Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

Trump y los primeros 200 días de mandato: Gobierno de la incertidumbre (+ Video)

10 Agosto 2017 1 Comentario

Donald Trump ha creado su propio canal de televisión en Internet, lo que para algunos medios es inaceptable.

El presidente norteamericano Donald Trump ha llegado a los primeros 200 días de mandato. Durante toda esa jornada no ha dejado de enfrentar conflictos con la prensa, con sus adversarios políticos, con sus enemigos internacionales y no ha dejado de qué hablar.

De los enredos en los que anda el Imperio que comanda el inquilino de la Casa Blanca y los sucesos de los últimos días abordó el espacio televisivo Mesa Redonda de este miércoles 10 de agosto.

Donald Trump ha creado su propio canal de televisión en Internet, lo que para algunos medios es inaceptable. El The Washington Post lo ha calificado de propaganda real. Su presentadora fue comentarista conservadora de CNN y portavoz del Partido Republicano. Trump defiende la idea ya que las fakenews se niegan a reconocer los existe de su mandato: crecimiento del empleo, sube la bolsa, aumenta la confianza de los consumidores. En ese canal también llamó a The New York Times de fallido e inepto. En las últimas encuestas realizadas en ese país se ha indicado que tres cuartas partes de la población dice no confiar en la Casa Blanca.

Crecen los rumores de un golpe de estado contra Donald Trump, en el medio español La Gaceta se dice que se habla del asunto abiertamente con horror en un bando y con impaciencia en otro. Se habla de un golpe silencioso y hasta se pronostica que no llegará a agosto de 2018.

El licenciado Reinaldo Taladrid Herrero, periodista de la Mesa Redonda, jocosamente alegó que el análisis contra Donald Trump se hace con microscopios electrónicos y telescopios Hubble porque es primera vez que se analizan los 200 primeros días de un presidente de Estados Unidos.

Durante su intervención explicó que el término golpe de estado que se utiliza no es el acostumbrado, sino que es político, de tipo Impeachment, renuncia u otras variantes parecidas. Sus enemigos políticos, que es casi toda la gran prensa norteamericana, resalta sus números negativos, pero Trump todavía tiene cerca del 80 % del apoyo de los norteamericanos.

Hay quien en sus bases electorales se encuentra en peligro de perder y se ha puesto contra él, ha cambiado por considerarlo conveniente para su carrera política. El gobernador demócrata del estado carbonero de Virginia Oeste acaba de cambiar de bando a republicano. Por otra parte, la economía está bien en los términos acostumbrados: el empleo no cae, el crecimiento sigue y Wall Street está en alza.

Tampoco se puede obviar que todas las escaladas internacionales de Trump como la que tiene contra República Democrática de Corea del Norte, tiene dobles lecturas. En uno de los indicadores en lo que no está en negativo es en el manejo de la política antiterrorista y de política exterior.

Reinaldo Taladrid señaló que hay una verdadera guerra política que tiene como objetivo sacar a Trump del poder y lo que representa, para devolver el poder al Establishment tradicional que ha sido desplazado. Esa prensa también estaba en crisis. Trump sabía que lo iban a atacar y se adelantó a los hechos atacándolos para deteriorar su imagen. Su estratega político dijo que la prensa es el enemigo. La prueba de que ese país es un complicado ajedrez político es que Trump ganó las elecciones.

La falta de confianza en Trump es preocupante. Los encuestados que alegan no confiar en la Casa Blanca tiene que ver con la cantidad de mentiras que ha dicho sin anestesia.

Trump gobierna desde Twitter

Todos los grandes medios apoyaron a Hillary Clinton durante la campaña presidencial. Ahora Trump se inventa su propio noticiero y lo cuelga en las redes sociales. Hay un nuevo ejercicio que actúa de manera inédita. Al respecto el licenciado Sergio Alejandro Gómez Gallo, jefe de la página Internacional del diario Granma, explicó que históricamente los medios han sido mediadores de los políticos y de los públicos.

Advirtió que hay que recordar que Trump está gobernando desde Twitter. Una cuenta que él mismo ha alegado ser su propio editor. Consideró que estos 200 días ayudan a despejar la incógnita de qué es lo que hay detrás de Trump. Cada día se hace agua la idea de que Trump tiene detrás una estructura orgánica de pensamiento porque muestra sus errores y no logra concretar los planes que tiene.

Gómez Gallo se cuestiona ¿será Trump un fenómeno o un error del sistema? Fue la debilidad y la falta de credibilidad del sistema la que le da la posibilidad a un hombre extremadamente populista llegar al poder. Trump les da respuestas fáciles a problemas complejos.

Trump es resultado del agotamiento del sistema

En medio de las turbulencias Trump despide al que fue presidente del Partido Republicano y su canal de comunicación con ese partido, y pese a todo el empeño que le ha puesto no ha podido hacer avanzar la reforma sanitaria contra el Obama Care.

El doctor Ernesto Domínguez López, profesor titular e investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos, comentó que el punto del despido del jefe de gabinete republicano puede tener una lectura inmediata y es que el intento de restablecer la comunicación entre los cercanos a Trump y el interés republicano falló a partir de las propias dinámicas del curso de la política y a partir de los conflictos que se han generado internamente.

Expresó que se demuestra un alto nivel desestabilidad dentro del propio gobierno. Hay una buena parte de los puestos de gobierno no se han ocupado todavía que tiene que ver con el intento por reducir la burocracia gubernamental y los presupuestos, y con las dificultades para lograr estabilizar un equipo de gobierno. Hay una evidente tendencia de gobernar utilizando los mecanismos de la empresa privada tradicional porque se asocia a la gran empresa privada con la eficiencia, con capacidad para generar empleo, los grandes magnates de la empresa privada se consideran creadores de empleo. Esa es la imagen que trata de proyectar Trump.

Todo ello forma parte de la dinámica sui géneris de esa administración. Lo más interesante es que a pesar de los conflictos algunas de sus ideas si están avanzando. Los datos de empleo y de crecimiento económico son reales. Se ha mantenido estable el nivel de desempleo, el porcentaje de población en edad laboral que está dentro de la fuerza de trabajo. En esta administración avanza la desregulación, la búsqueda de políticas para eliminar restricciones para el funcionamiento de la empresa.

El sistema está funcionando de alguna manera. Es real el fenómeno de agotamiento de los mecanismos de reproducción de hegemonía dentro del sistema, de los mecanismos políticos. No es una crisis, sino un agotamiento visible desde hace unos 10 o 12 años. Trump es una de las expresiones de ese proceso.

La incertidumbre y la reforma migratoria


Medios europeos dicen que la reforma migratoria de Donald Trump podría ser su próximo fracaso. Ernesto Domínguez López recordó que Estados Unidos ha sido durante décadas el principal receptor de inmigrantes en el mundo. En ese sentido refirió que los conflictos en ese escenario van desde la incapacidad para recibir a los inmigrantes, hasta el uso del inmigrante como un chivo expiatorio para una multiplicidad de problemas y conflictos sociales.

El muro con México tiene que ver con relaciones regionales y fenómenos que van más allá de la frontera de los Estados Unidos. La reforma migratoria de carácter restrictivo forma parte de las promesas de campaña y que tiene que ver con el debate fronteras abiertas o fronteras cerradas. Lo cierto es que la fuerza de inmigrantes se ha utilizado para cubrir áreas de empleo que no tienen demanda dentro de la fuerza de trabajo estadounidense, pero también se utilizan para presionar a los salarios de los trabajadores.

Afirmar que un proyecto de reforma migratoria va a fracasar no lo podemos hacer, afirmar lo que va a pasar tampoco se puede hacer. Está claro que es un tema sobre el tapete y quiere hacer avanzar un proyecto legislativo. Va a atraer la atención y va a convertirse en tema central del debate público, objeto de ataque, pero nada de eso afecta la base electoral de Trump.

No se habla del agotamiento del sistema

El periodista Reinaldo Taladrid apuntó que la relación política entre el senado es más estrecha que en la cámara. A la hora de votar por proyectos que deciden elecciones en Estados Unidos, no hay ejemplos elecciones decididas por un tema internacional. A la hora de votar la gente mira hacia adentro de sus distritos y de sus estados y eso es más difícil que pensar con mentalidad de nación.

William Clinton celebrando su victoria en 1992 dijo “juntos haremos a América grande otra vez”. Todo lo que se mueve en el gobierno hoy parece ser parte de una conspiración, es como si se quisiera cambiar la mirada a algo directamente que después Trump debe cambiar. El presupuesto de la OTAN se ha aumentado calladamente. Se está revisando un programa de 8 trillones para el arsenal nuclear. Y nadie está hablando de esos temas. Se retiró del Tratado de París, pero no hay oposición a eso.

Nadie ha dicho que hubo otra opción que fue Bernie Sanders. Las cosas que propuso y la cantidad de millones de votos que sacó ahora están silenciados. Una vez dijo Medicina Social y un poco más y lo linchan políticamente. Se le dice que o está loco o es un traidor, un comunista, un socialista. Sin embargo, eso es una demanda de la sociedad. Nadie habla de la crisis o del agotamiento del sistema.

La realidad no acompaña al discurso político de Donald Trump

Donald Trump ha dicho que Corea del Norte se topará con fuego y furia como nunca ha visto antes el planeta. Ese país asiático se encuentra con capacidad para colocar pequeñas cabezas nucleares en sus misiles. Por su parte, Moscú ha dicho que las nuevas sanciones de Estados Unidos son una declaración de guerra comercial.

Sergio Gómez Gallo comentó que la política internacional es la arena donde las ideas de Trump se enfrentan con la realidad. El conflicto con Corea del Norte se remonta a la Segunda Guerra Mundial, por el que han pasado todos los presidentes de los Estados Unidos y que genera tensiones de forma frecuente.

La posición de Corea del Norte puede ser criticada. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas incluso ha aprobado medidas fuertes contra ese país. Pero Estados Unidos en los últimos tiempos se ha comportado diplomáticamente con una invasión a Irak, provocó el linchamiento del Al Gadafi en las calles de Libia, el acuerdo nuclear con Irán pende de un hilo. La experiencia en la arena política internacional de Estados Unidos no da buenas señales a Pyongyang.

De desatarse el conflicto, cómo se puede contralar para que no afecte a China o a Corea del Sur. Los coreanos del sur salieron a las calles a protestar para que se bajen las tensiones porque ellos van a ser los principales afectados.

La frase de Trump fue rápidamente rebajada por el Secretario de Estado que rápidamente salió a decirle a los estadounidenses duerman con tranquilidad lo que dijo el presidente no quiere decir que los tanques y los aviones estén llegando a Corea del Norte.

La administración actual está hablando de buscar una razón para suspender el acuerdo nuclear con Irán. La realidad no acompaña al discurso político de Donald Trump.

Vea la Mesa Redonda

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

1 Comentario »

  • Tauro dijo:

    El señor Trump apuntala su imagen como quien apuntala su vieja casa. En su desesperada faena busca los medios más modernos para que eso no ocurra, pero la casa le puede caer encima.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.