Elecciones de medio término: entre la polarización y las contradicciones (+Video)

Por Giovany Peñate Cruz

Fotos de Roberto Garaicoa

Emisión de miércoles 7 de noviembre de 2018

Un profundo análisis de los resultados del proceso electoral vivido por los EEUU este 6 de noviembre, fue desarrollado por especialistas y analistas de temas internacionales en el espacio Mesa Redonda.

Según el Dr. C. Jorge Hernández Martínez, profesor e investigador del CENSEU, destacó que cualquiera que hubiese sido el resultado de las elecciones legislativas, Trump se ocuparía de presentarlo como una victoria.

En las elecciones legislativas el Congreso cambió de manos, pero lo más importante no es que esto haya cambiado la correlación de fuerzas en una dirección anti-Trump, sino que como política lo simbólico tiene una gran importancia y esto representa la ruptura de la hegemonía de los Republicanos en las dos cámaras del Congreso.

El Partido Demócrata cuenta a partir de ahora con la posibilidad de obstaculizar algunas de las iniciativas legislativas que lleva adelante el presidente, por lo que en lo adelante habrá que ver como funcionarán las ideas y proyectos que Trump quiera impulsar.

A decir del periodista Reinaldo Taladrid, se ha roto el récord de votación con más de 50% en las elecciones, los Demócratas superan en votación total en una cantidad apreciable, ya está en preparación la contienda electoral para 2020, en los tres estados que le costaron la presidencia a los Demócratas, estos obtuvieron sustanciales ganancias, la cantidad de mujeres que han ganado puestos es inédita en la historia y el Partido Demócrata trata de armonizar el abanico que tiene adentro.

Los Demócratas incorporaron como candidatos y candidatas a veteranas y veteranos de guerra para demostrar que ellos no son débiles y por primera vez aparecen ex agentes encubiertos de la CIA mujeres para ocupar cargos públicos en ese país.

En el Senado los Republicanos van a aumentar su mayoría, pero no como se esperaba lo que puede provocar trabas y tranques de todo tipo. Además, el movimiento de personas que votaron por Trump salió a votar a favor de los Republicanos, incluso Trump apoyó a un grupo de candidatos de los cuales la mayoría fue electa.

Resulta llamativo un estudio que refleja que lo motivos que condujeron a las personas a votar fueron la salud, inmigración, economía, la seguridad y las armas, en tanto las relaciones en política exterior quedaron en un segundo plano.

Por su parte, el Dr. C. Ernesto Domínguez López, investigador y profesor titular del CENSEU, destacó que estas elecciones tienen una implicación con las políticas locales. No se trata de la victoria del partido que gana sino más bien derrota del líder del partido que pierde pues todo esto hace que el Partido Republicano aparezca como un partido que tiene que nuclearse en torno al proyecto que Trump representa.

Estos dos partidos no tienen una plataforma ideológica y no es que no haya convergencia o programa, pero es que estos partidos funcionan en gran medida como coaliciones que incluyen un espectro ideológico que va desde el conservador al liberal.

Aunque sea la mayor elección en años, no alcanza la cifra récord que se logró en la década de 1970 para elecciones de medio término. Son elecciones en una situación de cambio estructural. Ahora hay que ver qué tipo de oposición se puede realizar porque el Partido Demócrata no es bloque monolítico.

Por otro lado, el periodista de Cubadebate Sergio Alejandro Gómez Gallo al referirse al tema Cuba, destacó que un cambio demográfico pues los cubanos que llegan a los EEUU comparten muchos más valores con los Demócratas.

Pero algo que distingue estas elecciones es que las agresiones hacia Cuba no definieron el voto, por los problemas internos tan serios que discuten los norteamericanos.  Sin embargo, los cubanos – americanos serán la única minoría hispana que va a votar mayoritariamente en favor de Trump y sus candidatos.

En otro momento el Dr. C. Ernesto Domínguez López sostuvo que los motivos del voto en las personas tienen efecto, pero hacia ambos lados del espectro político porque si bien la base social y electoral más radicales se movilizan frente a determinados casos como la inmigración también hay una reacción contra esa demonización al inmigrante.

Hay muchos descendientes de inmigrantes en determinadas áreas que mantienen contacto con su comunidad de origen y son los que creen que EEUU debe ser abierto a la inmigración y se oponen a estas políticas migratorias del gobierno.

Además, en el caso de los gobernadores, 25 son Republicanos, 23 son Demócratas y quedan dos estados pendientes que aún están por definir el nuevo gobernador. Uno de estos estados que están pendientes es Georgia que posiblemente vaya a segunda vuelta.

Lo que no cabe dudas es que el miércoles EEUU amaneció siendo un país mucho más polarizado y esa tendencia es la que va a continuar hasta 2020 porque Trump lo ha logrado a través de sus estrategias.

La perspectiva tanto Demócrata como Republicana hay que verla con un contexto global, conectando la que sucede a escala nacional, local y global, en una sociedad muy contradictoria. Es muy importante tener en cuenta que la victoria Demócrata es en términos relativos pues no alcanzó las dos Cámaras por tanto habrá que ver hasta dónde pueden llegar.

Se han visto dos años inéditos se verán otros dos años inéditos, con estas mismas tendencias que se han presentado y otras, ahora mismo se discute la realización o no de un juicio político contra Trump.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.