Inicio » Mesa Redonda, Sociedad, Temas Nacionales

Los hermanos Saíz serán para los jóvenes cubanos los desconocidos conocidos

16 Agosto 2017 Haga un comentario

A ellos, representantes de lo mejor de la vanguardia intelectual y revolucionaria de la lucha en Cuba, el espacio televisivo Mesa Redonda de este martes 15 de agosto dedicó su mirada a homenajear la historia, el presente y el compromiso que representan.

Luis Saíz Montes de Oca escribió en su artículo titulado Juventudes: “La obra es nuestra, porque nuestra es la solución y el afán de lucha que nos invade. No morirá en el cuerpo de ningún combatiente, ni podrán ahogar el espíritu de rebeldía de ningún compañero caído pues las ideas no se matan. Por eso estamos seguros del triunfo y luchamos con la esperanza del día grande en que podamos, rifle en mano y corazón limpio, levantar la bandera, que guarda desde el 19 de mayo de 1895, la llama de la Revolución Cubana, porque esta quedó trunca en la caída de Dos Ríos, con José murió, pero como ni él ha muerto, pues es cosa viva y presente, ella tampoco. Y los dos esperan, y los dos siguen vivos. José Martí, la idea revolucionaria grande, justa y digna. Ser joven hoy en día, lo sabemos bien, es algo más que tener de 15 años en adelante es, ante todo, estar ocupando el puesto en la lucha por la Libertad, es vivir conscientes del deber generacional. Es estar dispuesto a empuñar el rifle y razón en aras de la Revolución necesaria”.

Sergio y Luis Saíz Montes de Oca, dos banderas levantadas en aras de la Revolución necesaria. A ellos, representantes de lo mejor de la vanguardia intelectual y revolucionaria de la lucha en Cuba, el espacio televisivo Mesa Redonda de este martes 15 de agosto dedicó su mirada a homenajear la historia, el presente y el compromiso que representan.

Luis y Sergio son el ejemplo de la entrega de los jóvenes por una aspiración mayor, la Revolución cubana. El historiador de la provincia de Pinar del Río, Juan Carlos Rodríguez Díaz, invitado al programa, dijo de los hermanos Saíz que eran admirables y extraordinarios.

Recordó que Fidel en el juicio del Moncada dejó dicho que ningún mártir será olvidado y sobre ellos se levanta la patria nueva que hemos construido. Luis y Sergio vivieron muy breve e intensamente. Dijera Martí que andaban a paso de luz.

Explicó que el seno familiar fue clave en la formación de ambos, porque encuentran un hogar armonioso, donde había orden, disciplina y coherencia, en un hogar en el cual no tienen que salir para conocer la historia de Cuba y de San Juan y Martínez. En su hogar se hablaba de los ancestros mambises, del incendio de San Juan, de Martí. Sus padres, Esther y Luis intencionaron sus lecturas. Leyeron a Martí, a Ingenieros, a Sarmiento, a Marx y a Lenin, a los que citan y en los que se apoyan para construir sus propios conceptos.

Comentó que los hermanos nunca se creyeron que eran de clase media. Fueron a escuela pública en San Juan y Martínez. La escuela pública cubana era el reservorio formativo de esa formación cívico y patriótica que formó a la generación del centenario. En esa escuela la socialización era intensa.

Sergio gana un concurso nacional en Idioma Inglés con un poema “A mi bandera”. Luisito representa a Martí en Abdala. Ambos tienen la influencia de la doctora Emilia Delgado, una maestra excepcional.

Detalla el historiador que en aquel momento la Cuban Land Company poseía las mejores 50 vegas de tabaco de San Juan y Martínez. Había 442 fincas y más de 1700 aparceros y precaristas. Existía una oligarquía tabacalera comprometida con la dictadura y eso lo conocen tempranamente los hermanos.

Ellos también tuvieron el privilegio de ir a estudiar al Instituto de Pinar del Río, de alta tradición combativa, donde estaba la huella fugaz de Mella, la formación de Guiteras, donde se creó el Directorio Estudiantil Universitario, de donde surgieron las luchas contra Machado. Ahí se hacen dirigentes orgánicos. Van a las luchas, a la marcha de las antorchas, a las protestas por el asalto a palacio presidencial. Hay en ellos cualidades de líderes, vocación por la patria, un calibre cultural. Luis pidió permiso para cooperar con el M-26-7, siendo consecuente con la Carta de México que Fidel y José Antonio Echevarría habían firmado.

Lector de los escritos ¿Por qué no vamos a clases? O ¿Por qué luchamos?, el historiador cuenta que en ellos hay expresada una aprehensión de la teoría de vanguardia revolucionaria de la juventud cubana, una revolución original y autóctona que clamaba por el programa martiano que ha quedado trunco en el 1895.

El vínculo con Fidel se puede apreciar en sus poemas y prosa. Hablan del rifle en la Sierra en lo más alto de Oriente, allá está el potro que se va moviendo en la cordillera. Ven en Fidel al líder. Después de la muerte de Frank, la movilización nacional que llega hasta San Juan y Martínez, y se hace muy visible el liderazgo de Luis y Sergio por su capacidad de convocatoria en el instituto, las bombas que explotan en el pueblo, las casas de tabaco quemadas de la Cuban Land, la forma de distribuir la propaganda y el compromiso de celebrar el cumpleaños de Fidel ese 13 de agosto de 1957.

Su asesinato fue selectivo. Los sicarios no estaban por casualidad en aquella noche en San Juan. El jefe militar de Pinar del Río era concuño de Batista. Acusaba de rebelde a todos los jóvenes que trataban de ir a la protesta. Ellos forman parte de la vorágine revolucionaria.

Describe de su casa que el cuarto se armoniza con la presencia de las banderas, un busto de Martí hermana las dos camas, su madre Esther reiteraba los versos “cuerpos que yacen dormidos”. La casa es un reservorio de historia. Ahora se han abierto dos nuevas salas, el estudio de Luis y el cuarto de Esther. Cuando el General de Ejército Raúl Castro la visita le deja escrito a Esther que su casa es un reservorio de la Patria y de la Revolución.

En la historia de Pinar del Río varios fueron los hermanos asesinados por la dictadura de Batista. Los hermanos Saíz, los hermanos Troncoso, los hermanos Cruz, los hermanos Barcón, y en la matanza de cabañas murieron cinco parejas de hermanos incluyendo los padres.

Vernos en el espejo de la historia

Los hermanos Saíz llegaron a entender el presente de su país y la necesidad de lucha, también desde la poesía y la narración.

En su extraordinario alegato ¿Por qué luchamos? de mayo de 1957 escribiría Luis Saíz Montes de Oca: “No tenemos más que nuestras vidas avaladas con la honradez de un pensamiento justo y una obra inmensa que realizar, y como ofrenda de devoción y desprendimiento los hermanos depositado en los brazos de la Revolución cubana, justa, grande, renovadora, honrada, socialista. Sin más esperanzas que ver algún día cumplidos estos sueños que hoy en plena juventud calor de lucha llevamos a estas cuartillas. La lucha que nos espera, la obra que tenemos por delante, y el recuerdo imborrable de los hermanos caídos abrazados a este mismo ideal que sentimos, no permitirá que quede trunca o incumplida, y la obra revolucionaria será algún día orgullo de todos, pues hoy es dolor de todos, pensamiento, razón y motivo de todos los hombres dignos y honestos de Cuba”.

Los hermanos Saíz llegaron a entender el presente de su país y la necesidad de lucha, también desde la poesía y la narración. La escritora Elaine Vilar Madruga, narradora, dramaturga, poeta, varias veces premiada por la AHS, sus narraciones se encuentran en antologías Canadá, Italia, y de otros países. Para ella la obra de Luis y Sergio está limitada por los pocos años de vida, por la muerte que tronchó sus carreras como poetas, artistas y también como oradores.

En el estudio de su poesía comprendió que es en ella donde ambos alcanzan la mayor madurez, no solo sentimental, también formal en los estéticos del texto. Es una evolución poética que quedó trunca por el hecho de sus muertes. Por ello tenemos la incógnita de qué hubiera pasado si los hermanos Saíz hubieran vivido más y alcanzado una madurez escritural de muchos más años de vida.

En los poemas de juventud de Luis se puede encontrar el amor joven y no por ello ni sencillo, ni simple, sino lleno de rebordes, de capas que bebe de una influencia del romanticismo. Eran jóvenes que tenían asumidas las obras de los clásicos. En ellos se puede leer la influencia de Casal, de Bécquer, y de José Martí.

Sus poemas de escritura temática van evolucionando hacia otras temáticas. Así empiezan lo que la escritora llama los poemas de la tierra, la tierra como Cuba, que en ocasiones es vista como una mujer atentada y denigrada por los males de la tiranía. Una mujer que es necesario liberal de sus cadenas. En esos poemas no solo recogen el imaginario de Eros, también de Lesdos.

Otro símbolo es el tema de la muerte que en ambos se ve de manera distinta. En Luis la muerte se aprecia como el fatum, como el destino. En sus poemas ve a la muerte como el destino del que no se puede escapar. Él sabe que los campanazos de la muerte están tocando muy cerca de él y de su hermano. Sergio invoca a la muerte, pero también la reta: “ven a buscarme muerte”. Enfrentar a la muerte es un hecho trágico en sí. Se parecían mucho en sus estilos, algo que seguro se debía a las tantas lecturas comunes.

Los temas sociales tienen también un fuerte impacto dentro de su obra. Son visionarios de los podía ser una Cuba reconstituida. Ambos hablan de que el ser humano es uno independientemente de la raza. Le escriben a Marx, a José Antonio Echeverría, a los jóvenes caídos en el M-26-7. Están en consonancia con los eventos trágicos y gloriosos de lo que sucedía en la Cuba de ese momento. Se parecían mucho en sus estilos, algo que seguro se debía a las tantas lecturas comunes.

La escritora sentenció que siempre los hermanos Saíz serán para los jóvenes cubanos los desconocidos conocidos por el carné de la AHS, por una anécdota, por una imagen. Cuando los jóvenes cubanos puedan llegar a su obra, ésta podrá resonar en ellos porque en ella están nuestras temáticas, inquietudes, nuestras formas de ver la Cuba reconstituida que ellos desearon porque ya ha pasado por todos los males que ellos denunciaron. Aprender de ellos es vernos en el espejo de la historia como jóvenes.

En ellos el amor martiano es el amor sin fronteras, el amor sin fronteras, el amor del Ser humano como Patria y de la Patria como Ser humano. También está presente en su obra la encarnación del bien y de la luz.

Sergio invoca incluso al imaginario cristiano, en uno de sus poemas toca al descamisado Jesús donde según Elaine Vilar se ve a Jesús como a Martí, donde hay un templo que es la isla que está azotada, una imagen que representa la épica de la revolución. En ellos también se ve la inquietud no solo por mejorar Cuba, sino también por mejorar el mundo. Se ve la similitud de lo religioso y el patriotismo.

Abel Prieto, padre del actual Ministro de Cultura decía en una carta enviada a los padres de los hermanos Saíz: “Con Luis tuve poco contacto, pero Sergio fue siempre uno de mis alumnos favoritos. Tenía un magnetismo personal asombroso. Irradiaba simpatía. Era buen estudiante en ciencias y en letras, aunque hablaba siempre de ser médico, hubiera podido seleccionar cualquier carrera universitaria y sobresalir en el ejercicio de la misma. Lo que más recuerdo de Sergio eran sus ojos y su sonrisa. Su mirada tenía un brillo radiante, alegre, que penetra con dulzura, su sonrisa era realmente hermosa y contribuía a ganarle la extraordinaria simpatía que gozaba entre sus compañeros. Sergio era un líder nato, con una pureza en toda su conducta como estudiante y como revolucionario”.

Subir lomas hermana hombres

Rubiel García González, presidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) expuso que sigue siendo un honor inmenso llevar el nombre de los hermanos Saíz.

Los miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) son la continuidad de aquellos jóvenes pinareños que el 13 de agosto de 1957 escribieron su página en la historia. Esther Montes de Oca escribió una vez: “Ese dolor infinito de perder a los hijos como lo perdimos nosotros no se puede explicar. Solo la Revolución ha podido con su ejemplo explicar un poco nuestra pérdida. En cada una de las acciones de la Revolución hemos ido encontrando explicaciones. Uno de los momentos más emocionantes lo fue el día que Fidel declaró el carácter socialista de la Revolución. Allí estaban mis hijos. Allí estaba la razón más preciada de sus muertes. Allí se estaba enalteciendo su figura porque eso era lo que ellos querían para su pueblo, para su Patria. Esos eran sus más caros ideales. Fidel no los defraudó. No ha defraudado jamás el más mínimo de sus ideales. En él siguen y seguirán viviendo mis dos hijos. Junto a Fidel y a la Revolución cubana mis dos hijos pueden sentirse contentos y confiados. Este es el ejemplo más grande, más digno y más hermoso que se le puede brindar, no digo yo a un pueblo, sino al mundo, a la humanidad entera. Ellos lo dijeron, si uno solo de nosotros vive, la Revolución triunfa, y si ese uno es Fidel, la Revolución llegará hasta el final. Cuba será la Cuba del mundo”.

Por estos días los jóvenes intelectuales cubanos les rindieron tributo a los hermanos Saíz y también recordaron a Fidel. Rafael González Muñoz, vicepresidente de la AHS, explicó que los miembros de la AHS están convencidos de que la mejor manera de unir el 60 aniversario de la muerte de Sergio y Luis y el primer 13 de agosto sin Fidel físicamente era al lado de Martí y por eso una vez más los jóvenes subieron al pico Turquino en la Sierra Maestra para darse un fuerte abrazo, cantar el Himno nacional y para ser consecuente con la historia.

Siempre son muchos los que quieren subir el Turquino. Este año contaron la presencia de la Federación Estudiantil Universitaria. En total 31 jóvenes intelectuales y artistas, como 31 años tiene la AHS, ascendieron el Turquino.

Se organizaron en todas las casas de joven creador, en todas las provincias homenajes por los 60 años del asesinato de los hermanos y por el cumpleaños de Fidel.

La Cruzada Literaria de Camagüey una vez más llegó a espacio y lugares donde el arte joven una vez más llega y hace que sus habitantes revivan, descubran el arte joven cubano y lo que es la Cuba que pulula hoy en los artistas jóvenes. La cruzada de Cienfuegos llegó a las comunidades del Escambray. Se organizó en Las Tunas una vigilia. Los trovadores y los escritores premios Calendario llegaron hasta Guantánamo para tomarlo por asalto como siempre.

Cuando la caravana llegó a Santiago de Cuba el día 9 en la mañana, lo primero que hicimos fue ir a Santa Ifigenia. Ahí llevaron una flor a Fidel y una ofrenda a Martí. Por allí han pasado más de 400 mil personas. El historiador de Santiago de Cuba simbólicamente les regaló la campana de La Demajagua que les guío durante todo el ascenso. El año pasado estuvieron en Remanganagua donde descansa el corazón de Martí, y el corazón de la Patria. Este año por la ruta de Martí estuvieron en Dos Ríos.

Subir lomas hermana hombres. Rafael anunció que hoy los jóvenes que subieron el Pico Turquino están más hermanados y comprometidos con la Revolución. Cansados pero seguros y felices por saber hacia dónde marchan.

AHS, vanguardia del arte y la cultura de Cuba

“Entendemos como política la ciencia o el arte, pues puede ser ambas cosas, de hacer felices a los pueblos, de realizar justicia social al hambriento, al escarnecido y al explotado. Creemos firmemente que solo cuando se plasmen los intereses populares de los humildes, de los menesterosos, se habrá cumplido en buena forma con la conciencia. No queremos ni más hombre explotado, ni más hombre explotador. Solo un régimen de genuina justicia social donde se recuerde a José Martí con la frente alta, satisfechos de no ser infieles, donde se diga justicia y no nos salgan a la cara sonrojos hipócritas, donde el hombre libre pueda vivir como ser humano, como gente civilizada en aras del progreso”. Así dijo Luis Saíz Montes de Oca en su alegato ¿Por qué luchamos?

Rubiel García González, presidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) expuso que sigue siendo un honor inmenso llevar el nombre de los hermanos Saíz. Una asociación heredera de la brigada homónima que surgió en el seno de la Unión de Escritores y Artistas Cubanos de inicios de la Revolución que se unió al movimiento de la nueva trova y a la brigada Raúl Gómez García.

Contó que Esther siempre les decía que sus hijos trataron de ser consecuentes y que eso fue lo que los llevó a dar sus vidas. La AHS en su reto de ser leales a Luis y Sergio y dignos seguidores de sus ideales se ha propuesto hacer mejor su trabajo con mejores maneras de hacerlo y siempre tocando al pueblo. La AHS está comprometida no solo con la historia, también con su tiempo.

Muchas actividades de la AHS han trascendido a la propia organización. Tal es el caso de las Romerías de mayo en Holguín, el Almacén de la imagen en Camagüey, la Canción política, el Longina en Villa Clara, el Caturla y el Ciudad Metal que son referentes y que no quedan solo en la AHS.

Estos espacios son de permanente diálogo, críticos, beligerantes, responsables. La AHS está participando en la política cultural que es continuadora de Palabras a los intelectuales. Nuestros espacios trascienden lo cultural para participar en esa gran obra que es la Revolución cubana.

De los retos, uno de los más grandes es llegar a ser vanguardias desde el arte y la cultura. Llevar ese nombre, concretó Rubiel García, no es solo en el carné, hablar de la compañía que significa Fidel es asumir todo lo que les pidió a los jóvenes y sumar como él siempre lo hizo, por eso la AHS es voluntaria pero selectiva, con un perfil muy grande desde la participación. Raúl Castro dijo durante el segundo congreso de la organización que era asociado de alma.

Cerró su intervención recordando la frase “solo tenemos nuestras vidas y una obra inmensa que realizar”, ese es el reto que tiene la AHS hoy para los que llegan, los que están y sin olvidar a los que siguen siendo referencia como los maestros de juventudes y los miembros de honor de la AHS.

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.