Inicio » Mesa Redonda

A las cosas que son feas…

15 Agosto 2014 4 Comentarios

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

No pocos paisajes urbanos del país escapan al problema de los microvertederos. Pareciera como si nos hubiéramos acostumbrado a vivir con lo feo, lo mal hecho o con esa compleja tendencia de asumir que ese asunto no es de nadie o de alguien cuyo rostro se desdibuja bajo el paraguas de la irresponsabilidad y la desidia.

Los hilos de ese difícil entramado se movieron en la Mesa Redonda de este viernes,  con interrogantes que apuntaron a sus más espinosos ángulos: ¿Cómo impacta la higiene pública en nuestra salud?, ¿dónde están las raíces de este fenómeno?, ¿sobre quiénes descansa la responsabilidad de que se repitan estas escenas donde reina la basura, la fetidez y los riesgos epidemiológicos?

Para el premio nacional de Periodismo, Luis Sexto, los microvertederos son una obra de inconsciencia plural, porque la higiene es un asunto de todos y es un problema que atender en lo particular.  Afirmó que cuando se observa esta tendencia, es porque hay una falta de armonía en la responsabilidad compartida que tenemos todos los ciudadanos.

Isabel Hamze, representante del Gobierno Provincial en La Habana, una de las urbes marcadas con más fuerza por esta indisciplina, argumentó que entre las causas se encontraba que en la capital era necesario tener 20 mil contenedores, y que solo se contaba con 1 600, además de que no se dispone de todos los camiones colectores de basura y son insuficientes otros recursos.

En su intervención, reconoció que estas expresiones no solo obedecían a factores objetivos, sino que no todos compartimos los mismos niveles de responsabilidad, y hay quien estando el contenedor arroja los desechos fuera, o peor, crea microvertederos en cualquier lugar.

Arleen Rodríguez, coordinadora y conductora de este espacio, sostuvo que también estaba faltando rigor en la exigencia, y que las acciones indebidas tenían responsables a quienes se les debía sancionar o multar.

Su criterio estuvo apuntalado por las múltiples llamadas y comentarios que en la web hicieron los seguidores de la Mesa Redonda, quienes insistieron en que el problema se replicaba porque las autoridades competentes no son lo suficientemente severas frente a estas infracciones, por ello no es poco usual que se arrojen en cualquier parte los desperdicios, lo mismo desde la ventanilla de un carro, que en el lugar donde se consume algo.

También la audiencia coincidió en que había descuido, irresponsabilidad y falta de conciencia ambiental entre los cubanos, y mal trabajo a la hora de afrontarse este asunto. Además se expresó que si era cierto que se cometían acciones vandálicas con los tanques  de basura, ello no podía quedar impune.

En este espacio, igualmente se cuestionó que pudieran existir consultorios del médico de la familia cerrados con unas condiciones higiénicas desfavorables, lo que genera lecturas contradictorias con el encargo social que tienen. A lo que Carilda Peña, representante del Minsap, respondió que se revisaría y atendería ese problema.

La funcionaria comentó que la población debía ser cuidadosa también con la higiene en sus viviendas, e hizo énfasis en que el Ministerio con todas sus estructuras se preocupaba por la concientización de los problemas epidemiológicos que producen estas nocivas conductas, al tiempo que era uno de los actores principales en el enfrentamiento a los vectores y las enfermedades derivados de estos.

Vladimir Sauri, miembro del secretariado de los Comités de Defensa de la Revolución, compartió que la organización había visitado más de 11 mil familias en el país con el propósito de hacer un trabajo educativo y preventivo frente a este mal, y resaltó que este era un asunto que no podía superarse con campañas sino con sistematicidad y concertación de todas las partes.

Por su parte, Isabel Hamze destacó que era importante mantener el control, la exigencia y un trabajo orgánico para que no proliferara este problema que daña la salud y el medio ambiente. Asimismo reconoció el esfuerzo de unas 17 800 personas que en la ciudad se dedicaban al trabajo de Comunales, una de las labores menos atractivas.

En opinión de Luis Sexto, tampoco lograremos nada si esperamos a disponer de todos los recursos para el enfrentamiento de este mal, si cuando ello ocurre la ciudadanía tiene totalmente deformados sus valores, por ello insistió en el peso de la labor educativa.

En la Mesa Redonda funcionarios de gobiernos locales, de Salud y de los CDR, compartieron reflexiones con periodistas que pusieron La higiene comunitaria sobre la Mesa.

Para el premio nacional de Periodismo, Luis Sexto, los microvertederos son una obra de inconsciencia plural, porque la higiene es un asunto de todos y es un problema que atender en lo particular.

Carilda Peña, representante del Minsap,comentó que la población debía ser cuidadosa también con la higiene en sus viviendas, e hizo énfasis en que el Ministerio con todas sus estructuras se preocupaba por la concientización de los problemas epidemiológicos.

Vladimir Sauri, miembro del secretariado de los Comités de Defensa de la Revolución, compartió que la organización había visitado más de 11 mil familias en el país con el propósito de hacer un trabajo educativo y preventivo frente a este mal.

Por su parte, Isabel Hamze destacó que era importante mantener el control, la exigencia y un trabajo orgánico para que no proliferara este problema que daña la salud y el medio ambiente.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

4 Comentarios »

  • Gonzalo Rubio Mejías dijo:

    Estamos ante un tema transcendental que afecta la sostenibilidad de nuestra sociedad; la suciedad es causa y condición de las indisciplinas sociales, de la desidia y de la anomia de los ciudadanos; tiene que ver con el consenso político entorno a nuestro proyecto social; afecta los sentimientos estéticos de la población y sobre todo de los ejecutivos, decisores y políticos; afecta la salud de los ciudadanos; afecta la educación de los jóvenes y niños; afecta la imagen urbana y por esa vía nuestro patrimonio cultural tangible e intangible. De manera que tiene que ver desde diferentes aristas con el crecimiento económico y el desarrollo integral (calidad de vida) de nuestra sociedad.
    Entonces no es descabellado preguntarse, ¿Por qué el gobierno no hace pronunciamientos estratégicos al respecto? ¿Cuáles son las ideas estratégicas para resolver tan insólito problema? ¿Qué piensa hacer el Gobierno, por qué no se pronuncia públicamente y dicta las acciones estratégicas y tácticas?

  • Marlene dijo:

    No se que podra hacer el govierno, me imagino que se necesita un poco de financiamiento para comprar los latones de basura porque esa modalidad que se usa en provincias como Sancti Spiritus, los llamados supiaderos que son tres paredes de mamposteria para tapar la visibilidad del basurero pero que al pasarle serca el mal olor te mata no es lo ideal, creo que el problema se resuelve cuando se enfrente sin tapujos y que sea la mesa redonda la que lo lleve etre sus temas mas importantes periodicamente como lo hiso el viernes magistralmente conducido por Arlen, creo que ese empuje no lo van a soportar los responsables que no es todo el mundo como dijo alli la panelista creo que de salud. esos son los que tienen que ponerse las pilas, salud y comunales.

  • Gonzalo Rubio Mejías dijo:

    Sobre el financiamiento, bien que el Gobierno puede introducir cambios estratégicos tales como:
    - Diseñar un sistema de trabajo para la recogida de residuos, que garantice alcanzar y sobre pasar la vida útil de los recursos materiales puestos a la disposición de este sistema: depósitos de basura, contenedores, vehículos automotores, etc., que son víctimas de sus malas manipulaciones y de falta de protección física de los mismos.
    - Pudiera adoptar que el sistema de trabajo sea desempeñado por entidades empresariales y NO por unidades presupuestadas; las empresas pueden crear un sistema de motivación entre los operadores de la limpieza mucho mayor que las unidades presupuestadas, sobre todo si son empresas perfeccionadas de verdad; empresas con estructuras colaborativas y no jerárquicas; en esto las cooperativas pudieran dar una buena respuesta, democrática y ágil respuesta.
    - El Estado no tiene porque asumir toda la carga financiera en la construcción del servicio de retirada de residuos y limpieza de las aéreas urbanas; las entidades de gestión estatal y privadas radicadas en las distintas localidades (Consejos Populares, etc.) pudieran pagar bien y sin subsidio el servicio que reciben de retiro de sus desechos, de los que generan sus actividades productivas o administrativas; ese es un gasto que debe en su totalidad formar parte de sus tecnologías de fabricación o prestación de servicios; la retirada de los residuos es inherente al desempeño laboral de cualquier entidad, por tanto debe formar parte de sus costos, no del costo de la administración pública.

  • Francisco dijo:

    Hola!
    Me detengo a pensar que mientras se acusa la decencia del cubano, la ineficiencia, la negligencia, la indolencia de quienes tienen la responsabilidad de mantener la ciudad limpia y organizada, quedan impune, y digo esto porque en reiteradas ocasiones he vivido muy de cerca la desdicha de tener un gran vertedero de basura cerca de mi casa, lleno de vectores y roedores altamente peligrosos para la salud de mi familia donde hasta dos bebe ya gritan por el mal olor, hasta cuando vamos a seguir tapando el sol con un dedo y echándole la culpa a quienes no son los verdaderos responsables, hasta cuando vamos a echarle la culpa a la gente de la mala organización e ineficacia de la gestión empresarial o estatal, vivimos hace mas de 40 años dentro de estos males que están purificando la sociedad, la prensa acusa al pueblo y a la vez hunden la verdad de las cosas para tapar la realidad, a caso la prensa no es parte también del pueblo, no solo de la basura y vertederos se acusa al pueblo si no que también se le acusa de tener dentro de sus casas focos de mosquitos, porque no se habla de las chapuceria de las empresas que rompen calles y aceras dejando como consecuencia innumerables salideros de agua, porque la prensa no refleja la verdad y censura la realidad, miles de calles rotas llenas de agua podrida y salud publica, ICRT, solo planifica y construye los spot para acusarme a mi, que dentro de mi casa pudiera haber focos de mosquitos, paso todos los días temprano cerca del charco, larvas empezando a desayunar, acaso los del charco son una especie de mosquito con autorización estatal. adonde pido el servicio para que me recojan el escombro del vecino, o le digo que lo apile dentro de la sala de su casa. En fin solo le pido a la prensa que sea mas justa en sus debates, no es menos cierto que el pueblo tiene que apoyar la disciplina social en este largo camino, pero que se digan las cosas por su nombre si el estado cubano como en todos los países es el máximo responsable por la cura a estos problemas, entoces que aplique la ley como esta escrita, que le toque a quien le tiene que tocar, hasta cuando señores vamos a estar apañando aquellas personas negligentes, responsables del mal y malestar social, entiéndase administradores públicos , directores municipales, provinciales, ect, es una lista muy larga. sean valientes y publiquen todo lo mal hecho con nombre y apellidos, ese eslogan que la tarea es de todos no creo que tenga vigencia hoy en día, ni que este a fin con los tiempos de hoy, donde el cubano sufre y pasa por miles problemas económicos, maltrato empresaria, y aun así le piden conciencia a seguir protegiendo las ideas que no alimentan a sus hijos, un país con tantos problemas económico y sociales, donde el pueblo padece de decepción, malestar, y agoniza ya sin fe en lo que creyó bueno, donde se maltrata la inteligencia del hombre.

    Ojala algún día la prensa sea capaz de acompañar al pueblo en su pesar y deje de apañar y esconder lo mal hecho por los que mal dirigen este país.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.