Inicio » Mesa Redonda, Política, Temas Internacionales

Atilio Borón: Estados Unidos está actuando con mucha astucia (+ Video)

22 Octubre 2015 Haga un comentario

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda

Fotos: Roberto Garaicoa

Vísperas de las elecciones en Argentina, el 25 de octubre próximo, Borón comentó que el ambiente es de cierto desinterés, lo cual, en su criterio, es preocupante.

El politólogo y ensayista argentino Atilio Borón ofreció a la Mesa Redonda de este jueves una mirada descontaminada y profunda sobre las principales problemáticas de la geopolítica mundial. Las lecturas que hizo se situaron en puntos cardinales de América Latina, Estados Unidos y Europa.

Vísperas de las elecciones en Argentina, el 25 de octubre próximo, Borón comentó que el ambiente es de cierto desinterés, lo cual, en su criterio, es preocupante. “No ha habido seguimiento de la opinión pública de los candidatos y las declaraciones son anodinas, aunque unos, como Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, han tenido más chance”.

Sobre estos candidatos, argumentó que Macri quiere hacer lo que Capriles. En tanto, Scioli ha dado a entender que la actitud que seguiría hacia los fondos buitres no sería la misma que ha mantenido Cristina.

En esta última semana, dijo, hay un poco más de definición, lo que lo lleva a considerar que si pierde Scioli, esto tendría un efecto negativo sobre el país y la realidad latinoamericana, porque él sería una continuidad del kirchnerismo, aunque moderada. “Es un político más conservador y alguien que no va a tener el mismo discurso que Cristina. La política no va a variar, pero va a haber un poco de reorientación. En materia doméstica están a la expectativa de qué va a pasar con los fondos buitres”.

Como antagónico de Scioli sitúa a Macri, que para el experto significaría un regreso a la década de los 90, al neoliberalismo. Para ilustrar la polarización, mencionó que hace cosa de dos meses se hicieron las primarias, elecciones en las que la primera minoría la obtuvo Scioli y pocos días después vino a Cuba. Sin embargo, se dice que Macri fue a hablar con el embajador de Estados Unidos en Buenos Aires. Más allá de que Scioli fue criticado por los sectores más ortodoxos del Kirchnerismo, al menos se ve que tendría una continuidad en la política internacional; mientras Macri debilitaría todo lo logrado.

No se puede olvidar, sostuvo, que todo lo que ocurra en Argentina tendría además un impacto muy fuerte sobre Brasil, con quien tiene muchas conexiones. “Esto me lleva a asegurar que si saliera Macri se afectaría la gestión de Dilma Rousseff. Esto, además, reforzaría la campaña que el imperialismo ha lanzado en contra de Dilma, asociándose a los sectores más reaccionarios, que están hasta pidiendo el regreso de los militares”.

Esta realidad él la ubica como parte de una gran contraofensiva de la derecha del imperio, de Estados Unidos, que está tratando de cerrar el ciclo abierto por la Revolución cubana. “Quieren poner fin al proceso que se abrió en Cuba el 1ro. de enero de 1959. Quieren asegurar la primacía de Estados Unidos, en esto que llamaron la gran isla continental que es para ellos América Latina”.

Atilio Borón aseguró que cuando uno mira los hechos concretos, América Latina es la isla continental que los pone a salvo de sus oponentes euroasiáticos: Rusia y China. Y ya México ha caído bajo un control norteamericano sin precedentes. Al punto de que hay hasta un decreto que autoriza a las fuerzas norteamericanas a circular portando armas por ese territorio, lo que marca un punto de inflexión. Así se extienden por el sur, pasando por Colombia y después a Perú, donde tienen 11 bases norteamericanas; y ya instalaron una base militar en Chile”.

Para el Pentágono y sus halcones, explicó, Estados Unidos tiene tres fronteras: Canadá, la mexicano-estadounidense y la otra es el Caribe, que tiene como novedad la presencia de Rusia y de China, lo que hace que reaccionen con mucho vigor para evitar que esa influencia se consolide. Por estas razones van a sabotear la construcción del canal de Nicaragua y están actuando con mucha astucia. Tienen como antecedente el ALCA, que fracasó porque asumieron una postura muy dogmática. Ahora con el acuerdo Transpacífico están tratando de seducir a Uruguay.

De uno de los mecanismos de resistencia, el ALBA, manifestó que económicamente está pasando por un mal momento, porque la crisis mundial del capitalismo y la ofensiva contra el gobierno bolivariano han debilitado la base económica con el precio promedio del petróleo. “Venezuela, que es la principal de las economías del ALBA, está pasando por un momento delicado. El ALBA tiene que relanzarse, y en un contexto internacional tan desfavorable, es muy difícil. Mientras, la Celac y la Unasur chocan contra la heterogeneidad que tienen los países que los integran”.

Tampoco olvidó la especie de guerra entre Guyana y Venezuela, y por el otro lado con Colombia. “Todo esto redondea las pruebas más duras de los últimos 25 años”.

Sin embargo, suena muy viejo que el FMI vaya a solucionar algo. “Ocasionaron el Caracazo y junto al Banco Central Europeo controlan la política económica europea. Y fijémonos cómo está Europa, con cifras escandalosas de jóvenes, más del 40 por ciento, desempleados”.

En opinión de Atilio Borón, este es un momento desafiante para la sustentabilidad de los proyectos que se iniciaron a finales de la década de los 90 en América Latina. “Me preocupa, y lo he visto en los medios, diagnósticos que hablan del fin de un siglo progresista en esta región, y yo no creo que hasta ahí llegue el efecto de esta difícil coyuntura”.

EE.UU., advirtió el politólogo, ha armado una derecha con potencia electoral. “Antes apostaban al golpe o nada, ahora forman líderes políticos, mercadotecnia política y le dan consistencia a la derecha. En Argentina, Brasil y Colombia tienen una base sólida. Antes esto solo ocurría en Chile. En tanto, en Bolivia Evo ganó, en Ecuador Correa, en Brasil Dilma, en Uruguay se ratificó el Frente Amplio, y en Argentina se avizora la posibilidad de no echar por tierra lo desarrollado por el kirchnerismo”.

En su abordaje sobre la crisis en Europa, refirió que la migración tiene dos componentes, el económico y el político. “Entre los primeros están los del África subsahariana, que vienen huyendo de una situación muy mala y complicada por procesos violentos: atentados, guerras… que hacen que busquen un futuro en Europa. Y del otro lado están los refugiados, vinculados a una situación creada por Estados Unidos y sus aliados, que provoca que millones de personas abandonen Siria para llegar fundamentalmente a Alemania. Una de las cosas que hace Estados Unidos es crear un problema para luego proponer una solución.

En el caso de Siria, creó una coyuntura: financiaron grupos terroristas, escuadrones de la muerte que derivaron en el Estado Islámico, y luego quieren quitar al gobierno de Bashar Al-assad y poner a uno títere que se le subordine. Esto comenzó hace unos 4 años, cuando Siria era el principal aliado de Irán. Pero Irán dejó de ser su principal enemigo, porque desde febrero dialogaron y sellaron un acuerdo a mitad de año que es bastante sólido, avalado por cinco países más uno. Pero hace cuatro años Irán les era detestable y sembraron esos criminales en Siria. Y cuando quisieron cambiar de política, estos hombres habían creado el Estado Islámico, escapando de su control. Ahí están las causas de este drama de los refugiados, de estos niños que mueren por decenas en el Mediterráneo”.

Sobre los dobles estándares, alegó que hay una intencionalidad muy clara. Cómo se comprende, por ejemplo, la extraordinaria dureza que tuvo Alemania en relación con Grecia y ahora quiere aprovechar el flujo migratorio africano. “Detrás de todo esto también se aprecia la propuesta de competir con China, a partir de un techo de salario. Ya hay documentos de trabajo en torno a los 630 dólares por mes, y quiénes van a aceptar esto, los refugiados, los ciudadanos de segunda clase”.

En su mirada detenida a Estados Unidos, aludió a que el uno por ciento de la sociedad norteamericana concentra más riqueza de la que nunca tuvo. “El ingreso medio de la familia es de 52 mil dólares por año y la matrícula para estudiar en una universidad implica un costo promedio de unos 70 mil dólares por año. Por lo que la familia tradicional no tiene cómo mandar a sus dos hijos a la Universidad, por ello el endeudamiento es tremendo. La deuda pública supera al PIB.

“En febrero de este año salió la Estrategia de Seguridad Nacional, y es muy interesante. Hay que conocer muy bien el pensamiento del imperio. Sobre Cuba dicen que tienen que ser libres para elegir su propio futuro y que van a revitalizar la sociedad civil. Que los van a ayudar. Es como una obsesión enfermiza la que tienen con Cuba, desde 1783 Adams dijo que tienen que apoderarse de esta Isla.

“Ellos dicen que Obama no puede hacer nada. Yo discrepo de que él quisiera avanzar y le resulta difícil. Alguien me dijo que Obama puede correr la misma suerte de Kennedy y que se lo hicieron saber. Casi la mitad de la audiencia que se informa por la cadena Fox cree que Obama no es norteamericano y que es musulmán. Y cada 15 o 20 días hay un asalto de personas decididas a matar”.

Ante el nuevo contexto de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, precisó que la Isla ha logrado un reconocimiento impresionante. El hecho de que Estados Unidos fue forzado a cambiar la política hacia Cuba ratifica esto. A los negociadores se les veía mucho más interesados, mientras Cuba negoció con mucha parsimonia, porque ellos querían llegar a Panamá con la embajada abierta.

“Lo expresado por Cristina Fernández revela el prestigio ganado por este país, que también goza de un prestigio tremendo en Europa, a pesar de la confabulación de periódicos como El País. Qué nación recibe tres pontífices en los últimos 17 años. Es un país absolutamente integrado y muy respetado, incluso por sus rivales políticos”, concluyó.

Imagen de previsualización de YouTube

Como antagónico de Scioli sitúa a Macri, que para el experto significaría un regreso a la década de los 90, al neoliberalismo.

Atilio Borón aseguró que cuando uno mira los hechos concretos, América Latina es la isla continental que los pone a salvo de sus oponentes euroasiáticos: Rusia y China.

Para el Pentágono y sus halcones, explicó, Estados Unidos tiene tres fronteras: Canadá, la mexicano-estadounidense y la otra es el Caribe, que tiene como novedad la presencia de Rusia y de China, lo que hace que reaccionen con mucho vigor para evitar que esa influencia se consolide.

En su mirada detenida a Estados Unidos, aludió a que el uno por ciento de la sociedad norteamericana concentra más riqueza de la que nunca tuvo.

Bookmark and Share

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.