Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

Rodríguez Araque: La política de la oposición se ha reducido a decir NO a todo

25 Mayo 2017 Haga un comentario

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Fotos: Roberto Garaicoa

Emisión: 24/05/2017

La Revolución Bolivariana de Venezuela se encuentra hoy bajo el asedio de un proceso de guerra económica y mediática acompañado de violencia, ejercido por la oposición derechista en ese país. Un proceso que ha recibido por respuesta la toma de decisiones necesarias por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Hacia Venezuela, dirigió su mirada analítica el espacio televisivo Mesa Redonda de este miércoles 24 de mayo.

En Medio de estos acontecimientos, Lenín Moreno asume la presidencia de Ecuador, siendo la primera vez que, en ese país, un presidente le entrega su cargo a otro de su mismo movimiento político. Sobre el significado de esa toma de posesión, el invitado de la Mesa, excelentísimo señor Alí Rodríguez Araque, embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Cuba, comentó que Ecuador ha tenido que superar también dificultades, incluyendo un intento de golpe de estado. Al presidente Moreno le corresponde continuar los logros hasta ahora realizados.

“Pero esto hay que verlo dentro del contexto de nuestra América donde se debaten fuertes contradicciones, entre los procesos democráticos de profundización y ampliación y la resistencia a esos avances. Eso tiene expresiones que se presentan en elecciones como las que vivió Ecuador, o en complejidades como las que vive Brasil. Debido a ellos, uno y otro país han postergado la realización de nuestros sueños”.

Excepto en el caso de Argentina, los procesos democráticos de izquierda siguen ganado elecciones, lo demostró Uruguay, Nicaragua, Ecuador. Al respecto comentó que Nuestra América ya no es la América de aquellas dictaduras favorecidas por Washington. Ahora existen movimientos que se han generado como producto a la reacción frente a las inconsecuencias de esos gobiernos, a la afirmación de la soberanía, y de una democracia cada vez más viva y participativa, y no una democracia burocrática, representativa que deja de lado las reivindicaciones populares.

La violencia es el elemento que crece en el intento de golpe de la oposición en Venezuela. Suman más de 50 jornadas cada vez más violentas de enfrentamiento. Rodríguez Araque comentó que esta es una guerra que se hace cada vez más convencional. En una guerra lo primero que muere es la verdad. Basta leer la prensa internacional para ver como deforman la realidad. Transformaron a un muchacho en una tea humana, y silencian este y otros crímenes. Matan la verdad y presentan la mentira como verdad.

“La política de Estados Unidos y sus aliados contra Venezuela es buscar la desestabilización interna, su método es aislar y desestabilizar. La respuesta del gobierno es no abandonar la bandera de la democracia y de la paz. En ausencia de alguien con quien dialogar en la oposición, se ha convocado a la Asamblea Nacional Constituyente, partiendo de las prescripciones de la propia Constitución Bolivariana de Venezuela”.

Violencia contra democracia. Ya se habla de casi 50 muertos, pero no han podido contra la Revolución. La ofensiva es mayor que en 2002, lo que demuestra que en la actualidad la Revolución está más fortalecida. Alí Rodríguez recordó que a la Revolución le hace falta el látigo de la Contrarrevolución. Son estos conflictos los que despiertan y profundizan la conciencia del pueblo y lo colocan ante la posibilidad real de perder las conquistas que el pueblo ha logrado. Todavía la gran masa no se ha volcado, pero si esto sigue así se volcarán los cerros, los trabajadores, los intelectuales, como ocurrió con la guerra de independencia, con la guerra de federación, y en otros momentos estelares.

Atilio Borón alerta en un reciente artículo que lo que ocurre en Venezuela es una guerra civil. Y por lo tanto la respuesta de la Revolución tendrá que escalar en la misma medida en que esa violencia aumenta. Una violencia que también va acompañada de la violencia mediática.

El uso sistemático de la mentira se ha convertido en un arma recurrente de la oposición. Sobre la crisis de una clase política deprimida en Brasil hay un silencio completo. El problema es Venezuela, recalca Alí Rodríguez. Para los Think Tank de los Estados Unidos el ingreso económico cayó abruptamente, por ello a veces hay problemas en los abastecimientos, aparte de toda la guerra económica de acaparamiento y extracción, por un lado, entran los alimentos subsidiados y por otros salen para Colombia, u otras regiones. Quieren malograr los avances de Venezuela. Pero como eso está fracasando es que entonces se provoca la ira y las manifestaciones. Ese fracaso los aísla cada vez más. Las fuerzas armadas se han mantenido serenas bajo el mando del presidente.

Las mismas encuestas comentan que no hay reconocimiento de ningún líder de la oposición venezolana. Se habla de una Mesa de la Unidad Democrática. Pero ninguno tiene el respaldo popular como para intentar plantearse un cambio frente a la Revolución bolivariana. Alí Rodríguez añadió que no tienen una propuesta política presentable. Sus propuestas son la violencia, la nada. No tienen un líder. Cuando el alzamiento del 4 de febrero, un hombre se presentó asumiendo la responsabilidad de lo que sucedía en el país, Hugo Chávez, y eso despertó el respecto del pueblo venezolano, que es un pueblo hidalgo.

“La oposición se ha mostrado impotente, pero de una impotencia criminal, que va más allá del sadismo. Eso escapa de toda consideración política, sociológica. Del lado de las fuerzas revolucionarias. Si en algún momento se ha demostrado la condición de estadista de Nicolás Maduro ha sido en este momento, por el aplomo en que ha manejado esa situación.”.

Estados Unidos busca una intervención multilateral en Venezuela, por ello utiliza a la Organización de Estados Americanos y a su secretario general. Rodríguez Araque recordó que Estados Unidos traza una línea, los demás a seguir. Son conscientes de que los conflictos en Venezuela no son solo de Venezuela, son como la chispa que puede incendiar toda la pradera, porque la pradera de nuestra América está seca, y cualquier chispa puede incendiarla. Un problema que cobre mayores dimensiones en Venezuela no se va a detener dentro de sus fronteras.

“Han fracasados sus proyectos malintencionados contra Venezuela. Se les desbaratan, se les deshacen en las manos y quedan en ridículo”.

El llamado de la Revolución a una Asamblea Constituyente es un paso de respuesta audaz frente a la violencia, y a los intentos de derrocar la Revolución. El ente electoral ha aceptado la propuesta de Maduro, y en julio se celebrarán las elecciones para la constituyente. “Es una forma de darle una salida pacífica a esta violencia que estamos viviendo, porque el gobierno no tiene una forma de dialogar con la oposición. La Revolución tiene que buscar una salida. Para un hombre de pensamiento democrático y revolucionario, no puede haber otra salida que convocar al pueblo, para que el pueblo decida. Se realizará de manera que haya la mayor participación de todos los sectores de la sociedad venezolana. Será una salida democrática y pacífica. La salida siempre tiene que ser por el pueblo y para el pueblo.

La oposición pidió la constituyente, y ahora dicen que este es un proceso para imponer la hegemonía. Para entender el rechazo de la oposición a esa constituyente, Alí Rodríguez, comentó que dice un refrán que la lengua es castigo del cuerpo. Pidieron constituyente, y ahora no la quieren. Van a tener que postular a su candidato o no van a poder participar y entonces la constituyente realizará los cambios y reformas sin el estorbo que ellos puedan representar allí. O participan con una minoría simbólica o no participan. Su suerte está sellada, intuitivamente lo entienden y por eso la ira y la ceguera, y el fenómeno de querer incendiar al país.

“La constituyente representa la actualización del programa de la sociedad. Esas son las constituciones, programas de la vida de un país. Se aprovecha esta coyuntura para actualizar aquella excelente constitución de 1999.

“La política de la oposición se ha reducido a decir NO a todo. Cualquiera del gobierno puede decir que va a hacer cualquier cosa, ellos van a decir NO. Su política es decir NO. Es lastimoso, porque si de verdad tuvieran política pudiéramos escenificar un debate rico para la suerte política del país”.

Alí Rodríguez Araque, sobre el momento de intentos desestabilizadores que vive Venezuela, valoró que “la fórmula más eficiente es la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente. Es un acierto extraordinario. Dejó desconcertada a la oposición. Ya se apagarán esas llamas. Se ha multiplicado la esperanza”.

Completó que esa convocatoria es la fortaleza que tiene la Revolución Bolivariana para enfrentar la situación. Se abre un cauce político y participativo a esa situación. Es un episodio lo que estamos viviendo.

“De todos los conflictos que hay hoy en la región, nuestra américa saldrá fortalecida. Nuestra Revolución saldrá fortalecida. Nuestra América con sus proyectos ha avanzado significativamente. Han dado un resultado tangible y pueden dar un resultado mucho más amplio todavía. Esos sueños de Bolívar fueron llevados a cabo por Chávez.

“Agradezco a Cuba por su apoyo, por los miles de médicos, de educadores, de deportistas, por la cantidad de médicos que se están formando aquí en Cuba, con una visión distinta del médico mercenario, serán médicos para el pueblo. Contra la mentira estará la verdad cada vez más radiante de la solidaridad que recibe el pueblo venezolano de Cuba. Amor con amor se paga”.

Vea en Video la Mesa

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.