Inicio » Mesa Redonda

Sindicalistas del Mundo en La Habana

3 Mayo 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

El VI Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA) acaba de poner luz, desde La Habana, sobre el movimiento obrero regional. Un espacio en el que más de 1 700 participantes debatieron sobre acciones comunes vinculadas a la unidad y la integración.

Por ello la Mesa Redonda de este 3 de mayo se propuso transmitir el espíritu de lo analizado desde el Palacio de Convenciones. Raymundo Navarro, secretario de Relaciones Internacionales de la CTC de Cuba, explicó que el evento sesionó en cuatro comisiones, en las que se profundizó en los diversos aspectos de la crisis mundial y el fortalecimiento del movimiento sindical, entre otros aspectos.

“No conversamos sobre las cosas que nos dividen, sino sobre la que nos une. Y sobre todo se hace hincapié en cómo evitar fracciones en el movimiento sindical. Este es un asunto singular, porque hay países en los que hay hasta 17 centrales sindicales nacionales, porque el capitalismo maneja el concepto de divide y vencerás, y se maneja la falsa filosofía de que con más centrales sindicales hay más democracia”, enfatizó.

Nos hemos propuesto, dijo, ver con detalle lo que está pasando con el movimiento sindical en nuestra América. Porque nos unen raíces históricas, y ahora la unidad se consolida en medio del contexto favorable de integración en la región.

Lesbia Amézquita, del Consejo Público del Movimiento Sindical Indígena y Campesino de Guatemala, ahondó en que viene de un país que tiene una situación muy difícil en cuestión de derechos humanos. “De 2007 a la fecha hemos tenido más de 60 asesinatos de dirigentes sindicales. No tenemos posibilidades de crear sindicatos de industrias, ni gremiales. Tenemos que tener autorización patronal para poder crear sindicatos, y solo son posibles en el sector empresarial”.

Este problema en la configuración de los sindicatos  se refleja en el 30 por ciento de analfabetismo que hoy tenemos, en que el 50 por ciento de las mujeres no tiene acceso a garantías de salud durante el parto y en fin… tenemos más del 50 por ciento de pobreza. Venir a un encuentro de este tipo no solo significa solo un gran esfuerzo, sino que corremos el riesgo de ser encarcelados.

Pero venimos a Cuba a buscar esperanza.

Añadió que “hemos visto un pueblo con dignidad. Hemos podido ver con nuestros propios ojos el amor con el que se entregan los cubanos al trabajo. Por ello no solo los admiramos, sino que nos unimos a sus luchas y condenamos el brutal bloqueo que se les impone, vamos a hacer todas las acciones para romper con esta realidad”.

En sus palabras enfatizó en que esta Isla es un ejemplo, sobre todo en este momento de crisis mundial. “Queremos tener los indicadores de Salud y Educación que tiene Cuba. Nuestra principal lucha es cambiar la manera en que se concentra el capital en Guatemala”.

Ante la interrogante de por qué corren el riesgo y se exponen a la hora de crear un sindicato como el que han hecho, la panelista precisó que en Guatemala “los trabajadores pensamos que no podemos perder nada más. No tenemos acceso a ningún servicio del Estado. Se ha privatizado el mismo Estado. La iniciativa privada gana. Estamos convencidos de que solo la unidad de la clase trabajadora va a cambiar la situación del país. Y esta es la alternativa para encontrar soluciones”.

Como el ESNA no es solo un encuentro de organizaciones de la región, sino un encuentro de sindicalistas clasistas comprometidos con hacer las transformaciones que precisan los trabajadores,  Abdulah Motoya, secretario general del Sindicato de la Aviación de Nigeria, se refirió a la trascendencia de la solidaridad. “Todo el mundo sabe que la relación de Cuba y África data de hace más de cuatro siglos. Desde esa fecha hasta la actualidad, hemos tenido hermanamientos tan fuertes como que este país ha ayudado a la independencia de África. Es una relación de humanidad. Somos hermanos. Como se dice acá siempre, el que no tiene de Congo tiene de Karabalí. Esa realidad nos une mucho a Cuba”.

Manifestó que Cuba ha logrado en áreas muy importantes resultados muy valiosos y dignos de admiración. “Y hoy mismo el poder imperial, con su bloqueo, impide que otros países puedan recibir el apoyo de esta Isla. Por eso el bloqueo no es solo contra Cuba, sino contra todos los países oprimidos. Este país tiene disposición de apoyar a otras naciones, y no puede, por el bloqueo. Por ello la lucha contra esto debe ser de todo el mundo y no solo los cubanos. Principalmente los del Tercer Mundo estamos obligados a estar con este país. Por ello en Naciones Unidas, Nigeria tiene el deber de acompañarlos”.

“Para nosotros, dijo, cualquier gasto para poder llegar aquí no es significativo, porque es una obligación la que tenemos de estar junto a nuestros hermanos. Venimos más de cien personas para celebrar el Primero de Mayo, porque en Nigeria pretendemos enseñar el mundo”.

Ana Pires, del Consejo Nacional de la Confederación General de los Trabajadores Portugueses, explicó que en su país se ha retrocedido mucho. “Tenemos unos fuertes niveles de pobreza, en particular afecta mucho a los infantes. Esto es fruto de  un nivel de desempleo altísimo”.

Compartió que era muy importante venir a un encuentro como este porque sobre los procesos progresistas hay un silenciamiento total. “Hay que ir a Telesur para ver una información fidedigna. Para mí ha sido extraordinario vivir este Primero de Mayo de Cuba, ver algo así como lo que se vive es muy favorable. Por eso hay que acercarse y vivir más de cerca esta realidad para no quedarnos atrapados en las mentiras que se dicen”.

La Mesa Redonda se propuso transmitir el espíritu de lo analizado en el VI Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA) desde el Palacio de Convenciones.

Raymundo Navarro, secretario de Relaciones Internacionales de la CTC de Cuba, explicó que el evento sesionó en cuatro comisiones, en las que se profundizó en los diversos aspectos de la crisis mundial y el fortalecimiento del movimiento sindical, entre otros aspectos.

Lesbia Amézquita, del Consejo Público del Movimiento Sindical Indígena y Campesino de Guatemala, ahondó en que viene de un país que tiene una situación muy difícil en cuestión de derechos humanos.

Ana Pires, del Consejo Nacional de la Confederación General de los Trabajadores Portugueses, explicó que en su país se ha retrocedido mucho.

Abdulah Motoya, secretario general del Sindicato de la Aviación de Nigeria, se refirió a la trascendencia de la solidaridad.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.