Inicio » Mesa Redonda

La solidaridad pone a Cuba en un plano trascendental

24 Enero 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

La solidaridad, ese valor que distingue a la especie humana, se convirtió, con el triunfo del primero de enero, en uno de los rasgos principales de la sociedad cubana. Esa dimensión, que alcanzó una expansión singular, dio a Cuba un carácter especialísimo como nación, y la puso además más cercana al mundo desde un plano trascendental.

No es una definición grandilocuente, es la línea bocetada por un pueblo que apartó de su subjetividad la estratificación marginal y se reacomodó bajo otras lógicas de convivencia… más sensibles, más ajustas a su idiosincrasia.

Sobre esa verdad discursaron los invitados a la Mesa Redonda de este viernes, quienes coincidieron en que se trata de una ganancia que no podemos mancillar o dejar quebrar por su antítesis.

El Premio Nacional de Periodismo, José Alejandro Rodríguez, fue enfático al destacar que sí, que Cuba se ha caracterizado por ese valor, y que nadie puede olvidar que hoy el principal ingreso en divisa que recibe este país se debe a la actitud solidaria de no pocos hombres y mujeres que han llegado a los lugares más insospechados a salvar, desde la medicina o la educación. “Sin embargo, lamentablemente no todos predicamos, todos los días, la solidaridad, y a veces las propias precariedades económicas nos han hecho olvidar al otro y han deteriorado nuestros valores”.

Sobre el alcance de la ayuda de Cuba, desde el sector de la Salud, a otros países, se refirió, vía telefónica, la viceministra del ramo, Marcia Cobas, quien argumentó que con la propia Misión Milagro se han operado de la vista más de medio millón de personas, desde 2004 hasta la fecha, y precisó que en Cuba existen casi 7 médicos por cada mil habitantes.

El antropólogo Antonio Martínez insistió en que no damos lo que nos sobra, sino que compartimos lo que tenemos. “Ofrecemos solidaridad a cambio de solidaridad”.

Para José Alejandro, el cubano es esencialmente solidario, y una muestra de ello es que cuando alguien se cae y enseguida va otro a socorrerlo. En 2013, justamente, el hombre del año en Brasil fue un médico cubano, un doctor que se llama Juan Delgado. “Pero, comentó, sí existen casos en los que los fenómenos socioeconómicos han llevado a que las personas maltraten a sus iguales”.

El también columnista de Juventud Rebelde, consideró oportuno reconocer a los médicos que laboran en Cuba, “que merecen un gran monumento”.

La joven periodista Leticia Martínez advirtió que a veces no nos ponemos en el lugar del otro. Y como propuesta para que estas cosas no se den, habló de la importancia de la educación.

El catedrático Antonio Martínez, sobre el déficit de solidaridad que no pocas veces sufrimos, alegó que ninguna sociedad es homogénea, y que en un mismo país pueden darse muestras de grandes entregas como de grandes egoísmos. “Este deterioro es un elemento que tenemos que seguir repensando”, sostuvo.

Para Leticia, que justamente se ponga sobre la Mesa un tema como el de la solidaridad, es un indicativo de que es importante no darle la espalda a un asunto como este.

En opinión de José Alejandro, tampoco se puede olvidar la solidaridad en las instituciones, y cómo es muy frecuente que lo diseñado para servir a los ciudadanos se menoscabe y se altere esta relación. “Hay que cuidar a la solidaridad, y no dejar que el virus de su contrario deje a las personas desvalidas y desatendidas. Hoy muchas entidades no practican esta devoción, y mire usted qué paradoja, en un país que ha diseñado su sistema para que el ciudadano sea lo más importante de la República”.

Leticia Martínez consideró que no podemos agobiarnos por las muestras insolidarias, ni seguir esa cadena, porque sino estaríamos reproduciendo un problema.

Para José Alejandro Rodríguez, la clave está en el signo matemático de sumar, por encima de las diferencias. “Es importante que cada quien tenga un espacio y se sienta dueño de este país, porque ese sentimiento de inclusión también tiene una dimensión solidaria. Este es un pueblo con grandes reservas de solidaridad, y una muestra de ello se ha comprobado en la sección Acuse de Recibo, en la que han salido casos de personas necesitadas, y han sido muchos los que han vibrado con su problema y se han brindado para ayudar”.

La solidaridad, ese valor que distingue a la especie humana, fue el tema que se abordó por los invitados a la Mesa Redonda de este viernes, quienes coincidieron en que se trata de una ganancia que no podemos mancillar o dejar quebrar por su antítesis.

En 2013, justamente, el hombre del año en Brasil fue un médico cubano, un doctor que se llama Juan Delgado.

El catedrático Antonio Martínez, sobre el déficit de solidaridad que no pocas veces sufrimos, alegó que ninguna sociedad es homogénea, y que en un mismo país pueden darse muestras de grandes entregas como de grandes egoísmos.

Para José Alejandro, el cubano es esencialmente solidario, y una muestra de ello es que cuando alguien se cae y enseguida va otro a socorrerlo.

La joven periodista Leticia Martínez advirtió que a veces no nos ponemos en el lugar del otro. Y como propuesta para que estas cosas no se den, habló de la importancia de la educación.

Imagen de previsualización de YouTube

La solidaridad, ese valor que distingue a la especie humana, se convirtió, con el triunfo del primero de enero, en uno de los rasgos principales de la sociedad cubana. Esa dimensión, que alcanzó una expansión singular, dio a Cuba un carácter especialísimo como nación, y la puso además más cercana al mundo desde un plano trascendental.

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.