Inicio » Adelantos

Hoy, el racismo sobre la mesa

23 Mayo 2014 6 Comentarios

Prestigiosos intelectuales cubanos po­nen sobre la Mesa el tema del racismo, hoy a las 7:00 p.m., por Cu­ba­visión, Cu­ba­vi­sión Inter­nacio­nal y Radio­ Ha­bana Cuba.

El Canal Educativo retransmitirá este programa al final de su emisión del día.

Bookmark and Share

6 Comentarios »

  • sadiel david duque dijo:

    Bueno este es un tema bastante polémico en la actualidad,soy un joven bloguero de guira de melena ,artemisa y quiero dejar mi opinion desde mi punto de vista,creo que en la actualidad hemos avanzado un poco y para bien en cuanto a la discriminacion racial,la sociedad cubana es tan diversa que ya esta fuera de lugar tener tabues y miedos,ahora,esto no significa que no exista pues aun se vive,tambien esta el racismo en cuanto a la homofobia,tema vigente y del cual se habla mucho ademas de que el avance y desarrollo actual estan como que transformando los ideales humanos y dando paso a la verdadera libertad de género,mi pregunta es¿que está haciendo el govierno e instituciones cubanas para apoyar toda esta serie de cambios que se efectuan a nivel mundial?¿que medidas adoptaran para facilitar la vida en cuanto a diversidad se habla?

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

    Advierto que existe un condicionamiento social y familiar de tan preocupante rezago. Evitemos, con educación, respeto y crecientes motivaciones por la igualdad, que en nuestro contexto se posicionen los racistas, sean confesos o solapados, . Seamos legítimos dueños de un pensamiento emancipador, y no esclavos de prejuicios enajenantes y peligrosos. La convivencia será digna y placentera cuando ni siquiera se asomen vestigios del racismo en el planeta.

  • Yami dijo:

    Ayer casualmente comentaba este tema con una amiga, llegamos a la conclusión de que pese a los esfuerzos que ha hecho esta revolución por disminuir las diferencias , cada dia la sociedad cubana es mas racista cada vez nos dividimos mas, cada vez los blancos miran a lo negros con mayor desprecio, y as su vez cada vez los negros se automarginan más; tal parece que los años de Revolución se nos han borrado de la memoria, pienso que a esto hay que buscarle bien el fondo y no lo que se ve a simple vista, en estos tiempos de que vale mas quien mas tiene……

    anécdota: entra esta amiga mía a una tienda y al pasarle por el lado a los dependientes estos están teniendo un conversación eminentemente racista, cuando ella se acercó con la buen educación que la caracteriza a preguntarle por un producto, ellos se petrificaron, pues se dieron cuenta que ella habia escuchado su conversación, pero ella fue mas inteligente que ellos, hizo su pregunta y se despidió con un Buenas tardes, y los libró de un mal momento, situación similar se dá en estos momentos en cualquier país del mundo y automáticamente serian despedidos si ella se hubiese quejado del incidente ante el dueño pues para ese por muy racista que fuera, el cliente es el cliente, y prefiere perder 5 empleados a perder un cliente.

  • shrug dijo:

    No somos racistas acaso cuando nos jactamos de tener a tantos negros/mestizos/mujeres en cargos estatales, y lo decimos con orgullo como parte de las estadísticas?

  • Antonio J. Martínez Fuentes dijo:

    La sociedad cubana contemporánea presenta, lamentablemente, manifestaciones de racismo, discriminación y prejuicios. El racismo en Cuba tiene una larga data que se remonta a la etapa colonialista, que hoy con otras características y en menor proporción se sigue reproduciendo.
    A pocos meses del triunfo de la Revolución, a finales de marzo de 1959, Fidel destacó que “El problema de la discriminación racial es, desgraciadamente, uno de los problemas más complejos y más difíciles de los que la Revolución tiene que abordar.”

    El racismo es un aspecto muy importante y necesario debatir públicamente, y nuestros medios y las instituciones educacionales, por ejemplo lo han ignorado casi totalmente. Nuestra Constitución en su Artículo 42, expresa que “La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley.

    En la Conferencia del PCC, celebrada en enero pasado fue aprobado el objetivo No. 57 que expresa: Enfrentar los prejuicios y conductas discriminatorias por color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y otros que son contrarios a la Constitución y las leyes, atentan contra la unidad nacional y limitan el ejercicio de los derechos de las personas.

    Precisamos de un programa de acciones que propicien la lucha contra las manifestaciones de racismo, discriminación, prejuicios, estereotipos, y sus formas de reproducción en todos los sectores de nuestra sociedad. La problemática racial cubana esta obligada a ser reflejada críticamente a través de los medios, en todos los niveles de educación, y debe formar parte de los proyectos de investigación de los centros que les corresponda y de nuestras universidades. Ello no propiciará el racismo como piensan algunos, pero al ignorar un problema si incentivamos su desarrollo. El cambio de mentalidad urge también en esta problemática y debe dejar ser un tabú su análisis y debate público.

    No basta con ser antirracistas, tenemos que ser activamente antirracistas, y además ser socialmente responsables en esta cruzada que urge emprenderse en nuestra sociedad.

    Antonio J. Martínez Fuentes
    Antropólogo

  • jorge ricardo conesa del río dijo:

    EL RACISMO NO ES UN PROBLEMA SOCIAL EN CUBA.
    ¡Conmoción! Racismo en Cuba. Esa fue la impresión que a no pocos compañeros nos produjo la intervención pública de algunos intelectuales cubanos en la Mesa Redonda, de un tema que fue abolido de un plumazo al triunfo de la Revolución. Me produciría el mismo efecto si se hablará de analfabetismo, como problema social en Cuba, después de la certificada abolición de este flagelo.
    He vivido desde los 9 años de edad en una sociedad donde blancos, negros, asiáticos e indios de todas las procedencias, y toda la amalgama racial que conforman la nacionalidad cubana han disfrutado sin distinción de los beneficios de la educación y la salud pública, del acceso al deporte y la cultura, y del derecho al trabajo y a la protección social que nuestro sistema ha proporcionado. He jugado, compartido, disfrutado, y estudiado con personas de todas las razas. Obtuve el título universitario en la Universidad de la Habana y mis antiguos compañeros de todos los tintes raciales son ahora especialistas de alto nivel en función de la sociedad. Ahora mismo beneficiados de los incrementos salariales en el ejercicio de la profesión como trabajadores de la salud, como lo fueron anteriormente los deportistas. No hay que decir que cuando se publicaron las escalas salariales sólo se hizo referencia al nivel profesional alcanzado, también a los rendimientos y a la complejidad de su puesto de trabajo. No he conocido ningún ejemplo de estigma racial para aspirar a cualquier cargo, ni hay ningún puesto laboral, administrativo, sindical o político que este limitado para un determinado color de la epidermis. Hoy mismo el presidente de la Asamblea Nacional, representante del pueblo es el paradigma de la integración racial plena a la vida política y social y del valor de los méritos para alcanzar cualquier cumbre.
    Cuba es antropológicamente diversa, la nacionalidad cubana tuvo sus orígenes en todos los continentes, no sólo en la Península Ibérica y África. Por lo mismo también es diversa en cultura, en su espiritualidad y en sus creencias religiosas. Reconozco que cada germen que nos dio origen vibra ahora en nosotros y la sociedad obtiene de cada estamento original una parte de sus ventajas biológicas y de su background cultural. Así es que los triunfos deportivos de nuestras atletas, en su mayoría negros cubanos, han podido alcanzarse en buena parte por la fuerza de sus músculos y piernas, y eso es herencia africana. El sabor de nuestros tambores en nuestras agrupaciones musicales, y grupos folclóricos se beneficia de la elevada proporción de nuestros descendientes africanos. Hay que reconocerlo, son buenos en el deporte y en la música. Muy buenos, recordemos a Esteban Brindis de Salas. Por lo mismo no es justo decir que ahora mismo hay un bolsón de discriminación racial para los antropológicamente blancos en el deporte cubano, ni existe tampoco para la música cubana, por el simple hecho que estadísticamente exista una proporción mucho mayor de negros que de blancos en estos espacios de la vida social cubana. Los chinos en Cuba han sido muy buenos cocineros por lo que no hay que asombrarse si en el barrio chino en la Habana los restaurantes nos ofrecen un plato típico servido por una descendiente de aquellos misteriosos y laboriosos hijos de la tierra del sol naciente. ¿Vestigios de racismo porque se prefiera allí a un descendiente chino como dependiente o cocinero en lugar a un descendiente de gallego?, ¡NO!
    Tampoco creó que nuestros respetables profesores panelistas cubanos de pura cepa, no hay lugar a dudas, pero en definitiva mulatos hispano afrodescendientes quieran renunciar al uso del idioma español sólo porque vino de la metrópoli esclavista para implementar el lenguaje de la parte africana de sus ancestros. Creo que estarían en una encrucijada porque sus ancestros españoles responsables de su atemperada negritud tendrían el derecho de reclamarles por racistas, y el Ministerio de Educación por enredarles la vida con un problema de comunicación mayúsculo. Por cierto no dijeron nada del supuesto “bolsón racial” en la música y el deporte.
    Cada uno de nosotros puede estar en desventaja sobre los demás para cualquier cualidad, belleza, fuerza, inteligencia, tenacidad, destreza, espiritualidad, economía etc. y eso da lugar a que los demás nos vean de una forma, incluso que algunos nos prefieran, aunque a nosotros nos gustaría que nos vieran de otra. Pero eso no nos hace víctima de discriminación racial porque la sociedad te esta dando todas las oportunidades y no te cierra ninguna puerta. La integración racial hacen que afloren las diferencias del biotipo, por que ¿Qué quieren? no podemos deshacernos de nuestro genotipo, somos como somos. Mi fenotipo es de un árabe pero no aparece ninguno en mi árbol genealógico, quizás hace 500 años cuando los moros y cristianos vivieron juntos en España dejaron su impronta en mis raíces. Se que eso puede ser un problema si viajo al exterior pero nada puedo hacer… No nos pongamos tristes porque las mujeres no nos miren igual por ser bajitos, ni se molesten las mujeres porque tengamos preferencia por las robustas, de cualquier color. No es por racismo es por selectividad, es por una condición natural del ser humano de escoger lo que prefiere. Lo que sucede en Cuba como en cualquier sociedad es que el cubano es muy burlón y aquellas personan que van con el complejo de que son bajitas, o gorditas, o blanquitas, o no tan blanquitas, o mas oscuritas sufren con nuestra idiosincrasia porque cada vez nos respetamos menos unos a otros y le sacamos punta a todo para pasar el rato, o para herir a alguien que nos cae mal.
    Veo muy peligroso para una Cuba que en la diversidad busca la unidad que se este promocionando la filosofía de beligerancia y el enfrentamiento contra un racismo que es mas virtual a los ojos de algunos, que real. A partir de la divulgación reiterada de este tema tan cogido por los pelos, muchas personas que nunca antes en más de 55 años habían oído hablar del racismo en Cuba están prestando atención y dando por cierto la existencia del racismo, y lo más peligroso es que se afilien a él. Evitemos la confrontación.
    Creo que personas tan ilustres como los panelistas, de todas las razas, colores y credos deberían utilizar su influencia en los medios para mejorar el acceso y la integración de todos los estratos y manifestaciones en una cultura nacional antropológicamente más rica, armónica y funcional, y en el respeto por las diferencias, que son muchas y no precisamente raciales.

    Dr. Jorge Ricardo Conesa del Río
    Médico Especialista de 2º Grado en Nutrición. Diabetologo. Profesor Auxiliar. Investigador Adjunto del CITMA

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.