Inicio » Mesa Redonda, Economía, Temas Nacionales

Declaración y pago de tributos a debate

9 Enero 2018 Haga un comentario

La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley del presupuesto para el año 2018 en la cual se destina el 55 % a los gastos corrientes de la actividad presupuestada para el funcionamiento de los servicios públicos.

Comenzó en todo el país la campaña de declaración y pago de tributos, un momento de expresión ciudadana que cada año tiene una buena parte de los cubanos y las empresas estatales de todo el país. A la importancia del pago de los tributos al presupuesto del estado estuvo dedicado el espacio televisivo Mesa Redonda de este martes 9 de enero.

La master en ciencias Yamilé Pérez Díaz, jefa de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, señaló la importancia del pago de las tasas de impuesto al presupuesto del estado porque todos los aportes tributarios se destinan a asegurar los recursos financieros para el presupuesto de los gastos y los servicios públicos y básicos de nuestra población y el desarrollo del país en general.

La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley del presupuesto para el año 2018 en la cual se destina el 55 % a los gastos corrientes de la actividad presupuestada para el funcionamiento de los servicios públicos, que representan las conquistan de la Revolución, que son los sectores de la educación, la salud, la seguridad social, la asistencia social, la cultura, el deporte, la defensa, el orden público y la administración pública. Gastos en los que se incluye el subsidio para la construcción o reparación de las viviendas de las personas con bajos ingresos, uno de los programas más nobles de la Revolución.

A la Educación, a la Salud Pública y la Asistencia Social se destina el 48 % de la actividad presupuestada del año 2018. A la Seguridad Social se destina el 17 % del presupuesto para respaldar pensiones, jubilaciones y la licencia de maternidad a la que tiene derecho toda mujer que trabaja. Más del 86 % de los gastos de la seguridad social se financian con los gastos que aportan los empleadores.

Es la Oficina de Recaudación Tributaria la que tiene la función de recaudar ingresos al presupuesto del estado y la misión de gestionar los ingresos al presupuesto del estado. La ONAT es responsables de dos de los Lineamientos del Partido: el fomento de la cultura tributaria y la gestión de los ingresos y el perfeccionamiento del control fiscal.

La campaña de declaración jurada de 2017 tuvo resultados superiores en comparación con el año 2016 porque hubo una mayor disciplina en la presentación de la declaración jurada a la hora de declarar los contribuyentes, lo que demuestra una mayor preparación y un incremento en el fomento de la cultura tributaria. Incluso se incrementaron los ingresos declarados y el pago mensual que se realiza como anticipo.

La master en ciencias Yamilé Pérez Díaz, jefa de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, señaló la importancia del pago de las tasas de impuesto al presupuesto del estado .

Disminuyeron las declaraciones juradas rechazadas por mala confección. Se incrementaron las facilidades de los contribuyentes debido a la creación de condiciones para la facilitación al contribuyente a declarar y declarar bien y mejorar el servicio de la Administración Tributaria. Se ha incrementado la divulgación informativa, en ese sentido, los derechos y deberes del contribuyente y la importancia de la veracidad necesaria en la declaración jurada.

Queda la insatisfacción de que un 8 % de las personas no presentaron declaración jurada a las cuales se les han impuesto multas y se hace un trabajo conjunto con la Policía Nacional Revolucionaria para combatir esas indisciplinas. Además, no todos los contribuyentes se acogen al beneficio por el pronto pago, cuando la persona paga antes del 28 de febrero tiene el derecho a descontarse el 5 % de lo que da a pagar. También han disminuido las reclamaciones, esto demuestra el perfeccionamiento de los contribuyentes y la adquisición de una conciencia y una cultura tributaria.

Los métodos de fiscalización de las declaraciones juradas se han tenido que perfeccionar lo que ha permitido mayores niveles de sub-declaración, lo que quiere decir que el contribuyente no declara correctamente sus ingresos o incrementan los gastos, con el objetivo de pagar menos impuestos. La sub-declaración de impuestos es una práctica nociva.

El proceso de declaración jurada no puede ser un acto burocrático, llenar el papel y presentarlo. Debe ser un ejercicio fiscal como tal, un proceso en el que el contribuyente debe tener todos los justificantes, su contabilidad, sus estados financieros. Los tenedores de libro deben jugar su rol real. Ante indisciplinas la ONAT puede poner multas, demandar ante los tribunales para procesar por el delito de evasión fiscal.

Las empresas están obligadas a pagar impuestos sobre utilidades, por lo que están definidas como los grandes contribuyentes del país. La jefa de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria señaló que son los contribuyentes más disciplinados que en 2017 cerró a un 96 %, un resultado favorable para las entidades estatales.

En el caso del transporte terrestre hubo un resultado superior respecto al año anterior, pero en el caso de las personas naturales se cerró a un 91 % y en el caso de las personas jurídicas al 99 %, pero también queda la insatisfacción de que no todos se acogen a la bonificación. Preocupa el caso de las identidades que pudiendo descontar el 20% de lo que va a pagar, todavía no lo hacen.

Conoce lo que pasa si pagas antes del 28 de febrero

La master en ciencias Belkis Pino Hernández, vice jefa de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, expresó que la campaña actual abarca varios tributos.

El pago de los tributos debe ser una de las motivaciones a las que se deben enfrentar los ciudadanos, como si enfrentara uno mismo con su conciencia preguntándose ¿cuánto gano? Y ¿cuánto puedo aportar a la sociedad?, preguntas que se aplican tanto para el particular como para el sector estatal.

La master en ciencias Belkis Pino Hernández, vice jefa de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, expresó que la campaña actual abarca varios tributos.

Explicó que en el caso de la declaración jurada del impuesto sobre ingresos personales tiene como término desde el 8 de enero hasta el 30 de abril, la cual deben presentarla los trabajadores por cuenta propia que tributan bajo el régimen general: elaboradores-vendedores de alimentos, paladares, cafeterías, carpinteros, fotógrafos, incluso los que ejerzan más de una actividad de régimen simplificado pasan al régimen general y en su vector fiscal tienen establecido que están dentro del régimen general de tributación. Presentan también los artistas, creadores, y todo el personal de apoyo del sector de la cultura, los comunicadores y diseñadores que pertenecen a la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. El personal que labora en sucursales extranjeras y que obtienen gratificaciones. Además, las personas naturales que obtienen ingresos del sector cañero, sector para el cual existe una especificidad, porque el sector cierra en junio, y la ley ha estipulado que estas personas tienen desde el dos de julio hasta el 31 de julio para presentar la declaración jurada.

En este proceso está también la Declaración Jurada del impuesto sobre utilidades. Presentan las empresas estatales y las sociedades mercantiles tienen que presentar la declaración jurada del impuesto sobre utilidades y para ello tienen hasta el 31 de marzo.

Las empresas estatales y las sociedades mercantiles deben presentar la Declaración Jurada del impuesto sobre utilidades, para lo que tienen hasta el 31 de marzo. Además, tienen que hacer el aporte del rendimiento de la inversión estatal que es el aporte que se hace después que se paga el impuesto sobre utilidades y que está relacionado con la declaración jurada de los ingresos no tributarios, para lo cual tienen hasta el 31 de mayo.

Las cooperativas no agropecuarias tienen hasta el 31 de marzo para presentar su Declaración Jurada (DJ) del impuesto sobre utilidades. Y las cooperativas de producción agropecuaria tienen 90 días posteriores al cierre contable, de acuerdo con el artículo 374 de la Ley 113, es decir que para este sector presentan la DJ del impuesto sobre utilidades en correspondencia con su ciclo productivo, en correspondencia con el cierre contable para cada cultivo, lo cual está establecido en la resolución 351 del 2014 del Ministerio de Finanzas y Precios.

Para el proceso de pago del transporte terrestre (pago de la chapa), tanto de las personas jurídicas como de las naturales, se tiene hasta el 30 de septiembre. Todo el que pague antes del 28 de febrero puede descontar el 20 % del impuesto a pagar. Ese descuento se hace en el mismo momento en que se realiza el pago, no es aportarlo todo para después descontarlo o que la ONAT se lo descuente, sino que se hace en el momento.

El impuesto por la propiedad o posesión de embarcaciones tiene hasta el 30 de septiembre para aportarlo y lo deben aportar también tanto las empresas o personas jurídicas, como personas naturales propietarias o poseedoras de embarcaciones.

¿Cómo obtener la documentación para realizar la Declaración Jurada?

Según la vice jefa de la ONAT, Belkis Pino Hernández, se han creado todas las condiciones junto con la empresa de Correos de Cuba para hacer llegar a los contribuyentes la documentación fiscal. Se utiliza además la vía de los tenedores de libro y los cobradores, pagadores de impuestos que son figuras del trabajo por cuenta propia que le ofertan sus servicios al resto de los trabajadores por cuenta propia y a través de las oficinas.

En la documentación fiscal también vienen los registros de ingresos y gastos y la Declaración Jurada con su Instructivo y la Carta al Contribuyente, que es la primera acción de asistencia que se hace porque así se le da orientación al contribuyente sobre la campaña y sobre las vías que tiene para informarse sobre el proceso.

La DJ es el documento que realmente necesita el contribuyente para declarar en este proceso. Por tanto, otras vías para reclamar la DJ, aun cuando no se ha recibido la documentación fiscal, son: el sitio web www.onat.gob.cu a través del cual se puede descargar el modelo de declaración jurada; la aplicación de la DJ 08 Excel también en ese mismo sitio web la cual facilita el llenado de la DJ del contribuyente; y la APK DJ 08 desde el sitio web En tu móvil; escribir al correo electrónico consultas@onat.gob.cu.

El contribuyente puede imprimir el documento y depositarlo en los buzones, vía a través de la cual el pasado año se recibieron más de seis mil DJ. Recordó que la DJ no puede tener borrones, ni tachaduras, para evitar que sea rechazada.

Después de colocada la DJ en el buzón de la ONAT se puede realizar el pago en las sucursales bancarias. Otros servicios también están a disposición de los clientes como el pago a través del cajero automático y en el caso de la capital está el servicio de Telebanca, se está trabajando en la disposición de la banca telefónica para que se pueda acceder al servicio del pago del impuesto a través de la Telebanca. La otra vía es la del correo certificado, a través de la cual se puede mandar la DJ al correo electrónico certificado de la ONAT, una información que se puede encontrar en el sitio web www.onat.gob.cu.

¿Cuáles son los principales elementos de la fiscalización?

Hay personas que ejercen una actividad legal y no están inscritos, o solo están inscritos en el órgano rector de la actividad y no en la administración tributaria.

El proceso de fiscalización de la Declaración Jurada de los contribuyentes transcurre teniendo en cuenta la propia declaración que es la voz del contribuyente. El master en ciencias Reinaldo Alemán Mondeja, vice jefe de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, comentó que la ONAT revisa todas las DJ, las del Impuesto sobre utilidades para las personas jurídicas y las del Impuesto sobre ingresos personales para las personas naturales.

El proceso consiste en validar la coherencia de la calidad de la información que el propio contribuyente plasme en el modelo de DJ, a partir de los elementos con que cuenta la Administración Tributaria. El proceso de fiscalización ya tiene cinco años y tiene un historial de consulta que permite realizar el proceso con mayor calidad y mejorar los resultados.

En el Impuesto sobre utilidades este año se revisaron alrededor de mil 300 DJ con mayor profundidad y se determinaron deudas de alrededor de 17 millones de pesos. En el sector cooperativo no agropecuario, de 98 DJ se determinaron deudas por alrededor de 2,5 millones de pesos. En el sector agropecuario se revisaron alrededor de 60 DJ se determinaron deudas por un millón de pesos.

En el caso del Impuesto sobre ingresos personales se revisaron unas 19 mil DJ con mayor profundidad. Se detectaron elementos que conducen a pensar que todavía no hay una clara percepción de riesgo de lo peligroso que es sub-declarar ingresos. Se detectaron alrededor de 12 mil contribuyentes que una vez presentados los cálculos realizados por la ONAT, rectificaron su actitud. De mil 200 contribuyentes se determinaron deudas por alrededor de 20 millones de pesos, a los cuales en algunos casos hubo que demandarlos por el delito de evasión fiscal y solicitar el retiro de la licencia para ejercer la actividad que se realiza. Determinados contribuyentes contrataban fuerza de trabajo no contratada ante la administración tributaria, con lo que se evade el impuesto por la utilización de fuerza de trabajo. También se han detectado tenedores de libros que no contribuyen al pago correctamente y no ayudan a sus clientes, algunos de ellos ayudan a evadir el pago de impuestos, una ilegalidad que puede ser procesada.

Hay personas que ejercen una actividad legal y no están inscritos, o solo están inscritos en el órgano rector de la actividad y no en la administración tributaria. También los hay que no están ni en el órgano rector ni en la administración tributaria, una práctica ilegal nociva, lo que compulsa a la competencia desleal, crea indisciplina social.

También se mide la forma de confección de la DJ, la cual es revisada y debe tener respaldo de lo que puso por la parte de los ingresos y de los gastos. Para ello hay que poseer vales de venta, facturas, llevar contabilidad. Los vales se deben preservar por cinco años porque pueden estar sujetos a ser revisados durante esos cinco años.

Si se obtienen más de cien mil pesos en la actividad, en el siguiente ejercicio y presentación de DJ tiene que haber contabilidad. Pero también debe haber contabilidad si se realizan las siguientes actividades: paladares, cafeterías, elaborador-vendedor de alimentos a domicilia, productores de calzado y los contratistas privados. Se ha detectado que, aunque cumplen con la condición de llevar la contabilidad, no llevan el sistema contable.

¿En 2017 hubo mayor prosperidad o mayor disciplina tributaria?

Los contribuyentes tienen deberes y derechos establecidos en el decreto 208.

Según la master en ciencias Yoandra Cruz Dovales, vice jefa primera de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, la campaña de DJ y la monitorización del proceso tiene tres momentos: la presentación voluntaria, la bonificación y los ingresos brutos que son los que declaran los contribuyentes que obtienen por el ejercicio de la actividad en el año fiscal sin descontar nada.

En 2017 se declararon tres mil millones de pesos más que el año anterior a pesar de que no creció la cantidad de personas en la actividad. La cantidad de personas que deben declarar se mantuvo en niveles similares a los del año anterior. Puede significar solo dos cosas: hay mayor prosperidad o hay mayor disciplina. Hay mayor cultura fiscal, existe conciencia tributaria en el país, hay más acciones de control y fiscalización.

El contribuyente tiene que ver a la DJ no solo como un documento de control, sino como la forma de transparentar su actuación y los ingresos que obtiene por la actividad económica que ejerce legalmente y de esa forma justificar o acreditar el nivel de vida que lleva y su satisfacción personal. La DJ debe convertirse en una garantía. No solo declarar, sino hacerlo bien.

A partir de 2016 se inició un trabajo conjunto con la dirección general de la PNR lo que ha tenido un impacto importante en todo el país para el cobro de las deudas tributarias y la actuación sobre los contribuyentes que no presentan declaraciones o que lo hacen fuera de la fecha establecida. Por esta forma se cobraron más de 47 millones de pesos de deuda tributaria.

En el 2017 se presentaron 210 informes de denuncias y fueron sancionados más de 60 contribuyentes, muchos de ellos a sanciones de privación de libertad, algunas subsidiadas y otras puras. Siempre se agota primero la vía administrativa.

Los contribuyentes tienen deberes y derechos establecidos en el decreto 208. La administración tributaria tiene garantías procesales para que el contribuyente pueda reclamar cada acto administrativo de esta. Un derecho puede ser también el aplazamiento de pago, el cual no puede convertirse en un crédito fiscal. El aplazamiento no es una forma de financiarse a través del crédito bancario.

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.