Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Nacionales

Fidel Castro: Absuelto por la historia (+ Video)

26 Noviembre 2016 8 Comentarios

Era 12 de agosto, justo un día antes de que el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro llegara a su cumpleaños 90, y en esta ocasión la Mesa Redonda reunió a un panel de prestigiosos historiadores cubanos, para dialogar sobre su pensamiento, historia y lo que ha legado al mundo.

En declaraciones al programa televisivo, el presidente de la Academia de Historia, Eduardo Torres Cuevas, comentó que hablar de la personalidad de Fidel Castro en la historia de Cuba significaba hablar también de la historia, y que resultaba imposible distanciar la figura de lo que fue su tradición y el pensamiento en que se formó.

“Hay que decir que un conocedor profundo de José Martí es Fidel Castro. Hay que ver a lo largo de todos estos años sus análisis sobre el 10 de octubre, sobre Guáimaro, sobre la Protesta de Baraguá, sobre las obras de Martí que domina tan perfectamente y las interpreta, no es un simple lector de Martí, es un lector activo, en el cual ese Martí le habla y lo interroga, y encuentra en sus respuestas las formas martianas, por eso la cuarta revolución que se inicia tiene a  Martí como autor intelectual. No podía ser otro, era en Martí el resumen del pensamiento revolucionario”, dijo Torres Cuevas.

Asimismo, significó que Fidel viajó hacia la raíz profunda de la lucha mambisa e inició ahí la gran crisis del ejército profesional. “Ese ejército estaba preparado para otro tipo de lucha, y a pesar de todo el armamiento no pudo contrarrestar la estrategia inteligente de la lucha de guerrillas que venía de la herencia mambisa”, argumentó.

“Yo creo que hoy no podemos menos que sentirnos orgullosos de una figura como es, una figura de dimensiones universales, y su impronta quedará en la historia, y quedara porque es un pensamiento auténtico, consecuente, y no tuvo una formación abstracta, sino basado en nuestras tradiciones revolucionarias, en nuestras tradiciones de pensamiento, en nuestra cultura en general”.

Por su parte, Rolando Rodríguez se acercó a las razones que permitieron la formación del pensamiento de Fidel Castro, aun cuando creció de los entresijos de una república neocolonial

“Fidel nos devolvió el orgullo de ser cubanos, y paradójicamente resulta que nosotros los cubanos tenemos el orgullo de tenerlo a él que es un líder de talla universal, uno de los grandes hombres que la humanidad ha dado en nuestro tiempo”.

“Durante un cuarto de siglo, Cuba estuvo apagada, no había una figura. A partir de 1925 comenzaron a surgir algunos nombres extraordinarios como Mella, Guiteras, Rubén Martínez Villena.  Pero cuando apareció aquel muchacho que había tenido hasta premio de oratoria, educado en un colegio de los jesuitas, se decía que  iba  a ser un peligro o iba a ser algo muy grande”, añadió Rodríguez.

“De buenas a primeras aquel muchacho hijo de terratenientes, rico, etc, se convirtió en antimperialista, y estudiando por su propia cuenta se hizo marxista. Aquel muchacho resulta que terminó en el Bogotazo, luchando en Colombia por el pueblo colombiano, en Cayo Confite por la libertad ante la opresión del tirano Trujillo, y será el hombre que dirige el asalto al cuartel Moncada”.

Sobre estos años, recuerda Rodríguez que era muy joven, pero que ya sabía quién era Fidel Castro, sabía que era un genio militar y un genio fundamentalmente político. “Me confesó que había aprendido la guerra de guerrillas en las crónicas de Miró Argenter; pero sin caballo, ese hombre fue capaz de derrotar en menos de 24 meses a la dictadura de Batista y en menos de 72 horas aplastó Girón. En la Crisis de Octubre brilló su figura de una manera increíble, pero es que fue un líder que se trasfundió con el pueblo, e hizo que el pueblo fuera capaz de vencer todos los obstáculos que ha tenido”.

Así, para Rolando Rodríguez, hoy es un orgullo que el país que se despreciaba durante la República Neocolonial haya sido capaz de conducir la ciencia, y llevar el deporte a medallas inenarrables, hemos llegado a ser una potencia médica, y con un pensamiento que no admite que la economía es la única que puede construir el socialismo, sino que tiene que estar unido a que la conciencia forje en un grado extraordinario una nueva mentalidad y un nuevo hombre.

Fidel y las relaciones Cuba- Estados Unidos

¿Qué ha significado Fidel frente al imperio estadounidense y junto al pueblo de los Estados Unidos?, ¿qué tan cierto ha sido el mito que se ha intentado crear de que Fidel ha sido un obstáculo para las relaciones Cuba Estados Unidos? Este tema estuvo en la mirada del joven historiador Elier Ramírez Cañedo, quien desde su graduación se ha dedicado al estudio de este particular.

Para Elier, una de las razones de porqué Fidel logró sobrevivir a 11 administraciones estadounidenses tiene que ver con que después de Cuba el país del que conoce más es los Estados Unidos. “Siempre ha estado por delante de los adversarios que han pasado por la Casa Blanca, y a ese tema le ha dedicado horas larguísimas, a intercambiar con políticos de Estados Unidos, congresistas que han pasado por Cuba. Tiene un olfato tremendo para estar siempre por delante”.

No obstante, afirma que los adversarios de la Revolución han presentado a Fidel como el obstáculo para la normalización e incluso lo sitúan en el origen del conflicto entre Cuba Estados Unidos.

Según demuestra Elier en su investigación, esto resulta incierto. “Sabemos que el conflicto Cuba Estados Unidos es ancestral, y Cuba y Estados Unidos no han tenido relaciones normales nunca, no las tuvieron en el siglo XIX, durante la República Neocolonial y si hay algo que demuestran los propios documentos desclasificados de los Estados Unidos es que si hay alguien que ha tenido una voluntad de diálogo y de mejorar las relaciones desde 1959, hasta los últimos años que estuvo al frente de nuestro país, fue Fidel Castro, bajo la idea de que la soberanía de Cuba y los principios nunca van a estar sobre la mesa de negociaciones”.

Asimismo, en la Mesa Redonda Elier Ramírez detalló los diferentes intentos de acercamientos protagonizados por Fidel, desde su primera visita a Estados Unidos luego de triunfada la Revolución Cubana; igualmente, recuerda que cuando se rompen las relaciones  diplomáticas en enero de 1961 no fue Cuba la quien provoca ese rompimiento.

Por su parte, el historiador Alberto Prieto destacó que Fidel captó las diferencias que existían entre Cuba y el resto de los países dominados del mundo y lanzó un concepto nuevo la plantear que el enemigo a derrotar era el antimperialismo y sus aliados internos.

“Al triunfar la revolución plantea dos cosas:  la integración latinoamericana en sentido general como fuerza para unificar a los estados frente a los atropellos de los Estados Unidos y la solidaridad internacionalista revolucionaria. En 1959 Fidel traza una estrategia en dos sentidos hacia América Latina y hacia África”.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

8 Comentarios »

  • Fidel Ernesto Paredes Fernández dijo:

    Hemos perdido al patriota mas completo

  • Galvarez dijo:

    Estoy convencido que hoy no podemos menos que sentirnos orgullosos de una figura de nuestro Comandante Invicto,porque es una figura de dimensiones universales, y su legado quedará en la historia, porque es un pensamiento auténtico,fiel a sus ideales del mejoramiento del hombre, consecuente, y no tuvo una formación abstracta,su pensamiento está basado en nuestras ricas tradiciones revolucionarias, en nuestras tradiciones de pensamiento, en nuestra cultura en general.

  • juan dijo:

    Es y será siempre nuestro padre, amigo,ejemplo como hombre y amigo y en lo particular no importa que desaparesca fisicamente siempre lo llevaré en mi corazón con mucho orgullo de ser cubano.

  • Juan Luis Sánchez L dijo:

    Una triste noticia estremecía al mundo este 25 de noviembre de 2016. Fidel Castro ha muerto. No lo podía creer. Cerca de la media noche recibí la llamada de un amigo para informarme del fallecimiento del Líder Histórico y Absoluto de la Revolución Cubana, aún en el desconcierto y tras las dudas, casi lo ofendo; luego me disculpé cuando por la TV Nacional, se transmitía la alocución del Presidente Raúl Castro, su hermano de lucha, de sangre. Un dolor inmenso estremeció mi alma. Se humedecieron mis ojos. Sentí ganas de despertar al barrio, de salir a las calles a ver qué ocurría; las llamadas de otros amigos y estas líneas me hicieron permanecer en casa. Durante unas horas vi en la TV el documental de Estela Bravo sobre la vida y obra del Comanadante en Jefe de la Revolución Cubana, y otros programas que le fueron sucediendo a cada minuto. Quedé dormido. Al despertar, la noticia se hacía eco entre los vecinos del barrio, habían rostros de tristeza, dolor. Fidel ha muerto.
    Será que es cierto?
    Fidel no ha muerto, Fidel vive. Vive en la memoria y en los corazones de millones de cubanos, de millones de personas en el mundo, y me viene a la mente aquel fragmento de la frase que utilizaría para cerrar el discurso pronunciado el 15 de octubre de 1976 tras el horrendo crímen de Barbados, cuando expresó: No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica.
    Y es que voces de todas partes del mundo se suman hoy al pesar del pueblo cubano tras la pérdida de quien fuera faro y guía de la Revolución Cubana. Intelectual, visionario, luchador incansable contra las dictaduras que gobernaban la isla de Cuba entre los años ´30 al ´59 del pasado siglo. Posteriormente se convertiría en el mayor enemigo del imperialismo yanqui, por sus ideas revolucionarias, progresistas, independentistas.
    Autor material del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes, expedicionario del Granma, primero en la línea de combate en Playa Girón tras el ataque mercenario sucedido en 1961, propulsor de la educación, la salud pública, el deporte y la cultura para todos, del internacionalismo, gran estratega militar, amigo de los pueblos más desposeídos, más pobres, que entregó su vida a la obra de la Revolución, a su pueblo, a su patria. Fidel no ha muerto. Fidel vive entre nosotros. Está aquí, está en cada obra social, en cada escuela, en cada hospital, en cada barrio, en cada empresa. Está en el campo, en la ciudad, está en la ONU, está en América, está en Asia, Europa, Oceanía o África, Fidel Vive, porque su ejemplo, su pensamiento, su obra, su legado, es eterno, está vigente.
    Mi pequeña hija de 2 años lo conocerá a través del estudio de la Historia de Cuba, y confío en que aprenderá a amarlo como lo amamos los millones de cubanos revolucionarios que a lo largo de estos años de Revolución hemos sufrido los abatares del Bloqueo Económico, de guerras biológicas, ataques mercenarios, de bandalismo y terrorismo cruel e inescrupuloso, de leyes que impiden un mayor y mejor desarrollo de los ámbitos socio – económicos de la nación cubana, pero a pesar de eso, nos hemos impuesto, nos hemos enfrentado con valor, con dignidad, sin doblegarnos al mayor imperio conocido por el hombre en todos los tiempos, a solo 90 millas, porque Fidel nos enseñó, nos guió.
    Fidel vivirá siempre entre nosotros. Seremos fieles continuadores de su obra.
    No soy un experto o un intelectual del arte de las letras, de la escritura, soy un cubano que siente con profundo pesar la partida de nuestro Comandante en Jefe, que se siente orgulloso de ser 100% Cubano.
    Admiro la obra de Fidel y de otros grandes que ya no están, como Chávez, amigo fiel de nuestra patria, Kirchner, Bolívar, Martí o Maceo en tiempos remotos.
    Admiro la obra y entrega de Fidel a su patria, a su pueblo, su sencillez, su modestia, su altruismo, su capacidad de luchar y vencer, su constancia, su patriotismo, su heroismo, su grandeza.
    Miles de mensajes y obras se escribirán en los próximos días. Se realizarán obras escultóricas, pinturas, se harán poemas, pero desde este rincón de patria que es mi ciudad (Guantánamo) quiero dedicar todo mi apoyo a la familia de Fidel, al pueblo cubano y hacer firme mi compromiso de seguir apoyando su obra. Quiero expresar mis sentimientos a Cuba y al mundo, orgulloso de ser, como expresé antes, 100% cubano.
    ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, FIDEL! ¡PATRIA O MUERTE! ¡VENCEREMOS!

  • Leidis Rubio Bertot dijo:

    No hay palabras para definir cuan grande es el dolor que nos causa esta perdida, no dejan de brotar lagrimas de tristesa, hemos perdido al padre de todos los cubanos.

  • Lissette DVLH dijo:

    A los héroes se les recuerda sin llanto decía una canción de Sara González. Fidel no ha muerto, los hombres de su talla no mueren. Vive y vivirá en cada cubano.

  • Jorge Olivet Cabrera dijo:

    Hoy mas que nunca debemos permanecer unidos, me encantaria dejar esta consigna para él, ya que uno de mis sueños mas grandes era apretar su mano amiga y ya no me es posible:

    quisiera onrarlo dejando esta consigna para el:

    DESDE MI PUESTO DE TRABAJO CONTINUANDO CON SU OBRA , AQUI ESTOY MI COMANDANTE

  • Iris Gonzalez Herndez dijo:

    ESTOS DÍAS HAN SIDO MUY TRISTES Y DUROS UN PUEBLO ENTERO SE HA VOLCADO A LA CALLE, A LOS LUGARES DONDE PODER RENDIR HONORES AL SER MÁS GRANDE DEL PLANETA, HEMOS ESCUCHADO PALABRAS Y REFLEXIONES DE COMPATRIOTAS Y HERMANOS DE TODAS LAS PARTES DEL MUNDO Y SE NOS HA CONMOVIDO EL ALMA, HEMOS LLORADO, AUN TRATANDO DE AGUANTAR LAS LÁGRIMAS, HEMOS LAMENTADO, HEMOS HASTA PENSADO QUE NO ES CIERTO, QUE EN CUALQUIER MOMENTO NOS VAN A DECIR QUE FUE UNA EQUIVOCACIÓN… ESTAMOS AQUÍ CON EL PECHO APRETADO, CON DOLOR, CON ANGUSTIA HASTA CON RABIA DE NO PODER HACER NADA PARA CAMBIAR ESA TRISTE REALIDAD, PERO DE PRONTO REFLEXIONAMOS Y PENSAMOS, QUE NO HEMOS HECHO POR EL, QUE MÁS PODEMOS HACER, ESE SERÁ NUESTRO MEJOR HOMENAJE, SERÁ NUESTRO COMPROMISO CON LO QUE SIEMPRE NOS PIDIÓ, HACER LAS COSAS BIEN, CUANDO LAS HAGAMOS BIEN ESFORZARNOS POR HACERLAS MEJOR, CUANDO LAS HAGAMOS MEJOR TRATAR DE HACERLAS PERFECTAS, SIEMPRE SEGUIREMOS TUS IDEAS, TUS ENSEÑANZAS, CUMPLIREMOS CON TU LEGADO HISTÓRICO EN EL CONCEPTO DE REVOLUCIÓN, TE AMAMOS COMANDANTE HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.