Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

Evo Morales es el alma de su pueblo

21 Enero 2015 Haga un comentario

La Mesa Redonda dedicó su emisión al inicio de un nuevo mandato presidencial de Evo Morales en Bolivia y al combate de la Revolución Bolivariana contra sus adversarios internos y externos.

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

El presidente Evo Morales fue investido este miércoles por los jefes indígenas de diversas regiones de Latinoamérica y de Bolivia, como su guía espiritual y político en una ceremonia ancestral preparada en las ruinas precolombinas de Tiawanaku, la civilización con mayor data del hemisferio sur.

Vistió un traje con elementos provenientes de las culturas inca, aymara y quechua y un gorro de cuatro puntas (Chuku) y un cetro que simboliza el equilibrio perfecto entre la autoridad terrenal y espiritual.

Esta ceremonia es significativa, pues para los indígenas este ritual aleja los malos espíritus del mandatario con la idea de renovar la energía positiva.

La celebración ocurre víspera de su investidura como presidente de Bolivia por un tercer mandato, a la que asistirán representaciones de unos 40 países. Los presidentes de Venezuela, Ecuador, Brasil y Paraguay ya han confirmado su presencia en los actos oficiales, mientras delegaciones de alto nivel de España, Argentina y Uruguay estarán igualmente.

La Doctora Ana Teresa Badía resaltó las expresiones de felicitación al mandatario boliviano que circulan por Internet, como la que hizo la Fundación Argentina Madres de Plaza de Mayo, que destacó su admiración por el presidente.

En el acto de proclamación como líder indígena, el presidente Morales se refirió a temas medulares de su país, como el derecho soberano al mar. También añadió que «hoy es es un día histórico, estamos viviendo tiempo de Pachakuti (noveno gobernante del estado Inca), Pacha quiere decir equilibrio y Kuti retorno; entonces trabajamos con políticas de cambio y necesitamos consolidar nuestra revolución política y cultural, una revolución en la producción y en la justicia».

Asimismo, recordó la histórica frase de Túpac Katari, líder del levantamiento indígena en Bolivia, «A mí solo me matarán…, pero mañana volveré y seré millones». Morales señaló que en Europa cada integrante de una familia posee un vehículo, «necesitaríamos de otro planeta tierra para estacionar los carros, no hay ni segundo ni tercer mundo, hay uno solo y todos somos responsables de este solo mundo».

Después de casi dos lustros en el poder, Evo sigue representando el clamor de los excluidos, la encarnación de su pueblo, y con esa luz ha cambiado el mapa social de su país: en estos años ha aumentado a más de un 500 por ciento la inversión social y el salario mínimo pasó de 440 a 1 400.

El 12 de octubre, más de seis millones de votantes definieron en las urnas al presidente y vicepresidente del Estado andino (Álvaro García Linera) hasta 2020. El dignatario y candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) ganó en todos los colegios habilitados en el exterior y también abarcó ocho de los nueve departamentos del país, incluyendo la industrial Santa Cruz, hasta hace poco bastión electoral de la oposición.

El MAS domina ahora la Asamblea Legislativa Plurinacional, con 25 de los 36 escaños del Senado y 80 de los 130 curules en la Cámara de Diputados.

El empresario Doria Medina, de la Unidad Democrática,  habría logrado solo alrededor del 24 por ciento de las preferencias, según los sondeos a boca de urna. El otro candidato, el ex presidente Jorge Quiroga (Partido Demócrata Cristiano) quedó tercero con un nueve por ciento de los votos, mientras Juan del Granado (Movimiento sin Miedo) y Fernando Vargas (Partido Verde) obtuvieron tres por ciento cada uno.

Evo manifestó, según precisó Ana Teresa Badía en la Mesa Redonda, que en el 2020, cuando concluya su tercer mandato consecutivo, quiere volver a su tierra natal, en respuesta a ciertos ataques de sectores de la derecha de que el presidente aspiraría a reformular la Carta Magna para aspirar a un cuarto mandato.

El periodista Lázaro Barredo recordó la Bolivia antes de Evo. “Era un Estado fallido, a tal grado, que había que pedir ayuda a las instancias internacionales para pagar el salario, porque las oligarquías sumieron a ese país en una pobreza descomunal”.

Destacó que Evo ha logrado sortear un caudal de agresiones de todo tipo: mediáticos, étnicos y separatistas, pero ha probado que su gobierno ha logrado la estabilidad del país: redujo en más de un 50 por ciento la pobreza, llevó la economía a crecimiento del 4,5 por ciento anualmente, multiplicó sus reservas internacionales de divisa, duplicó el producto interno bruto por habitantes, erradicó el analfabetismo, y convirtió a su país en un referente internacional en la lucha contra las drogas.

De esta forma, dijo, logró el respaldo del 61 por ciento de todo el electorado, mientras, virtualmente, el candidato que más se le acercó estuvo en un 24 por ciento. “Resultados que demuestran el descalabro de la derecha, porque ha logrado que en ese país haya un sentido de derecho grande y un reconocimiento internacional por esos logros”.

Hugo Moldiz, analista político, vía telefónica compartió que  la ceremonia espiritual marca una especie de año nuevo y representa una exaltación simbólica al alma del proceso boliviano, que tiene una impronta campesina, indígena y popular. También es un acto que significa ir más allá del reconocimiento del estado plurinacional, porque reconoce en Evo un liderazgo de carácter universal en las poblaciones originarias.

“Morales es uno de los referentes más importantes, desde su propia particularidad, ya que combina las experiencias acumuladas por los pueblos en estos más de 200 años y Bolivia le aporta a América Latina una manera de repensar el concepto de libertad, de emancipación, de escribir nuestra historia no solo desde las luchas independentistas del siglo XIX, sino que representa un regreso al pasado sobre las condiciones del siglo XXI”.

Advirtió que tiene entre sus desafíos continuar el proceso de industrialización de los procesos minerales, seguir acortando la desigualdad social que es propia del capitalismo y no se resuelve de un día para otro, y tiene como reto, además, inventarse constantemente para lograr una mayor organización política y fortalecer los lazos internacionales de la América Latina.

La investigadora Lidia Lluzo sumó al análisis que se espera que siga creciendo la economía de Bolivia, a pesar de las contracciones que vive la región por los efectos de la crisis internacional. “El proyecto de crecimiento en ese país es de un 5,5 por ciento este año, y es una propuesta que están sustentado en un nuevo modelo económico social productivo y comunitario, que tiene las estrategias de una Bolivia soberana, con la recuperación de los recursos naturales.

Comentó que la renta petrolífera allí es de 5,5 mil millones de dólares, y son ingresos que se redistribuyen a través de los bonos sociales, las obras sociales… por lo tanto los resultados están atravesados por esto. Es un Estado que combate mucho la evasión fiscal, y donde aprovechan las ventajas exógenas de los precios.

El periodista Lázaro Barredo recordó la Bolivia antes de Evo. “Era un Estado fallido, a tal grado, que había que pedir ayuda a las instancias internacionales para pagar el salario, porque las oligarquías sumieron a ese país en una pobreza descomunal”.

La Doctora Ana Teresa Badía resaltó las expresiones de felicitación al mandatario boliviano que circulan por Internet, como la que hizo la Fundación Argentina Madres de Plaza de Mayo, que destacó su admiración por el presidente.

Sobre los sucesos en Venezuela Jorge Legñoa hizo referencia al llamado de paz y a la no violencia expresado por Nicolás Maduro en su intervención en la Asamblea Nacional de Venezuela.

Lidia LLuzo, Investigadora del CIEM expresó en la Mesa Redonda que la economía de Venezuela tiene un alto porciento de sus ingresos en el petróleo.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.