Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

No hay futuro sin pasado

10 Diciembre 2014 3 Comentarios

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

La Mesa Redonda de este miércoles 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, presentó una valiosa entrevista de la periodista y coordinadora de este espacio, Arleen Rodríguez, con Paulo Abrao, secretario de Justicia de Brasil, a propósito de la presentación de un documental que integra el proyecto Las marcas por la memoria, una iniciativa que rememora la dolida historia del gigante sudamericano. A continuación les ofrecemos un acercamiento a ese diálogo.

AR: A veces pareciera que no hubo dictadura en Brasil… a qué se debe esto.

PA: A que las fuerzas conservadoras impusieron la ética del olvido. La situación de las víctimas fue silenciada, y ni en la Educación se tuvo en cuenta recordar los 21 años de una dictadura muy terrible que dejó más de 30 mil víctimas. Y la violencia no solo en nuestro caso se mide por las desapariciones o el exilio, sino por la cultura de la imposición y el miedo que se fue estableciendo. Desde esta perspectiva la dictadura en nuestro país fue muy violenta.

AR: Vino a La Habana acompañando a un grupo de intelectuales, quienes se han propuesto recomponer las vidas de las personas afectadas por la dictadura. Llama la atención que en 1979 hubo una Ley de la amnistía en Brasil, y a la vez ahora hay una Comisión de Amnistía para reivindicar a las víctimas.

PA: La amnistía está relacionada con la impunidad, y nosotros la resignificamos en función de la recomposición de los derechos. Por eso una amnistía en Brasil es el resultado de una lucha social. En aquel tiempo nuestra gente fue a las calles para obligar a la dictadura a hacer una ley para que recompusiera las libertades y los derechos de los que habían sido ultrajados y retiradas de sus empleos formales.

AR: ¿La Comisión de Amnistía está asociada a la llegada al poder de Dilma, quien fue una de las víctimas de la dictadura?

PA: Fue una iniciativa creada por los gobiernos civiles posdictatoriales. La presidenta Dilma ha creado específicamente la Comisión Nacional de la Verdad, que también se une al esfuerzo para rescatar del olvido este pedazo tan desgarrador de la historia del Brasil.

AR: Durante la última campaña presidencial hubo quien trató de negar los rasgos de la dictadura…

PA: Porque nuestro gobierno tiene un compromiso muy claro con la búsqueda de la verdad y la superación de los obstáculos que frenen la libertad y la justicia de las víctimas. Se está trabajando para que se visibilice y se les de voz a los que la tuvieron cavadas en el pasado. Teníamos una ética social centrada en el olvido, por la violencia conservadora de nuestras élites. Por ello tenemos que establecer procesos políticos de formación del pueblo, para que conozcan la represión. De esa forma solo se podrá seguir adelante con los cambios sociales.

AR: ¿Cuál es la razón para que una persona tan joven como usted esté al frente de un proyecto como la Comisión de Amnistía?

PA: Fui convidado por el gobierno de Lula a buscar y rescatar nuestras memorias. No viví la dictadura, pero fui afectado por ella en mi formación escolar. No tenía edad para ingresar en la izquierda en ese tiempo, pero tenemos mucha claridad sobre lo que se vivió y por ello creo que es necesario que las nuevas generaciones puedan apropiarse de su historia y establecer fortalezas. Hay una generación que ha luchado mucho y tenemos conciencia de eso, y de todo lo que han luchado para conquistar sus derechos. Por esto asumo esa responsabilidad con mi generación y la que me antecedió.

AR: ¿Cuáles son las esencias del proyecto Las marcas por la memoria?

PA: Nos proponemos superar el miedo a discutir el pasado y que eso no fuera un tabú para revivir aquella época. Pretendemos apoyar las políticas para rescatar la memoria por medio de procesos educativos y pedagógicos. Por eso es que la Comisión de Amnistía empezó a caminar por el país, por las escuelas, por el parlamento, las calles, las plazas… Las personas empezaron entonces a hablar de su historia y rescatamos todos esos testimonios para generar procesos nuevos en la sociedad civil.

Esta dinámica nos ha llevado a pensar en cuáles serán los nuevos desafíos para el futuro. Porque todo cambio se construye desde abajo, socialmente, con la participación del pueblo. La memoria es la mejor arma contra la barbarie y los hombres deben apropiarse de ella y deben aprender del pasado para que las cosas no se repitan más.

Lo que se hace hoy en Brasil está emparentado con lo que también se realiza en Chile, en Uruguay, en Argentina, en Paraguay… para no olvidar los días horrendos que se vivieron. Tenemos muy claro que construiremos un proceso político nuevo considerando que la memoria es una base importante para la conformación de nuestra identidad.

En el pasado se decía que los brasileños preferían no hablar de sus errores, pero tenemos una nueva condición nacional, con nuevos procesos marcados en el pasado, y es esta una nueva perspectiva política para que las generaciones más nuevas puedan proyectar el futuro sin permitir que se repitan los mismos errores.

AR: Cuando habla de desterrar el olvido, habla en plural y de Latinoamérica toda, ¿es por las nuevas responsabilidades que asumirá en Mercosur?

PA: Este será un espacio privilegiado, porque estamos construyendo perspectivas nuevas. Es importante desde este escenario defender los derechos de libertad, los derechos políticos… como contribución al proceso civilizatorio mundial. El hecho de que en el pasado todos nuestros países tuvieron dictaduras por la imposición de un imperio que quería mantener su hegemonía en medio de la bipolaridad mundial, nos une más. Hay que partir entonces de estas historias de violaciones para construir un nuevo posicionamiento geopolítico en la región.

Tenemos nuestras propias perspectivas en función de nuestra identidad y política, partiendo de que es posible una ciudadanía global y que la justicia no precisa fronteras. Tenemos una gran oportunidad para trabajar en función de la preservación de nuestros derechos y soberanías, después de una experiencia de más de 8 años haciéndolo en el gobierno brasileño.

La Mesa Redonda contó con la presencia de Paulo Abrao, se­cretario de Justicia de Brasil el diálogo se acompañó de un fragmento del documental Yo re­cuerdo (Eu me lembro).

La entrevista se realizó a propósito de la presentación de un documental que integra el proyecto Las marcas por la memoria, una iniciativa que rememora la dolida historia del gigante sudamericano.

Paulo Abrao, explicó que la situación de las víctimas fue silenciada, y ni en la Educación se tuvo en cuenta recordar los 21 años de una dictadura muy terrible que dejó más de 30 mil víctimas.

Imagen de previsualización de YouTube

Bookmark and Share

3 Comentarios »

  • qbano dijo:

    creo que atendiendo al nivel del “debate” sobre el tema “Los Aldeanos”, dado en varios sitios y su relación con la fecha quizás sea necesario tocar en la mesa el tema…
    pues con tristeza me he topado con comentarios extremistas y groseros (tan o más groseros que el propio discurso de “los aldeanos”) en el sitio cubadebate.cu y otros. pero aún más triste son las quejas de censura (quizás las mismas que obligaron la creación de “los aldeanos”)!
    pregunto; acaso no tenemos derecho de “no solo a decir sino a ser escuchados y leídos”?
    si nuestros medios carecen de programas dedicados a las críticas profunda, si nuestros líderes reconocen varios errores cometidos pq no abrirnos al debate serio, fluido, constructivo…? Por qué no podemos escuchar, debatir sobre lo que dicen “los aldeanos”…?
    si ya son suficientes las ausencias, las carencias, las lágrimas, las perdidas ocasionada por decisiones extremas etc., por qué entonces otra vez propiciamos las tendencias extremistas?
    Por qué no asumir el reto que nos impone debatir? Por qué seguimos en esencia haciendo y cometiendo los mismos errores que cometimos ayer?
    Por qué no le preguntamos, le damos el placer de ser escuchado a ese pueblo que es en fin quien más ha sufrido en todos estos años?
    Como desearía yo, en una mesa redonda escuchar alguien que también hable de esas nuestras realidades! O mejor aún, como desearía yo, saber que para los blogueros.cu las puertas de la mesa redonda hoy también están abiertas!

  • qbano dijo:

    si quieren o les intereza saber el por qué los aldeanos… escuchen…!
    habrisle las puertas a esa generación pudiese ser el 1er paso!
    debatir, debatamos!

  • Teo dijo:

    FELICIDADES A LA MESA REDONDA EN SU ANIVERSARIO, EN SU MISIÓN DE TRASMITIR A CUBA Y AL MUNDO LA VERDAD DE LA NOTICIA HAN DEJADO UNA HISTORIA SOLO COMPARADA CON EL COMBATE DIARIO DE UN PUEBLO QUE NO CEJA EN DEJAR , COMO DECÍA EL CHE”NI UN TANTICO ASÍ AL IMPERIALISMO YANQUI”, DESDE ESTE HUMILDE CORREO LOS FELICITAMOS Y LOS EXHORTAMOS A CONTINUAR EL COMBATE Y LA LUCHA PARA QUE NUESTRO MUNDO SEA UN MUNDO MEJOR CADA DÍA.

    FELICIDADES,

    TRABAJADORES CONTRALORÍA PROVINCIAL DE PINAR DEL RÍO.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.