Inicio » Mesa Redonda, Temas Nacionales

La casa de los historiadores cubanos (+ Video)

24 Mayo 2017 2 Comentarios

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios

Fotos: Roberto Garaicoa

Emisión: 23/05/2017

El Instituto de Historia de Cuba, radica en el Palacio de Adama, una joya arquitectónica del siglo XIX, toma como fecha oficial de su fundación el 28 de mayo de 1987 como parte de una determinación del Buró Político del PCC, con el objetivo de unificar en una sola entidad el Instituto de Historia del Movimiento Socialista y del Partido Comunista Cubano que dirigía Fabio Grobart, el Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Cuba, y el Centro de Estudios Militares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Así quedó unificado también el patrimonio de las tres instituciones, siendo su primer presidente Jorge Enrique Mendoza, combatiente del Ejército Rebelde. Lo sustituye Manuel López, encargado de los tres primeros tomos de Historia de Cuba, síntesis histórica. Seguidamente asume el cargo el compañero Raúl Izquierdo Canosa, quien desarrolló el fomento de la historia local.

Sobre el trabajo del Instituto en la preservación de la Historia Patria, el master en ciencias René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, refirió que en la institución se une un caudal científico importante donde confluyen destacados cientistas sociales del país, entre ellos Francisco Pérez Guzmán, Jorge Ibarra Cuesta, la doctora María del Carmen Barcia, el doctor Juan Valdés Paz, Eduardo Torres Cuevas. En la actualidad 13 compañeros fundadores prestigian la institución.

“Se creó la editorial Historia en la que se publican los resultados investigativos del Instituto, y que ha tenido gran impacto en los historiadores por los resultados que publica, en primer lugar, los de los propios investigadores del instituto. Desde su concepción inicial se concibió como la casa de los historiadores cubanos, al punto de que llegamos a tener un pequeño hotel donde los historiadores de toda la isla se hospedaban para interactuar con la biblioteca y el fondo patrimonial, que en la actualidad no existe debido a la situación de restauración en que se encuentra.

“La razón social del instituto es la investigación de la Historia de Cuba, además tenemos la misión de la preservar la memoria histórica depositada allí, aunque el principal depositario es el Archivo Nacional. Mantenemos relaciones con la Oficina del Historiador de la Ciudad, la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, el Archivo Nacional de Cuba, el Instituto de Literatura y Lingüística, la Academia de la Historia de Cuba, la Biblioteca Nacional José Martí, el Centro de Documentación del MINREX, con las cuales garantizamos el trabajo de los investigadores cubanos”.

Líneas de Investigación

Una de las grandes fortalezas del Instituto fue unir el potencial científico social del país. El doctor Elvis Raúl Rodríguez Rodríguez, director de investigaciones del Instituto de Historia de Cuba comentó que después de la unificación el Instituto adquiere un aporte cuantitativo y cualitativo que al cabo de los 30 años que cumple se sigue enriqueciendo.

En cifras explicó que estamos ante una institución donde abunda el personal altamente calificado, “el 23 % de sus investigadores son doctores en ciencias, el 40 % adquirió el grado académico de máster en ciencias. Más de la mitad del personal de la actividad científica tiene categoría académica. Todos nuestros investigadores poseen categorías científicas, de ellos más de la mitad poseen la categoría de Investigador Titular y Auxiliar que son las máximas categorías que se dan al personal que realiza la investigación. Más de un tercio del resto de los investigadores son investigadores agregados.

“Son miembros de la Academia de Historia de Cuba, cuatro de sus investigadores, dos como miembros académicos de número, y otros dos como miembros concurrentes. Dos son miembros de Academias de historia de otros países. Otros investigadores forman parte de los Consejos Científicos de otras instituciones. No son pocos los estudiantes universitarios que se acercan a nuestros investigadores para ser tutoreados”.

Respecto a las principales líneas de investigación del Instituto, comentó que “trabajamos en ocho áreas que se corresponden con las necesidades de la Nación, y con las propias prioridades de la institución, de ellas se desprenden las líneas de investigación: Sistemas económicos de Cuba; la segunda, Características y singularidades de los procesos políticos relacionada con el proceso de formación de la Nación y el Estado Cubano; la tercera está relacionada con la Estructura social y los modos de vida que han conformado al pueblo cubano; una cuarta línea relacionada con el pensamiento y la obra revolucionaria de Fidel Castro Ruz; la quinta, sobre regiones y localidades en el proceso histórico de Cuba; la sexta, historia de las relaciones internacionales y la diplomacia en Cuba que empieza desde la propia figura de Carlos Manuel de Céspedes; y por último, temas de estudio historiográfico”.

La digitalización del Patrimonio

Por su parte el licenciado Luis Alberto Montes de Oca Codina, director de Información del Instituto de Historia de Cuba, recuerda que en la institución siempre se ha trabajado primero en la conservación de lo que albergan en sus depósitos.

“Durante el periodo especial la poca energía que nos tocaba la utilizábamos solo para mantener los parámetros de humedad necesarios en los depósitos. Especial atención se le da a la limpieza, así logramos tener los niveles microbianos bajos. Trabajamos en la microfilmación para que se pueda utilizar la historia sin tener que tocarla tanto. Hemos comenzado a trabajar en la digitalización de las fuentes documentales.

“El primer proyecto de digitalización lo comenzamos en 2006 y lo llamamos la diáspora negra, se ha ido copiando a través de todo el país los protocolos notariales, actas de defunción y de bautismo que existen en los diferentes archivos. Tenemos hecho el trabajo completo en 11 archivos provinciales, en cuatro archivos municipales y en 75 archivos parroquiales. Son más de 300 mil imágenes digitalizadas. De ellas más de 150 mil están en archivos .PDFS y listas para ofrecerse a los investigadores.

Sobre algunas de sus colecciones digitalizadas ejemplificó que se ha digitalizado gran parte de la prensa clandestina, las Cartas Semanales, el magazine Mella, La colección completa del periódico Hoy. Y han digitalizado casi la totalidad de la colección completa de la Revista Bohemia. Con el Archivo de la Nación logramos digitalizar 53 años, más de 130 mil imágenes. A este proyecto sumamos a la Biblioteca de Casa de las Américas y digitalizamos con su ayuda los años desde 1978 hasta 2013, con más de 120 mil imágenes. La Biblioteca Nacional ha trabajado los años del 1934 a 1942 y del 1972 a 1977.

Con la ayuda de Pedro Urra se logró digitalizar el catálogo completo de autores y títulos de la Biblioteca Nacional, más de 40 mil fichas digitalizadas y recortadas. Durante 2016, gracias a la ayuda de proyectos internacionales se lograron reunir unos 10 mil euros con los que se hizo realidad lo que los responsables del Instituto llaman jocosamente un escáner criollo, porque está hecho con partes y piezas de otros equipos al que se le incluyó una cámara de Alta Definición y computadoras para la limpieza de las imágenes.

“Con ese escáner hemos logrado digitalizar la colección completa de Cuba Descriptiva, un censo de gran importancia que se hizo entre 1909 y 1911 en Cuba. Hemos logrado digitalizar los cuadernos de la Universidad del Aire”.

En el tema del Patrimoensamiento cubano, y otro sobre el internacionalismo y la solidaridad del pueblo cubano.

“Desarrollamos los segundos jueves de cada mes la cátedra Emilio Roig, en la cual hicimos un análisis durante un año de la década de 1950, después analizamos el origen, formación y desarrollo del Partido Comunista de Cuba y el proceso de fusión de las fuerzas revolucionarias. En la actualidad trabajamos el ciclo que tiene que ver con el primer año de la Guerra de Liberación.

“Tenemos el espacio Memorias de la Guerra que sesiona de conjunto con el Instituto Cubano del Libro en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, también los segundos jueves de cada mes. Este año está en el ciclo de figuras polémicas de nuestra historia. Otro espacio es el de Cine e Historia, que recomenzará a partir del mes de septiembre, y que ha trabajado dos ciclos, la historia de la esclavitud y lo relacionado con el desmontaje de la historia.

“Tres eventos de importancia son el relacionado con el Primero de Mayo que tiene lugar los años pares y coincide con el Simposio Internacional Revolución Cubana génesis y desarrollo, y los años impares tiene lugar el Taller Internacional de Historia Regional y Local.

Preparan obras completas de Máximo Gómez y Antonio Maceo

Sobre las proyecciones futuras del Instituto de Historia de Cuba, su presidente, el master en ciencias René González Barrios, precisó que “miramos al futuro con mucho optimismo y deseos de hacer, y con espíritu revolucionario. Andamos en la preparación de las obras completas de Máximo Gómez y Antonio Maceo, un sueño que cuatro veces fue truncado durante la República Neocolonial.

“Estamos concluyendo los tomos 4 y 5 de Historia de Cuba. Preparamos una biblioteca virtual que tiene más de 4000 títulos digitalizados de finales del siglo XIX y principios del XX, y más de 70 periódicos que se publicaron en España durante los años de la guerra, para que nuestros investigadores tengan acceso a ello.

“Deseamos concluir la publicación del proyecto de las historias municipales y provinciales, seríamos unos de los pocos países que tengan publicada la síntesis histórica de las historias de los municipios y provincias. Ansiamos multiplicar el proyecto sociocultural de la comunidad de Cacarajícara, en el municipio de Bahía Honda, donde el Instituto ha convocado desde la historia a mejorar su entorno social, y donde el monumento erigido allí se ha convertido en Monumento Nacional, aprobado por la Comisión Nacional de Monumentos, ha reforzado esos campesinos su identidad, y han revertido el proceso de éxodo del campo hacia la ciudad.

“Queremos publicar una revista de Historia regional y local, y una dedicada a temas de internacionalismo y solidaridad. Trabajamos en la elaboración de una mapoteca de Cuba que ya está en nuestros servidores. Realizamos un trabajo conjunto con el instituto de historia militar de España para recuperar los documentos que los españoles le ocuparon a nuestros libertadores, y que hoy descansan en sus bóvedas. Y convocamos a la celebración del 200 aniversario del natalicio del Padre de la Patria en el 2019, que en 1919 el gobierno de Menocal omitió”.

Vea la Mesa Redonda completa:

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

2 Comentarios »

  • María Elena dijo:

    Muchas fellicidades al Instituto y su trabajadores en sentido general por la institución que es.
    Departamento de Marxismo e Historia de la Universidad de Artemisa

  • Miguel Esquivel dijo:

    Hola, ante todo mis felicitaciones al Instituto de Historia de Cuba por este aniversario y su valiosa labor. Lamentablmente solo pude ver una parte de la Mesa Redonda. ¿Se pondrá el video on line para poder descargarlo? Agradecería también si se pudiera el de la Mesa Redonda anterior sobre el Cementerio de Santa Efigenia. Muchas gracias, Miguel Esquivel

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.