Inicio » Mesa Redonda

¿Quién ocupará la silla presidencial de Planalto?

6 Octubre 2014 1 Comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

La presidenta Dilma Rousseff y Aécio Neves disputarán, en segunda vuelta, la primera magistratura de Brasil el 26 de octubre venidero, luego de que este domingo el Tribunal Superior Electoral (TSE), al contabilizar el 89,30 por ciento de los votos, confirmara que Rousseff aparecía como la ganadora de la primera ronda comicial, con el 40,75 por ciento de los sufragios válidos, seguida por Neves, con el 34,58 por ciento.

Bien alejada y contrario a los vaticinios, la postulante por el Partido Socialista Brasileño, Marina Silva, ocupó la tercera posición, con el 21,05 por ciento de los sufragios. Lo que respondió, según Sergio Alejandro Gómez, al frente de la página de Internacionales del periódico Granma, a que el fenómeno de Marina se estaba desinflando.

No obstante, consideró que no deja de sorprender lo que alcanzó el aspirante por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, porque todas las encuestas daban a Marina como la contendiente más fuerte de Dilma Rousseff. El joven periodista aportó que este hecho confirma que el electorado conservador sigue siéndolo fuertemente y por ello apostó por Neves.

Tampoco decantó la posibilidad de que la derecha se las arregló para crear con Marina toda una cortina de humo, para que el Partido de los Trabajadores se desgastara contra esta propuesta, mientras ellos tenían como principal carta a Neves. Aseguró que si esta fue la estrategia les quedó muy bien.

El experto señaló que vamos entonces a un tradicional enfrentamiento entre el Partido de los Trabajadores, con Rousseff, y el PSDB, con Neves. “Se trata de dos fuerzas políticas tradicionales, y de un balotaje al que Dilma llega con la intención de votos a su favor, lo cual es algo muy importante, porque después de 4 años en el poder es natural que haya un desgaste”.

En su opinión, es más natural el enfrentamiento a este candidato, porque “el PT se ha concentrado en enfrentar el modelo de país que defiende Neves, en el que el camino es reducir el gasto público, darle más autonomía a los bancos privados, y estrechar las alianzas con Estados Unidos”.

En cambio, Dilma representa la defensa de esos 36 millones de ciudadanos que han salido de la pobreza con las políticas desplegadas por el PT. Para sus próximos años al frente del Gobierno, también propone, según ha reiterado durante estos meses de campaña, seguir con la inversión de recursos obtenidos de la explotación petrolera en la educación. En ese sentido, además de garantizar la mejora de salarios para profesores, ha mencionado el otorgamiento en 2015 de cien mil becas para jóvenes que deseen estudiar en el extranjero en la denominada segunda etapa del programa Ciencia sin fronteras.

En casi cuatro años de gobierno, Rousseff ha continuado el desarrollo de políticas sociales inclusivas en el área de salud, vivienda, alfabetización, alimentación, deporte, entre otras. Pero como elemento fundamental se distinguen los resultados concretos del Programa Más médicos, que ha beneficiado a más de 50 millones de brasileños, el 85 por ciento de los cuales están satisfechos.

Sergio Alejando Gómez mencionó que se ha dicho que el 21 por ciento que votó por Marina Silva, no necesariamente le va a dar su apoyo a Neves. “Puede que haya un por ciento que no esté a favor del PT. Pero estamos ante un nuevo proceso, en el que como Dilma ha dicho pudieran asomar los fantasmas del pasado, del Brasil que fue y eso es lo que representa Neves, a las oligarquías”.

Argumentó que el 26 de octubre ese electorado sabrá si irá al pasado o si seguirá acompañándola en la transformación. “El PT es la fuerza dirigente, pero no una fuerza hegemónica. El PT tiene un liderazgo fuerte por Luiz Inacio Lula da Silva, pero tiene que aliarse a otras coaliciones”.

Dilma quiere lograr una nueva red de clínicas, y para ello pretende ajustar la economía pero sin paquetazos antipopulares. “El PT es la fuerza que ha dirigido el progreso en Brasil y tiene a un 41 por ciento de un electorado fiel”.

De hecho, de los 13 estados, 10 van a ser dirigidos por el PT. También Dilma ganó en 15 estados, y en 11 obtuvo más del 50 por ciento de los votos. El electorado fue definitivamente favorable. Neves, ni en Minas Gerais, donde fue gobernador, obtuvo la mayoría de los votos.

El Jefe de la página de Internacionales de Granma resaltó que el factor decisivo para el PT es Luiz Inacio Lula da Silva. “Su liderazgo se va a ver cada vez más. Creo que ahí están los logros mayores del PT, porque este ex presidente logró que 50 millones de personas accedieran en Brasil a una alimentación decente. Antes de que llegar Lula al poder, Brasil tenía entre 30 y 40 millones de personas que no accedían al mercado y no participaban en la vida económica del país, y el PT lo que hizo fue sacarlos de la pobreza y los convirtió en un motor de desarrollo del país, y todo esto implicó fuertes avances en el aspecto social”.

En su intervención, alegó que Marina Silva ha sido un fenómeno a estudiar. “En las elecciones anteriores en las que se presentó, en 2010, alcanzó un 19 por ciento, y ahora apenas lo supera, porque no es una personalidad política de gran liderazgo, creo que ha llegado a su tope”.

El analista consideró que Marina no tiene la capacidad para poner sus votos en función de Neves. “Ella capitalizó a cierto sector de la juventud, que no vivió lo que ocurría antes de que llegara el PT a la silla presidencial de Planalto”.

Definitivamente, la segunda vuelta electoral en Brasil presagia una intensa lucha entre candidatos presidenciales de partidos políticos con proyectos opuestos que se enfrentaron en otras ocasiones en el pasado. Por ello Rousseff se ha pronunciado por la necesidad de no permitir un retroceso del país y exhorta a sus candidatos a seguir en las calles unidos para cambiar a Brasil, mejorar los servicios de salud y educación, combatir la corrupción e impulsar una reforma política que garantice más democracia.

En la Mesa Redonda se analizaron los resultados de la primera vuelta electoral en Brasil y los conflictos en el Oriente Medio, también contó con su habitual sección de La Esquina.

Sergio Alejandro Gómez, señaló que vamos entonces a un tradicional enfrentamiento entre el Partido de los Trabajadores, con Rousseff, y el PSDB, con Neves.

El Jefe de la página de Internacionales de Granma resaltó que el factor decisivo para el PT es Luiz Inacio Lula da Silva.

En un segundo momento la doctora María Elena Álvarez, se refirió a lo que está detrás de las recientes declaraciones del exjefe del Pentágono León Panetta, quien aseguró que la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico podría durar 30 años, debido a las decisiones del presidente Barack Obama.

Expresó que sí puede durar 30 años y debe tenerse en cuenta qué significan Medio Oriente y la guerra contra el terrorismo.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

1 Comentario »

  • Abner dijo:

    Acaso Marina Silva disputó la elección por un partido de la derecha. Es vergonzoso que a escasas horas y a coquetee con Neves. La isquierda mundial debería pronunciarse contra tan grande falta de respeto.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.