Inicio » Mesa Redonda

Los Cinco son una causa común

27 Junio 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

Por primera vez el caso de los Cinco entra en el radar de la opinión pública estadounidense, estas palabras, dichas por el abogado José Pertierra, son síntesis del impacto de lo logrado por la III Jornada de Solidaridad Cinco Días por los Cinco, que tuvo lugar este año en Washington, y sobre la que se hizo un balance en la Mesa Redonda de este viernes, que se centró en los nuevos frentes que tendrá la lucha por el regreso de los antiterroristas cubanos.

Fernando González, Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), se detuvo en la nueva responsabilidad que asume, la cual considera  un honor porque le permitirá no solo defender más la solidaridad hacia Cuba y de Cuba con el mundo, sino que será un espacio de batalla cotidiana por el regreso de sus otros tres hermanos.

“Formo parte ahora de una institución que ha contribuido de manera significativa a toda la lucha que en los últimos 16 años se ha desarrollado por la Libertad por los Cinco. Creo podré hacer una contribución modesta en la lucha por la liberación de mis otros tres hermanos, con quienes he compartido momentos determinantes de nuestras vidas”.

Sobre el recorrido reciente que hiciera por las provincias de Santiago de Cuba y de Guantánamo, dijo que fue impactante. “Ver lo que está haciendo el Partido y el Gobierno en ambos territorios es sorprendente. Yo pensé encontrarme provincias con amplios estragos por el huracán Sandy, y todo está muy ordenado… Estuvismos con estudiantes universitarios, con combatientes, y siempre vimos un fervor revolucionario tremendo. Fue muy enriquecedora la experiencia.

“Yo sé que después de tantos años viendo a una persona en una lámina, en un póster y de pronto verlo de carne y hueso, es impactante, pero este intercambio también me enriquece mucho a mí. Yo sé que las personas no están viendo a Fernando, sino que ven en mí a los Cinco. Aproveché sobre todo la posibilidad de poder agradecer, agradecer profundamente ese esfuerzo que ha hecho nuestro pueblo por nuestro regreso”.

Además de las visitas a los centros de producción y los servicios, para Fernando fue muy importante el encuentro espontáneo con jóvenes y con el pueblo en general. “Me impresionó ver a tantos jóvenes en diferentes frentes del desarrollo y la defensa del país. Es muy agradable verlos en tantas responsabilidades. Fui, por ejemplo, al Cabo de San Antonio y me encontré con un grupo de combatientes sumamente jóvenes, dirigidos por oficiales de mi generación y allí están cumpliendo misiones de gran sensibilidad.  Los jóvenes están incorporados a los esfuerzos que hace nuestro pueblo, y lo hacen con un compromiso admirable”.

Destacó los intercambios en la calle, donde no han faltado los abrazos y el cariño, “por eso quiero llevarles de la manera más fidedigna posible a los tres hermanos que aún están presos eso que yo estoy viviendo. Lo que ha predominado es la espontaneidad y yo trato de reciprocar tanta hermandad. Han sido experiencias muy intensas”.

Sobre la Jornada de Solidaridad por los Cinco en Washington, precisó que tuvo una gran repercusión, y que expresó además madurez en su desarrollo y organización. “Se demostró con este encuentro mucha capacidad movilizativa y estuvo en un nivel muy superior”.

Fernando comentó que “tenemos que comenzar a organizarnos para la próxima y tenemos que pensar que nos quede mejor. Creo que siempre se puede hacer algo más efectivo, aunque esta nos haya puesto la varilla tan alta. Nos da mucha energía que pasen cosas como estas”.

Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, precisó que la Jornada se inscribió en un cotexto político muy importante de Estados Unidos. “Hay un sector de poder, que abarca a un abanico muy interesante, que reconoce que debe darse un cambio en las relaciones Estados Unidos-Cuba, que se puede superar de alguna manera lo que ha ocurrido en estos más de 50 años. Sobre la política hostil y fracasada contra Cuba se habló en esta Jornada que defendió la liberación de Gerardo, Ramón y Antonio”.

Explicó que se realizó una conferencia de dos días, previa a la manifestación frente a la Casa Blanca. Esta conferencia, que llevó por nombre Por una nueva era de las relaciones Estados Unidos-Cuba, tuvo una perspectiva de esperanza. “Este encuentro fue muy importante, porque para que cambie este escenario entre Estados Unidos y Cuba hay que superar un enorme problema, que tiene una solución de buena voluntad entre las partes y que es la liberación de estos tres hombres que injustamente cumplen cadenas tan grandes”.

Desde el primer día, dijo Graciela Ramírez, se dio una conferencia extraordinaria, que fue cubierta por una cantidad de medios que no imaginamos. “Nos dimos cuenta de que las carpetas con información para los medios no alcanzaban.  Cinco Días por los Cinco fue tremendo, por ello queremos traducir todo lo que se dijo en Washington. A la manifestación le precedió algo lindísimo, que fue un bicicletazo por las calles y avenidas de Washington, y fuimos unas 500 personas a reclamar frente a la Casa Blanca. Fue algo hermoso, con mucha energía”.

Nacyra Gómez, miembro de la Conferencia Cristiana por la Paz, quien ha acompañado estas jornadas desde la iglesia, expresó que “hemos querido dar nuestra voz profética frente a la justicia. Desde la plataforma interreligiosa hemos buscado la manera de apoyar en toda esta lucha tan trascendental. Hemos hecho acciones para concientizar sobre la necesidad de que estos hombres estén junto a los suyos cuanto antes”.

La Mesa Redonda analizó el real impacto en la sociedad norteamericana de las acciones solidarias desplegadas durante la jornada Cinco días por los Cinco.

Fernando González, Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), se detuvo en la nueva responsabilidad que asume, la cual considera un honor porque le permitirá no solo defender más la solidaridad hacia Cuba y de Cuba con el mundo.

Sobre la Jornada de Solidaridad por los Cinco en Washington, precisó que tuvo una gran repercusión, y que expresó además madurez en su desarrollo y organización.

Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, precisó que la Jornada se inscribió en un cotexto político muy importante de Estados Unidos.

Nacyra Gómez, miembro de la Conferencia Cristiana por la Paz, quien ha acompañado estas jornadas desde la iglesia, expresó que “hemos querido dar nuestra voz profética frente a la justicia.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.