Inicio » Mesa Redonda, Temas Internacionales

La paradoja europea: Entre el Brexit y la ultraderecha (+Video)

7 Abril 2017 Haga un comentario
Brexit creado el 23 de junio del 2016

El proceso de desconexión de Gran Bretaña será tenso, respecto a la marcha del mismo, el master en ciencias Santiago Pérez Benítez, subdirector de Centro de Investigación de Política Internacional

El espacio televisivo Mesa Redonda de este jueves 6 de abril analizó la marcha del complejo proceso de desconexión de Gran Bretaña de la Unión Europea, lo que sucede a nivel de campaña electoral en Francia y Alemania, las relaciones trasatlánticas y lo acontecido en Rusia en los últimos días.

El proceso de desconexión de Gran Bretaña será tenso, respecto a la marcha del mismo, el master en ciencias Santiago Pérez Benítez, subdirector de Centro de Investigación de Política Internacional, recordó que “el Brexit fue el 23 de junio del 2016. Desde entonces ha habido una recomposición de fuerzas hacia el interior de la política británica, porque fue aprobado con un 52 % a favor de la política británica.

“El contexto político británico se ha puesto a favor de las conversaciones de Teresa May con la UE. Hay dudas si May va a pasar su intervención a la cámara de los comunes o a la cámara de los lores. En ambos lugares hubo una discusión fuerte, porque como se sabe, es la salida de un país poderoso de la UE.

“Gran Bretaña es el país de mayor potencial en términos de seguridad, el más fuerte militarmente, tiene un gran poder económico. En dependencia de lo que pase con Gran Bretaña es lo que pasará con la UE, porque no es un ente monolítico.

“Terhesa May desde el 25 de marzo hizo la nota mediante la cual comienza a ponerse en marcha el acuerdo de Lisboa, un tratado jurídico. Se espera que la discusión dure alrededor de dos años. Los británicos están planteando que quieren tener poder sobre la migración, quieren tener independencia jurídica de la corte de justicia de Europa y quieren buscar un acuerdo económico favorable que les de las ventajas económicas que tenían con el acceso al mercado europeo y que eviten los costos que implicaba estar en la UE.

Bruselas y los europeos, que han estado bastante unidos, quieren generarle costos a Gran Bretaña. Porque si de pronto se demuestra que se puede salir con facilidad de la UE, y no pagas, y te sales con la tuya, uno es un malísimo precedente.

“España dice que una vez que Gibraltar no fuera de la UE, habría que buscar un vínculo directo de España con Gibraltar. Los que viven allí no quieren ser españoles. Los europeos dicen que UK tiene que pagar todo lo que ha implicado tu estancia dentro de la UE.

Las cuentas que tiene que pagar tienen que ver con las pensiones de los británicos, serían cerca de 50 mil millones de dólares, además de las reglas para la entrada a comerciar con la UE”.

Sobre lo que está sucediendo al interior de Gran Bretaña y lo que ha sufrido la institucionalidad británica en la UE que ha sufrido problemas en el parlamento y las reacciones de la propia sociedad, la licenciada Elsa Claro Madruga, periodista y analista de temas internacionales , dejó claro que “existe una división muy fuerte entre los sectores políticos, como a escala ciudadana, algo que se expresa cuando en el decreto de junio del año pasado, más de la mitad de la población votó a favor de la salida de la UE.

“La mayor parte de los habitantes de Gibraltar votaron por permanecer dentro de la UE. Ahora la bronca es que no quieren cederla como parte de las tratativas de este negocio. Lo mismo ocurre con Escocia y con Irlanda del Norte, que votaron en favor de permanecer en la UE, y ahora aspiran separarse del Reino Unido para poder aspirar de nuevo a permanecer dentro del pacto comunitario, como ha favorecido a Gales.

“Las fuerzas políticas en Reino Unido han hecho todo lo posible por revertir el asunto. Si hubo una consulta en la cámara baja del parlamento, fue porque los que están en contra de la salida, no solo lo propusieron sino casi lo impusieron”.

Figuras no tradicionales ganan terreno en campañas electorales

Candidato a la presidencia Emmanuel Macrom

Se calientan los motores electorales en Francia, uno de los países de mayor peso dentro de la UE. Parece que entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen está el futuro presidente de Francia

Se calientan los motores electorales en Francia, uno de los países de mayor peso dentro de la UE. Parece que entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen está el futuro presidente de Francia. La periodista Elsa Claro Madruga prefiere no aventurarse en hacer pronósticos y plantea que “si creemos en las encuestas, ellos son los favoritos, pero hay dudas, porque las encuestas no son confiables en ningún país.

“Jean Luc Melenchon propugna la posibilidad de un país más solidario y justo, se basa en las experiencias que han tenido los países progresistas de América Latina, y de las de Podemos en España. Algunos de sus asesores estuvieron en el proceso de las elecciones de Estados Unidos, siguiendo el proceso de la campaña de Bernie Sanders, no porque tengan una exacta ideología en cuanto a formulaciones a aplicar, pero si aprendiendo del proceso mismo, los fallos y las debilidades.

En 2002 el padre de Marine Le Pen llegó a quedarse en primera vuelta empatado con los socialistas y pasó a segunda vuelta. En aquel momento toda la ultraderecha nacional se unió para acceder al poder, pero eso no está así en este momento.

“A escala de sociedad hay un problema gravísimo. Más del 40 % de la sociedad no sabe por quién va a votar, y más del 30 % dice que se va a abstener. Hay confusión y falta de confianza sobre todo en los políticos tradicionales, por eso en este debate televisivo Melenchon resultó el político más creíble, con la plataforma más cercana a las necesidades de la población que son la economía, el empleo.

“Macron se separó del gobierno después de haber promovido como Ministro de Hacienda todas las políticas que hoy afectan a Francia. Es un hombre joven, con carisma, fue banquero. Lo han atacado bastante”.

En Alemania Ángela Merkel va por un nuevo mandato, pero llega con el piso blando frente al candidato social demócrata. Para el investigador Santiago Pérez Benítez “existe un cansancio en el electorado europeo con las figuras que son símbolo del establishment, de la continuidad, de la inercia. Además, es parte de la crisis.

“En Alemania ha surgido Schulz, cuando el candidato debía ser Sigmund Gabriel. Al ponerse como jefe del partido, inmediatamente adquiere notoriedad. Viene del parlamento europeo, es autodidacta, fue bibliotecario. Está haciendo campaña con crítica a las políticas financieras de la Merkel que han traído problemas en cuestiones de empleo. Se ha montado en un discurso de reivindicaciones sociales que le ha dado un nivel de apoyo importante en Alemania.

“Por otro lado está el efecto Donald Trump. Hay un movimiento interesante que hasta ahora venía por la derecha, pero ha perdido el candidato de la derecha en las elecciones en Holanda. Hay un proceso complejo en el electorado europeo”.

Donald Trump

Por otro lado está el efecto Donald Trump. Hay un movimiento interesante que hasta ahora venía por la derecha, pero ha perdido el candidato de la derecha en las elecciones en Holanda. Hay un proceso complejo en el electorado europeo. Hay un proceso complejo en el electorado europeo

El binomio Macron-Schulz, o Macron-Merkel, será de continuidad o de ruptura violenta. Al respecto la periodista Elsa Claro Madruga comentó que “hay una correlación de fuerzas con acentos complejos en la actualidad. Hay quien apuesta por movimientos progresistas a los cuales habría que ver hasta dónde se les permite hacer, pero no olvidemos que la UE tiene fuerza y poder de decisión todavía y va a encaminar esto para impedir que ocurra algo demasiado notable”.

Santiago Pérez considera que “después que han jugado tantos en las elecciones de Estados Unidos finalmente salió Trump. Sobre el Brexit se decía que no y ahora ganó. Es difícil en ese contexto imaginar escenarios. En América Latina la reacción al neoliberalismo vino por la izquierda. En Europa hasta ahora ha venido por la derecha, pero realmente las masas electorales europeas no quieren a la política neoliberal. La visión de que el establishment alemán o el francés ha impuesto serios programas de ajuste hay que revisarla”.

Unas disparatadas relaciones trasatlánticas

Sobre las relaciones trasatlánticas Elsa Claro Madruga explicó que “el problema de darse o no la mano Trump y Merkel, puede ser un símbolo para reflejar que las relaciones entre Trump y Europa no son las mejores. Algo que no debe extrañar.

Donald Trump y Angela Merkel

El problema de darse o no la mano Trump y Merkel, puede ser un símbolo para reflejar que las relaciones entre Trump y Europa no son las mejores. Algo que no debe extrañar.

“No es la primera vez que ocurre esta falta de relación. Trump ha tenido un grupo de acciones de manifestaciones contra Europa. Ha aplaudido el Brexit y dijo que no sería el único. Incitó a la disolución de la UE. Una de sus manifestaciones fue contra la OTAN, una organización que beneficia a ese país. Habla de cuestiones comerciales con Europa, pero a lo largo de la historia ha habido mini-guerras y macro-guerras económicas entre EEUU y la UE pese a la cantidad de pacto que entre ellos ha habido.

“Desde la Segunda Guerra Mundial a la fecha Europa se subordinó a Estados Unidos. Sobre ese tema Trump plantea que la UE surge como una contraposición para ganarle la batalla comercial a Estados Unidos. Lo cual es un disparate de marca mayor. El principal motivo fundacional fue la paz, evitar guerras. El viejo continente fue escenario de dos guerras mundiales.

“La salida del Reino Unido del pacto comunitario implica que Europa pierde gran parte del arsenal nuclear y de los mecanismos militares con los que cuenta. Eso ha hecho renacer la vieja idea de una fuerza de defensa común propiamente europea.

“En realidad Estados Unidos tenía con Gran Bretaña una cuña metida en Europa para influir en determinadas decisiones. Trump quizás ve una especia de competencia en Alemania a escala mundial”.

La opinión de Santiago Pérez continúa la idea diciendo que “Europa está subordinado a Estados Unidos en el marco de la OTAN. Hay un nivel de vínculos en el marco de las transnacionales que es parte del modo de dominación del mundo. En Occidente hay valores compartidos que le han permitido gobernar el mundo.

“En cuanto al tema Rusia siguen las sanciones y el escudo antimisil. Se pensaba que Trump no las iba a apoyar, pero lo ha hecho de manera decisiva, con relación al tema Ucrania, al rearme de la OTAN y al tema Siria.

“Rusia tiene una importante población musulmana. Hay un peligro real de que el Estado Islámico esté buscando adeptos en las repúblicas de Asia Central. Se dice que hay más o menos la misma cantidad de efectivos del EI provenientes de Europa Occidental que del Cáucaso. Es claro que Rusia es víctima de la agresión occidental y del terrorismo internacional.

“Hasta el momento hay un fuerte apoyo a Putin porque ha reivindicado el nacionalismo, se ha opuesto a los designios del imperialismo norteamericano y de la Europa occidental. Ha tomado medidas en términos de sustitución de importaciones, de desarrollo agrícola, del complejo militar industrial. Ha reavivado la economía.

“De las últimas sanciones de Europa occidental y de Estados Unidos contra Rusia tienen que ver con el tema Ucrania”.

Elsa Claro agrega que “entre los problemas que tiene que enfrentar el Reino Unido están los créditos otorgados a Ucrania, que no los puede pagar”.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.