Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

Apertura noticiosa de 2015

5 Enero 2015 1 Comentario

El inicio del segundo mandato pre­sidencial de Dilma Rousseff en Brasil y los más recientes acontecimientos en el conflicto palestino-israelí fueron los temas de análisis en la Mesa Redonda “Comenzando la semana”.

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

Dilma Rousseff, la primera mujer en ganar en 2010 la presidencia de Brasil, asumió este primero de enero su segundo mandato con la promesa de impulsar el crecimiento, la economía y continuar los cambios sociales iniciados hace 12 años por el Partido de los Trabajadores (PT).

La mandataria del gigante latinoamericano asumirá otros cuatros años al frente del país, en medio de un escenario complejo que la llevará a adoptar medidas para recuperar el crecimiento y la expansión del PIB, que quedó en un poco más del siete por ciento.

Entre sus principales desafíos hasta 2018 figuran, en opinión de la experta Marina Menéndez, directora del periódico Juventud Rebelde, reactivar e incrementar la producción, ajustar los gastos y profundizar las políticas sociales.

Su reelección el 26 de octubre pasado estuvo sustentada por cuatro años de gobierno, período durante el cual se crearon nuevas fuentes de trabajo, se elevó el salario mínimo y se construyeron millones de viviendas para personas de bajos ingresos. Una política que asumió el PT desde la época de Luiz Inacio Lula con el propósito de minimizar las desigualdades sociales y con lo cual han sacado a más de 30 millones de brasileños de la pobreza.

La propia Rousseff anunció que promoverá un profundo ajuste fiscal para enderezar la desacelerada economía de Brasil, pero con bajos sacrificios para los más necesitados. “Más que nadie sé que Brasil necesita volver a crecer, y los primeros pasos para ello pasan por un ajuste fiscal y un aumento del ahorro público, pero haremos eso con el menor sacrificio posible para la población, en especial para los más necesitados”, aseguró la mandataria en el discurso que pronunció ante el Congreso tras jurar el cargo para iniciar su segundo mandato.

Otro punto importante para su gobierno, recordó Marina Menéndez, es lo que la propia Dilma ha defendido: la ética y la transparencia de cara a sus electores. “La derecha sacó trigo a las acusaciones de corrupción en torno a Petrobras, pero los brasileños supieron sopesar, en medio de todo ese entramado y esa arremetida, cuánto se había avanzado o no con Dilma, y eso fue lo que le dio la victoria”.

Su nuevo gobierno está integrado por militantes del PT y de las agrupaciones del Movimiento Democrático Brasileño, Social Democrática, Progresista, Republicana de Orden Social, Democrático Laborista, Republicano y Comunista de Brasil.

En opinión de Marina Menéndez, si bien se trata de un gabinete con fuerzas aliadas al PT, eso no implicará que el ejecutivo tenga una carta blanca para ejecutar las ideas y las medidas que se proponga implementar, por lo que hará falta que haya cohesión y acuerdos con los partidos políticos que han apoyado al PT y forman parte de la alianza con el gobierno.

A los actos de investidura asistieron los presidentes de Bolivia, Chile, Costa Rica, Paraguay, Uruguay y Venezuela, así como los vicepresidentes de China, Estados Unidos y Argentina, los mayores socios comerciales de Brasil, y delegaciones de otros 70 países. Lo que valoró la analista Marina Menéndez como una demostración del respeto y de la fuerza con que cuenta Brasil en el mundo.

Después de esta jornada, la Jefa de Estado recibió a su colega venezolano Nicolás Maduro para analizar varios temas bilaterales, entre ellos, el de una ampliación de la cooperación en sectores como la industria y la tecnología.

Sobre este encuentro, Marina Menéndez añadió en la Mesa Redonda que ha sido de gran importancia, porque reafirma los propósitos de Brasil de seguir en el camino de la integración latinoamericana, y más con Venezuela, que ha sido la locomotora de este empeño.

EL CASO PALESTINA

La trama del conflicto israelo-palestino también ha mantenido su secuencia en este 2015, que abrió sus primeros días con la noticia de que Palestina ha solicitado ser miembro de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya y otros tratados internacionales, con el propósito de lograr su derecho a constituirse como un Estado y a que Israel abandone el territorio que ha ocupado ilegalmente y por medio de la violencia.

Así, en los primeros días de este año completaron los pasos para acceder a ese alto tribunal ante el cual introdujo una demanda retroactiva contra Israel por crímenes de guerra. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, firmó la adhesión al Estatuto de Roma y su representante ante la ONU, Riyad Mansour, envió al secretario general  Ban Ki-moon copia del trámite.

Según Manssur, el 1ro. de enero fue presentada en La Haya una solicitud retroactiva por los crímenes israelíes en la Franja de Gaza, donde Tel Aviv lanzó 50 días de bombardeos aéreos e incursiones terrestres en julio y agosto pasados, con saldo de 2 100 muertos —la mayoría civiles, incluyendo casi 520 niños—, 11 000 heridos, cientos de miles de desplazados y la destrucción de gran cantidad de viviendas y de infraestructura destinada a los servicios básicos de la población.

El proceso de unirse a la CPI pudiera tardar unos 60 días, decisión que convertiría a Palestina en su miembro 123. Ese órgano comenzó a funcionar en 2002  para responder a genocidios, crímenes de guerra y contra la humanidad.

Con esta solicitud, Abas responde al fracaso de varios meses de esfuerzos para que el Consejo de Seguridad aprobara un proyecto de resolución que le ponía a los israelíes plazo para evacuar los territorios  ocupados.

Israel y Estados Unidos se oponen a los acercamientos unilaterales de los palestinos a los organismos internacionales, aduciendo que socavan negociar una resolución pacífica al conflicto.

El experto Juan Duflar comentó que estamos ante una nueva crisis, porque Israel ha tenido una reacción prepotente, lasciva: no ha aceptado esta postura y trata que la CPI no le de ingreso a Palestina, así como le congeló los 125 millones de pesos que le otorgaba por impuestos.

“Israel retiene ingresos por impuestos vitales para los palestinos y busca formas de presentar cargos por supuestos crímenes de guerra contra el presidente Mahmoud Abbas y otros funcionarios de alto rango en Estados Unidos y otros países”, explicó.

Los fondos ahora negados a Palestina son vitales, y es una medida que ha tomado Israel para presionar en otras ocasiones, como cuando Hamas tomó el poder en Gaza.  Wafica Ibrahim, periodista de la televisora Panárabe, expresó a la Mesa Redonda que llama mucho la atención que están presionando ahora, cuando Gaza está tratando de reconstruirse. “Los han dejado sin luz y sin acceso a sus fuentes vitales. Y se lleva a un deterioro mayor de la situación”.

La periodista denunció que la intransigencia, la mala fe y las acciones destructivas de Israel han alejado de manera significativa las posibilidades de alcanzar la paz y la solución de los dos estados.

No obstante, a juicio de Juan Duflar, en las difíciles coyunturas internacionales, es indudable que la causa palestina ha tenido paulatinos avances. El fin de la ocupación israelí, el cese de la construcción de nuevos asentamientos judíos en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental, y el derecho a la autodeterminación de Palestina como Estado independiente recibieron un amplio apoyo en Naciones Unidas.

El Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), la Liga Árabe, la Unión Europea (UE) y naciones de los cinco continentes han demandado además el levantamiento del bloqueo a la Franja de Gaza y la recuperación de ese territorio devastado por 50 días de bombardeos israelíes, en julio y agosto pasados.

Dilma Rousseff, la primera mujer en ganar en 2010 la presidencia de Brasil, asumió este primero de enero su segundo mandato con la promesa de continuar los cambios sociales iniciados hace 12 años.

Entre sus principales desafíos hasta 2018 figuran, en opinión de la experta Marina Menéndez, directora del periódico Juventud Rebelde, reactivar e incrementar la producción, ajustar los gastos y profundizar las políticas sociales.

La trama del conflicto israelo-palestino también ha mantenido su secuencia en este 2015, el experto Juan Duflar comentó que estamos ante una nueva crisis.

Los fondos ahora negados a Palestina son vitales, y es una medida que ha tomado Israel para presionar en otras ocasiones, como cuando Hamas tomó el poder en Gaza.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

1 Comentario »

  • qbano dijo:

    cuando le llegará el turno a nuestra economía, sus retos, resultados obtenidos, errores actuales, posibles correciones, barreras externas etc!
    En mi modesta opinión y coincidiendo con quienes apoyan las buenas nuevas ha llegado el momento de apostar por la diversificación y crecimiento en cuanto a trasporte urbano, dígase re apostar al bicicleta como medio de trasporte ecológico (quizás esta vez mejor o más apoyada en la renta) así como por sistema de trenes modernizado etc.
    Como del mismo modo apostaría por aperturas o acceso a la promoción comercial en soportes hoy no explotados como los estadios deportivos, trasporte urbano etc.
    Cuba también podría favorecer el acceso a turismo hacia el exterior, esto mediante la corrección de los precios, hoy impuestos a la legalización de documentos etc. de ese modo la disminución en la demanda interna podría dar mayores respiros a las importaciones y lo que ello implica. Así cómo podría favorecer en cuanto al intercambio cultural que el turismo impone. Además de la atracción a inversiones en empresas de transporte internacional, lo cual debe aportar interesantes beneficios económicos etc.
    …en el sector agricultura quizás podríamos ofrecer mejores benéficos para quienes migren hacia el sector. Esto por supuesto acompañado de un reordenamiento económico que permita que sean los productores los que mejores reconocimientos económicos perciban etc.
    …en materia política el reto sin duda es mayor, pues han de imponerse el reconocimiento y la aceptación de la diversidad, pues solo la convivencia entre las diferencias puede garantizar la equilibrada, justa y necesaria evolución política etc. en este punto y atendiendo a lo complejo y diverso del propio tema, valdría aclarar que acceso a decir no significa que se tenga que hacer lo que un sector dice o propone o incluso ordena o sea una cosa es decir, proponer tener derecho y soporte donde hacerlo (ser escuchado) y otra cosa es el método para seleccionar lo que se debe hacer… o sea no es justo que un alguien deba callar o abandonar su derecho y obligación de discernir por mandamiento supremo, ya que, ello puede dar lugar tanto a injusticias, abusos de poder así como a errores en cuanto decisiones administrativas tomadas o por tomar etc!

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.