Inicio » Mesa Redonda, Sociedad, Temas Nacionales

Contaminación sonora: nuevas medidas para viejos problemas (+ Video)

18 Noviembre 2016 22 Comentarios

Como cada jueves la Mesa Redonda se acerca a un tema de interés nacional. En esta ocasión, la contaminación sonora fue el epicentro del análisis del espacio televisivo que contó con la presencia de directivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el Ministerio del Turismo, Cultura y Comercio Interior.

Por: Oscar Figueredo Reinaldo, especial para la Mesa Redonda

Fotos: Roberto Garaicoa

Sobre los pasos que se han dado desde la pasada Mesa Redonda desarrollada en el mes de julio y las acciones de algunos organismos para eliminar el impacto de este problema que afecta a miles de cubanos cotidianamente se expuso durante los 57 minutos programa.

Sobre las labores que ejecuta el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma) para atenuar el impacto de este flagelo, el Ing. Jorge B. Álvarez Álvarez, Director de la Oficina de Regulación Ambiental y Seguridad Nuclear (Orasen) comentó que las más recientes acciones para erradicar la contaminación sonara en Cuba se inician en el marco de la comisión higiénico sanitaria y de calidad ambiental en la que se orientan nuevas acciones para enfrentar el ruido en el país.

“A partir de ese momento se crea un grupo de trabajo nacional presidido por la ministra del Citma en el que se encuentran todos los órganos reguladores y aquellos organismos que tienen incidencia en la contaminación sonora por las actividades que desempeñan – recreativas o de carácter tecnológico- . Esta comisión también la integra el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que rige las políticas del sector no estatal y las organizaciones de masas”, explicó.

Sobre este propio tema, Álvarez informó que por primera vez los organismos están identificando todas las fuentes potenciales de contaminación acústica. También explicó que se han desarrollado tareas de capacitación para todas las entidades involucradas.

“Algunos ministerios y organismos  han rendido cuentas al grupo de trabajo que comenté con anterioridad. Entre ellos, podemos mencionar  al ministerio de cultura, turismo y el Consejo de la Administración de La Habana- por la alta incidencia que tiene este tema en la capital”.

El director de la Orasen añadió que la contaminación acústica es también una indisciplina social, sin embargo dijo estar en mejor preparados en este momento para enfrentarla.

“Se le está dando un tratamiento especial a las quejas de la población, incluso aquellas que tengan que ver con el ruido tecnológico que llevan mayores inversiones para solucionarlas. Ejemplo de este trabajo es la insonorización de los grupos electrógenos y en el caso del ubicado en Vento, se reubicó hacia Güines para un lugar donde no genera molestias”.

Al referirse a las actividades recreativas el director de la Oficina de Regulación Ambiental y Seguridad Nuclear expresó que estas no pueden ir en detrimento del descanso de las otras personas que no están involucradas en la misma, aunque no se trata de limitar sino ordenar estas actividades.

“Como última medida se aplicarán los cierres de los establecimientos siempre y cuando no haya una solución factible pues debemos cuidar la recreación del pueblo y su pleno acceso a la cultura”.

También se informó en la Mesa Redonda que se han identificado 15 actividades por cuenta propia propensas a generar contaminación sonora, en las cuales habrá un tratamiento diferenciado; ya que antes de otorgarle las licencias al propietario, este debe exponer las medidas que adoptará para no incurrir en esta indisciplina.

“Habrá actividades que no se podrán ejercer dentro de un edificio y se tendrán que trasladar a otro lugar. Es muy difícil insonorizar un apartamento para dedicarlo a una carpintería”.

Los principales focos de atención son los bares y los centros de recreación nocturnos.

Entre tanto, Sara del Pilar Vidal Pita, directora de Regulación de Mercado y Mercadotecnia del Ministerio de Comercio Interior (Mincin) expresó que se diagnosticaron todas las regulaciones existentes al control del ruido. Esta investigación arrojó que la mayoría de las normas se encuentran obsoletas, pues no se adecuan a algunos cambios que se han dado en el país como es el surgimiento de las formas no estatal de gestión.

“Los principales focos de atención son los bares y los centros de recreación nocturnos. A partir de este nuevo contexto se decide crear una nueva norma que aglutine todos los actores que hoy inciden en el tema. La misma abarca desde las medidas para el expendio de bebidas alcohólicas, el ruido y la contaminación sonora así como la música a emplear en ciertos lugares. Por ejemplo los bares se deberían poner música para la ambientación”.

Sobre las acciones que desarrolla el ministerio del turismo a favor de la preservación del ambiente sonoro intervino el Ing. José R Daniel Alonso, Director de desarrollo del Mintur. Este explicó que se acometen dos líneas de trabajo fundamentales: una de cara a la población y otra a favor de los propios clientes de las instalaciones turísticas.

“El tema de la contaminación sonora es un problema multifactorial que muchas veces tiene que ver con la propia disciplina de nuestras instalaciones. A veces se desarrollan actividades que nada tienen que ver con el objetivo de dicho centro.”

El director de desarrollo del Mintur advirtió que ya se tienen 106 focos de contaminación identificados, vinculados fundamentalmente a la actividad extra hotelera (91).

“Dos ejemplos concretos son las enfriadoras del Hotel Presidente y el Hotel Habana Libre en la capital. Ya este año se logró cambiar dos en el Presidente y en el 2017 se deben montar dos más, para luego colocar una caseta para insonorizar el lugar como solución definitiva”.

El director de desarrollo del Mintur advirtió que ya se tienen 106 focos de contaminación identificados, vinculados fundamentalmente a la actividad extra hotelera (91).

En los últimos minutos de la Mesa, departió el viceministro de cultura  Fernando Rojas. El mismo consideró que este tema se relaciona con esfuerzos educativos que se deben hacer tanto como con directivos institucionales así como los trabajadores.

“Yo me quiero referir a un caso particular que son los operadores de sonido, los cuales muchas veces de manera injustificada son los que deciden qué se pone, cómo se pone y a qué volumen se pone la música. Esto no solo tiene que ver ya con la educación sino también con los elementos que rigen la política cultural del país”, agregó.

Más adelante comentó sobre las experiencias del Pabellón Cuba en el que se regularon los horarios para evitar las afectaciones a la comunidad.

Rojas concluyó que hay que ser previsores ante la apertura de nuevos espacios, estudiar los lugares que lleven o no amplificación, regular los volúmenes de los sonidos proyectados en las actividades y persistir en la educación de los actores que inciden de manera directa en estos espacios.

Sobre las regulaciones a implementar en el país para evitar la contaminación sonora se hablo este jueves en la Mesa Redonda.

Sobre este propio tema, Álvarez informó que por primera vez los organismos están identificando todas las fuentes potenciales de contaminación acústica.

Esta investigación arrojó que la mayoría de las normas se encuentran obsoletas, pues no se adecuan a algunos cambios que se han dado en el país como es el surgimiento de las formas no estatal de gestión.

El director de desarrollo del Mintur advirtió que ya se tienen 106 focos de contaminación identificados, vinculados fundamentalmente a la actividad extra hotelera (91).

En los últimos minutos de la Mesa, departió el viceministro de cultura Fernando Rojas. El mismo consideró que este tema se relaciona con esfuerzos educativos que se deben hacer tanto como con directivos institucionales así como los trabajadores.

Vea el programa íntegramente

Imagen de previsualización de YouTube
Bookmark and Share

22 Comentarios »

  • Ileana dijo:

    12 MAY 14 | Lo que casi nadie conoce aunque casi todos padecen
    Efectos auditivos y no auditivos del ruido sobre la salud
    Muchos de los efectos no auditivos del ruido ambiental resultan ignorados por desconocimiento. Consecuencias metabólicas, cardiovasculares y psíquicas de un grave problema social.
    Dres. Basner M, Babisch W, DavisA
    Lancet 2014; 383: 1325–32

    Introducción

    Los seres humanos están programados para considerar los ruidos como posibles fuentes de peligro. El ruido, definido como un sonido indeseado, es un contaminante cuyos efectos sobre la salud se han descuidado. Si la exposición al ruido es crónica y supera ciertos niveles, los efectos sobre la salud son negativos.
    Estos efectos se reconocieron por primera vez en ámbitos laborales, como las fábricas de tejidos, donde el ruido intenso se asoció con hipoacusia inducida por el ruido. El ruido en el lugar de trabajo es el tipo de exposición al ruido que ha sido más estudiada.
    Posteriormente las investigaciones se ampliaron al ruido social (eg, en bares o a través de reproductores de música personales) y el ruido ambiental (eg, ruido de las calles, ferrocarriles y aviones y de la construcción industrial). Estas exposiciones al ruido se vincularon con diversos efectos no auditivos sobre la salud, como fastidio, trastornos del sueño, enfermedad cardiovascular y deterioro del rendimiento cognitivo en niños.

    El ruido es ubicuo en el entorno urbano y cada vez hay menos lugares silenciosos. Por ello, conocer los efectos del ruido ocupacional y ambiental es importante para la salud pública.
    El ruido es la principal causa prevenible de hipoacusia
    Efectos sobre la salud auditiva

    Hipoacusia inducida por el ruido
    El ruido es la principal causa prevenible de hipoacusia. La hipoacusia inducida por ruido puede ser causada por una exposición única a una ráfaga de ruido intenso (como un tiro), o por exposición prolongada a ruidos constantes con presiones de sonido superiores a LA 75–85 dB—eg, en ámbitos industriales.
    La característica patológica de esta hipoacusia es la pérdida de las células sensitivas auditivas cocleares. Debido a que estas células ciliadas no se regeneran, la única opción para conservar la audición es prevenir la hipoacusia inducida por el ruido.
    La hipoacusia que no permite comprender lo que se habla en situaciones cotidianas puede afectar mucho la vida social. También afecta el rendimiento cognitivo y disminuye la atención. Asimismo, los accidentes y las caídas se asocian con hipoacusia no diagnosticada.

    La hipoacusia inducida por ruido es un problema de salud pública. Global Burden of Disease 2010 estimó que 1300 millones de personas sufren hipoacusia, que contribuye en el 13o lugar a los años globales vividos con discapacidad (YLD por las siglas del inglés).
    La hipoacusia de comienzo en la adultez no relacionada con alguna enfermedad específica fue responsable del 79% de los años globales vividos con discapacidad YLD por hipoacusia. En los EEUU y Europa, el 26% de los adultos sufren un trastorno auditivo bilateral que afecta su capacidad de oír en ámbitos ruidosos. La OMS estima que el 10% de la población mundial está expuesta a niveles de presión sonora que podrían causar hipoacusia.

    El acúfeno- cambio en la percepción del sonido, tal como campanilleo o zumbido, que no proviene de ninguna fuente externa- a menudo aparece a continuación de la exposición aguda o crónica al ruido y puede persistir durante mucho tiempo. A menudo el acúfeno se acompaña de hipoacusia, lo que sugiere que ambos comparten vías fisiopatológicas comunes.

    Hipoacusia inducida por ruido en el lugar de trabajo
    La hipoacusia inducida por exposición al ruido en el lugar de trabajo continúa siendo un problema y es la enfermedad laboral más frecuente en los EEUU.

    Muchos países tienen leyes que especifican los niveles máximos de exposición y exigen evaluación del ruido, audiometrías periódicas, equipos protectores y controles, destinados a proteger tanto a los trabajadores como al público de la exposición al ruido excesivo.

    Hay debates internacionales sobre el nivel exacto de exposición al ruido en ámbitos industriales que implica riesgo de daño auditivo. En el Reino Unido (RU), las regulaciones de 2005 fijan el nivel de acción en LAeq8h 80 dB (protección disponible) y 85 dB (protección obligatoria).
    La US Occupational Safety and Health Administration (OSHA) promueve normas menos estrictas y fija el límite de exposición permitida en LAeq8h 90 dB. No obstante, los empleadores deben implementar un programa de conservación de la audición si los trabajadores están expuestos a niveles superiores a LAeq8h 85 dB. Otras ocupaciones, como la de músico o la de aquéllos que trabajan para el ejército, también contribuyen considerablemente a la carga global de hipoacusia inducida por ruido.

    Exposición al ruido social
    El ruido excesivo a menudo se acepta como parte del ámbito recreativo. Aunque en el lugar de trabajo el ruido disminuyó desde principios de la década de1980, la cantidad de jóvenes con grados importantes de exposición al ruido social se triplicó desde entonces.
    Un conjunto creciente de investigaciones está evaluando el riesgo de hipoacusia en adolescentes debido al empleo de reproductores de música personales. En un estudio, el 66% de los adultos jóvenes que concurrían a clubes nocturnos o conciertos de rock informaron efectos auditivos o acúfenos temporarios. Se necesitan productos más seguros y campañas de salud pública para reducir el riesgo de hipoacusia debida al empleo de reproductores personales.

    Hipoacusia inducida por ruido y la edad
    La exposición a diferentes tipos de ruido desde la infancia podría tener efectos acumulativos sobre la disminución auditiva en la adultez. Evidencia creciente indica que factores sociales y biológicos tempranos podrían afectar la audición en la mediana edad. La frecuencia de hipoacusia está muy relacionada con la edad, aunque aún no se sabe bien cómo interactúan el ruido y la edad.
    Los datos disponibles sugieren que cambios patológicos debidos a la exposición temprana al ruido aumentan considerablemente el riesgo de envejecimiento del oído interno y por ende de hipoacusia. Factores como el consumo de alcohol, el tabaquismo y la hiperglucemia también se asocian con la hipoacusia relacionada con la edad.

    Adelantos científicos y otras estrategias terapéuticas
    En los últimos 5 años, varios estudios aumentaron el conocimiento de las causas y los factores que afectan la sensibilidad a la hipoacusia inducida por ruido. Se acepta que ésta es el síntoma de una enfermedad compleja producida por la interacción de factores genéticos y ambientales.
    La predisposición hereditaria podría explicar hasta el 50% de la variabilidad de la hipoacusia tras la exposición al ruido. Se progresó mucho en el conocimiento de los mecanismos moleculares involucrados en el daño de las células ciliares y del nervio. Investigaciones recientes que emplearon células madre para recuperar el circuito sensorial dañado en la cóclea están en etapa muy temprana, pero podrían llevar a posibles estrategias terapéuticas. Se está prestando más atención a los riesgos de la exposición a alto nivel de ruido y a los medicamentos ototóxicos, que pueden afectar las estructuras del oído interno y los nervios auditivos.

    Según investigaciones, el estrés oxidativo podría contribuir al daño de las células cocleares; los antioxidantes, como el glutatión, mejoraron la hipoacusia inducida por ruido en animales y podrían prevenirla en seres humanos.

    Diagnóstico de la hipoacusia inducida por ruido
    Las pruebas de emisión otoacústica son un importante adelanto tecnológico para la evaluación auditiva. Las emisiones otoacústicas son la liberación de energía acústica de la cóclea, que se puede registrar en el conducto auditivo externo.
    La prueba de emisión otoacústica se emplea para identificar problemas auditivos en neonatos y niños pequeños. Hall y Lutman señalaron que esta prueba fue el doble se sensible que la audiometría para detectar un cambio en el umbral auditivo y sugirieron que podría mejorar el control para la hipoacusia inducida por ruido en el lugar de trabajo. Un estudio longitudinal sugirió que las emisiones otoacústicas podían indicar cambios inducidos por ruido en el oído interno no detectados por la audiometría.
    El fastidio debido al ruido se puede acompañar con respuestas negativas, como ira, disgusto, agotamiento y síntomas relacionados con el estrés
    Efectos no auditivos sobre la salud

    Fastidio
    El fastidio es la respuesta más frecuente en una población expuesta al ruido ambiental. El fastidio debido al ruido se puede producir cuando éste interfiere con las actividades, los sentimientos, los pensamientos, el sueño o el descanso cotidianos y se puede acompañar con respuestas negativas, como ira, disgusto, agotamiento y síntomas relacionados con el estrés. En las formas graves, afecta el bienestar y la salud. Los investigadores recogieron datos importantes sobre el fastidio en personas expuestas al ruido en sus hogares y de los que dedujeron las relaciones exposición- respuesta (eg, para las turbinas eólicas).

    Enfermedad cardiovascular
    Estudios de laboratorio a corto plazo en seres humanos, así como estudios a largo plazo en animales proporcionaron mecanismos biológicos y verosimilitud a la teoría de que la exposición prolongada al ruido ambiental afecta el sistema cardiovascular y causa enfermedades (entre ellas hipertensión, cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular [ACV]).
    La exposición aguda a diferentes clases de ruidos se asocia con estimulación del sistema neurovegetativo y del sistema endócrino. En los estudios se observó repetidas veces que la exposición al ruido aumenta la presión sistólica y diastólica, cambia la frecuencia cardíaca y genera la liberación de hormonas de estrés (catecolaminas y glucocorticoides).
    La exposición crónica puede causar desequilibrio en la homeostasis del organismo (carga alostática), que afecta el metabolismo y el sistema cardiovascular, con aumentos en factores de riesgo cardiovascular comprobados, como la presión arterial, los lípidos en sangre, la viscosidad sanguínea y la glucemia.
    Estos cambios aumentan el riesgo de hipertensión y arteriosclerosis y se relacionan con episodios graves, tales como infarto de miocardio y ACV. Estudios de epidemiología laboral y ambiental mostraron mayor prevalencia e incidencia de enfermedades cardiovasculares y mortalidad en grupos muy expuestos al ruido.

    Se efectuaron metanálisis para evaluar cuantitativamente el vínculo exposición-respuesta para el ruido causado por el transporte (tráfico callejero y aviones) y sus efectos sobre la salud (hipertensión y cardiopatías isquémicas, como el infarto de miocardio).Se obtuvieron aumentos del riesgo del 7% – 17% por aumento de 10 dB en nivel equivalente de ruido LAeq. El sexo y la edad actuaron como modificadores del efecto.

    Rendimiento cognitivo
    Los mecanismos propuestos para explicar los efectos del ruido sobre la cognición en niños son, entre otros, dificultades de comunicación, disminución de la atención, trastornos del sueño, indefensión aprendida, frustración, fastidio por el ruido. Los investigadores sugirieron también respuestas de estrés psicológico como mecanismo, porque las estrategias de afrontamiento de los niños están menos desarrolladas que en los adultos.
    Las zonas con niveles altos de ruido ambiental con frecuencia tienen carencias sociales y los niños de estas zonas tienen peores resultados en las pruebas cognitivas que los niños no expuestos a carencias sociales. Por ello es necesario tener en cuenta la situación socioeconómica al evaluar las asociaciones entre la exposición al ruido y la salud y la cognición.

    Más de 20 estudios mostraron que la exposición al ruido ambiental tiene efecto negativo sobre el aprendizaje y el rendimiento cognitivo en niños y que aquéllos con exposición crónica a los ruidos de aviones, automóviles o ferrocarril tienen menor capacidad para la lectura, menos memoria y peor desempeño en las pruebas nacionales estandarizadas que los que no están expuestos al ruido en la escuela.
    Estos efectos se demostraron también en el estudio RANCH, con 2844 niños de 9-10 años de escuelas cercanas a los aeropuertos de Londres, Amsterdam y Madrid. El aumento de LAeq 5 dB en la exposición al ruido de aviones se asoció con un retraso de 2 meses en el nivel de lectura en niños en el RU y de un mes en los de los Países Bajos.

    Las recomendaciones de la OMS (WHO Community Noise Guidelines) sugieren que el nivel de presión sonora del ambiente no debe sobrepasar de LAeq 35 dB en la escuela.
    Los seres humanos perciben, evalúan y reaccionan a los ruidos ambientales, aún dormidos
    Alteraciones del sueño
    Las alteraciones del sueño constituyen el efecto no auditivo más perjudicial de la exposición ambiental al ruido, porque se necesitan suficientes horas de sueño tranquilo para la lucidez y el funcionamiento durante el día, para la calidad de vida y la salud.
    Los seres humanos perciben, evalúan y reaccionan a los ruidos ambientales, aún dormidos. Niveles máximos de presión de sonido de sólo LAmax 33 dB pueden inducir reacciones fisiológicas durante el sueño, entre ellas, activación vegetativa, motora y cortical (eg, taquicardia, movimientos corporales y despertares). Ancianos, niños, trabajadores en turnos rotativos y aquéllos con un trastorno del sueño prexistente son grupos de riesgo para las alteraciones del sueño inducidas por ruido.
    Los despertares repetidos inducidos por ruido interfieren con la calidad del sueño, a través de cambios en la estructura del mismo, tales como retraso en el inicio del sueño y despertares tempranos, disminución del sueño profundo (ondas lentas) y de los movimientos oculares rápidos y aumento del tiempo de vigilia y de las etapas de sueño superficial.
    Los efectos a corto plazo de las alteraciones del sueño inducidas por ruido son trastornos del estado de ánimo, aumento de la somnolencia diurna y disminución del rendimiento cognitivo. Los resultados de estudios epidemiológicos indican que la exposición nocturna al ruido podría ser más importante para el surgimiento de problemas de salud alejados, como la enfermedad cardiovascular, que el ruido diurno.

    En 2009, la OMS publicó las Recomendaciones sobre ruido nocturno para Europa, un consenso de especialistas con cuatro grupos de exposición al ruido nocturno, según sus efectos negativos para la salud, que iban desde ningún efecto importante hasta aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular). WHO considera los niveles de ruido nocturno inferiores a LAeq, afuera 55 dB como un objetivo provisional y 40 dB como un objetivo a largo plazo para prevenir los efectos sobre la salud inducidos por ruido.

    Ruido hospitalario
    Un gran metanálisis de los niveles de ruido en el hospital indicó un aumento de alrededor de LAeq 10 dB desde la década de 1960, siendo en la actualidad más de LAeq 15–20 dB mayor que el recomendado por la OMS. El ruido hospitalario por lo tanto podría ser una amenaza creciente para la rehabilitación de los pacientes y el desempeño del personal.

    El ambiente en los hospitales, especialmente en las unidades de cuidados intensivos, se caracteriza por ruidos que se producen irregularmente que empeoran la evolución del paciente. Los neonatos, los pacientes con hospitalizaciones prolongadas y los ancianos tienen mayor riesgo de sufrir los efectos del ruido.
    La interrupción del sueño es la queja más común de los pacientes relacionada con el ruido. Según un estudio, los ruidos más molestos fueron las alarmas de las bombas de infusión intravenosa y las llamadas del teléfono. Hay evidencia creciente de efectos negativos del ruido sobre el personal, en especial para las enfermeras, en quienes el estrés inducido por ruido se vinculó con agotamiento (burnout), disminución del bienestar y del rendimiento laboral.

    La mejor acústica, como los cielorrasos que absorben el ruido, son factores importantes para el rendimiento del personal y la disminución del estrés laboral. Se recomienda disminuir el nivel de ruido ambiental y el volumen de ruido de las llamadas telefónicas por la noche para mejorar la recuperación de los pacientes.

    Conclusiones

    En esta revisión se señala que los efectos no auditivos del ruido ambiental sobre la salud son diversos, graves y muy frecuentes, debido a la exposición generalizada. Es importante por eso regular y disminuir la exposición al ruido ambiental a fin de mitigar sus consecuencias negativas sobre la salud. Las campañas educativas para niños y adultos pueden promover conductas que eviten y también que reduzcan la exposición al ruido y mitigar así las consecuencias negativas sobre la salud.

  • Ileana dijo:

    24 de Abril, – DÍA INTERNACIONAL DE LA CONCIENTIZACIÓN RESPECTO AL RUIDO

    Celebrado por primera vez el 24 de abril de 1996 en la Ciudad de Nueva York, como parte de una conferencia local organizada por la Liga de Personas con Problemas Auditivos, es parte de las actividades de un programa internacional en el que participan ciudades de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, con el fin de alertar a los ciudadanos de los peligros del ruido y las formas de reducirlo en el ambiente circundante.
    Quienes protestan por el ruido a menudo se enfrentan a la hostilidad, los prejuicios y el ridículo. Son tildados de aguafiestas, quejosos y buscapleitos, o acusados de ser “hipersensitivos”. Todo esto, insinuando que son, de alguna manera, anormales, aunque su reacción sea, en términos fisiológicos y psicológicos, absolutamente normal. A propósito, resulta interesante destacar que no existe definición clínica de “hipersensitivo” lo cual plantea la cuestión de si es factible que algunas personas sean “subsensitivas”.

    Se sabe que los aspectos impredecibles e incontrolables del ruido pueden ser especialmente perturbadores y potencialmente dañinos desde el punto de vista psicológico.
    Reaccionamos frente al ruido como lo hacemos frente al estrés. La Profesora Arline Bronzaft (una importante psicóloga de New York) afirma que la exposición a sonidos no deseados puede traer aparejado un incremento del estrés y el alerta. El cuerpo reacciona frente al estrés cambiando el ritmo cardiaco, aumentando la presión sanguínea, dilatando las pupilas, contrayendo músculos, incrementando el colesterol en la sangre y la secreción de hormonas.
    Los problemas de salud que se sabe que aparecen como consecuencia del ruido incluyen enfermedades cardiovasculares, respiratorias y gastrointestinales, enfermedades inmunitarias o relacionadas con la autoinmunidad, infecciones oportunistas, ansiedad y depresión.
    El problema del ruido lleva a fuertes sentimientos de pánico, repulsión y furia extrema
    ¿Acaso el ruido no alimenta la violencia y el silencio el cuidado y la consideración?
    El ruido incontrolable ubica el cuerpo del agredido en un estado permanente de “vuelo de huida” o de “preparación para la lucha”. Este estado de alerta conduce a la sobreproducción o subproducción de sustancias químicas por parte del cuerpo y el cerebro, incluyendo neurotransmisores, hormonas u otras substancias que constituyen fuerzas conductoras para la vida. La perturbación nocturna conduce a una seria interrupción de los ritmos biológicos circadianos y la pérdida del benéfico efecto reparador del sueño.
    Los efectos perjudiciales del ruido van mucho más allá de los problemas auditivos relacionados con escuchar música a volumen alto. Hay estudios que demuestran que la contaminación acústica es una variable relacionada con los ingresos hospitalarios y que incrementa el riesgo de sufrir un infarto. La Unión Europea estima que el ruido ambiental se ha duplicado en todos los países miembros en los últimos años, hasta el punto que hoy los expertos consideran la contaminación acústica como una de las más molestas y de las que mayor incidencia tienen sobre el bienestar ciudadano (http://www.consumer.es/web/es/salud/prevencion/2007/03/09/160617.php)

    Los infractores de la tranquilidad que muestran, cuando no un absoluto desprecio por sus vecinos, un desconocimiento garrafal del daño que se autoinfligen, ya que forzosamente el volumen alto afecta severamente, cuando menos, el sistema neurológico de quienes viven en cápsulas de estruendo.
    Si hemos podido erradicar enfermedades históricamente letales —aún flagelos en otras regiones del mundo—, cómo vamos a resignarnos a que nuestro barrio, por causa de unos cuantos desenfrenados, se convierta en un espacio inhabitable.
    Decir que “los cubanos nos manifestamos así”, “que ese es un problema viejo”, “que hay una relación inevitable entre hombre y paisaje y que los jóvenes son por naturaleza extrovertidos, bullangueros”, resultan determinismos inaceptables, fáciles salidas para no entrarle con la manga al codo a la solución de un problema que nos atañe a todos.
    La ley 81 97 del Medio Ambiente en su precepto 147 señala que está prohibido emitir, verter o descargar sustancias o disponer desechos, producir sonidos, ruidos, olores, vibraciones y otros factores físicos que afecten o puedan afectar a la salud humana o dañar la calidad de vida de la población.
    Y para que nos quede claro el daño que puede provocar el ruido la ley menciona las siguientes: interferencias en la comunicación hablada, problemas de equilibrio, cefalea, hipertensión, perturbaciones en la atención, afecciones de la voz y estrés. Por si fuera poco, como una limita sorda, el ruido alto o en forma de zumbido nos cambia el carácter y la conducta acompañados de mal humor y además, se presentan disfunciones digestivas.
    Sin perjuicio de las licencias urbanísticas correspondientes, la apertura de establecimientos públicos fijos dedicados a la celebración y desarrollo de espectáculos públicos y actividades recreativas permanentes y de temporada se someterá con carácter general, de conformidad con lo establecido en la legislación al correspondiente control posterior al inicio de la actividad, a efectos de verificar el cumplimiento de la normativa reguladora de la misma y deberán incorporar el compromiso de mantenimiento de todos estos requisitos durante todo el tiempo en que se desarrolle la actividad que corresponda, así como declaración expresa de que disponen de la documentación que así lo acredita, a los efectos del oportuno control posterior de verificación del cumplimiento de la normativa reguladora de la actividad.
    A tales efectos, tanto en la memoria explicativa como en la descripción y planos del proyecto de este tipo de establecimientos, deberá recogerse de forma clara y diferenciada el tratamiento y soluciones arquitectónicas aplicables a cada una de las zonas del edificio destinadas a los diferentes espectáculos o actividades recreativas que se pretendan celebrar o desarrollar.
    Otro factor a tener en cuenta es como la comunidad percibe el escenario, es decir el tipo de acogida por parte del usuario hacia el escenario, si el mismo cumple con el reglamento de uso interno, si es susceptible a ser vandalizado, que tipo de manejo administrativo con relación al uso resultan válidos

    Emplear plazoletas, parques, alamedas, vías y espacio público en general para organizar las diferentes manifestaciones artísticas además de contribuir con la cultura de los ciudadanos, también contribuye con el embellecimiento del espacio público el cual “es vital en el equilibrio social, en la medida que contribuye al uso equitativo de la ciudad. Al hacer uso del espacio público, en igualdad de condiciones, se revitaliza la vida en las zonas intervenidas. Además, se transforma la cultura ciudadana y la apropiación colectiva de la ciudad, de lo que se deriva la importancia que tiene una adecuada política del uso del espacio público en una ciudad”
    La ciudad debe verse como un gran sistema ecológico particular, definido pero abierto, conformado por componentes interrelacionados y en equilibrio, con funciones propias regidas por reglas específicas de orden y calidad integral, para el logro de fines específicos. Si se entiende la función sistémica de la ciudad, se ha de comprender que sus espacios públicos son fuente fundamental de su desarrollo, ya que a través de ellos es posible el fomento de la vida sociocultural de las comunidades urbanas, lo cual ha de ser siempre una necesidad humana satisfecha en sociedad, en comunidad, en público.

    En resumen, la interpretación de un espacio requiere un análisis desde los puntos de vista físico y social. Los paisajes no son sólo el resultado de actividades físicas, climáticas o geológicas, sino que están íntegramente relacionados con la sociedad que vive en ellos, siendo partícipe activa o pasivamente de los beneficios y perjuicios que susciten al intervenir en el mismo.

    Todos somos en parte propietarios de este espacio que denominamos público; es el espacio de todos, el lugar en el que todos estamos incluidos. En general, la sociedad cuando se apropia emocionalmente de un determinado espacio público, lo defiende, lo cuida y tiene el deseo de decidir sobre las actividades que pueden y que no deben realizarse en el mismo

    En esta instancia, entra en juego la multiperspectividad de los actores sociales frente a una misma realidad. Las representaciones sociales hacia el espacio público ponen en juego un valioso rol de la sociedad, al apropiarse del espacio en cuestión. Este es un punto positivo a tener en cuenta, pero como se ha mencionado recientemente, puede ser el punto de partida de nuevos conflictos

    Un profesional idóneo en la planificación del paisaje deberá siempre ponderar las demandas y organizarlas en un plan viable y sustentable en el tiempo, sustentable desde la visión económica, ecológica y social. Al mencionar que se sustente socialmente, estamos indicando la importancia de ofrecer espacios que satisfagan las demandas sociales. Si un espacio público no está destinado correctamente a las demandas de la comunidad que será su principal usuario,¿para quién realmente se lo está diseñando, entonces?
    Por otro lado, una representación negativa hacia un espacio público, conduce a que este sea interpretado como un lugar no deseado, un espacio vacante en desuso, un espacio sin pertenencia colectiva

    La sociedad se desarrolla en forma desequilibrada y el espacio público es uno de los espejos que sin filtros nos devuelve la imagen de nuestra sociedad. Los que indicamos como vándalos ajenos a nuestra comunidad, los del otro barrio, los inadaptados, los mal educados, son individuos que nacieron en nuestra sociedad

    Pero los espacios públicos deben ser planificados y diseñados por personas idóneas, no son una muestra de exposición visual, deben ser pensados dentro de una planificación a largo plazo, con todos y para el bien de todos.

    En una correcta planificación del paisaje deberíamos concedernos la posibilidad de vivir en un ambiente privado confortable, nuestra casa, nuestro hogar, que se vincule en forma ordenada y organizada con su entorno y espacio público

    Los espacios vacantes deben ser sitios potenciales de ser planificados y diseñados para reforzar la construcción de nuestra identidad como sociedad. No debieran caer en los estereotipos de construcción prefabricada e importada, en la multiplicación de espacios construidos sin identidad para nuestra sociedad, espacios que pueden contribuir a destacar lo que sentimos nuestro, favorecer el desarrollo de nuestras relaciones sociales en un ámbito saludable. Un espacio organizado, que contemple la integración de las necesidades recreativas de nuestra sociedad, en la actualidad.

    En las autorizaciones que se otorguen para la realización de espectáculos públicos y actividades recreativas al aire libre conforme a las condiciones establecidas en su normativa específica, figurarán como mínimo los siguientes requisitos:

    a. Carácter estacional o de temporada.

    b. Limitación de horario de funcionamiento.

    Si la actividad se realiza sin la correspondiente autorización el personal acreditado deberá proceder a paralizar inmediatamente la actividad, sin perjuicio del inicio del correspondiente expediente sancionador.

    Los espectáculos públicos o actividades recreativas que conforme a su normativa específica se realicen al aire libre, y que dispongan de equipos de reproducción musical, deberán acreditar en el correspondiente estudio acústico la incidencia de la actividad en su entorno, al objeto de poder delimitar con claridad el nivel máximo de volumen permitido a los equipos musicales, a fin de asegurar que en el lugar de máxima afección sonora no se superen los valores definidos en las normas

    Al objeto de poder asegurar esta exigencia, cuando el nivel sonoro que pudieran producir los altavoces del sistema de sonorización de la actividad en consideración a 3 m de éstos, sea superior a 90 dBA, los equipos de reproducción sonora deberán instalar un limitador-controlador que cumpla lo preceptuado en el párrafo anterior.

    Un proyecto de construcción de un auditorio al aire libre en una zona residencial, necesariamente deberá garantizar el cumplimiento de los requisitos señalados en el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica, adoptando para ello cuantas medidas correctoras resulten oportunas.

    El otro aspecto es que los encargados de garantizar la tranquilidad ciudadana tienen que ser ejemplo y estar informados de las leyes y las contravenciones, hace un tiempo tuve que alfabetizar con las leyes y decretos un jefe de sector para que se decidiera a actuar con un marginal que torturaba regularmente al vecindario con un equipo de música de alta potencia (dentro de su casa y entonces iba a sentarse a la acera), pues existe la teoría de que antes de las 12 de la noche no hay problemas, otros indican que debe llevarse a votación, como si los derechos de las minorías no existieran.

    Esto significa que también hay poca divulgación y conocimiento de la legislación, hasta cuando se programan actividades públicas.

    Revisemos la legislación ¿que sobra y que falta?, démosla a conocer (medios de comunicación, escuela, barrio, centro laboral, todos).
    Que se adopten cuantas medidas resulten oportunas para garantizar el cumplimiento efectivo de la normativa vigente en materia de contaminación acústica, evitando así la producción de molestias derivadas de la producción de ruidos generados y exijámosla no permitiendo transgresiones a la ley y a las normas de convivencia urbana

  • Ismael dijo:

    Saludos: atentamente seguí los dos programas relacionados con el ruido -la mayoría de los demás también. Como dijo ayer el especialista del CITMA, los problemas de disciplina social hay que enfrentarlos de forma integral y, hasta tanto no se vean como problemas antisociales que pueden ser analizados legalmente, y se muestren sin tapujos las medidas aplicadas, no se resolverán. Se insiste en que hay que educar, pero lo que falta es precisamente la corrección y solución ejemplarizante. Ejemplos concretos de que hay educación se pueden poner en cubanos que en el país son “indisciplinados”, por decirlo de alguna manera, y cuando llegan a otros lugares se comportan de forma muy “disciplinada”. La causa: una multa bien grande, que es lo que nos falta a nosotros, pues constantemente se le pasa la mano a los incumplidores y muchas veces se justfican las causas y en ocasiones hasta se les victimiza.
    Entre estos ejemplos, llevo mucho tiempo con un carpintero en el edificio donde vivo, el que pidió, casi suplicando, que le permitieran montar la carpintería y que cuando molestara inmediatamente la iba a quitar. A pesar de mi oposición se le dijo que si, y las molestias, inconvenientes, discusiones, “broncas”, llamadas de atención, conversación con la presidenta del CDR, el de vigilancia, tres denuncias a la PNR, una al Centro de Inspección y Control (CICS), han sido por gusto. Ahora brinda como respuesta, como patente de corzo: “tengo licencia”. Esta carpintería particular, situada en 78 No. 4909 Apto. 2 e/ 49 y 51, Marianao, provoca vibraciones, ruidos, molestias por arrastres y caidas de objetos, estridencias, interferencias a las señales de radio y TV, olores, aserrín en forma de polvillo muy fino, etc, todo lo que ocasiona fuertes inconvenientes, principalmente en mi casa que soy el más afectado, pues me impide ver la televisión, descansar o disfrutar la estancia en la casa y, lo peor, sin solución aparente. Espero que con esta información brindada en la Mesa Redonda, puedan solucionarse este y otros problemas que afectan la tranquilidad ciudadana.

  • jorgitin dijo:

    Magnificas medidas que se tomaran ya se hace inrresistible hasta estar en tu casa acá en Cuba eso no se veia nunca, desde que tengo huso de razón y tengo 55 años,se ha perdido el respeto ajeno,la convivencia y las falta de respeto pululan cada día más,entre los escandalos,la música alta y los que venden PAN por las calles con esas voces inadecuadas acompañadas de los SILBATOS que te ponen los pelos de punta, para pregonar algo que se vende no hace falta gritar hasta en horas tardes de la noche o bien temprano,no puedes dormir ni ver los programas en la TELE ,a veces me pregunto que ha pasado en mi pais que se han perdido valores y el comportamiento en general se ha venido desvaneciendo de una foma veloz y acelerada…..

    Veremos si algo bueno pasa referente a este tema, el nivel cultural y la educación son importantes tambiém para el buen desarrollo de una sociedad…

    GRACIAS

  • Jose Martínez dijo:

    Muy buena la Mesa Redonda tratando está temática. Pero miren, soy realmente pesimista en que se logre solucionar todo el problema del ruido en nuestro país. Cada vez son más y más las fuentes de contaminación sonora en nuestras ciudades y a pesar de que se habla mucho del tema se queda todo ahí, en palabras. Solo a manera de ejemplo; las famosas Dianas, ¿por qué les pusieron un cláxon tan grande y estridente si solo van a circular en las ciudades?. Los choferes lo usan indiscriminadamente a cualquier hora del día, lo noche o la madrugada sin importarles nada. Anoche se confirmaba este pesimismo mío cuando se trasmitía la Mesa Redonda pues a esa misma hora frente a mi casa un policía motorizado estaba parqueado imponiendo multas y requiriendo a todo el que cometía alguna infracción del tránsito, sin embargo las Dianas pasaban pitando a todo pulmón por delante de él, incluso para saludarlo (¿o adularlo?) y nunca hubo un gesto de desagrabio, aunque fuera un gestico con la mano de desacuerdo con aquello. Me pregunto, si las autoridades que pueden ponerle freno a esto ni siquiera se inmutan con estas acciones, ¿quién lo va a hacer?. Esto mismo ya lo he planteado donde quiera que he podido, mi queja ha salido publicada en el periódico provincial y…¿a quién le ha importado?. ¿Qué chofer ha sido multado por usar el claxon por gusto?.
    Y esta situación se extiende a bicitaxis (claxon, bocinas, música a todo volumen en las madrugadas), máquinas particulares, camiones, etc.
    Repito, mientras las personas autorizadas a hacer cumplir las leyes no tomen interés, hagan cumplir lo establecido, se preocupen y ocupen con esta situación continuaré siendo pesimista.

  • ESH dijo:

    En la mesa se tocó el tema de un restaurant de Holguín; pero en esta ciudad ese es el menor de los males. Han reinaugurado un Cabaret al aire libre, le mal llamaron Centro Cultural Bariay y acostumbran a poner la música a niveles exhorbitantes ya casi cualquier día hasta las 2 am y hasta las 3 am (menos los lunes que cierran). Además de molestar a los vecinos donde se cuentan varias personas de la tercera edad, niños que estudian y los demás trabajadores que, como yo, nos levantamos a las 5 y 30 am para comenzar a prepararnos para la jornada laboral. Pero lo mas inquietante es la cercanía del Pedriático y un Hogar de Ancianos. Me he personado en el lugar, una vez incluso a las 2 am, pero cuando pregunté por la persona responsable los custodios lo localizaron, la persona no acudió a mi llamado y me dijeron que tenían permiso de poner música hasta las 3 am. Así que me gustaría que Randy recibiese este comentario a ver si nos ayuda a los vecinos de este lugar para resolver este problema. Gracias por adelantado.

  • Luis Raimund. dijo:

    Es importante prestar atención también a los medios de transportes, ocurre que existen muchos almendrones, otros autos y no decir de todo tipo de camión que tienen instalados bocinas o cornetas de un nivel de ruido incluso peligroso en la circulación de vehículos porque simple y llanamente sacan de paso a otros conductores o peatones en dadas circunstancias y que limitan las reacciones necesarias. al mismo tiempo los tipos de cornetas o bocinas están limitados a fines concretos y no por iniciativa propia. Junto a esto están los equipos de músicas que instalan de un volumen exorbitante en medios de transportes generalmente en autos.

  • Teresina dijo:

    Estoy muy de acuerdo con las medidas que se tomarán con los infractores. Me pregunto si dentro de las causas que provocan la contaminación sonora se encuentran los animales, fundamentalmente LOS PERROS, que ladran indiscriminadamente a cualquier hora sin que los dueños se den por enterados y que medidas se tomarán con esas personas para hagan cumplir con los que se establezca.
    Es un tema que afecta a toda la población igual que los equipos de música puestos al máximo de volumen sin importar el día, la hora ni laspersonas que viven a su alrededor.
    Espero que se hagan cumplir las leyes.
    Saludos

  • Mary dijo:

    Y para celebrar lo dicho en la Mesa Redonda a las 00:00 h de hoy mis vecinos pusieron música a todo lo que el ¿control? de volumen de su equipo le permitía. Para erradicar la contaminación sonora en Cuba, tanto como para rescatar y hacer sostenible la disciplina social hace falta rigor, firmeza y sistematicidad en la aplicación de las medidas. No basta con apelar a la conciencia, hacer planes y documentos normativos.

  • Ramón dijo:

    No pude ver el programa pero salí a buscar la información resultante y comento ahora al respecto.
    Muy buen paso y voluntad política, la mayor complejidad está en su cumplimiento y en especial en La Habana. Una colega que trabajaba en Camagüey me dijo una vez: ” las leyes se elaboran en La Habana y se cumplen en provincia” , queriendo decir con ello que en La Habana era otra cosa, y en eso tiene razón pues he tenido oportunidad por mi trabajo de salir a provincia.

    En la lista de organismos invitados debío estar la Policia Nacional quién le corresponde en su control territorial del orden actuar por oficio y no por denuncia.

    Vivo en La Habana, en el centro y considero este tema para analizarlo en 10 Mesas Redondas, la acción directa de la policia en cuestiones de orden público son elementales, les toca de oficio, por citar solo un ejemplo he visto pasar por el parque de la Fraternidad un policia de recorrido en su bicicleta y pasar por un grupo de bicitaxis y al lado de ellos un cartel de prohibición para estar en ese lugar y el policia no llamar la atención, y de que decir del ruido eso solo con pasar en su ronda y responsabilidad de un territorio le toca, un ciudadano no tiene que estar a expensa de un conflicto personal por asumir lo que le toca a otro que además está envestido de la autoridad para hacerlo, entonces yo veo en ellos los principales instrumentos del orden público, amén de existir otras campañas de educación popular. Ese que pone la música alta o genera ruido en su centro de trabajo lo hace en su casa es un “asere” y son los “aseres” los que más molestan y son los que menos espacio van dejando a las personas decentes que nos vamos sintiendo “anormales” dentro de la jungla que se ha vuelto La Habana cada vez más ruralizada, otro tema para 10 Mesas Redondas.

    Otro ejemplo, Visito una comunidad de trásito en la calle Amistad en Centro Habana y eso es un “oeste” y le toca a la Dirección de Albergue de la Dirección de la Vivienda poner el orden y la medida punitiva, pero nada no actúan por oficio.

    En resumen el mayor impacto del ruido lo recibo de “mis vecinos” del guaguero que en su ruta 27 va “sonando” la bocina con una cantidad de decibeles por encima del umbral de permisidad humana y de la cual se siente orgulloso pues es el resultado de su gran talendo al adaptar en su vehículo algo perteneciente y diseñado para una locomotora.

  • FranciscoB dijo:

    Estoy de acuerdo con Ismael , hace falta que el gobierno, gobierne e imponga respeto por sus normas. Nuestas organizaciones de masas y políticas son un apoyo que otros países no tienen, pero el orden y el respeto en esos lugares se imponen con multas que nadie quiere que le pongan por su alto costo y no hay charlas detrás de eso. Lo que ha pasado hasta ahora es que hay muchas apelaciones y pocas multas y otras medidas o multas benévolas que no se corresponden con el poder adquisitivo de los violadores, y así hemos llegado hasta aquí donde cualquiera, privados y estatales hacen caso omiso de nuestras leyes.

  • Ismael dijo:

    Saludos nuevamente: como dije antes, los problemas de disciplina social hay que enfrentarlos de forma integral y no de forma aislada.
    En el caso del ruido, por ejemplo, usted llama a la PNR para hacer una denuncia, pero solamente queda como competencia de este organismo. Si quiere denunciarlo ante la Dirección de Supervisión y Control (DISC) -anteriormente equivoqué el nombre y las siglas-, entonces llama al teléfono correspondiente y luego de explicar la situación le remiten a que comunique el problema al teléfono de su territorio sin tomar nota; y así sucesivamente tiene que llamar a cada organismo, lo que implica que hay que buscar contactos, perder tiempo etc, cuando lo correcto sería que, al comunicar a un organismo, este se encargara de comunicar al resto de los implicados para enfrentar, de conjunto, los problemas y solucionarlos. Para ello, hay que lograr un enfoque de sistema, como el que se logra, por ejemplo, cuando hay una epidemia, que todos los organismos trabajan en una misma dirección de forma integral. Sería un propósito, que brindaría muchos beneficios, crear un sistema integrado que facilite al ciudadano y a los organismos implicados gestionar las denuncias y dar seguimiento a las soluciones.
    Sobre otras indisciplinas, coincido con los demás en el incremento de la impunidad y de la magnitud de las indisciplinas. Por ejemplo, durante el estudio geoambiental realizado en Marianao -que tuve la oportunidad de dirigir en 2002-, idenfiticamos lo que llamamos “línea de la salud”, que comienza en el Hospital “Finlay”, e incluye las instalaciones de salud situadas sobre -o muy cerca- de la Ave 31, hasta el Hospital “Pando Ferrer”. Es increíble cómo en cualquier momento del día los vehículos circulan por esta avenida, con sus cornetas como en carnavales y, como acota uno de los comentaristas, en ocasiones “saludando” a quienes deben exigir el cumplimiento de la ley. Aprovecho e incluyo el peligroso incremento de choferes de ómnibus atendiendo su celular mientras manejan; niños cobrando el pasaje y choferes rodeados de amigotes en conversaciones de “bares”, con la música extremadamente alta que les impide prestar la atención adecuada, o rodeados de hermosas muchachas, en ocasiones encimadas al que maneja… y lo peor, con la complicidad de uniformados que disimulan no percartarse de los problemas…

  • María Elena dijo:

    Es importante que tomen medidas pero que las cumplan de verdad porque yo tengo unos vecinos que llegan de una fiesta y siguen en su casa con un equipo de musica a todo volumen hasta el amanecer sin importarle nada y hay personas que trabajan y ellos no consideran yo he hablado con ellos por favor bajen la musica por lo menos y me han contestado está es mi casa.
    Hoy no hay respeto por nada yo he ido a ver el jefe de sector y no han tomado medidas ni siquiera lo han requerido por esto.

  • Johanna dijo:

    Hace ya casi un mes, en el edificio de al lado del mio, ponen musica y bastante alta, en ocasiones desde horas de la tarde hasta las 12 de la noche, y me es imposible estudiar porque se escucha muy alto, el miercoles en la noche mi paciencia no dio para mas y llame al 106 (policia) a las 10pm, y llegaron a las 11:40pm estando a solo una parada de la casa, si, quitaron la musica, pero comenzaron a gritar, yo no se que fue peor. Entonces, no hay conciencia ni respeto por nada, y las personas como yo que llaman a la policia creyendo que el problema se resolvera, tienen una gran desepcion al respecto.

  • Mariana García dijo:

    Vi el programa de ayer jueves 18 de noviembre, muy bueno, pero es una pena que no me haya enteredado antes pare escrubirles.

    Estoy muy de acuerdo con que se ponga orden y si de poner orden se trata pregunto:

    ¿Qué vamos a hacer con los dueños de los perros que no paran de ladrar tanto de día como de madrugada?

    Hay un edificio en la calle 8 entre 5ta y 3ra, Miramar, Playa, que su dueña deja a los perros solos durante días y días y los perros no paran de ladrar, esto debe de ser penado por 2 causas:
    1. Abandono de los perros.
    2. Súper contaminación sonora que supera los decibeles permitidos.

    Se ha hablado con la dueña y no hace el más mínimo caso.

    Por favor, necesitamos muy urgentemente que sobre la mesa se ponga este tema de los ladridos de los perros y que le pongan fuertes multas a sus dueños, porque no es este el único edificio que pasa eso, es en muchos edificos y casas que los perros no dejan dormir y los bebés duermen de día y los enfermos duermen de día y, por lo general, todos dormimos de noche y la mayoría de los perros no paran de ladrar y ladrar.

  • El Ciudadano dijo:

    Saludos, muy importante este tema para nuestra sociedad pero no solo son los las actividades sonoras de los cuentapropistas es de nuestra poblacion en general que desconoce lo legislado al respecto y que se ha perdido el respeto a lo regulado al respecto porque nadie controla los desiveles (niveles de ruido) que se emiten en nuestras calles, a nadie le dictan una advertencia ni multa por afectar a las personas y edificaciones que tambien se ven afectadas con las ondas sonoras.
    La pregunta es quien es el responsable de imponer el orden en eses sentido y porque se ha dejedo de educar civicamente a la sociedad en general.

  • Ileana dijo:

    El pregonero tuvo su auge al final del siglo XIX y comienzos del siglo XX, para ir desapareciendo de las ciudades paulatinamente con el tamaño de los edificios, y la aparición de otros sistemas de comunicación, los vendedores ambulantes que son cuentapropistas usan mucho este sistema en el siglo XXI en Cuba, pero si al menos pasaran de largo sería una molestia momentánea, pero resulta que se estacionan en un punto y ay de Ud. si su ventana queda cerca, igual los bici taxis que se estacionan en un lugar en espera de pasaje con su reggaetón y las personas que colocan sus equipos de sonido en azoteas y aceras o el vecino que escoge la música que Ud. está obligado a escuchar, o los noctámbulos ebrios que se apoderan de los lugares en la madrugada, o los que convierten su casa en un estadio cuando hay deportes, los gritos en los ómnibus, las conversaciones de los acompañantes en las salas de hospital, los equipos de audio de los vendedores de CD, las actividades estatales en espacios comunes que perturban el descanso, en fin hay mucho que hacer en el plano educativo, pero sin dudas la PNR tiene que garantizar la tranquilidad ciudadana, no hacen falta más leyes si ni siquiera cumplimos las que existen, lo que hace falta es voluntad de resolver el problema con todos y para el bien de todos.

  • MCS dijo:

    Esto es problema semejante al del pan, que en decenas de años es incomible y con lo que se ha gastado en tiempo, salario de los críticos, papeles, reuniones,etc. etc, se podía haber importado y evitar que se robaran los ingredientes , fabricaran extra con la misma materia prima a fin de vender por el costado, poco interés de fabricarlos según las normas, etc. y el Pueblo sería feliz. porque además de la calidad se sentiría respetado, como señalara el Ché.
    Semejante porque lo único que se ha conseguido con tanto hablar ,sin actuar, de este asunto que una vez más trata La Mesa Redonda es que el gato no haga ruido porque nadie le ha puesto el cascabel.
    Un ejemplo de el estímulo a la contaminación ambiental y no aparece su control por ningún lugar es el cuentapropista que vocea por la calle su producto, adquirido legal o ilegal y sin el sudor de su frente, sin tener en consideración la hora del día y si hay enfermo, niño recién nacido , un médico que duerme después de guardia o trabajador nocturno descansando, anciano en reposo, o personas trabajando con el cerebro. Y algo más, no importa si los potenciales clientes están o no interesados en comprar. Es una práctica que hay que aceptar en pos del sacrosanto cuentapropismo.
    Acaso eso no es un abuso ambiental.

  • Carlos Casasayas dijo:

    He sido unas de las personas que más me he buscado problemas aquí en Jiguaní por enfrentar abiertamente el problema de la contaminación sonora acarreado por la combinación del desarrollo de la tecnología, la mediocridad y los estereotipos culturales a instancia de la cultura para las masas incurren en ello otros factores, pero este no es el tema.
    Me alegra mucho cuando escucho hablar a favor del orden y los buenos modales, el respecto y la moral cívica como una necesidad frente a estos nuevos fenómenos; ahora vale también señalar si es totalmente cierto que estos parámetros se están cumpliendo dado que aquí en Jiguaní no lo veo por ninguna parte, en la Casa municipal de Cultura se celebran fiestas de quine donde incluso se consume gran cantidad de bebidas alcoholas donde participan niños jóvenes y demás todo al compás del ensordecedor fondo musical basado en el gusto asumido por la juventud que no supera la sonoridad del Reguetón; asimismo tenemos una cervecería justo al lado de nuestra Iglesia Católica que es una afrenta a la cultura de nuestra localidad dado que allí tenemos los altavoces siempre amenizando las borracheras tumultuaria como única vía para el disfrute.
    He señalado estos elementos dado que básicamente todas las instituciones que rodean el parque utilizan los altavoces con altos decibeles para sus propagandas y qué decir de los llamados bici-taxis (con tres ruedas) que son una especie de discotecas ambulantes, así como los autos, tractores, tativanas etc.
    En sí, ¿esto tiene que ver acaso con la idiosincrasia del cubano?
    Definitivamente no, el cubano es alegre pero jamás abusador, y mucho menos inhumano.
    Saludos

  • Olga dijo:

    En casa vimos, como todos los días, la Mesa Redonda, pero este tema nos llega muy de cerca, como algunos de otros problemas sociales de nuestro país. Como simples ciudadanos no tenemos formas de eliminar estos males. Nosotros vivimos acorralados con la música altisima de determinados vecinos. Ya casi no podemos ni asomarnos al balcón, pero no hace falta porque la música el día entero nos vuelve locos. ¡¡¡Y mira que a nosotros nos gustala música!!! Hacen falta medidas extremas, severas, que erradiquen por todos los medios esta situación. Vivimos en la calle Bernaza, entre Obra Pía y Lamparilla. ¡Esto es horrible! ¡¡¡POR FAVOR ACOMETAN LAS MEDIDAS YA!!! PERO QUE SEAN SEVERAS. Somos jubilados revolucionarios, entregados toda la vida a esta causa, seguimos trabajando por conciencia y porque creemos que debemos dar nuestra experiencia a los que la necesiten, pero, a veces cuando estamos trabajando con las maestrantes, con las estudiantes que necesitan nuestras observaciones, casi no podemos conversar sobre ello. ¡¡¡ ESTO ES UN GRAVE PROBLEMA!!!! Por favor ayúdennos!!!!!

  • Ileana dijo:

    En la mitología griega la hidra era un monstruo acuático despiadado, con forma de serpiente policéfala y aliento venenoso, que custodiaba la entrada al inframundo que se escondía bajo las aguas del lago de Lerna. Uno de los doce trabajos de Hércules consistió en acabar con esa alimaña, que tenía un truco: por cada cabeza que se le cortaba, le crecían dos. Cuando Hércules llegó a la laguna de Lerna, disparó sus flechas para obligarla a salir del agua. Cuando la Hidra salió del agua Hércules le aplastó la cabeza con una maza, pero por cada cabeza que Hércules cortaba a esta le salían otras dos. Como la lucha se volvía interminable Hércules tuvo una idea . Fue quemando las cabezas una por una, impidiendo que se desarrollaran. Cuando a la hidra le quedó solo una cabeza, Hércules la cercenó y luego la cortó en muchos pedazos que luego enterró.
    La contaminación sonora en Cuba parece ser una hidra de 7 cabezas como la de la mitología, aparecerán dificultades inventadas, obstáculos imposibles de resolver, destinados a poner en aprietos las soluciones, habrá quejas por todas partes. A la hora de investigar, pasarán semanas, tal vez meses, esperando así, tendremos nuevos enemigos, listos a seguir creándonos obstáculos. Ellos o sus relevos, si es que sustituyen a los culpables, volverán a la carga, generando valladares difíciles de franquear, esperando doblegar los justos reclamos. Será una auténtica querella bizantina, pero contamos con Hércules en la figura del estado, muchas salud para el Dr. Machado Ventura.

  • Roberto dijo:

    El primer incumplidor de este tema de la contaminación ambiental es precisamente aquel que promulga las leyes e intenta combatirlo: El estado. Si no preguntele a los vecinos que colindan con el Parque Trillo para que vean, las bocinas a pululu, con toda la música habida y por haber. Entonces que moral podemos tener sin el propio estado es el que se preste para violentar todo lo legislado sobre esta material En el Parque de Trillo cada vez que quieren montan 4 o 5 bocinas y ya tu sabes, irrespeto total. Y que decir los fines de año con las orquetas en todas las plazas, entonces de que moral estamos hablando, de que vale esta Mesa Redonda. Reflexionen un momento de esto que les estoy expresando y que verán que estamos nadando en tierra.

Haga un comentario.

Deje su comentario. Usted también puede subscribirse a estos comentarios vía RSS.



Optimizado para Firefox. Requiere resolución 1024 x 768 o superior.