Inicio » Mesa Redonda

Juan Carlos Varela: nuevo presidente de Panamá

5 Mayo 2014 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos de Roberto Garaicoa

Contra todo pronóstico, como dirían los comentaristas deportivos cubanos, Juan Carlos Varela rompió los vaticinios al ganar las presidenciales de Panamá este domingo 4 de mayo. Solo tres horas después de que cerraran los colegios electorales en el país istmeño, el Tribunal Electoral declaró la tendencia irreversible a favor de este candidato, un ingeniero industrial de 50 años que llegó a ser vicepresidente del actual mandatario Ricardo Martinelli y su ministro de Relaciones Exteriores, pero sus relaciones con el mandatario saliente están rotas desde 2011.

Al frente del Partido Panameñista, Varela, que según las encuestas debía quedar tercero, obtuvo el 39,14 por ciento, seguido por el oficialista José Domingo Arias y el ex alcalde de Ciudad de Panamá, Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario del general Torrijos.

Unos 2,5 millones de electores, de una población de 3,8 millones, estaban llamados a elegir a un presidente -con mayoría simple-, 71 diputados y alcaldes, tras un proceso que deja a la capital tapizada de banderas, afiches y vallas.

En marzo último Varela ganó las primarias de su partido, con el 99 por ciento de los votos, y enrumbó hacia estas presidenciales; sin embargo, no contará con la mayoría del Congreso que también fue renovado.

Con relación a su triunfo, reconocido ya por el resto de los candidatos, aseguró que su Gobierno será de unidad, humano, con visión social y vocación de servicio público. «Quien quiera hacer negocios que se vaya al sector privado», dijo ante cientos de sus seguidores que gritaban de júbilo.

Para el analista Leonel Nodal, el ganador tendrá dos grandes retos: mantener el crecimiento económico y luchar contra la desigualdad social en Panamá. Igualmente el futuro presidente deberá administrar los recursos que generará al Estado un Canal con más capacidad de tránsito, pero deberá sortear primero los atrasos en las obras.

Según las propias palabras del recientemente elegido, va a cambiar y luchar contra la desigualdad y defenderá hasta el último centavo los fondos que le pertenecen al pueblo panameño y no va a tolerar la corrupción.

Varela basó su campaña en los problemas del alza del costo de los alimentos que preocupa a muchos panameños, prometió congelar los precios de 22 productos de la canasta básica para tratar de controlar un repunte inflacionario.

En la Mesa Redonda de este lunes se explicó que el representante del Partido Panameñista recibe a un país lleno de problemas en el orden económico y social, así como con prolongadas huelgas de constructores y maestros. Pero más allá de esos temas puntuales, uno de los grandes retos es solventar una deuda pública muy abultada que le deja en herencia el Gobierno de Martinelli, la cual se cifra en más de 20 000 millones de dólares.

Varela, quien asumirá el gobierno el 1ro. de julio para un período de cinco años, expresó a sus seguidores, quienes festejaban su triunfo, que la época de la confrontación, la época del irrespeto queda en la historia, y viene un gobierno humano, un gobierno de consenso, un gobierno de unidad nacional.

Muchos también ven en su victoria una suerte de referendum a Martinelli, quien había procurado hacer modificaciones a la Carta Magna para apostar por una nueva reelección.  Los analistas afirman que el mandatario saliente iba a manejar como un “títere” a Arias, quien, para mayores suspicacias, llevó de compañera de fórmula a Marta Linares, la esposa del actual presidente.

El presidente electo es el más enconado enemigo de Ricardo Martinelli, a pesar de ser su vicepresidente, cargo en el que se ha mantenido en la discordia por ser constitucionalmente irrenunciable.

El detonante de aquella discusión fue la oposición de Varela a los pasos que daba Martinelli, quien acusó a su aliado de deslealtad, por controlar los poderes Legislativo y Judicial, además de otras instancias autónomas del Estado.

En agosto de 2011, Varela rompió definitivamente su alianza política con Martinelli porque no estaba de acuerdo con las supuestas intenciones del gobernante de buscar la reelección y tras denunciar presuntos actos de corrupción del gobierno en la compra de unos helicópteros y radares a una cuestionada empresa italiana.

Entonces, Varela argumentó que el cargo de vicepresidente se lo dio el pueblo al elegirlo, se lanzó a la oposición y luego a la contienda por la primera magistratura de Panamá.

UCRANIA Y EL CONFLICTO QUE NO ACABA

La segunda media hora del programa incluyó en su agenda la situación que se vive aún en Ucrania, un conflicto que pesa por las secuelas profundas de destrucción y muerte. Constantemente pueden leerse titulares como estos: Las fuerzas de autodefensa del Donbass confirmaron más de una decena de heridos, Se recrudecían los combates en los dos principales bastiones insurgentes de Slaviansk y Kramatorsk…

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, pidió al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, que obligue a Ucrania a suspender las acciones militares y a retirar las tropas del este de esa nación. En una conversación telefónica, el jefe de la diplomacia rusa advirtió a su homólogo que «la operación de castigo» llevada a cabo por Kiev puede provocar «un conflicto mortal entre hermanos».

Este viernes, Rusia también denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU que el apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a la represión militar en el sudeste ucraniano bloquea cualquier salida a la crisis. «Occidente corta los caminos a la solución pacífica, al respaldar a las autoridades de Kiev en su violenta arremetida contra las protestas», advirtió el embajador de Moscú ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, en el órgano de 15 miembros, que celebró una nueva reunión de emergencia por el conflicto.

Sobre la crisis ucraniana también se pronunció este sábado, mediante un comunicado de su portavoz, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien reclamó una investigación «rápida y concluyente» sobre la muerte de al menos 36 personas en un incendio declarado el viernes en la Casa de los Sindicatos , en la ciudad de Odesa, y reiteró sus llamamientos al diálogo para poner fin a los enfrentamientos entre los ucranianos pro-europeos y los pro-rusos, a la vez que insistió en que «la única salida a la crisis es una solución política y diplomática».

La Mesa Redonda dedicó su emisión al resultado de las elecciones presidenciales en Panamá y a la situación de violencia en Ucrania, contó también con la habitual sección La Esquina.

Juan Carlos Varela rompió los vaticinios al ganar las presidenciales de Panamá este domingo 4 de mayo.

En la Mesa Redonda de este lunes se explicó que el representante del Partido Panameñista recibe a un país lleno de problemas en el orden económico y social.

La segunda media hora del programa incluyó en su agenda la situación que se vive aún en Ucrania, un conflicto que pesa por las secuelas profundas de destrucción y muerte.

Este viernes, Rusia también denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU que el apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a la represión militar en el sudeste ucraniano bloquea cualquier salida a la crisis.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.