Inicio » Mesa Redonda

¿Al rojo vivo lo establecido para la cocción?

3 Abril 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

A la política de cocción de alimentos que se diseñó y despliega en el país dio seguimiento la Mesa Redonda de este jueves, que contó con la participación de directivos de los Ministerios del Comercio Interior, de Industrias y de Energía y Minas, así como con la presencia de funcionarios del Banco Central de Cuba.

Mirurgia Ramírez, del Mincin, expuso que los planteamientos de los oyentes coinciden con las evaluaciones que ha hecho su organismo sobre las principales debilidades que afrontan en esta dinámica. Argumentó que la estabilidad de las piezas de repuesto y las ilegalidades con el uso de estas son los dos ángulos más problémicos que afrontan.

Reconoció que hubo un desequilibrio con los suministros en los primeros 3 meses de este año con las piezas para reponer y dar mantenimiento a los equipos de cocción, lo cual comenzará a estabilizarse a partir del 15 de abril. “También será muy importante que este esfuerzo que hace el país llegue a todos los niveles, porque hemos comprobado que en otras ocasiones se quedan las piezas en la provincia y no llegan a los municipios o consejos populares, cuando se diseña para que lleguen a todos los talleres”.

El Mincin cuenta hoy con unos 600 talleres, a los cuales se les pondrá unos 56 millones (sumando lo invertido en 2013 y lo que se le pondrá este año), con el objetivo de que estén las condiciones creadas para la reparación y mantenimiento de los equipos eléctricos. Por ello no puede haber incoherencias entre las prioridades que se le da a este programa y su feliz concreción.

Convocó igualmente a las organizaciones de masas a que los acompañen en la lucha contra las ilegalidades, y a que cualquier problema se conozca con rapidez para darle solución cuanto antes.

Adriana Barceló, del Ministerio de Industrias, comentó que hay un programa de desarrollo para piezas de repuesto, a partir del cual se han identificado 46 componentes que podrían satisfacerse con la industria nacional. “Se están desarrollando sus moldes, se importan las materias primas y en otros casos ya se producen en la Inpud de Villa Clara. En el caso de las resistencias, ya hay una cifra cuantiosa se produce diariamente”.

“Ahora, dijo, se concentra la producción en hornillas eléctricas, por poseer estas el mayor índice de roturas y ser el corazón de la cocina. El país tiene una capacidad de producción de 1 millón de unidades, y se están elaborando diariamente unas 2 mil, en tres turnos, en la capital.

La vicetitular del Mincin, Bárbara Acosta, se refirió a que sobre el mes de agosto comenzará a venderse en la red minorista las cocinas de inducción, para lo cual también se concibió la política crediticia.

Actualmente unos 471 establecimientos de Cimex, según Bárbara Acosta, ofertan artículos de cocción. Sobre las 87 000 unidades, dijo, ha rondado la cifra que se han puesto en los establecimientos y se prevé aumentarlos a más de un millón 600 mil, por la alta demanda que tienen.

Orlando López, directivo del Banco, hizo énfasis en que con los créditos lo que se busca es facilitar la capacidad de compra de los cubanos, de forma tal que puedan acceder al producto sin mayores contratiempos. “Para ello se ha capacitado a toda la red de oficinas bancarias, para que puedan ofrecer este servicio”.

Atendiendo a las llamadas de los televidentes, en el espacio se precisó que la venta de gas liberado se extenderá a otros territorios del país cuando haya mayores condiciones para ese despliegue, que se ha favorecido en las capitales provinciales de más densidad poblacional: La Habana y Santiago de Cuba, y donde existía ya una infraestructura que lo permitía.

En el 2012 fue aprobada la política para la garantía de la cocción de alimentos en el país, que se propone conjugar los Lineamientos 249 y 250, basados en la eficiencia en los servicios de mantenimiento de los equipos eléctricos de cocción y en la venta liberada de combustible doméstico a precios no subsidiados.

Actualmente más del 60 por ciento de los hogares cocinan con electricidad y se piensa mantener esta matriz energética, porque es la menos costosa para la nación, y en ese propósito se han considerado como las tareas más estratégicas la garantía de la reparación a corto plazo de los equipos eléctricos, desplegar una política de reposición gradual de los equipos, establecer la venta liberada de gas licuado y diversificar las opciones en la venta de equipos de cocción.

En la Mesa Redonda Directivos de los Ministerio de Energía y Minas, el Ministerio de Industrias, el Ministerio de Comercio Interior y el Banco Central de Cuba respondieron a las preguntas y opiniones de la población sobre la política para la cocción en Cuba y sus perspectivas.

Mirurgia Ramírez, del Mincin, expuso que los planteamientos de los oyentes coinciden con las evaluaciones que ha hecho su organismo sobre las principales debilidades que afrontan en esta dinámica.

La vicetitular del Mincin, Bárbara Acosta, se refirió a que sobre el mes de agosto comenzará a venderse en la red minorista las cocinas de inducción.

Adriana Barceló, del Ministerio de Industrias, comentó que hay un programa de desarrollo para piezas de repuesto, a partir del cual se han identificado 46 componentes que podrían satisfacerse con la industria nacional.

Orlando López, directivo del Banco, hizo énfasis en que con los créditos lo que se busca es facilitar la capacidad de compra de los cubanos, de forma tal que puedan acceder al producto sin mayores contratiempos.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.