Inicio » Mesa Redonda, Sociedad, Temas Nacionales

La unidad, primera necesidad de los sindicalistas del mundo (+ Video)

3 Mayo 2017 Haga un comentario

Por: Manuel Alejandro Barrios

Fotos: Roberto Garaicoa

Emisión: 02/05/2017

Más de seis millones y medio de cubanos se reunieron este primero de mayo en plazas de todo el país. Después de esa demostración de apoyo a la Revolución ha tenido lugar en La Habana el encuentro Sindicalistas de todo el mundo que han venido a acompañar a los cubanos en esta celebración del Día Internacional de los Trabajadores.

El espacio televisivo Mesa Redonda de este martes 2 de mayo tuvo como invitados a amigos del movimiento obrero de diversas partes del mundo, para exponer sus impresiones y análisis de la situación de los trabajadores en sus países.

El encuentro internacional, convocado por la Central de Trabajadores de Cuba y por la Federación Sindical Mundial y su vicepresidencia regional, tuvo lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana. Allí se analizaron las luchas, las dificultades y los avances del movimiento sindical en todas partes del mundo.

Alfredo Graell, secretario general de la Central de Trabajadores de Panamá, refirió que “este fue un encuentro de solidaridad con Venezuela, Siria, Palestina, Brasil, Argentina. Manifestamos la gran fortaleza que tiene el movimiento sindical internacional. Se hizo énfasis en la devolución de la Base Naval de Guantánamo, el levantamiento del cruel y criminal bloqueo financiero y comercial a Cuba.

“Participamos en la gran marcha en la Plaza de la Revolución. Nosotros en Panamá salimos a demandar mejores salarios, mejores condiciones de vida. Nosotros luchamos contra la corrupción. Por ejemplo, la de nuestro presidente anterior, el señor Martinelli que se encuentra prófugo en los Estados Unidos, tiene más de 15 demandas.

“Luchamos por la unidad del movimiento sindical con los movimientos sociales y las comunidades. Ha habido desalojos por parte del gobierno de Varela. Enfrentamos con nuestro actuar esas políticas neoliberales y nefastas que quieren privatizarlo todo, hasta el agua. Y la única forma de enfrentarlas es con la Unidad.

“Los subsidios que se dan en Panamá son a través de préstamos, no son resueltos a través de los recursos que deja la renta del canal. Estamos pidiendo un espacio para los trabajadores en la junta directiva del canal, que en la actualidad no están representados en esa junta directiva.

“En el tema del desarrollo económico del país no estamos participando. Se habla del desarrollo marítimo, portuario, agroindustrial, pero son los que tienen el poder los que toman las decisiones. Sin embargo, nuestros especialistas están elaborando en la actualidad un plan alternativo de desarrollo económico porque no nos están tomando en cuenta, porque la clase trabajadora no está inserta en la discusión que determinará el futuro del país.

“No hemos logrado eliminar el terrorismo sindical. Se exigen 40 trabajadores para formar un sindicato, y cuando se plantea su creación, los dueños empiezan a despedir a los trabajadores para que no formen el sindicato. Hemos logrado crear la comisión tripartita donde participan el gobierno, los empresarios y los trabajadores. Hemos logrado por consenso establecer un proceso de ley que va a organizar todo el sector estatal del sector público en sindicatos, antes eran asociaciones. Estamos exigiendo también la libertad sindical.

“Nuestro congreso que se va a producir en noviembre planteará un desarrollo con equidad. Que todas las riquezas que producen los trabajadores sean distribuidas equitativamente en todo el país”.

Michel Temer agrede a los trabajadores brasileños

José Divanilton Pereira, presidente de la Central de Trabajadores de Brasil, comentó sobre el desfile de La Habana que “al principio estaba un poco curioso porque este iba a ser el primer Primero de Mayo sin el líder Fidel Castro. Tenía una expectativa muy grande de cómo encontrar el movimiento de trabajadores cubanos. Aquel desfile de fortaleza, de unidad, de convicción, demostró que Fidel Castro vive aún e impulsa a todos los cubanos. Fue impresionante participar en ese desfile”.

Sobre la situación actual de Brasil valoró que “Brasil vive una gran ofensiva golpista conjuntamente con las oligarquías locales. Hoy estamos sufriendo las consecuencias de ese golpe. Michel Temer es ilegítimo, es un absurdo muy grande. Solo el nueve por ciento de la población brasileña apoya sus medidas”.

Expresó que “los medios de comunicación de masas son monopolizados en Brasil por unas cinco familias. Ese poder mediático manipuló la opinión pública brasileña. Estas reformas no eran solo amenazas, también eran expectativas de una falsa relación entre el gobierno y los trabajadores. Alrededor de 40 millones de brasileños salieron a las calles desde este viernes, una fuerte respuesta a la coyuntura política brasileña. Eso puede repercutir en la aprobación o no de las reformas del gobierno de Temer. Las Central sindical prepara nuevas formas de respuesta política”.

Divanilton reflexionó también que “este golpe tiene varias causas que incluye también nuestras insuficiencias. Una de ellas es la falta de unidad policía. Aquí en Cuba aprendemos, para llamar la atención sobre ello. La unidad es un problema hoy en Brasil, y a la vez una necesidad para el futuro de la resistencia brasileña”.

En España la corrupción se extiende como parte de la cultura

En estos momentos ha habido también reclamos sindicales en España. Sobre la situación general que vive ese país de la península ibérica, Gerardo Moyá Noguera, representante de la Unión General de Trabajadores de Baleares, comentó que “el problema más grave de España, a parte del paro, es la corrupción política. Y aunque se hace justicia de manera muy lenta, sabemos que la justicia es más igual para unos que para otros.

“La corrupción se da en todos los ámbitos políticos de todas partes del mundo. Son problemas que podemos englobar. Y nos falta unidad a nivel mundial, nos falta articularnos a nivel mundial para enfrentar esa corrupción política. Además, nos falta conciencia sindical. En España hace falta un sindicato más combativo, que esté más en la calle al lado de su gente. Hay divorcio político entre los trabajadores y los sindicatos. Hay que darles un golpe de atención para que no estén atrincherados. Hay que debatir hasta la saciedad. La juventud está pasando del sindicalismo, porque falta ejemplo. Aquí en Cuba el ejemplo vive cuando nos referimos a personalidades como la del Che Guevara.

“No se habla de otra cosa en la prensa que no sea la corrupción. Ya l gente se ha adaptado a su existencia. Se ha extendido la cultura del yo no lo hago porque no puedo. La unidad en los partidos de izquierda es también un tema que nos preocupa mucho. En España tenemos un Partido Socialista Obrero español que apoya incondicionalmente al Partido Popular con sus políticas neoliberales, con sus reformas laborales, educativas, y otras”.

Y como colofón de su intervención se refirió al intento por regresar a Cuba la silla de montar de Antonio Maceo, dijo que “en ese tema llevamos un año. Esa silla se la llevó como trofeo el criminal Valeriano Weyler hace más de cien años. Está en un museo militar, pero la titularidad la tiene el Ayuntamiento de Palma de Mallorca. En la actualidad ese gobierno es de izquierda y está apoyado en Podemos, el partido emergente en el que tenemos muchas esperanzas.

“Pensábamos traerla antes del fallecimiento del Comandante en Jefe, luego antes del aniversario de la muerte de Maceo, en ninguna de las dos ocasiones ha podido ser porque los militares ahora se están haciendo los duros, pero no perdemos la esperanza, porque la esperanza es el sueño de un hombre despierto”.

La estabilidad social de Nicaragua es un problema para el imperio

Miguel Ángel Ruiz Estrada, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores José Benítez Escobar, se refirió en su intervención a las principales demandas del movimiento obrero nicaragüense y cómo están engarzadas con la propia política del presidente Daniel Ortega.

“Somos miembros del ALBA. Somos una Revolución que tomamos nuevamente el poder por la vía de las elecciones. En ese sentido el imperio se siente incómodo con el Frente Sandinista. No soportan que Nicaragua tenga un crecimiento económico, una estabilidad social. Nuestro gobierno tiene 70 % de apoyo en la población demostrado en las pasadas elecciones, algo inédito. Tenemos el 70 % de diputados en el Congreso.

“Se han activado los grupos de la derecha. Y en Estados Unidos se ha aprobado una ley para bloquear los préstamos financieros que recibe Nicaragua a nivel internacional. Hay un rechazo casi total de la población nicaragüense de esas políticas. Denunciamos que eso es una conspiración contra Nicaragua.

“Cuando Ortega llegó al poder en 2007 la educación era privada, teníamos apagones de siete y ocho horas, nos encontrábamos en un país desbastado económicamente. Ahora estamos trabajando de manera que los trabajadores respaldamos todas las iniciativos del gobierno y ahora tenemos educación estatal y se nota el progreso en nuestra sociedad.

“Nuestro proyecto es el proyecto sandinista. Pero América, la Mesoamérica que tanto se nos parece vive persecuciones a periodistas, en Honduras mueren asesinados más de 20 personas diariamente, en Guatemala, en el Salvador son países en los que prima la inseguridad, los arrestos, las persecuciones. Nosotros con nuestro proyecto tratamos de re articular las fuerzas en nuestra región para definir las prioridades del trabajo sindical, los derechos de las mujeres, trabajamos en el proyecto de integración regional, rechazamos los tratados de libre comercio. Los trabajadores debemos tener una visión clara de nuestro futuro. Respaldamos al ALBA, a Cuba, a un movimiento social que reivindique la paz, la salud, el desarrollo y la estabilidad en un mundo mejor”.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.