Inicio » Mesa Redonda, Sociedad, Temas Nacionales

Violencia de género, prostitución, y trata de personas: un debate necesario (+ Video)

25 Enero 2017 11 Comentarios

La violencia de género, la prostitución, el turismo sexual y la trata de personas son las temáticas centrales del Segundo Simposio Internacional Berta Cáceres in memorian

Por Manuel Alejandro Hernández, especial para la Mesa Redonda

Fotos: Roberto Gareaicoa

Emisión: 24/01/2017

La violencia de género, la prostitución, el turismo sexual y la trata de personas son las temáticas centrales del Segundo Simposio Internacional Berta Cáceres in memorian que se celebra en el marco de la jornada por la NO VIOLENCIA hacia las MUJERES y las NIÑAS, desde el 23 y hasta este 25 de enero en el Centro de Convenciones La Pradera en La Habana.

Se sabe y ya bien lo anunciaba la doctora Mariela Castro Espín, que “estos temas suelen soslayarse y no convertirse en asuntos de políticas o legislaciones y eso es precisamente lo que tratan de hacer el CENESEX y este simposio, llevar esos temas a la altura necesaria para que el desarrollo humano sea llevado a plenitud”.

Estos temas, incómodos y polémicos, llegan a ser postergados y en los debates políticos y lesgislativos sin considerar su alto costo para el desarrollo. Según Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), “tanto esta cita como la primera de noviembre de 2013 se ha trazado el propósito de promover el debate científico multidisciplinario y el accionar intersectorial en los diferentes ámbitos de la sociedad, además, facilitar las alianzas entre instituciones del estado y de la sociedad civil en cada nación, en la región y a nivel internacional. Necesitamos estar en conexión”.

La también presidenta de este simposio añadió que el mismo “contribuye a actualizar nuestras estrategias educacionales y programas de atención a estas temáticas y socializar y divulgar buenas prácticas que podemos tomar para las propuestas que hacemos en el campo de la política, de la educación y de la comunicación, donde, respetando el sentido de la ciudadanía, nos proponemos dar una mejor información a la población para que asumas sus propias responsabilidades y tenga conciencia de que son sujetos de derecho que el estado pone en sus manos a través de informaciones que los protejan.

“A pesar de que el estado cubano es protector hay situaciones en las que ya no te puede proteger y entonces tenemos que informar para que las personas tengan la libertad de decidir con cabeza propia”

La también presidenta de este simposio añadió que el mismo “contribuye a actualizar nuestras estrategias educacionales y programas de atención a estas temáticas y socializar y divulgar buenas prácticas que podemos tomar para las propuestas que hacemos en el campo de la política, de la educación y de la comunicación

Este simposio puede contextualizar el lugar de Cuba a la hora de asumir determinadas prácticas, porque pueden resultarle a uno menos frecuentes. A esto se refirió la doctora Mariela Castro Espín, “está claro que es interés de las instituciones educar a las personas, pero estamos conscientes de que tenemos todavía que superar mecanismos, que tenemos que generar, y que activar. La historia de la Revolución cubana tiene muchos hechos que nos ayudan a entender este proceso. En el mismo 1959 se estableció el mismo salario para hombres que para mujeres, ya eso dice por dónde iría la política de esta Revolución.

“He leído que eran más de 100 mil las mujeres que eran víctimas de la explotación sexual antes de 1959. Además, tenemos programas de protección a la infancia y a la mujer y además existen los mecanismos de participación para el beneficio de la sociedad.

“En la actualidad hay que actuar, no podemos solamente decir que estamos de acuerdo contra la explotación sexual como una forma de trabajo sexual, no podemos decir que queremos proteger a nuestras niñas, niños y adolescentes de la explotación sexual, es no solo desearlo, sino rompernos la cabeza para encontrar de qué manera lo vamos a hacer”.

Como presidente del simposio Mariela Castro Espín ha seguido de cerca las investigaciones, los estudios, las propuestas de las instituciones y organizaciones que han sucedido entre un simposio y otro. “De los anhelos a la práctica se lleva un tiempo de maduración, y no lo podemos lograr todos los días o inmediatamente. Aunque estamos seguros que la solución es el camino de la investigación”.

El master en ciencias Yoandrys González García, ha notado que “la trata en las mujeres suele ser vista como violencia de género.

¿Trata de personas?

Sobre la trata de personas a veces se niega que pueda existir en la sociedad cubana actual. Sobre el tema, el Teniente Coronel Yoandrys González García, considera que “debemos ver la trata como una forma de violencia de género. Existe una diferencia conceptual entre el tráfico de personas y la trata de personas. El tráfico de personas ataca un bien protegido que es el estado o las fronteras, y la trata de personas ataca los derechos humanos de las personas”.

El Jefe de Cooperación Operacional Internacional de la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria, recuerda que “dentro de las modalidades de trata que están reconocidas dentro de la convención de Palermo, en el protocolo para prevenir, enfrentar y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, está la trata con fines de explotación sexual, la trata laboral, la trata en condiciones de servidumbre, semi-esclavitud, o prácticas análogas, y también el tráfico de personas con fines de extracción de órganos para su venta”.

Como participante del Segundo Simposio Internacional Berta Cáceres in memorian, el master en ciencias Yoandrys González García, ha notado que “la trata en las mujeres suele ser vista como violencia de género, y en el marco del simposio hemos visto que ha habido una evolución tanto desde el panorama conceptual del fenómeno, pero también como visualizamos el fenómeno hacia lo interno en el país. Ahora percibimos tolerancia cero a estos fenómenos en la sociedad cubana actual.

“En el año 2013 se publicó por primera vez el Informe sobre el enfrentamiento jurídico y penal a la trata de personas y otras formas de abuso sexual. A partir la esa tolerancia cero, el 20 de junio de 2013, Cuba ratifica el protocolo que es complementario a la Convención de Palermo. Cosas que ya se venían materializando en la práctica pero que adquieren un sustento jurídico a partir de la norma internacional.

“Como parte de este proceso es válido señalar que Cuba ha sido víctima de campañas enemigas donde se nos trata de presentar como un país que tolera, o no desarrolla acciones necesarias para enfrentar la trata de personas, o que tolera el abuso sexual infantil. De ahí que se desarrollaron una serie de informes que comunican a la comunidad internacional y a la población cubana sobre las acciones que se vienen desarrollando en ese sentido.

“Conocemos casos de personas que en su afán de emigrar hacia el exterior salen desde Cuba con un pasaporte legal, pero entran en un estado de irregularidad migratoria en otros países que los hace vulnerables al delito de trata. Al llegar a un país donde no se conoce a nadie, donde no hay protección legal, te retiran el pasaporte y entonces te hacen pagar la deuda. Los traficantes se aprovechan de esa vulnerabilidad para cobrar las deudas de pasaporte, alojamiento y comidas.

Por otra parte, en Cuba, según el Teniente Coronel de la PNR, Yoandrys González García, “hay un elemento importante que es el compromiso y las normas que no se aplican y están reconocidos por las normas internacionales. La norma requiere una nueva evaluación ante los nuevos cambios, existe la voluntad y el compromiso de enfrentar y prevenir ese tipo de casos. La ley nos ha dado las herramientas necesarias para juzgar a cubanos que han tratado con nacionales en el exterior.

“Prima la voluntad política hacia lo interno. Se ha venido avanzando en materia de detención. Se han identificado la baja percepción de riesgo que existe, de ahí que hay que incrementar la orientación en la familia y la comunidad, y hacia todos los factores que participamos en las acciones preventivas o de enfrentamiento”.

Definitivamente en Cuba no hay criminalización de la persona que ejerce la prostitución, quien ejerce la prostitución no constituye un sujeto activo de delito.

¿Es legal la prostitución en Cuba?

Conocedor de la respuesta a esa pregunta que tantas veces le han hecho, para el licenciado Manuel Vázquez Seijido, jefe del grupo jurídico y de relaciones internacionales, “la respuesta a la interrogante es más compleja a si la prostitución es legal o ilegal. En ese sentido habría que verla desde la criminalización. Si en Cuba se criminaliza a la persona que ejerce la prostitución, si se criminaliza a la persona que consume el servicio que ejerce la prostitución, y si en Cuba se criminaliza a la persona que explota a la persona que ejerce la prostitución.

“Definitivamente en Cuba no hay criminalización de la persona que ejerce la prostitución, quien ejerce la prostitución no constituye un sujeto activo de delito. Quien explota, es el caso del proxeneta, figura jurídico penal con la cual se tipifica este tipo de explotación.

Respecto a la corrupción de menores, el licenciado aclara que “se reconoce a las personas menores de 16 años como las víctimas de lo que se conoce como corrupción de menores. Quien utilice a una menor de 16 años para la prostitución o la pornografía es el sujeto de castigo.

Entonces habría que preguntarse si en Cuba es reconocida a la prostitución como un empleo, para Manuel Vázquez Seijido, “la respuesta es no, porque entender la prostitución como un empleo indicaría violar el derecho al acceso a un trabajo digno. Aun siendo voluntad de las personas en Cuba se aplica una expropiación de derechos y a la vez se le ofrece protección a la persona. Se permiten ciertas garantías legales en el ámbito de la salud, de la asistencia social.

“Aunque estamos necesitados de legislarnos. El tema de la prostitución está insertado en los debates académicos, en los debates políticos en el marco de todo el proceso de reforma legal. Y habría que pensar en la posibilidad de ver al cliente como elemento fundamental en la posibilidad de enfrentar la prostitución”.

Según Mariela Castro Espín, “en la actualidad es una provocación del CENESEX hacia la sociedad cubana. Partiendo de la experiencia de Suecia, creo que deberíamos analizar y estudiar que es el cliente quien genera la demanda. Las personas que son víctimas de este sometimiento están sujetas a derechos. Hay muchos mitos para normalizar y no normalizar esta situación. Esta situación es un proceso retrógrado hacia esa persona”.

Puede no ser legal, pero es inmoral y va contra la esencia misma de la Revolución que construimos hace 58 años.

Tenemos el país con mayor seguridad de Latinoamérica. Es un modelo que involucra en el proceso a la familia, provoca el protagonismo, donde las instituciones del estado acompañan a todos esos procesos.

Nicaragua, el modelo más seguro

Pero, ¿cómo se ven estas experiencias en la región? Particularmente desde Nicaragua, como parte del continente, la licenciada Marcia Ramírez Mercado, Ministra de Familia, Adolescencia y Niñez en asegura que “estamos trabajando en un modelo que se centra en la restitución de derechos humanos, que apunta a resolver estas situaciones encontradas desde un enfoque de equidad de género, porque sobre la base de todo ese panorama está la situación de poder desigual.

“Nuestro enfoque es hacia la prevención y la promoción de nuevas formas de relaciones, sin descuidar la ruta legal cuando exista un delito. Tenemos un código de familia muy moderno. Se fortalecen el tema del rescate de la familia, de los valores, del sentimiento protector de la familia, la comunicación, el cuidado de los niños, niñas y adolescente.

“Son las mismas personas las que forman parte de este proceso de construir nuevas consciencias, nuevas visiones, nuevas rutas de cambios en relación a modelos de crianza, a la forma de ver las relaciones de género, incluso de abordar los disentimientos internos de la familia. Nuestro trabajo es evitar cualquier síntoma de violencia que pueda aparecer.

“Tenemos el país con mayor seguridad de Latinoamérica. Es un modelo que involucra en el proceso a la familia, provoca el protagonismo, donde las instituciones del estado acompañan a todos esos procesos. Son las mismas comunidades las que acompañan y dirigen esos procesos, que la policía acompaña, y que están en la lógica de las voluntades de derechos.

“Nuestro marco legal condena al explotador. El que explota es el considerado condenado o perseguido, es decir, el que lucra contra los derechos de otra persona, no penaliza ni criminaliza a los niños y las mujeres.

“Los retos son enormes, la lucha del gobierno nicaragüense es ir construyendo en la lucha contra la pobreza, en dos vías, la pobreza material y la pobreza espiritual que afecta todos estos temas, que son vulnerabilidades para la violación de derechos. Hemos logrado grandes avances, hemos construido escuelas de valores, consejerías educativas. Siempre estamos en construcción.

Respecto al Simposio, la ministra nicaragüense refirió que “es enriquecedor, porque nosotros tenemos un reto cotidiano que es trabajar de poco en poco, con una enorme creatividad. Tenemos un compromiso muy grande de sacar adelante a nuestro país. Tenemos que ser muy eficientes y eficaces.

“Tenemos por ley el 50 % de mujeres en los cargos de elección popular, las alcadías, la asamblea nacional. Estamos en el décimo lugar a nivel mundial respecto al empoderamiento de la mujer”.

¿Por qué Berta Cáceres in memorian?

Mariela Castro Espín, presidenta del Simposio, recuerda que la conoció en un evento de paradigmas emancipatorios y le impactó su lucha por los derechos humanos del pueblo de la etnia mayoritaria del pueblo de Honduras.

“Sus luchas por los derechos de ese pueblo eran en sentido general. No solo luchaba por la mujer y los derechos de la mujer. También luchaba por los derechos de las poblaciones originarias, de su pueblo en su máxima expresión de existencia. Se tuvo que enfrentar a transnacionales importantes que han explotado los recursos naturales de ese pueblo. Fue una activista muy valiente que se enfrentó a grandes poderes.

“En este tipo de eventos tenemos que identificar líderes y lideresas que han jugado un papel importante en nuestras luchas”.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

11 Comentarios »

  • Armando dijo:

    ¿A que nùmero puedo llamar si estàn golpeando a un niño(a) de forma abusiva?. Hay algùn departamento de niños y familia como en otros paìses o hay que esperar por largos caminos en un tribunal?

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Tema extremadamente complicado, pero urge adaptarlo a las realidades del país. Tarea de los expertos, pero sin improvisaciones.
    Es apreciable la cantidad de muchachas de todas las edades, locales y procedentes del interior del país, que están siendo utilizadas por elementos inescrupulosos, quienes las obligan a realizar la tarea. No se necesita hacer operaciones especiales para detectarlas. Lo que se necesita es valentía y profesionalidad para enfrentar el tema.
    Estamos a tiempo.

  • Armando dijo:

    Pienso que algunas de estas muchachas tambièn ejercen esta tarea por voluntad propia, nadie las obliga.El triste sueño de lo material les ha cegado la razòn. Debemos enfocarnos mas en la educaciòn y el inculcarles valores humanos. A los padres o tutores que obligan a menores a ejercer esta tarea, debe retirarseles la patria potestad y hacerlos cumplir sanciones en prisiòn.

  • EL LUPA dijo:

    Tema controversial , no obstante hay que continuar trabajando, proteger a los personas que por las causas que sean caigan sometidas al flagelo de la prostitución o abusos cualesquiera que sea, castigo ejemplar a los proxenetas y personas encargadas de proteger a los menores digase niñas y niños y no lo hacen y viven tácita o deliberadamente de ello. Proteger y tratar de resolver la situacion de la persona objeto y sujeto del abuso, sin caer en paternalismo con el sujeto comisor autor material directo, intelectual o cómplice.
    Tenemos en experiencia en el tratamiento a personas con adicciones , combatimos el tráfico de estupefaciontes y sustancias psicotropicas – de cualquier genéro- , protegemos y en la medida de lo posible tratamos de salvar al adicto enfermo con los recursos disponibles.
    Pienso que no hay porque legalizar la prostitución, para proteger al sujeto prostituido, si estoy de acuerdo en protegerlo exigiendo un castigo más severo al proxeneta y en cuanto a las condiciones materiales que propician estos hechos trabajar continuar elevando mediante el trabajo honesto de todos la educacion de los niños y jovenes , este es un mal del pasado discriminador y opresivo debemos luchar vs el con todas nuestras fuerzas y voluntad.

  • jpuentes dijo:

    La prostitución es fenomeno mundial. Y Cuba no está exenta. Un ejemplo de ello es cómo se desató tal oficio en nuestro pais, en la decada de los ´90. Donde incluso, muchas de las practicantes llegaron a obstentar y vivir mejor. El oficio como tal no es problema, mienstras se cuide la higiene y la salud. El problema es los delitos asociados a tales practicas. Sin embargo me llama la atención lo siguiente: la policía y autoridades del orden publico tienen un enfoque que por tiempo ha sido totalmente equivocado: Sancionar a la practicante y no al cliente. El cliente es el que genera el delito: trata de blancas y personas, drogadicción, lavado de dinero, prostitución infantil, abusos, etc. No es la practicante. Y en eso hay que tener claro cómo tratar el fenomeno e invertir la ecuación de la prohibición. Muchas de esas mujeres (y de hombres también) encuentran en el oficio una manera de vivir, ya sean por circunstancias locales, familiares e individuales. El reto sería sacarlo del oficio, pero no por la vía de la prohibición. Cuando triunfa la Revolución se trató el problema creando instituciones de atención a la mujer, como los famosos talleres de corte y costura. De manera que hay que actuar de esa forma y no encarcelar a la practicante, como una vía de acabar con el fenomeno y ya es sabido que ese enfoque no ha dado buenos resultados. La prostitución es ejercida por otros procesos subyacentes, que hay que conocer y desarticular para minimizar el impacto social, religioso y etico del fenomeno. Entonces cabría la pregunta: La prostitución: ¿Qué hacer, regular o prohibir?.

  • jpuentes dijo:

    La prostitución y la industria del sexo hay que verla desde el prisma de las mujeres. Un ejemplo de ello es el paradigmatico y novedoso programa Sueco. Que tuvo que capacitar a policias y fiscales para hacerlo entender que el generador del delito, en cuestión, es el cliente y que la prostitución es una forma de explotación de la mujer. Existen estudios que demuestran que si usted le pregunta a la prostituta si quiere abandonar el negocio, el 80% de ellas responde que sí. Entonces hacen faltan planes y programas que estimulen a abandonar el oficio. Suecia, en su magnifico programa ha establecido que el dinero generado por la practica del oficio retorne a las practicantes en forma de practicas mejores para ganarse la vida. No ha dado resultado que las fuerzas del orden publico arreste a la prostituta, le hagan advertencias, la suelten y la vuelvan a arrestar. Por lo que de eso se deduce que el problema no está en la practica del oficio, en sí, sino en la incapacidad de los gobiernos locales de motivar de una manera mas educativa y con otras oportunidades de ganarse la vida, a la salida de las practicantes del negocio. La prostitución no solo que es hija de la pobreza, sino también de otros problemas que la desatan como la inseguridad economica, los problemas familiares, los problemas locales de marginalidad, la incultura, entre otros.

  • observer dijo:

    “De los anhelos a la práctica se lleva un tiempo de maduración, y no lo podemos lograr todos los días o inmediatamente”. Pero hasta cuándo hay que esperar? por ejemplo, el tema de la legalización de las relaciones entre parejas del mismo sexo, ya se ha extendido demasiado. A qué hay que esperar? Si no quieren llamarle “matrimonio”, pues que lo dejen como unión civil, para que estas parejas (gays o lesbianas) puedan sentirse protegidas y amparadas en leyes donde se respete el derecho a elegir con quien vivir, pero de una forma legal, con todos los derechos. Pienso que la sociedad cubana está abierta al cambio. No hay que esperar por la aprobación del cien por ciento -siempre habrá personas que no lo entiendan- pero es hora ya que el gobierno cubano lo apruebe ¿verdad Mariela?

  • GILDA dijo:

    Yo soy de la opinion de que los tipos que se dedican a la explotacion sexual, son conocidos por lo general, ya que dan el lujo de alardear de lo que hacen y se dan propaganda, sobre todo en los lugares turisticos, y eso lo ve todo el mundo, mientra que existan ellos, que le prometen a las victimas lo que en su casa no le pueden dar, eso se va a poder erradicar,se debe aplicar la ley con el rigor necesario, o esto empeorara.

  • RONY9 dijo:

    Bueno Hugo en la viña del señor hay de todo, pues están las que ajuntadas a un proxeneta son explotadas, pero las hay y muchas que voluntariamente por querer salir de alguna manera adelante económicamente se lanzan a vivir esta vida sin pudor alguno y si la inmensa mayoría son se podría decir de las provincias del interior del país y del centro, que emigran a la capital para insertarse de manera activa en esta vida, pues como usted dice no hay que ser adivino para identificarlas, usted va a las discotecas y las ve, arrimadas a los extranjeros o cubanos con otras posibilidades, estas son las mas caras vendiendo su cuerpo, pero las hay que por un menú de precio más módico brindan sus servicios las cuales las puedes ver frecuentando parques y lugares puntuales, esta es una verdad que no se puede ocultar, y mientras como dice el artículo solo sea objeto de enjuiciamiento a quien lucra utilizando a estas mujeres, la prostitución en Cuba no se va acabar jamas, esto esta casi a la cara de todos, pues como exprese está mas que visible en muchos lugares puntuales, ah se incluyen homosexuales y transexuales en esta historia, que viven utilizando su cuerpo. El problema tiene muchas aristas y aún y cuando este país brinda muchas oportunidades de estudiar gratis y hacerse alguien en la vida, muchas terminan optando voluntariamente por esta vía como medio más rápido de progresar económicamente, algunas por decirlo de alguna manera no han encontrado otra ¨opción¨, otras le puedo asegurar lo hacen porque simplemente le gusta.

  • Oscar dijo:

    Ver el fenómeno como normal nos parece nuestra mayor derrota. Sería conveniente estudios más acertados del tema. Cuando la familia acepta que uno de sus miembros se prostituya es porque no hay amor y los valores morales se han ido a pique. Es muy triste como algunas madres, hermanos, hijos, esposos y otros más, ostentan los bienes materiales que el familiar ha conseguido en este oficio. Con tremendo orgullo disfrutan de las comodidades y el bienestar que se han adquirido con recursos de tal origen. Esos son tan explotadores y proxenetas como los tipificados en la ley.
    Tengo hijos adolescentes y deseo lo mejor para ellos. Si algún día la vida me impone una situación de este tipo, tendría que seguirlos queriendo y apoyando, pero sería motivo de verguenza y dolor, nunca de orgullo, y mucho menos de un medio de vida.
    Los que viven del dinero que aportan seres queridos prostituidos tendrían que pensar por cuantas humillaciones de todo tipo debe pasar una persona en ese oficio para ganar dinero.
    Tenemos muchos problemas económicos pero a pesar de todas las escaseces y miserias materiales por las que atravesamos, se puede vivir con dignidad, trabajando y luchando, como la mayoría de los cubanos dignos. Es inaceptable la prostitución.

  • meril dijo:

    RONY9 ¿Cómo se resuelve lo de la prostitución y la emigración hacia la capital? fácil, con un buen salario para todos y que cada provincia y municipio tenga autonomía, oportunidades y desarrollo por igual. Lo lindo y bueno a todo el mundo le gusta, igual que poder disponer de un buen salario para comprar, al menos lo indispensable para vivir. En los años 70, 80 a pesar del poco desarrollo que teníamos casi todos vivíamos a un mismo nivel. Ahora en pleno siglo 21 las diferencias de clase son mayores; los niños de los municipios (“los del interior”) como muchos les llaman, no conocen un buen parque infantil, una confitura, un lugar lindo que ver. Y los padres de estos niños sufren más que ellos viendo que no pueden darle a sus hijos un mejor nivel de vida. Por eso la juventud codicia lo extranjero, las cosas lindas de la Capital y en vez de buscar una buena profesión, se van por la vía que ellos creen más fácil, no estudian, no trabajan y terminan haciendo lo que nosotros, los ya pasados de edad sabemos que no es el mejor camino.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.