Inicio » Noticias, Adelantos, Sociedad

Esta tarde Comunicación y valores sobre la mesa

13 Febrero 2015 7 Comentarios

¿Complementan o contradicen los medios la formación de valores que se propone la sociedad cubana? ¿Cuánto y cómo se em­plea la comunicación en función formadora? Especialistas y periodistas ponen sobre la mesa las posibles respuestas y el análisis integral de la relación entre comunicación y valores a las 7:00 p.m., por Cuba­visión, Cubavisión In­ter­nacional y Ra­dio Habana Cuba. El Ca­­nal Edu­ca­tivo retransmitirá este programa al final de su emisión del día.

Bookmark and Share

7 Comentarios »

  • qbano dijo:

    en mi opinión nuestros medios influyen en la actitudes de la sociedad tanto por lo que dicen como por lo que no dicen! o sea, si nuestros medios evaden partes de nuestras realidades, si nuestros medios evitan denunciar, si nuestros medios estimulan las posiciones extremas (actos de repudio a quienes piensan diferentes etc) entonces y aun se diga lo contrario estos propician cierto nivel de impunidad como de negación al dialogo o aceptación a lo diverso y como es lógico contribuyen a la formación de una sociedad ajena a sus propias realidades una sociedad que prefiere evadir el debate y en su lugar imponer su criterio sobre el de otros etc! por todo ello creo que nuestros medios tienen mucha coresponsabilidad sobre la pérdida de valores en nuestra sociedad…
    por demás nuestros medios de comunicación son uno principales enlaces entre los máximos poderes políticos y el pueblo, por lo que con cierta frecuencia suelen o terminan siendo la imagen o discurso principal de nuestros líderes! Por lo que cuando algún representante del estado o poder político decide nombrar a quien no tiene la capacidad profesional como responsable, cuando en nuestros medios se nos presenta “la burla de Acanda” o cuando se toma una decisión sin consultar al pueblo (por ejemplo: prohibición de obtención de recursos mediantes el sudor o negocios privados, prohibición u obstaculización a migrar, aumento de la edad de retiro, sistema salarial, etc) es normal que ello termine influyendo sobre como la sociedad actúa, se comparta en su propio ambiente y antes la imposibilidad de influir en algún cambio

  • YGlez dijo:

    No olvidar que el ser humano es eminentemente SOCIAL. Las influencias externas a la familia que recibe un niño o joven son abrumadoras: “los hijos se parecen más a su tiempo que a sus padres”.
    El análisis crítico, los roles de otros, el sentido colectivo, la responsabilidad, la solidaridad y otros muchos aspectos se forman mucho mejor en la escuela, porque funciona como un muro de contención para cualquier carencia o deformidad que provenga de un hogar precario. Todas las familias no aportan ese conjunto de valores de igual forma. Cuando el niño se viste de uniforme y llega a la escuela tiene que seguir reglas colectivas, disciplina, en un medio de formalidad social independientemente de qué familia provenga. Por tanto la escuela tiene el DEBER de facilitar todo el ambiente necesario para el desarrollo de valores, donde el mero hecho de instruirse también alimenta ese complejo proceso. Si se debilita esta parte de la base, puede caerse toda la estructura.
    En cuando a los medios masivos de comunicación, otro tanto, la influencia viene de todas partes, desde la letra de una canción hasta la forma de hablar de un locutor, el comportamiento violento de un personaje – héroe, porque los individuos somos vulnerables y susceptibles de manipulación. Se ha estudiado desde hace dos siglos y es medible hasta qué punto influye en la conducta un mensaje subliminal… etc… De manera que quienes manejan políticas y tienen a su cargo la toma de decisiones en los medios deben saber la enorme responsabilidad que asumen y la huella que dejan tras de sí.

  • qbano dijo:

    o sea nuestros medios también son “una especie de padres de familias”! si en estos se adoptan y/o exponen posiciones extremas, si se evitan mencionar realidades, si imponen matrices o se excluye la diversidad etc. estas podrían ser actitudes adoptadas o respondidas por la sociedad!
    o sea “no hace falta que un periodista, comentarista,analista, moderador , director etc sean grosero verbalmente para ser vulgar, ya que; con solo ser poco sincero podría alcanzarle para ofender a su pueblo”

  • YGlez dijo:

    Creo también que los medios deben estar más abiertos al diálogo, a la participación ciudadana, el pueblo debe sentirse parte del proceso, no como un mero receptor de orientaciones y de informaciones enlatadas que en un cierto punto pierden credibilidad y representatividad. Se ha hecho algo al respecto pero no es suficiente. En resumidas cuenta los medios son del PUEBLO y para el PUEBLO.

  • qbano dijo:

    por ejemplo
    si tenemos en cuenta que las personas no “somos honesta para una cosa y para otra no” sino que somos deshonestas y que las personas aprenden a mentir luego utilizan la mentira para escudar sus faltas (robar, engañar, faltar a sus conciudadanos etc.) entonces podría ser suficiente, bastaría ver la diversidad en cuanto a enfoques, puntos de vistas, profundidad en los análisis, continuidad en los temas que ocupan a nuestros medios, bastaría ver el % del espacio que se dedica al tan importante proceso de actualización socio económico para evaluar cuanta verdad puede quedar sin decir! Incluso y a pesar que los propios medios afirman que este es un tema de suma importancia

    Este discurso no dicho contra lo dicho, es palpado por un sector de nuestra sociedad no poco interesante que termina escudando su actitud ante esta realidad…! que incluso llega a adoptar la posición del “niño malcriado: si tú lo haces porque yo no”

  • POCHOLO dijo:

    Carta de una profesora.
    No creo que los políticos lleguen a entenderla. Está escrito por una profesora de un Instituto público.

    Muy buena exposición y aclaración de por qué no se debe decir presidenta, que se enteren o aprendan los políticos que para empezar a serlo deberían tener más formación.
    En su Artículo I. De su definición y división, hay un párrafo que dice: Los participios activos son de una sola terminación que conviene al género masculino y femenino, y al artículo y pronombres neutros.
    Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 50 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política.

    En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, (mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente:
    la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”.

    Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba “El Parvulito”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.En Primaria estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos “tracas” o “matracas”) Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física.
    En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b” en vez de “v” o cinco faltas de acentos, te suspendían.

    En Bachiller, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía.
    Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las “Coplas a la Muerte de su Padre” de Jorge Manrique, leí a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

    Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.

    Y…, vamos con la Gramática.

    En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales.

    El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”.

    ¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”.

    Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

    De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no “dirigenta”; “residente”, no “residenta”, y el cuento de aquella princesa que esta dormida se llamaba “la bella durmiente” no “la bella durmienta”.

    Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones.
    Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).
    Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto.
    Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

    SI ESTE ASUNTO “NO TE DA IGUAL”, PÁSALO POR AHÍ, A VER SI LE TERMINA LLEGANDO A LA MINISTRA/O DE TURNO.
    Porque no es lo mismo ser
    un “CARGO PÚBLICO” que una “CARGA PÚBLICA”

  • Yuri La Rosa dijo:

    escuchando los comentarios sobre la comunicación, la formación de valores y la enseñanza de la historio como factor para formar valores, me vino a la mente una anecdota de mis años de maestro en la ESBU Lino figueredo del municipio Martí en Matanzas, resulta que debía charlar con mis estudiantes sobre nuestro Héroe nacional, al decirle a mis alumnos y alumnas (para no entrar en debate de generos) sobre el tema la expresión unánime fué ” AHHHHH otra ves, profe si de Martí siempre es lo mismo, que si fue el autor intelectual del moncada, que si planeo la guerra necesaria” imaginen cual fue mi temor por comentar a mis alumnos algo que no les causaría mucho interés, recurrí entonces a lo que no se les comenta de Martí, que a pesar de ser un Héroe, no es en si un ser mitológico, sino un ser humano y entonces comencé a contarle de martí y su poesía de amor, sus historias no recogidas en los libros de la materia, al menos para secundaria básica, cual fue entonces mi sorpresa al ver que se comenzaba a mostrar interés, continué entonces a entremezclar datos históricos y acciones revolucionarias con pasajes de su vida sin un carácter político pero que también formaban parte del todo inmenso que fué y es Martí, es decír deseché toda metodología esquemática de la clase para convertir aquella en una conversación sobre un cubano común que además luchó por Cuba, pero mi sorpresa fu mayor al día siguiente cuando en mi primer turno de clases, mis alumnos querían que continuara hablando de Martí. hago esta anécdota por la importancia del conocimiento de la historia de Cuba y sus figuras, pues se ha perdido el intrés de los alumnos de conocerla, no creo que sea culpa de los alumnos, tampoco de los profesores, pero si a los métodos estrictor de comunicación que se han implantado sobre una clase, se que un metodólogo hubiese encontrado que no pasé lista, que no di objetivos a cumplir, que no evalué y mucho más que evaluarian mi clase de muy mala rayando a lo pésimo, pero pienso entonces, si romper con la metodología y arriesgarme a una mala evaluación logré que mis estudiantes mostraran un interés ya perdido por conocer mas a fondo la vida y obra de nuestros héroes entonces que me evaluen de mal y que los pensadores de la metodología rígida de una clase se queden con ella, al final obtuve mejor evaluación, la de mis estudiantes mostrando interés por conocer y por investigar sobre Martí con tan solo haberles comentado que también Martí es un ser humano. NOTA: en la prueba final, mis estudiantes obtuvieron calificación perfecta al caracterizar a martí y cuando los demás grupos apenás se redactaba un parrafo sobre su vida, muchos de mis alumnos escribieron más de una cuartilla. esa fue mi evaluación de BIEN en la clase, la nota de mis alumnos.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.