportaba 310 casos activos y ya el pronóstico era complejo. “Ese día La Habana regresó a la fase de transmisión autóctona, mediante una movida rápida de la dirección de la provincia para detener el crecimiento exponencial.”

Tres días después se registraron 496 casos activos con un aceleramiento del número de confirmados. El 10 de agosto se paraliza el transporte en la ciudad y se establece el control de acceso a la capital.

“Todas estas medidas, unidas a un grupo de regulaciones epidemiológicas hicieron frenar este crecimiento. El 15 de agosto habíamos alcanzado 634 casos activos y ese día se detiene el alza exponencial de esa variable, lo que puede ser entendido, en este momento, como el pico del rebrote”, precisó el especialista.

De la fecha a la actualidad, gracias a la labor de los epidemiólogos de la base, los modelos muestran que el número de contagios ha decrecido en Cuba, pero lentamente.

“En 12 días no hemos bajado la barrera de los 500 casos, y hoy se reportan 517. Esto conllevó a hacer nuevos pronósticos para estimar lo que pasaba”.

Los matemáticos cubanos comprobaron que el principio cualitativo enunciado anteriormente de que el decrecimiento iba a ser lento, se ha manifestado durante estos 12 días.

“Además, se ha demostrado que las medidas han surtido efecto, pero el bajón es muy lento”, puntualizó.

Los nuevos modelos realizados hasta principios de octubre indican cierta incertidumbre. El número de casos debe oscilar entre 80 y 300, rango bastante amplio y la curva apunta más a los 300 que hacia los 80.

“No obstante, la curva debe moverse, y sí varían las condiciones, los pronósticos podrían cambiar, sobre todo a partir de la aptitud de las personas y las instituciones”, comentó el matemático.

El 1 de agosto el país acumulaba 2633 casos confirmados, y hoy reporta 3806. “En menos de un mes crecimos en 1200 y si eso se mantuviera llegaríamos a 5 000 (incluidos los importados), lo que sería una situación bastante tensa”, dijo.

“Cuidarse para no enfermarse es la mejor opción”, prosiguió el experto. “De todas formas, Cuba tiene un programa de atención, pero esto lleva un tiempo de recuperación y siempre existen los riesgos”.

La Habana, en particular, se mantiene cualitativamente igual que el país. Los pronósticos para ella son de 176 casos como máximo y de 45, de mantenerse las condiciones actuales.

“Esta ciudad ha tenido buenos resultados en los últimos días, pero todavía sigue latente el peligro, de que está muy dispersa, y por ello es trascendente que las personas tomen conciencia de la necesidad de protegerse.

En la capital, hoy se reportan más de 250 activos. “Para ayudar a tener un control de la pandemia, aplanar la curva y llevarla al nivel deseado, así como avanzar hacia la recuperación definitiva es necesario que se cumplan estrictamente las medidas epidemiológicas”, concluyó.

Situación epidemiológica del país ante la COVID-19

El Dr. José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del MINSAP, centró su intervención en la actual situación epidemiológica del país, pero antes hizo un alto en el contexto internacional de la pandemia, como escalón necesario para entender lo que pasa en Cuba.

“Lo más interesante ya no son los 24 000 000 de casos, los 832 747 fallecidos, sino la velocidad con que crecen los contagios. Vamos al ritmo de casi 250 000 casos y de 4 000 a 6000 muertes por día, lo cual ensombrece el futuro de esta enfermedad”, apuntó.

Respecto a nuestro país, tras 169 días de enfrentamiento a esta enfermedad, De Armas precisó que hay 3806 casos diagnosticados y de ellos 61 extranjeros, lo cual indica que Cuba tiene una tasa de incidencia de 33, 9 casos por cada 100 000 habitantes.

Igualmente puntualizó que hasta el momento han fallecido 92 personas por COVID-19, siendo la tasa de mortalidad de 0, 8 casos por cada 100 000 habitantes.

“La letalidad que se acumula es del 2, 4 %, pero en los últimos meses ha tenido una reducción significativa, atendiendo a la introducción de los nuevos protocolos de tratamientos y a la pericia alcanzada por nuestros médicos en el enfrentamiento de los casos graves y críticos”, comentó el especialista.

“No obstante”, prosiguió De Armas Fernández, “este mes el crecimiento de los casos ha sido significativo y esto por supuesto aumenta el número de fallecidos”, dijo.

Otra de las características del comportamiento de la epidemia en el país ha estado en el equilibrio de contagios entre hombres y mujeres. “Un 51 % se ha presentado en el sexo masculino y un 49 en el femenino, mientras que casi el 70 % de los casos han sido jóvenes, en edades laboralmente activos (20-59 años)”, subrayó.

El grupo de 20 a 29 años de edad concentra el 16, 8 % de los casos y ha existido un alto número de asintomáticos diagnosticados, gracias al sistema de rastreo, organizado por los especialistas para cortar rápidamente las cadenas de transmisión.

En el presente mes se encuentran activos 517 pacientes y se han recuperado 3197, para un 84 %.

“De los 517, 15 casos están en estado grave y seis en crítico. Esto indica un alza, llegamos a tener las terapias en cero y solo 38 casos activos, aunque tampoco estamos en el momento de mayor complejidad, pues hemos llegado a tener 847 casos activos”, señaló.

Con relación al comportamiento mensual del diagnóstico en el país, el jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del MINSAP, explicó que después de tener un pico en abril, se descendió de manera significativa hasta junio.

Posteriormente, en julio, hubo una leve inflexión y en el mes de agosto aumentaron los niveles de trasmisión, al tiempo que existió un crecimiento del 311, 6 % en el diagnóstico de casos.

“Hasta ayer, en comparación con el cierre de julio, hemos crecido en 888 casos, mientras que durante los últimos 15 días los mayores niveles de transmisión se han producido en la capital con 492 confirmados autóctonos, lo que representa el 76 % del total de diagnosticados”, subrayó.

Igualmente, el doctor comentó sobre la situación epidemiológica de la provincia de Artemisa donde se han registrado 71 casos para el 11 %.

Destacó que la capital tiene dispersión en todos los municipios, lo cual complejiza el control de la enfermedad. “No obstante hasta ahora la tendencia indica que las medidas adoptadas van encaminadas a frenar el crecimiento de la enfermedad”, aseveró.

En el país, durante los últimos 15 días se han diagnosticado casos en nueve provincias y 36 municipios.

Al analizar en las gráficas el comportamiento por semanas se evidencia que Cuba se encuentra ante un rebrote. La semana que concluyó (la 34) alcanza la misma cantidad de casos que la 16, del 12 al 18 de abril, donde más se diagnosticó.

Esto habla de una trasmisión con un promedio de casos de 52, 3 por día, aunque limitada a un número de territorios, a diferencia del mes de abril.

“En la actual semana se han diagnosticado 124 casos, con predomino de la capital. Esperamos continuar aplicando medidas encaminadas a disminuir el ritmo de transmisión de esta epidemia”, dijo.

Durante los últimos minutos de su intervención, De Armas Fernández precisó que hay 12 eventos abiertos en el país. De ellos 6 en La Habana, 3 en Artemisa y Pinar del Río, Matanzas y Camagüey, con un foco cada uno.

“La situación es compleja, debemos reiterar que las provincias que ya pasaron a la segunda etapa no se descuiden, pues solo el cumplimiento de las medidas nos permitirá controlar la expansión y transmisión de la enfermedad”, concluyó.

Cuba diagnostica la COVID-19 en 12 laboratorios de biología molecular

La Dra. Vivian Kouri, vicedirectora primera del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”.

En la actualidad Cuba tiene doce laboratorios de biología molecular encargados de realizar las pruebas de PCR en tiempo real para diagnosticar a un paciente con la COVID-19 en el país. De acuerdo a la Dra. C. Vivian Kourí Cardellá, Subdirectora Primera del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en su conjunto esos centros tienen capacidad para procesar más de 5 mil exámenes cada jornada.

De acuerdo a la especialista, estos lugares tienen su antecedente los 16 laboratorios de microbiología existentes en todas las provincias cubanas, aunque en 2016 fue que aparecieron los primeros especializados en la biología molecular. Con el objetivo de enfrentar el Zika, en aquel año abrieron sus puertas laboratorios en La Habana, Villa Clara y Santiago de Cuba. Ante la amenaza del nuevo coronavirus, esos lugares se sumaron ahora al IPK para realizar los diagnósticos.

Vivian Kourí explicó que la confirmación de una persona positiva al Sars-Cov-2 ocurre mediante una prueba PCR en tiempo real, capaz de detectar el genoma del virus en una muestra de exudado nasofaríngeo. “Para ello se utilizan dos PCR, porque si se detecta la presencia del genoma del virus en un paciente, se le repite el examen para buscar otro genoma y así tener la confirmación”, comentó.

“Este es un procedimiento que requiere altas condiciones de bioseguridad, así como un personal entrenado. Por lo general los resultados se obtienen durante el día, pero sí es una prueba que debe cumplir con todos los protocolos para asegurar la salud de los especialistas. Asimismo, a cada muestra se le asigna una numeración que se introduce en una base de datos”, apuntó.

Según la Subdirectora Primera del IPK, los especialistas cubanos que en febrero iniciaron las primeras pruebas recibieron capacitación en México por la Organización Panamericana de la Salud. Del mismo modo, los trabajadores de los otros centros del país también cuentan con la preparación necesaria para enfrentar la búsqueda de la COVID-19.

En su intervención la Dra. C. Vivian Kourí destacó que el país ha avanzado de cien pruebas en los primeros días a más de 5 000 en la actualidad, gracias a la incorporación de varios laboratorios existentes en la Isla. De cara a los próximos meses, los territorios de Isla de la Juventud, Matanzas, Ciego de Ávila y Holguín también contarán con sus laboratorios.

De igual modo, la científica recordó que cada una de las más de 300 000 pruebas de PCR realizada en Cuba está valorada en 50 dólares. En tal sentido, agradeció el apoyo del Gobierno al sector científico, así como la colaboración de la OPS, el Fondo Mundial o entidades como BioCubaFarma.

Finalmente, recordó que el laboratorio del IPK también funciona como centro de referencia y se encarga de la evaluación de los diferentes reactivos, las pruebas rápidas, los equipos para el diagnóstico o los hisopos dedicados a la recolección de muestras. En cada una de esas actividades, el rol de los jóvenes y las mujeres ha sido decisivo.

Distanciamiento social: Clave para frenar el virus

Para el Dr. C. Pablo Feal Cañizares, Director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del MINSAP, la responsabilidad individual y el autocuidado resultan elementos claves para frenar la expansión del nuevo coronavirus en el país. Aunque la presencia de varios candidatos vacunales habla de un escenario optimista en el futuro, todavía faltan varias semanas para conseguir un medicamento efectivo.

“El mayor número de casos reportados en los últimos días pertenece a jóvenes y a ciudadanos en edad laboral. Esas personas permanecen más tiempo en las calles y tienen el riesgo de llevar la enfermedad hasta sus hogares, donde se encuentran los niños u otras personas vulnerables”, comentó.

Ante la aparición de fiestas populares o aglomeraciones en piscinas y lugares públicos, el especialista resaltó la necesidad de cumplir todas las medidas básicas de aislamiento social, hasta ahora las únicas que han demostrado una verdadera efectividad.

En tal sentido, recordó la importancia de no quitarse el nasobuco y usarlo de forma correcta. Asimismo, enumeró el lavado de las manos, la desinfección de superficies y el distanciamiento físico como elementos vitales para evitar la propagación del virus.

Según Director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del MINSAP, también es importante acudir de inmediato al médico ante cualquier síntoma respiratorio, utilizar el pesquisador virtual, mantenerse informados y pedir ayuda ante el miedo o la ansiedad. “Son tiempos de disciplina, autocuidado y responsabilidad. Es hora de trabajar con unidad, solidaridad y humanismo”, concluyó.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.