Mayor desarrollo productivo que implique una relación directa en el empleo y salario

Sobre empleo, pensiones y salario se debate en el Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba

Sobre empleo, pensiones y salario se debate en el Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba

En el marco del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), las delegaciones que representan a la masa obrera en el cónclave ratificaron que el salario es una de las principales preocupaciones sindicales.

Tanto la capacidad de compra ante el listado de precios de la red minorista del país, como el destino de las políticas implementadas en torno al empleo y a la jubilación de los trabajadores, motivaron la atención de la magistral conferencia impartida por Margarita González Fernández, titular del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, durante la jornada inicial del magno evento, desarrollado en el Palacio de Convenciones de La Habana.

La situación es proporcional al difícil contexto político-económico al que está sometido Cuba, lo cual no ha sido pretexto para detener la búsqueda de soluciones. Esta realidad está circunscrita también a las condiciones desfavorables que las estadísticas demográficas y de ubicación laboral presentan hoy.

SITUACIÓN LABORAL DEL PAÍS

Según la Ministra, hasta 2018, Cuba presentaba una ocupación de 4 482 700 trabajadores; de ellos, 3 067 000 en el sector estatal y 1 415 700 en el no estatal. Además, el país registró una tasa del 1,7 % de desocupación.

Estas cifras denotan un crecimiento gradual de los trabajadores que se de­sempeñan en los sectores cooperativo y por cuenta propia, y responde a lo previsto por la máxima dirección del país, desde que inició la incorporación a este tipo de gestión en el año 2010.

La tasa de desocupados creció en 1 112 personas con respecto al año precedente. La titular del ramo expuso la cifra de 76 400 ciudadanos sin vínculo laboral, pero aclaró que estos números no representan al total de personas que, estando en la edad establecida, no estudian ni trabajan. Los que se hallan en esta situación, el 18 % alegó que no tenía interés en hacerlo.

Sobre este tema, la Ministra señaló que se estaban diseñando medidas para que los desvinculados, sin ser obligados, tengan la necesidad de trabajar y así, contribuyan a la economía nacional. En este sentido, los asistentes al Congreso se refirieron a la pertinencia de eliminar gratuidades para aquellos que no aporten a la sociedad.

INCORPORACIÓN AL EMPLEO EN 2018

Se ubicaron más de 134 000; el 93 % en el sector estatal y un 7 % en el no estatal.

 

Sobre este tema, la titular del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social explicó que algunos de los agravantes son la fluctuación laboral, que afecta puntualmente a las plantillas de cargos, así como la baja capacidad de ampliación en cuanto a plazas que genera el sector estatal, eje principal de nuestra economía.

Asimismo, la Ministra expuso una serie de causas por las cuales el grupo de personas en edad productiva presenta una tendencia al descenso. Mediado en parte también por la emigración, la propia fuente vaticinó que para 2021, el número de personas que se incorporarán a la actividad laboral será menor al total de los que salen de servicio; con vistas al 2030, la población en edad laboral, actualmente 7,1 millones, se reducirá a 6,3 millones.

Además, precisó que el promedio de edad del 61 % de los vinculados hasta 2019 es de 40 años, y no se garantiza el relevo a corto plazo de estas fuerzas.

SOBRE EL SALARIO

La Ministra también reconoció que la situación del salario representa uno de los problemas que impactan el empleo en Cuba.

Sobre el debatido tema, precisó que, hasta el balance de 2018, el salario medio del sector empresarial ascendió a 871 pesos, aunque 946 000 trabajadores y 1 005empresas alcanzaron un pago inferior a esta cifra. Refirió que el 14 % de los trabajadores reciben salarios menores o iguales a los 440 pesos.

La titular resaltó que es el sector presupuestado el segmento más golpeado por este concepto. La media, según informó, es muy similar a la del año precedente, 634 pesos, pero alcanza valores de 485 pesos en aquellos sectores que no han sido beneficiados por un aumento desde 2005. Asimismo, destacó algunos de los ramos favorecidos recientemente con un aumento en sus ingresos, entre ellos:

Aumento salarial a los trabajadores de la Unión Eléctrica que participan directamente en las actividades de operación y mantenimiento de la generación.

Sector del turismo.

Pago adicional para los trabajadores que se desempeñan en la perforación de pozos de petróleo.

Incremento en los ingresos de atletas de alto rendimiento, entrenadores y especialistas del deporte.

Alza en los pagos de los trabajadores de la Zona de Desarrollo Especial del Mariel.

Aumento salarial en el sector de la Salud.

En el cónclave, se manejó como proyección la importancia de una reforma salarial.

Sobre este tema, de máxima prioridad para el movimiento sindical cubano, se ha explicado que es necesario, más que un simple aumento, la mejora de la capacidad de compra, que solo puede alcanzarse cuando la economía del país logre estabilizar sus producciones.

APUNTES SOBRE LA SEGURIDAD SOCIAL

Actualmente la forma de promediar el pago a los pensionados se ha modificado con respecto al cálculo realizado anteriormente: se aplica el 60 % del salario por 30 años de servicio y se incrementa el 2 % por cada año que exceda los 30 años.

En el periodo 2008-2018, la pensión media ascendió en más de un 150 %.

Según las estadísticas sobre el envejecimiento y las tendencias en los últimos diez años, tanto los nacimientos como los arribos a la edad laboral se redujeron en 6 248 y 21 255, respectivamente; la esperanza de vida al nacer aumentó en un 0,48 y el porcentaje de población con 60 años o más creció en 3,4.

(Con información de Granma)

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.