Inicio » Mesa Redonda, Sociedad, Temas Nacionales

Fidel y la medicina en Cuba (+ Video)

5 Diciembre 2017 Haga un comentario

Al Sistema de Salud Pública Cubana, obra de Fidel, estuvo dedicado el espacio televisivo Mesa Redonda de este lunes 4 de noviembre.

Cada provincia de Cuba guarda el recuerdo del gesto y las palabras del líder inaugurando algún centro de salud. Su obra es un como Granma que sigue su curso hacia el futuro, empujando la historia de un mundo más progresista.

La doctora Marta Castro Peraza, epidemióloga del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), miembro del primer contingente Carlos J. Finlay, recordó que el IPK surge en 1937 siendo un pabellón del actual Hospital Calixto García, creado por el profesor Pedro Kourí. Después de 1959 las instalaciones se trasladan al reparto Siboney. A partir de 1980 comienza una fuerte colaboración de los profesionales de la salud cubanos los cuales eran preparados con programas de este instituto.

Gracias al IPK el país se preparó antes de que se diagnosticaran casos dentro del propio territorio nacional de la epidemia de VIH-SIDA. Cuando Fidel inaugura la última etapa del IPK, que es la actual, en 1993 entregó al profesor Gustavo Kourí la tarea de que la institución no era solo para la ciencia cubana, sino para el mundo. En la actualidad como instituto desarrolla una amplia labor en la formación de recursos humanos. Se han formado más de seis mil profesionales. La investigación es de tipo integrada e integral en los servicios de salud. Lo que significa que se introducen los resultados científicos en la práctica de la asistencia médica.

Refirió que Fidel impulsó la formación de un profesional de la salud que compite en todas partes del mundo, que se distingue por su carácter integral y humanista. Logró que se vencieran todas las barreras que pudiera imponer la sociedad para que cada profesional fuera de calidad.

La epidemióloga Marta Castro Peraza merecedora del premio internacional Sofía Kovaleskaya anunció que gracias a la labor del instituto Cuba fue el primer país del mundo en eliminar la transmisión del VIH-SIDA a través de la madre gestante y los recién nacidos. Marta Castro es autora del abordaje multidisciplinario de los niños y adolescentes afectados por el VIH-SIDA, la estrategia de Cuba más allá del diagnóstico.

La doctora en ciencias médicas María de los Ángeles Robinson Agramonte, inmunóloga del Centro de Investigación y Restauración Neurológica (CIREN). Hija de un Batey de un central azucarero, El Salvador, en Guantánamo y eterna agradecida de la Revolución porque sin ella no se hubiera forjado como profesional. Nacida en el seno de una familia humilde, su padre fue obrero y su madre ama de casa. En estos momentos es profesora titular y Premio Nacional de Salud 2017.

Sobre el programa de restauración neurológica explicó que es integrado, personalizado, fruto del pensamiento de Fidel y una realización de sus ideas. El CIREN está dirigido por la doctora Tania Margarita Cruz Hernández y en su colectivo todos forman parte de un equipo multidisciplinario integrado en la atención asistencial y la investigación científica. En la institución existen hoy 7 líneas de investigación que dan salida a más de 50 proyectos que están relacionados con la cirugía de mínimo acceso, la epilepsia, el Parkinson, las distonías, la estimulación cerebral no invasiva aplicable a los trastornos del espectro autista.

Como inmunóloga participa y coordina junto con el profesor Héctor Vera el proyecto institucional de estimulación cerebral no invasiva aplicable a los trastornos del espectro autista que incluye la determinación de marcadores neurobiológicos que tienen un valor potencial en el sustento para el diagnóstico de la enfermedad y evaluar la posible eficacia de cualquier intervención que pueda tener. El autismo es una identidad multifactorial, por lo que no hay un factor específico definido para la enfermedad, lo que dificulta el diagnóstico y por ello es necesario evaluar los factores neurobiológicos y nuevas herramientas de intervención y la estimulación cerebral no invasiva bajo la tutela del doctor Lázaro Gómez. En ese proyecto se vincula la ciencia, la clínica, la aplicación práctica. Mencionó la realización por parte de su equipo del primer libro que se publica en Cuba relacionado con los trastornos del autismo y los resultados del proyecto que llevan a cabo en el CIREN.

Añadió que el CIREN está recibiendo pacientes de 90 países. El principal promotor de ello, son los mismos pacientes que muestran su satisfacción. El Ministerio de Salud Pública de Cuba cuenta con más de 230 mil profesionales de la salud, 37 entidades de ciencias y tres mil 448 investigadores dedicados a la investigación.

La gran preocupación de Fidel era la preparación y formación del relevo. La doctora María de los Ángeles Robinson Agramonte, inmunóloga del CIREN, mencionó que en la actualidad el CIREN crece como una institución formadora.

Por su parte la doctora en ciencias de la salud Nelcy Martínez Trujillo, enfermera de la ENSAP, no tuvo la oportunidad de conocer personalmente a Fidel Castro, no compartió el mismo espacio que él, pero conoce muy bien su legado en la obra de la Salud Pública Cubana. Se graduó de Licenciada en enfermería durante el periodo especial en la facultad de Julio Trigo de su municipio de Arroyo Naranjo gracias a la descentralización de la formación de ciencias médicas y la llegada de las facultades de ciencias médicas a los municipios. Al graduarse se incorpora al colectivo del Cardiocentro Pediátrico William Soler y actualmente trabaja en la Escuela Nacional de Salud Pública.

Explicó que la Salud Pública es una disciplina que tiene como fundamento la participación social para resolver los problemas de salud de la sociedad. Para ello hay que permitir que las personas participen y conozcan cómo pueden contribuir a mejorar esos indicadores de salud. La descentralización permitió que los estudiantes de salud se acercaran a las instituciones.

Comentó que dentro de la Escuela de Salud Pública los profesionales de enfermería se integran al equipo multidisciplinario que forma parte del claustro de profesores. En la escuela hay enfermos, médicos, sociólogos, antropólogos. Los profesionales de enfermería se pueden integrar en las maestrías de Salud Pública, de sicología de la salud, de economía de la salud, promoción, atención primaria, fármaco epidemiología, salud y desastres. También tienen especialidades de administración de salud, de bioestadística, y los diplomados y cursos institucionales.

Definió que para el monumento que merece Fidel es respetar su legado, convertirlo en acciones más que palabras o frases, porque más allá de su figura humana queda el pensamiento, la obra y mucho que hacer.

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.